uso del acero

El uso del acero y su impacto en el mundo

Por: Mou D. Khamlichi
Actualizado el 17 de abril de 2021
Si te gusta este post, compártelo con tu amigos

La humanidad, a lo largo de la historia, ha desarrollado numerosos avances científicos, uno de los más importantes es el acero. El uso del acero ha sido de extrema ventaja para el progreso geopolítico de varias naciones. Esto se debe a que su influencia no se limita a un área exclusivamente. El acero ha sido de gran importancia para usos armamentistas, arquitectónicos, domésticos, entre otros.

Creado en épocas antiguas, este producto de la unión o aleación entre el hierro y el carbono no es fácil de producir. Tuvieron que perfeccionarse varios procesos antes de que este fuese accesible a las masas, cambiando radicalmente al mundo Es por esto que su historia debe ser conocida. El acero no es un simple metal, es el soporte de la época moderna.

Conceptualizando el uso del acero

Como ya mencionamos, el acero no es fácil de crear, siendo el producto de un proceso llamado aleación. Nunca podrás entender algo relacionado con el uso del acero sin antes entender sus conceptos más básicos. En este caso, primero tienes que conocer más sobre su proceso de creación.

Para crear acero, es necesario iniciar la aleación. Este es un proceso mediante el cual se mezcla un tipo de metal con algún elemento para incrementar sus atributos bases. Esta operación, que requiere generalmente de temperaturas altas para derretir los metales, se practica desde hace muchísimos años.

Sin embargo, aunque la aleación ayudó con la creación de varios metales, el acero tardó en masificarse. Esto se debe a un simple hecho: para crear acero, se debe derretir hierro y mezclarlo con carbono. El nivel de cuidado que esto requiere es increíble. Por ejemplo, el hacer esto en espacios abiertos puede llevar a que el hierro interactúe con el oxígeno, generando oxidación.

Para que el uso del acero tuviese popularidad, tendrían que pasar varios siglos. Este manejo de altas temperaturas, maquinarias complejas y largos tiempos no facilitaban su desarrollo. Esto deja el interrogante: ¿Para qué se usaba el acero anteriormente?

La historia del uso del acero

A pesar de que hoy en día se ha globalizado, el uso del acero apareció esporádicamente a través de las páginas de nuestra historia. Si bien no existe una fecha o lugar claro para su primera aparición, existen trazos dejados por civilizaciones antiguas que sirven de bosquejo.

Orígenes tempranos

Previo a la aparición del acero en el escenario, los metales se fundían en hornos o ferrerías al aire libre. Actualmente no existe información específica sobre el origen de estos procesos.

Algunos autores sospechan que los asaltos a rutas de exportación del cobre obligaron a los imperios a buscar nuevos recursos que producir. Sin duda alguna, el poder producir hierro y otros tipos de metales fue lo que les dio ventajas armamentistas a los imperios más grandes del mundo.

Varios siglos después (alrededor del año 200 d. C.), se verificaría la aparición del acero en la India. Mediante el uso de hornos a base de aire, India y Sri Lanka se convirtieron en el foco prominente para el uso del acero en Asia.

A pesar de esto, existen distintas fuentes para los orígenes del acero. Se dice, por ejemplo, que China no sólo comenzó a producir acero alrededor de las mismas épocas, sino que incluso lo produjo antes de convertirse en un imperio. Esto efectivamente podría demostrar que el acero antecede al nacimiento de Cristo, pero se necesitaría de más evidencia para comprobar la teoría.

El surgimiento del acero de crisol

El uso del acero se revolucionó en la ciudad de Damasco, alrededor del año 900 d. C. Conocido como la técnica del crisol, estos aceros se producían en vasijas construidas especialmente para fundir metal a altas temperaturas y protegerlos de impurezas ambientales.

Usando un tipo de acero conocido como el arrabio de base, el acero de crisol se volvió fundamental en la edad media. A pesar de la calidad del acero de Damasco, su producción era bastante cara, dejando su rol limitado a espadas y otros tipos de armas. Aun así, su impacto fue global, ya que hoy en día se le atribuyen cualidades míticas a este tipo de acero.

La producción a base de crisol continuaría sin freno, dejando rastros en países como la India, Irán e Irak. Las largas horas de trabajo y la falta de recursos obligaron a los forjadores potenciales a enfocarse más en refinar sus artefactos en lugar de perfeccionar la técnica para producirlos.

Aunque el acero tiene efectivamente un rol importante en el surgimiento de poderosas dinastías, su verdadero valor es un tanto más moderno. Su aparición relevante en el mercado no se vería en Asia ni en el medio oriente, sino en el continente europeo.

El uso del acero en Europa

Alrededor del siglo XVII, el uso del acero comenzó a popularizarse. Ya en el pasado se había demostrado que las personas buscaban perfeccionar los procesos metalúrgicos, aunque no se entendía cómo.

Los avances que trajo la revolución industrial en conjunto con los nuevos conocimientos químicos dieron pie a nuevas técnicas para forjar acero. Primero que todo, Europa vio nuevas técnicas mediante el uso del vapor y hornos altos donde se pudiesen fundir mejor los componentes.

El calor elevado que proveía la maquinaria moderna fue un inicio a lo que sería la producción en masa del acero. Nombres como los de Henry Cort y William Murdock serían los responsables de investigar metodologías más refinadas inicialmente.

Estos industrialistas e ingenieros comenzaron a difundir la idea de sellar los tubos para transportar el calor, similar a los oleoductos de hoy en día. Lo novedoso de esta técnica dio pie a que surgiese el «verdadero» nacimiento del acero.

La técnica Bessemer

Codificado como el inicio de este ciclo, el proceso de sir Henry Bessemer es responsable por globalizar el uso del acero tal como se conoce hoy en día. Este inventor inglés introdujo en el año 1856 la metodología exacta para hacer que la producción del acero fuese rápida, exacta y de bajo costo.

En cuanto al método como tal, este se caracterizó por estos elementos:

  • La remoción de impurezas en el metal mediante el óxido.
  • La temperatura elevada para mantener el hierro derretido.

Inspirado por un deseo de refinar la fabricación de armas, Bessemer creó un mecanismo que soplase aire a través del arrabio derretido para generar óxido. Este proceso, siendo rápido y replicable, aseguraba que toda compañía metalúrgica pudiese producir acero en grandes cantidades.

Nombres como el de Bessemer cambiaron la economía, ya que sus procesos tardaban apenas veinte minutos en completarse. Esta alta demanda y oferta del acero permitió que otros inventores como Carl Siemens refinasen las técnicas para su beneficio personal.

Los hornos abiertos

Aunque la técnica provista por Sir Henry Bessemer fue bastante efectiva, no era perfecta. Esto se debía al simple hecho de que su corto período de calentamiento no daba pie para realizar otros tipos de modificaciones. Por ejemplo, el controlar de manera más precisa el proceso podría permitir la producción de aceros de mayor calidad.

Tanto Carl Siemens como Pierre-Emile Martin fueron los creadores de los hornos abiertos, perfeccionando el uso del acero. Estos inventores buscaron maneras de reciclar el aire usado en la técnica de Bessemer para incrementar la temperatura y a su vez controlarla.

Debido a que el proceso toma aproximadamente ocho horas, esto significa que no sólo el proceso tardaría muchísimo más, sino que también se podía detener en cualquier momento.

Por lo tanto, aunque esto incrementó los niveles de calidad en el proceso de producción, nunca reemplazó al método de Bessemer. Hoy en día, son considerados complementos de cada uno.

Carnegie y Morgan: gigantes del acero

Aunque el nombre de J.P. Morgan es conocido en círculos sociales, no muchos saben que su nombre está relacionado con el de su antecesor, Andrew  Carnegie. En este caso, ambos resultaron ser los progenitores de la llamada «era del acero«.

Carnegie, por su parte, es reconocido por implementar las técnicas anteriormente descritas para que el uso del acero se convirtiese en un negocio con impacto. Este industrial comenzó con la compra de los recursos, campos y personal necesarios para conquistar el mercado. Esto llevó a la construcción de obras importantes alrededor de Estados Unidos, tales como el puente de Brooklyn.

Durante su vida entera, Andrew Carnegie se aseguraría de modernizar las grandes ciudades que son conocidas por todos en la palestra cultural. Justo antes de retirarse, vendió su negocio a J.P. Morgan, cuya influencia en el mundo industrial aseguró el legado de estos gigantes. Hoy en día, ciudades como Chicago y Nueva York muestran los frutos de esta labor.

Como consecuencia de los esfuerzos de estos empresarios, el siglo XX inició con grandes avances en el uso del acero. Aunque la globalización afectó diversas áreas como la construcción de ciudades, es fácil ver el mayor avance con respecto a la carrera armamentista.

Estructuras de acero

El proceso de la acería de oxígeno básico

Aunque seguramente quieras conocer todas las modalidades que el uso del acero ha tenido a lo largo de los años, todavía queda entender un aspecto más de su historia. Refinando el proceso de Bessemer, este nuevo método se popularizó en los sesenta para cumplir con la necesidad emergente de productos a base de acero.

La acería de oxígeno básico se produce de la siguiente manera:

  • Se debe verter metal caliente en un contenedor especial.
  • Una lanza es introducida en el contenedor para suministrar oxígeno a velocidades supersónicas. Esto reduce las impurezas.
  • El oxígeno sobre el metal produce monóxido y dióxido de carbono, creando así temperaturas altísimas.
  • Se vierte el contenido fundido, para agregar materiales adicionales por medio de la aleación.

Aunque este proceso ha perdurado a lo largo del tiempo, han existido alternativas en cooperación con este. Las más predominantes usan arcos eléctricos para crear calor rápidamente. Sin embargo, el proceso de usar oxígeno ha resultado ser el más rápido y eficiente hasta ahora.

Aunque el uso del acero sigue siendo actualmente la esencia de gran parte de la sociedad, su rol ha cambiado drásticamente en el siglo actual. Como podrás ver, los vientos del cambio traen oportunidades y riesgos para el futuro de este producto.

El acero en el siglo XXI

La acería de oxígeno básico se ha masificado globalmente, permitiendo su incorporación en industrias de producción rápida. De esta misma forma, la privatización de varias compañías nacionales ha logrado que el uso del acero sea más lucrativo que antes. Esto sucede por no estar sujetos exclusivamente a la producción nacional.

Lo anterior no quiere decir que no existan problemas o retos. Las nuevas medidas ambientales, creadas por la concientización sobre la capa de ozono, han llevado a que muchas compañías tengan que reducir sus emisiones de carbono. Al igual que en el pasado, muchos ingenieros buscan encontrar nuevos métodos y soluciones que afronten este reto.

Incluso con las nuevas restricciones, el uso del acero continúa creciendo. Representa el elemento principal en la ingeniería, y actualmente contribuye a la expansión de ciudades, así como tecnologías enfocadas en energía renovable. Muchas personas afirman por esto que el futuro del mundo incluye al acero en su mirada.

Sin embargo, es importante notar los nuevos materiales que han surgido. La fibra de carbono, por ejemplo, es un material con bastante durabilidad y funcionalidad que ha captado la atención del mundo en las últimas décadas. Con el tiempo, podría incluso sobrepasar al acero: los resultados están por verse.

Los distintos tipos de acero y sus propiedades

Ahora que conoces la cronología sobre el uso del acero y su evolución a través de los años, puedes comenzar a entender sus distintas formas. El acero se produce en grandes cantidades, así que lo lógico sería asumir que tiene distintas presentaciones con base en su calidad y propiedad.

Primero que todo, es vital entender los conceptos claves que definen las clasificaciones. Sin el uso del carbono, el hierro sería débil, por ejemplo. De la misma manera, el calor afecta también el tipo de acero. Si lees con detenimiento, comprenderás que las clasificaciones del acero están basadas en propiedades muy sencillas.

1.   Acero al carbono

El carbono, como ya se mencionó, afecta las propiedades del acero. El hierro, en su forma más básica, carece de la durabilidad característica del acero. Mediante la aleación con el carbono, este puede alcanzar un equilibrio entre ambos elementos, creando un acero fuerte.

Ahora bien, lo que se conoce como acero al carbono es la forma más común de los aceros producidos en el mundo. Su altísima durabilidad lo hace bastante versátil para la construcción de productos destinados a uso común. De acuerdo con su nivel de carbono, estos aceros se clasifican como:

  • Acero con un alto porcentaje de carbono (1.5% aproximadamente). Usado para bienes como líneas de rieles y construcciones complejas.
  • Acero con un mediano porcentaje de carbono (0.6% aproximadamente). Usado generalmente para aspectos estructurales  o piezas de automóviles.
  • Acero con un bajo porcentaje de carbono (0.3% aproximadamente). Usado en la construcción de utensilios pequeños, como por ejemplos los cuchillos de cocina.

Generalmente, este es el tipo de acero más solicitado, constituyendo un 90% de las importaciones de acero a nivel mundial. Sin embargo, un acero que consiste principalmente de carbono no puede satisfacer todas las necesidades del mercado. Es aquí donde entran las otras clasificaciones.

2.   Acero aleado

Este tipo de acero entra en juego para suplir las faltas del carbono en casos más específicos. Generalmente hablando, el acero aleado es aquel que se produce al mezclar el hierro con algún otro material además del carbono. Estos materiales pueden ser el níquel, el silicio o el cromo. Evidentemente, cada uno de estos elementos puede variar y ningún acero aleado será idéntico al anterior.

En sentido amplio, el proceso de la aleación ofrece alteraciones mecánicas al acero. Es decir, añade una cualidad física adicional. En cuanto a las cualidades específicas que proveen estas mezclas, se encuentran los siguientes atributos mecánicos:

  • Mayor fuerza
  • Resistencia a la presión física
  • Absorción de energía
  • Mayor resistencia al uso

Estos atributos dependerán del elemento añadido. Por ejemplo, el níquel ayuda a absorber la energía física. Tomando esto en cuenta, se debe saber que algunos elementos generan toxicidad, y por esto siempre se trabaja con ellos en cantidades pequeñas.

Siendo más vulnerables al efecto de la corrosión (aunque este no siempre es el caso), el precio del acero aleado es mucho menos costoso. Aun así, el uso del acero aleado es bastante apreciado en varios sectores. El uso principal que este tipo de acero ve es para proyectos mecánicos automovilísticos y en la aviación.

2.5.       Acero de baja aleación de alta resistencia

Derivados de la clasificación anterior, este tipo de acero fue creado para satisfacer necesidades mecánicas. Tal como se describió anteriormente, la utilización de distintos materiales genera efectos variados. Aquí lo esencial es realizar alteraciones que afecten la composición del acero de manera muy específica.

La S.A.E. (La Sociedad de Ingenieros de Automoción), ha creado clasificaciones extensas para este tipo de acero. Debido a que tienen alta resistencia, estos aceros son usados para necesidades más exóticas. Ejemplos de esto se refieren a aeronaves de gran importancia, o proyectos con necesidades extremadamente detalladas.

3.   Acero para herramientas

La lógica indica el porqué de que este tipo de acero se llame así. Efectivamente, sus usos son orientados hacia la fabricación de herramientas mecánicas. Estas pueden ser llaves, martillos y otros utensilios que se vean beneficiados de las cualidades de este acero.

Debido a que las herramientas que se fabrican con este acero son variadas, la S.A.E. ha desarrollado clasificaciones adicionales para estos:

  • Aceros de temple al agua. Son de bajo costo, sirven para herramientas promedio debido a su resistencia.
  • Aceros resistentes al choque.  Altos en níquel. Usados en trabajos de alto impacto.
  • Aceros de temple al aire. Sirven para crear moldes debido a su resistencia al calor.
  • Aceros que son altos en niveles de cromo. No resisten tanto al calor, sirven para herramientas de corte.
  • Aceros  de alta velocidad. Usados en máquinas o herramientas como los taladros industriales.
  • Aceros para usos especiales. Creados para aglomerar ciertas características de los grupos anteriores.

En resumen, estas clases de aceros son de especial importancia para el desarrollo de herramientas que ayudan a manipular objetos. Irónicamente, son de bastante ayuda para forjar otros tipos de acero.

4.   Acero inoxidable

El acero más conocido de todos se encuentra cubierto con una lámina de cromo que le brinda sus propiedades distintivas. Para alcanzar este resultado, el nivel de cromo presente ha de ser mayor al 10.5%.

Si este tipo de acero es mezclado con nitrógeno, puede ser resistente a la corrosión. Existen varias clases de acero inoxidable: el acero ferrítico, austenítico o incluso dúplex. Dependiendo del elemento que contenga, será más o menos resistente a ciertos cambios. Esto se asocia con los principios de la aleación descritos en el punto dos, por ejemplo.

El uso del acero inoxidable es variado, ya que va más allá de la cocina. Este puede ser modificado para material quirúrgico, armamentista, arquitectura, etc.

uso domestico del acero

El uso del acero y sus aplicaciones

La historia, clasificaciones y propiedades descritas anteriormente demuestran una cosa: el uso del acero es bastante versátil, sobre todo, hoy en día. Como ya debes saber, los consumidores usan el acero al carbono predominantemente, pero eso no significa que sus aplicaciones sean pocas. Si sigues leyendo, podrás descubrir todas las funciones que el acero cubre en el presente.

Habiéndose producido un total de 1,869 millones de toneladas a nivel global en el año pasado, es fácil entender los distintos niveles de influencia que tiene. Primero, verás algunas aplicaciones modernas del acero, seguido de ejemplos claves en el desarrollo de este.

Actualmente, el país con mayor producción de acero en el mundo es China, seguido de cerca por los Estados Unidos y Japón. La privatización, popularizada a finales del siglo pasado, se ha acoplado bastante bien con políticas públicas para comercializar al acero. Algunos de sus usos más relevantes son los siguientes.

El acero en tiempos de guerra

Se sobreentiende que el uso del acero es primordial para el combate. Esto ha sido verdad desde siempre, como puedes comprobar al leer sobre el uso del acero de Damasco. Sin embargo, con el adviento del siglo XX y la comercialización del acero, los países comenzaron a desarrollar sus armamentos mucho más rápido que antes.

Tanto la primera guerra mundial de 1914, como la segunda, vieron grandes avances militares gracias al acero. El uso de tanques reforzados con una armadura homogénea fue de gran ventaja para grupos alemanes. Efectivamente, el surgimiento de armas a base de acero y estrategias para perforarlo se convirtieron en la norma durante esta época.

Además de eso, ciudades construidas en tiempos de conflicto incorporaron acero en sus defensas. La ciudad de Magnitogorsk, Rusia, fue diseñada no sólo para ser fácil de defender, sino para proveer de armamento al ejército soviético. Al encontrarse en la cercanía de varias minas de acero, esto fue muy fácil.

Actualmente, países como Estados Unidos utilizan metal en grandes toneladas para el fortalecimiento de la defensa nacional. En este sentido, el armamento se ha actualizado durante el último siglo, incluyendo ahora misiles, naves y buques de guerra y aviones especiales.

El uso del acero en bienes domésticos

Tras el final de la guerra, muchísimas industrias comenzaron a florecer. Debido a que la importación y exportación de productos era posible una vez más, esto trajo nuevas oportunidades para el uso del acero. La prosperidad que prometía la época de los años sesenta generó una gran inversión  en electrodomésticos, por ejemplo.

Uno de los elementos más esenciales para la vida humana ha sido la posibilidad de asentarse permanentemente en viviendas. Año tras año, se buscan maneras de mejorar el uso del acero para crear mejores productos domésticos. Estos pueden referirse a lavadoras, neveras, cocinas, etc.

bioreactores de acero inoxidable

Este mismo enfoque ha llevado a la creación de concejos especiales en la Unión Europea, con el objetivo de generar expansión económica. Reconociendo la importancia del acero, la Comunidad Europea de Acero y Carbón ha buscado promover el uso de este para mejorar los niveles de vida del ciudadano común.

Hoy en día, el acero influye en la vida doméstica de las personas sin que estas lo sepan. Desde usar acero inoxidable para neutralizar olores fuertes en utensilios de baño, hasta para crear contenedores de comida que la mantengan fresca. Esta industria comenzó su crecimiento hace más de cinco décadas, y es dudoso que se detenga.

Automóviles

Si la industria automotriz era poderosa durante el siglo XX, esto es el doble de cierto hoy en día. La prosperidad trajo consigo un renovado interés en trasladarse de un lugar a otro. Muchos empresarios, ya poderosos gracias sus inventos automovilísticos, enfocaron sus esfuerzos en crear vehículos fáciles de manejar y de precio asequible.

La versatilidad de las nuevas técnicas permitió a muchos constructores el poder crear láminas de acero delgadas, ideales para la construcción de carros. Hoy en día, los aceros de baja aleación de alta resistencia son usados para reducir el peso de los autos modernos. El acero se distribuye a lo largo del vehículo, generalmente de la siguiente manera:

  • Se usa aproximadamente un 40% en la estructura exterior. Esto puede referirse a las puertas, techos y paneles.
  • Un 23% es destinado hacia las partes internas del motor.
  • Para la suspensión, se usa un 12%.
  • Cualquier restante es destinado hacia los componentes menos esenciales. Entre ellos, se encuentran las palancas, repuestos y tableros.

En conjunto, el peso del acero utilizado suma 900 kg aproximadamente. Si se incluyen las nuevas regulaciones para reducir las emisiones de carbono en el proceso, este peso puede variar. Al igual que se descubren nuevas formas de crear acero, también se producen materiales más flexibles y livianos.

Se entiende que el uso del acero en la industria automotriz es sumamente eficiente. No sólo ofrece protección contra choques, sino que también permite la creación de vehículos reciclables, duraderos e innovadores. Si se mantiene este proceso evolutivo, los vehículos del futuro tendrán un menor costo e incluso serán más seguros en comparación.

Construcción

Siendo objeto de expansión económica, el uso del acero en construcción e infraestructura es obvio. Actualmente, sus propiedades proveen versatilidad, material flexible para construcción, en conjunto con oportunidades de reciclaje. Los usos más reconocidos del acero en construcciones son los siguientes:

  • Construcción de rascacielos: Mediante el uso de estructuras de acero, pueden llegar a tener una franja resistente.
  • Colaboración con el cemento: El acero se une bastante bien con el acero, generando resistencia que es óptima para la construcción de puentes.
  • Acero no orientado hacia la estructura: Muchas veces, el uso del acero resistente al calor sirve en la construcción de forjas y otras empresas.

El incorporar distintas aplicaciones para el acero ha llevado a que este se use en las bases de edificios residenciales, depósitos y otras estructuras. Con el paso del tiempo, estas mismas se han globalizado. Asia, por ejemplo, ha redoblado sus esfuerzos para ser el principal comerciante del acero en construcción.

Novedades actuales sobre el uso del acero

El uso del acero, actualmente, es una industria de la que dependen millones de personas. A pesar de haberse perfeccionado, siempre surgen nuevas formas de forjarlo para proveer a tan alta demanda. La consecuencia de esto es que ahora el mundo entero es potencialmente un mercado de esta aleación, con cada sector o zona mostrando un aspecto diferente.

La presencia de personas como Ken Iverson, por ejemplo, significan un gran cambio en cómo se percibe al acero. Usando tecnología más pequeña, la acería de oxígeno básico es cada vez más rápida. Si a estos procesos eficientes se les añaden bonos de productividad a los empleados, se puede observar cómo la forma de comerciar acero cambia radicalmente.

Los cambios más radicales se evidencian en los países que no sólo han copiado estas mismas técnicas. Estas modificaciones se observan en los países que han acoplado los avances de computación en su beneficio. Al reunir a varios conglomerados poderosos, el uso de estrategias de administración modernas ha dado muchísimo éxito a varios países.

De los avances o cambios más recientes, los que destacan por su eficiencia son:

1.   El uso del acero reciclable

El acero es uno de los materiales más reciclados del mundo.  Debido a los avances en la acería de oxígeno básico, hoy en día es posible modificar el acero desechado para que tome una nueva forma. Estos procesos no sólo son comercialmente viables, sino sostenibles a largo plazo.

Este concepto se basa en parte en los escritos de Max Kohnstamm, exsecretario general de la comunidad europea para el Acero y el carbón. Su concepto de sustentabilidad indicó que un crecimiento ilimitado era efectivamente imposible. Por lo tanto, se debían encontrar maneras efectivas para administrar los recursos actuales.

Ejemplos de estos abundan. La defensa nacional americana, por su parte, reúsa el acero doméstico para la construcción de sus misiles. Esto también se evidencia en tiempos de crisis: Una consecuencia de los ataques en World Trade Center  fue que el acero de este mismo fuese incorporado en buques de guerra.

La energía verde y el uso del acero van de la mano. Trabajando dentro de los márgenes impuestos por las restricciones, el acero de hoy en día es más fácil de hacer. A su vez, este contribuye a la construcción de maquinarias que proveen energía renovable.

2.   El uso del acero en Asia

Aprendiendo de sus contemporáneos y aprovechando sus propios beneficios, países como Japón y China han redefinido el uso del acero. Estos titanes, mediante la tecnología moderna y estrategias industriales, forman el otro elemento definitivo de la producción de acero en el siglo XXI.

Corea del Sur

POSCO es la industria más reconocida por producción de acero en Corea, a pesar de estar financiada por Japón en sus inicios. Esta ha producido más de nueve millones de toneladas de acero, exportando al resto del continente y suministrando materiales de construcción a nivel nacional.

Actualmente, POSCO realiza investigaciones para crear acero de manera más ambientalista. Para esto, ha creado un conglomerado con empresas de Brasil y elaborado técnicas que administren mejor el uso del calor.

India

El crecimiento gracias a alianzas comerciales no es algo novedoso, pero sí ha sido de gran provecho para la India. En el pasado, magnates como Lakshimi Mittal habían generado o soportado pérdidas al depender de empresas menores nacionalizadas. La privatización le permitió luego generar un conglomerado con Arcelor, naciendo así el mayor productor de acero en el mundo: ArcelorMittal.

El surgimiento de estos conglomerados ha alterado radicalmente la balanza de poder en cuanto a los productores de Acero. A pesar de todo esto, el país conocido como el dragón de acero sigue siendo el mayor productor, como se presenta a continuación.

China

La república de China se ha visto beneficiada por su producción de acero como ningún otro país. Tras las reformas de los años ochenta, el país comenzó a operar con el objetivo de siempre incentivar el intercambio comercial. Estas prácticas, generalmente centradas en la exportación de acero, convirtieron al país en su mayor productor para el año 2011.

Contando con más de 4000 compañías productoras de acero, China busca siempre mantenerse como una república autosuficiente. A pesar de las acusaciones de no respetar tratados internacionales con focos ambientalistas, esto no ha detenido en absoluto la producción masiva de acero.

Los avances de la industria China se centran en variedades automotrices, construcción y tecnología de precio bajo. Sin embargo, los esfuerzos recientes también han traído consigo novedades en la construcción de oleoductos y fábricas de gas.

Por último, es esencial mencionar una de sus estructuras más conocidas. Terminada a tiempo en el año 2008, el Estadio Nacional de Pequín consiste en 42 mil toneladas de acero. Esto lo convierte esencialmente en la estructura de acero más grande del mundo.

El uso del acero: su distribución

Anteriormente se mencionó que el acero había cambiado de manos, alterando radicalmente el poder que tenían los jugadores de antaño. Mientras que Europa disfrutó durante un siglo del monopolio de producción metalúrgica, China se convirtió en su sucesora en tan solo treinta años.

Aun así, el futuro no es tan sólido como el acero. Mientras que China fue en algún momento el responsable de un 70% de la producción del acero, hoy en día este porcentaje bajó a un 45.

Esto simplemente refleja que esta industria es bastante móvil, y sigue a quienes aprovechen mejor sus recursos. La globalización del acero demuestra que predecir un futuro resulta muy complejo.

La roca que sostiene al mundo

El uso del acero ha perdurado a través de los siglos. Este no sólo representa a los avances tecnológicos de las naciones, sino la capacidad inventiva que posee el hombre dispuesto a comprender su entorno. Desde las espadas de Damasco hasta las turbinas de aire, el acero forma parte de la sociedad moderna.

Es muy incierto asumir que el futuro necesitará del acero, por no decir arrogante. Sin embargo, si las naciones desean posicionarse como jugadores relevantes en la palestra mundial, deberán saber manejar el acero, con todo lo que eso conlleve.

Bibliografía:

http://www.packsys.com/blog/historia-del-acero/

https://www.britannica.com/biography/Andrew-Carnegie

www.steelsustainability.org/-/media/recycling-resources/steel-sustainable-material-building-construction.ashx


Si te gusta este post, compártelo con tu amigos
Mou D. Khamlichi

Mou D. Khamlichi

Autor

Contenido Relacionado

Más contenido creado por nuestros autores