Golpes en el hígado

¿Qué tienen de especial los golpes en el hígado en el boxeo?

Por: Mou D. Khamlichi
Si te gusta este post, compártelo con tu amigos

Muchas veces se escucha que un boxeador derrotó a otro mediante golpes en el hígado. Se trata de uno de los golpes más famosos que se propinan dentro de la disciplina del boxeo. Pero ¿Qué tiene de especial? ¿Por qué son efectivos contra el oponente?

En realidad los golpes o ganchos dados al hígado no son tan devastadores como los que se propinan a la cabeza y que producen en algunos casos un knock out fulminante.

Sin embargo, una serie de ganchos en el hígado tienen la capacidad de desgastar al oponente, minando su resistencia de tal modo que conllevan a su derrota.

¿Por qué los golpes en el hígado desgastan al oponente?

Aparentemente la respuesta está en las enzimas que se encuentran en ese órgano, llamadas naturalmente enzimas hepáticas.

La función principal de estas enzimas es transformar el alimento en energía, participando en un proceso de síntesis química denominado ciclo de ácido tricarboxílico o ciclo de Krebs. Algunas de las enzimas hepáticas son:

  • Fosfatasa alcalina (ALP)
  • Alanina aminotransferasa (ALT)
  • Aspartato aminotransferasa (AST)
  • Gamma glutamil transpeptidasa (GGT)
Golpes en el hígado

¿Qué es el ciclo de Krebs y cuál es su importancia?

El ciclo de Krebs, llamado el ciclo del ácido cítrico, es un conjunto de reacciones enzimáticas que se producen dentro de un circuito cerrado y que resultan fundamentales para la respiración celular.

Las funciones del ciclo del ácido cítrico son:

  1. Última vía oxidativa común que oxida acetil-CoA a CO2.
  2. Sirve de fuente de coenzimas reducidas que proporcionan el sustrato para la cadena respiratoria.
  3. Es el vínculo entre las vías catabólicas y anabólicas (papel anfibólico).
  4. Proporciona precursores para la síntesis de aminoácidos y nucleótidos.
  5. Los componentes del ciclo tienen un control directo o indirecto sobre los efectos de enzimas clave de otras vías

Estas funciones del ciclo de Krebs están íntimamente relacionadas con los procesos energéticos y la activación muscular, y esto explica el impacto desgastador de los golpes en el hígado.

¿Cómo afectan los ganchos al hígado?

Las lesiones en el hígado pueden ser producidas por diversas causas (por ejemplo, alcoholismo, fármacos, etc.) entre ellas los traumatismos. De hecho, en los accidentes automovilísticos son frecuentes los traumatismos cerrados que derivan en lesiones en este órgano e incluso desprendimiento del mismo.

Los golpes dados con contundencia en la zona corporal donde se encuentra este órgano tienen la capacidad de producir lesiones hepáticas, lo que produce una interrupción en el ciclo de Krebs y con ello la disminución de los procesos energéticos y la activación muscular.

Una forma de probar esta anormalidad en el organismo debido a lesiones en el hígado es por la evidencia de altas concentraciones de enzimas hepáticas.

Un estudio donde se obtuvieron muestras de sangre de boxeadores antes y después del entrenamiento de sparring (guanteo) mostraron una amplia variación de las actividades enzimáticas de AST, ALT y GGT y los niveles de creatina quinasa (CK) y lactato deshidrogenasa (LDH) (1).

Las lesiones hepáticas en boxeadores y otros atletas

Como una forma de preparar la resistencia del boxeador para la pelea es normal que durante el entrenamiento de sparring éste reciba a propósito golpes contundentes al hígado.

En el estudio de Kaynar, al comparar los valores de AST, ALT, GGT, LDH y CK de los boxeadores antes y después del entrenamiento, se observó que había un aumento significativo en los valores de AST, LDH y CK después del entrenamiento y una disminución significativa en los valores de GGT.

Sin embargo, en el caso de los atletas se debe tener en cuenta que no solo los golpes producen desgaste orgánico en el hígado, pues se sabe que el ejercicio causa daño muscular y hepático en diferentes niveles.

gancho al hígado

¿Cuáles son las consecuencias del daño en el hígado?

El desgaste hepático es una condición que causa agotamiento muscular, pérdida de funcionalidad en el órgano, debilidad y dolor después de ejercicios inusuales y severos. La creatina quinasa (CK) y la lactato deshidrogenasa (LDH) se consideran indicadores específicos de la destrucción o daño muscular.

Se ha informado en muchos estudios que los ejercicios de alta intensidad aumentan los niveles de enzimas hepáticas y daños consecuentes (2) (3).

Especialmente después de ejercicios pesados y extenuantes que requieren de mucha fuerza los niveles de AST, ALT, CK y LDH se incrementan (4) (5).

Asimismo, los golpes en el abdomen durante competiciones deportivas (por ejemplo, kickboxing, hockey, etc.) resultan en un aumento de las enzimas hepáticas y puede ocurrir un aumento de los lípidos séricos para satisfacer la demanda de energía del cuerpo durante el ejercicio.

Aunque puede verse que los practicantes de las disciplinas deportivas extenuantes pueden llegar a experimentar desgaste hepático, son los boxeadores los deportistas mayormente expuestos.

Las incidencias de las lesiones en el hígado son más notables en los boxeadores

Fundamentalmente se cree que tanto las enzimas AST, ALT como CK y LDH aumentan en el hígado y músculo, respectivamente, no por los atributos del ejercicio sino debido al hecho de que los golpes en la región del hígado causan daño hepático y a consecuencia de esto las actividades enzimáticas se elevan (1).

De hecho, el estudio de Kaynar demostró que el entrenamiento de sparring realizado por los boxeadores afecta sus niveles de enzimas hepáticas y produce aumentos significativos en CK y LDH.

Por consiguiente, si se produce un incremento de enzimas hepáticas en el boxeador durante el entrenamiento se asume que lo mismo o peor sucederá durante el combate, donde naturalmente los golpes son dados con mayor fuerza.

En suma, estos populares ganchos al hígado producirán lesiones al órgano que se traducirán en un aumento en la concentración de enzimas hepáticas.

¿Qué refleja una alta concentración de enzimas hepáticas?

Se han realizado diversos estudios sobre muchos parámetros bioquímicos involucrados con las enzimas hepáticas y el daño muscular antes y después del entrenamiento en boxeadores (6) (7).

Está bien establecido que el trauma deliberado o accidental a los tejidos hepáticos puede conducir a anormalidades de la actividad enzimática en el plasma.

Las actividades enzimáticas probablemente se deban al daño mecánico a las células musculares y a una peroxidación lipídica de la membrana resultante del aumento de la tasa de consumo de oxígeno o agotamiento de glucógeno muscular.

En otras palabras, las lesiones en el hígado de los boxeadores producidas por los golpes del contrario pueden provocar consecuencias fatales.

De hecho, se ha informado de la muerte de boxeadores por insuficiencia hepática como producto del efecto crónico de los golpes en la zona del hígado (8)

Cuando esto sucede es debido a la acumulación progresiva de lesiones hepáticas que conducen a una pérdida severa de funciones en el órgano.

gancho al hígado

¿Qué causa mayor impacto? ¿La continuidad o la contudencia?

Sin embargo, hasta ahora no se han realizado investigaciones sobre los efectos de golpes de puño de determinada Intensidad lanzados en un momento específico a la región del hígado.

De allí que solo se tenga una idea sobre el impacto que una serie de puñetazos en el área del hígado puede provocar en la persona en un corto período de tiempo.

En cambio sí se ha tenido oportunidad de estudiar las consecuencias en personas golpeadas en el hígado (por ejemplo, durante un accidente automovilístico), observando como estos golpes pueden derivar con el tiempo en lesiones hepáticas e incluso la muerte.

¿Pueden revertirse las lesiones en el hígado?

Está plenamente demostrado como el golpe al hígado puede ayudar a un boxeador a ganar un combate, pero también existe una alta probabilidad de que reciba igualmente otros a cambio en la misma zona corporal.

El recibimiento de estos golpes durante los entrenamientos y combates puede causar daños progresivos en el hígado que no solo afectarán su capacidad atlética, sino además pondrán en riesgo su vida.

Referencias:

  1. Kaynar, O. (2019) Effect of Sparring Training Model on Liver Enzymes and Muscle Damage in Boxers Journal of Education and Training Studies Vol. 7, No. 3S; March 2019
  2. Chevion S., Moran D Hel ed Y. (2003). Plasma antioxidant status and cell injury after severe physical exercise. Proceedings of the National Academy of Sciences, 100 (5), 119 5123. https://doi.org/10.1073/pnas.083 1097100
  3. Hazar S. Egzersize B. İ Kalp K H. ( 2004). SPORMETRE Beden Eğitimi ve Spor Bilimleri Dergisi. 2 ( 3), 119 126. http://dergiler.ankara.edu.tr/dergiler/17/895/11212.pdf
  4. Amat A . M ., Corrales J. A. M., Serrano , F. R., Boulaiz H., Salazar J. C. P., & Contreras F. H et al. (2007). Role of actin in muscle damage of injured athletes in comparison with traditional markers, British Journal of Sports Medicine , 41 , 442 446. https://doi.o rg/10.1136/bjsm.2006.032730
  5. Nathwani, R. A., Pais, S., Reynolds, T. B., & Kaplowitz, N. (2005). Serum alanine aminotransferase in skeletal muscle diseases. Hepatology , 41(2) 2), 380 382. https://doi.or g/10.1002/hep.2054
  6. Ayhan S ., Ersöz G ., Güllü A., Akpolat , V., & Tizar E. (2017). The Effects of Competition Performance in Elite Male Football Players on Selected Biochemical and Hematological Parameters. International Archives of Medical Research 9(1) 1), 15 23. dergipark.gov.tr/iamr/issue/42437/511260
  7. Tırabassı N. J., Lucianne O., & Morteza K. (2018). Variation of Traditional Biomarkers of Liver Injury After an Ultramarathon at Altitude. Sports health , 10 ( 4), 361 365. https://doi.org/10.1177/1941738118764870
  8. https://www.trt.net.tr/espanol/deporte/2015/10/30/sinan-samil-sam-muere-por-insuficiencia-hepatica-360388

Si te gusta este post, compártelo con tu amigos
Mou D. Khamlichi

Mou D. Khamlichi

Autor

Contenido Relacionado

Más contenido creado por nuestros autores