Sueño

Todo lo que tienes que saber sobre el sueño

Por: Mou D. Khamlichi
Actualizado el 5 de julio de 2021
Si te gusta este post, compártelo con tu amigos

El sueño es un elemento fundamental para la buena salud y el adecuado funcionamiento de los diferentes órganos del cuerpo. En este periodo de tiempo los diferentes sistemas del organismo interno entran en sesión de descanso.  

Al tratarse de un proceso, para que el periodo de descanso sea verdaderamente significativo, debe cumplirse cada una de sus diferentes etapas y ciclos. A su vez, esto viene acompañado de otras condiciones que garantizan una adecuada recuperación y regeneración interna.

Por otra parte, el no cumplir con los periodos de tiempo de sueño recomendados y presentar dificultades para conciliar el mismo puede desencadenar otros problemas de salud. De igual forma, el abuso de algunas sustancias que contengan cafeína o nicotina puede bloquear información relevante para que los relojes internos envíen las señales adecuadas.

Es decir, envían falsas señales, manteniendo al organismo en sesiones prolongadas de vigilia. En consecuencia, se termina dando un desgaste notable que pueden llegar a derivar en otros padecimientos.

¿Qué es el sueño y cómo funciona?

Como se mencionó anteriormente el sueño es un periodo de tiempo de suma importancia para el descanso de múltiples organismos dentro del cuerpo humano. Dicho periodo se rige por diferentes mecanismos o relojes internos, que se encargan de captar señales del exterior para enviarlas al cerebro.

Estas señales, a su vez, indican si se trata de un periodo de vigilia o de sueño. El ruido del exterior, la luz natural y el reloj biológico de cada individuo son los principales responsables de indicar periodos de actividad. Por otra parte, entornos tranquilos, oscuros, cómodos y de seguridad, indican al cuerpo que es momento de descansar.

Mediante el uso de un encefalograma, se puede observar las diferencias entre ondas de cuando se está despierto o cuando se duerme. Estas, dejan en evidencia las diferentes actividades que realiza el sistema nervioso en un estado totalmente activo y en un estado de sueño o descanso.

 Estás, son esas actividades y lo que significan

  • Actividad tipo Alfa. Esta clase de actividad, es un ciclo o patrón, que se puede encontrar en personas en estados de relajación o de reposo.
  • Actividad tipo Beta. Este tipo de actividad son evidenciadas por ondas rápidas. Estas están presentes cuando el individuo se encuentra en un estado de alerta o de atención, es decir, cuando está despierto.
Sueño

Relojes internos

Anteriormente, se mencionaba la existencia de relojes internos cuya función principal es la de enviar las señales adecuadas en el momento preciso. Estos, funcionan de manera tal, que el individuo puede saber si es momento de descansar o por el contrario, es momento de estar atento.

Llevan el nombre de «relojes circadianos» y se podría afirmar que son una pieza clave dentro de todo el proceso del sueño y lo que conlleva. Esto debido a que sin ellos, el individuo mantendría un descontrol en diferentes procesos. Su ritmo, generalmente repetitivo, se conoce como ritmo circadiano y afecta a cada pequeña célula del cuerpo.

A su vez, estos relojes circadianos pueden verse afectados con el consumo de algunas sustancias como alcohol o estupefacientes, café, nicotina, entre otros. Esto puede repercutir en populares padecimientos como el insomnio y al mismo tiempo, en otras enfermedades orgánicas y psicológicas.

Otros de los factores que puede alterar el funcionamiento de los relojes circadianos son:

  • Luz artificial.
  • Largas jornadas de trabajo.
  • Ambientes ruidosos o activos.

El dormir, un impulso básico

De igual forma que para el ser humano es necesario y vital, comer, respirar o tomar agua, igual lo es el dormir. La regeneración de células, descanso de órganos y relajación del sistema nervioso, son algunos de los procesos importantes que suceden durante el sueño o descanso.

Al completar periodos de sueños completos, profundos y adecuados, los órganos se restablecen mientras que diferentes células se regeneran. Además, es un proceso fundamental en el crecimiento de los niños, ya que muchos procesos cognitivos se desarrollan al dormir.

Por otra parte, la pérdida de sueño o suspensión de sueño, puede alterar significativamente el funcionamiento de diversos mecanismos importantes. Puede verse comprometido el razonamiento para toma de decisiones, el sistema respiratorio, sistema inmune y otros más.

De igual forma, largos periodos de vigilia pueden dar como resultado insomnio, narcolepsia y, desencadenar otras enfermedades orgánicas y psicológicas. Por todo esto, es importante contar y asegurar, periodos de tiempo, ininterrumpidos y satisfactorios.

Fases del sueño

Al momento en que la persona logra conciliar el sueño se somete a dos diferentes fases. Estas son conocidas como fases MOR (Movimiento ocular rápido) y NMOR (Sin movimiento ocular rápido).

Este es un ciclo que ocurre y se repite aproximadamente de 4 a 6 veces por periodo de descanso entre 7-9 horas. Además, cada una de estas fases, está conformada por etapas que suceden durante el periodo de descanso.

Etapas MOR

Durante esta fase del sueño el individuo experimenta diferentes etapas que transcurrirán a lo largo del periodo de descanso y alternándose con fases NMOR. Su principal característica, es que la actividad cerebral en esta fase, es similar a cuando se está despierto.

De igual manera, el cerebro está en un estado activo,  por lo que generalmente, es en esta etapa donde se producen los sueños. Esta fase, puede identificarse fácilmente bajo observación del movimiento ocular del individuo,ya que mantiene un movimiento ocular rápido y en constante movimiento.

Etapas NMOR

Mediante instrumentos especializados como el encefalograma, es posible medir y distinguir las diferentes etapas presentes en cada ciclo. Las etapas del sueño NMOR enseñan distintos y numerables cambios concretos por los que el individuo pasa repetitivamente durante el proceso de descanso.

  • Etapa número 1. Cada individuo atraviesa esta etapa como un estado entre actividad o vigilia y descanso o sueño como tal.
  • Etapa número 2. Desde el inicio de esta etapa, la vigilia ha concluido, es decir, el individuo ya se encuentra dormido.
  • Etapa número 3. Esta etapa generalmente se da al inicio de la noche, suele venir acompañada de ondas de transición lentas. La actividad cerebral es mínima y el individuo se encuentra en un sueño profundo.
Sueño

¿Por qué es necesario dormir?

Mediante diversos estudios de privación de sueño, se ha podido determinar lo extremadamente importante que es para una persona, dormir de forma adecuada. De igual forma, es necesario atravesar por cada una de las diferentes etapas y cumplir con las horas recomendadas para una regeneración correcta.

Los diferentes organismos del cuerpo humano necesitan de un buen periodo de sueño para mantenerse saludables. Se trata de una necesidad básica, tan importante como el respirar.

Además, todo ser humano requiere de un equilibrio de actividad y descanso, la falta de uno de estos, desencadenaría problemas. Todo esto, es motivo suficiente para cumplir con rutinas de descanso y actividad que favorezca a los mecanismos internos de cada individuo.

Por otra parte, gracias a todos estos diversos estudios del sueño, se ha llegado a determinar que el sueño NMOR está más relacionado a la reparación de tejido. Asimismo como se relaciona con la regeneración celular y el descanso de los diversos órganos del cuerpo humano.

¿Si no se duerme lo suficiente, vivimos menos?

El no contar con un horario adecuado para descansar y conciliar el sueño puede llegar a traducirse en enfermedades. En estudios realizados, al privar de sueño a un individuo, este cuenta con mayores probabilidades de padecer alguna enfermedad o dificultad que ponga en riesgo su salud.

El mantenerse despierto durante largos y constantes periodos de tiempo, puede resultar en enfermedades como la hipertensión y la diabetes. Estas, comienzan siendo representadas por drásticos cambios hormonales y metabólicos producidos por la vigilia.

A pesar de no estar afirmando una muerte segura, se debe tener en cuenta que este tipo de enfermedades, disminuyen la expectativa de vida de una persona. Además, pueden llegar a considerarse limitaciones pues, la persona no puede desempeñarse con naturalidad en las tareas del día a día.

Por lo tanto, el sueño es, sin duda, algo a tener siempre en cuenta si se desea mantener una vida larga y saludable.

(WASM) Asociación Mundial de Medicina del sueño

Esta es una asociación enfocada y destinada a todo lo relevante al sueño y la falta del mismo. Para dicha asociación, la falta de sueño se trata de un problema más grave del que se sospecha.

De hecho, según investigaciones, los problemas relacionados a la falta de sueño conforman una epidemia a nivel mundial. Esta epidemia afecta la salud, el estilo, la calidad y la expectativa de vida de un aproximado del 45% de la población global.

Para la WASM, el sueño es uno los pilares vitales para disfrutar de una salud idónea, junto con el ejercicio y una alimentación saludable. Por otra parte, al no contar con las horas de descanso correspondientes el individuo puede desarrollar con mayor probabilidad algunas afecciones físicas como:

  • Enfermedades cardiovasculares.
  • Cáncer.
  • Diabetes.
  • Depresión.
  • Algunas otras más.

Lo equivalente en España, se encuentra La Sociedad Española de Sueño

Consecuencias que acarrea el no dormir lo suficiente

Como anteriormente se mencionó, los periodos de descanso son vitales en el día a día de una persona. No solo se reducen las probabilidades de padecer alguna enfermedad de las anteriormente mencionadas, también se mantiene al organismo entero en óptimas condiciones.

Sin embargo, diferentes mecanismos pueden verse comprometidos al experimentar periodos largos de vigilia. Las siguientes, son algunas de las dificultades que una persona puede experimentar debido a la poca práctica del descanso.

1.   Alimentación incorrecta o una dieta insuficiente

Al experimentar un periodo de sueño inconcluso o insuficiente, la dieta de una persona se puede ver afectada. Al dormir poco el apetito incrementa notablemente, de igual forma que lo hace la resistencia del cuerpo a la insulina. Esta es una de las principales causas para vincular la falta de sueño con la obesidad o diabetes.

Además, al dormir de forma adecuada, se lleva a cabo un proceso adecuado para la regulación del metabolismo. Por lo que no cumplir con una rutina de descanso recomendada, puede llegar a alterar el funcionamiento digestivo adecuado.

2.   Salud mental comprometida

De igual forma, al experimentar periodos largos de vigilia, la salud del sistema nervioso puede verse alterada o comprometida. Dando paso a ciertos trastornos físicos y mentales, afectando el comportamiento del individuo.

Básicamente, se trata de una afección que acarrea otra y viceversa. Pues, al no cumplir el sueño adecuadamente se pueden llegar a desarrollar ciertos trastornos y, al desarrollarse, se pierde la facilidad para descansar. Algunos problemas cognitivos relacionados con la falta del sueño son:

  • Depresión.
  • Ansiedad.
  • Altos niveles de estrés.
  • Limitación de los procesos cognitivos.

3.   Mayores probabilidades de sufrir accidentes

La probabilidad de sufrir accidentes en diversos entornos se ve en alza al no descansar correctamente. Esto se debe a que la respuesta inmediata en situaciones de peligro, se ve directamente afectada.

El sistema nervioso es el encargado de ordenar acciones a todo lo que el organismo respecta. Si se encuentra en un estado de agotamiento, estas órdenes suelen llegar de forma tardía o, nunca llegan. Dando como resultado, finalmente, una mayor probabilidad de sufrir accidentes automovilísticos o de índole doméstico.

Sin duda alguna, se ha llegado a subestimar que una buena sesión de sueño puede beneficiar al organismo. De igual forma, en cómo se ha subestimado lo que puede afectar la falta de esta.

4.   Rendimiento físico inferior

Como mencionamos con anterioridad, durante el descanso, se produce la regeneración y recuperación de diversos tejidos. Esto es altamente beneficioso en todos los sentidos pues, el cuerpo necesita de esta regeneración y recuperación.

Físicamente, los diferentes músculos, junto con su funcionamiento y rendimiento, se ven afectados notablemente en periodos largos de vigilia. Causando cansancio y deterioro constante en la salud y bienestar físico. 

Por otra parte, el ejercicio físico es un complemento ideal para conciliar el sueño. Por lo que si se realiza ejercicio durante el día, puede ayudar al organismo a descansar de una mejor forma. Y, de igual manera, al descansar bien, se obtendrá mejor rendimiento por parte del cuerpo.

5.   Memoria y capacidad de aprendizaje afectadas

Los efectos de la falta de sueño como anteriormente se menciona, afectan de forma directa a algunos procesos cognitivos necesarios. Tal y es el caso de la capacidad para recordar y, la capacidad para prestar atención debidamente.

De esta manera, al no descansar correctamente, se pierde nivel en la concentración del individuo. Esto, da como consecuencia, algunas dificultades en el día a día cotidiano de la persona, tal y como son:

  • Dificultad para comprender.
  • Dificultad para la toma de decisiones.
  • Dificultades para recordar información.
  • Dificultad para adquirir nueva información.
  • Complicaciones al realizar procesos cognitivos superiores de razonamiento.

Trastornos mentales ocasionados por la falta de sueño

Al referirnos a trastornos mentales ocasionados por la falta de sueño se hace referencia directa a patologías que van más allá de una simple dificultad. De hecho, son patologías que conllevan sus propios síntomas y diagnósticos.

Sin embargo, estos tienden a verse representados por síntomas leves que pueden ir evolucionando si no se tratan en el momento indicado. Por lo que no se considera algo extremadamente mortal, sin embargo, debe ser visto con seriedad.

Estos son algunos de los trastornos más relevantes a mencionar:

  • Sonambulismo.
  • Piernas inquietas.
  • Terrores nocturnos.
  • Insomnio.
  • Narcolepsia.
  • Hipersomnia.
  • Ronquidos y apneas del sueño.

Sonambulismo

Este es un trastorno del sueño que fácilmente se puede identificar. Esto debido a que el síntoma principal es la actividad por parte del individuo, de forma semiconsciente. Es decir, puede llegar a hablar e incluso caminar, mientras permanece dormido.

Piernas inquietas

Este tipo de trastorno se ve representado por un hormigueo insoportable en las extremidades inferiores. El individuo al percibir esta alteración, realiza movimientos involuntarios, incontrolables y espontáneos, por lo que genera una mayor dificultad para descansar.

Terrores o miedos nocturnos

Este es un trastorno que produce alteraciones de conducta bastante significativas. Se trata netamente de episodios de miedo extremo o de terror, acompañado de gritos, agitaciones y molestias notables. También puede llegar a presentarse en periodos de insomnio o sonambulismo.

Insomnio

Esta es una alteración del sueño que básicamente evita el cumplir de forma adecuada con el periodo de descanso. Se trata de la incapacidad para conciliar sueño durante la noche, despertarse constantemente, o poner fin prematuro a este periodo.

Narcolepsia

Este trastorno se identifica mediante repetidas crisis de sueño durante períodos de actividad o de vigilia. Se trata de un descontrol y confusión total de los períodos de descanso y de actividad, llevando la salud del individuo a un estado de deterioro.

Hipersomnia

Esto puede resultar confuso, sin embargo, el dormir en extremo o mucho más de la cuenta, también puede considerarse como problemático. En este caso, la hipersomnia es un aumento de al menos el 25% del sueño habitualmente detectado.

Es decir, el individuo presenta episodios de cansancio mucho más longevos, incluso en periodos de actividad.

Apneas y ronquidos

Este es un trastorno mucho más leve presentado durante el sueño o durante los periodos de descanso propiamente dicho. Se trata de una obstrucción constante en el canal por donde entra y sale el aire (Faringe). Lo que dificulta la respiración y descanso correcto del individuo.

Periodos de descanso

Queda claro todo lo que puede llegar a suceder al someter al organismo en periodos longevos de vigilia. Por ende, es de suma importancia destacar y mantener como prioridad, un periodo adecuado para la recuperación de los diferentes órganos internos.

Estos periodos pueden llegar a variar en cuanto a duración, sin embargo, el periodo de descanso recomendado es de 7-9 horas sin interrupción. Este tiempo, puede garantizar un óptimo funcionamiento interno, así como la regeneración y recuperación de diferentes tejidos, sistemas y demás funciones.

El sueño y la salud

Gracias a todo lo anteriormente mencionado, además de innumerable cantidad de estudios, se puede concluir que el sueño y la buena salud van de la mano. Si se mantiene una rutina adecuada de descanso el cuerpo en general será perfectamente eficiente.

Por otra parte, el escaso tiempo de descanso y pérdida del sueño, puede desencadenar múltiples problemas en la vida cotidiana de cualquier individuo.

Además, la adecuada variación entre fases de sueño, rutinas de ejercicio, dietas saludables y demás, puede garantizar una mejor calidad de vida una persona. De igual forma en que garantiza una buena salud a todos los diferentes mecanismos dentro de un individuo.

Es de suma importancia, conocer cada pequeño proceso que realiza nuestro cuerpo. Esto incluye a los periodos de descanso y regeneración pues, sin ellos, no se alcanzarían los niveles óptimos de funcionamiento.

Referencias:

www.nhlbi.nih.gov/health-topics/espanol/como-funciona-el-sueno

www.grupolomonaco.com/blog/2013/11/15/fases-del-sueno-y-ondas-cerebrales/

www.cun.es/enfermedades-tratamientos/enfermedades/trastornos-sueno#necesita-ayuda


Si te gusta este post, compártelo con tu amigos
Mou D. Khamlichi

Mou D. Khamlichi

Autor

Contenido Relacionado

Más contenido creado por nuestros autores