boligrafo

El bolígrafo, un invento muy útil

Por: Mou D. Khamlichi
Si te gusta este post, compártelo con tu amigos

Pocos saben que el verdadero inventor del bolígrafo fue un curtidor de pieles norteamericano de nombre John Loud, quien trataba de marcarlas para diferenciarlas. Un verano de 1888, John quería trazar unas líneas a su mercadería para marcarlas y luego de varios intentos dio con lo que él deseaba.

Pensó que a un tubo lleno de tinta podría colocarle una bolita en un extremo y lo hizo. Así fue como logró trazar líneas en las pieles curtidas. Lamentablemente a John no se le ocurrió patentar su invento y fue el húngaro Laszló Joséph Biró quien en 1938 lo patentó como suyo.

Notó como unos niños trazaban líneas en la calle con pelotas mojadas y se le ocurrió poner en la punta de su pluma una bolita. Pero, no fue sino hasta 1943 cuando patentó su invento. Este invento fue mejorado en Argentina y con la ayuda de ese gobierno la nacionalidad se le concedió posteriormente.

Comercio y antecedentes de lo que se llamaría bolígrafo

El bolígrafo era bastante económico, razón por la cual los comerciantes preferían venderlo como un juguete para los niños. Biró ni se inmutaba con el trato que daban a su producto porque creía en lo que había inventado y sabía que sería un total éxito.

Ese «juguete» recabó más de 30 millones de dólares para la tesorería argentina que el gobierno obtuvo con la venta de ideas de una sola persona. Palabras más, palabras menos que aseguran mencionó Laszló Biró poco tiempo antes de morir a un periodista argentino refiriéndose al bolígrafo.

Es bueno aclarar que John Loud, según algunos historiadores, efectivamente logró patentar su invento en octubre de 1888 pero no lo comercializó. Existen evidencias de que los primeros en inventar el bolígrafo fueron los egipcios, en el año 200 a.C. El escrito en papiro más antiguo, data de este tiempo donde probablemente usaron alguna herramienta que les permitió escribir y dejar huella permanente.

Pero, si de herramientas de escritura rudimentarias hablamos, en la prehistoria usaron tallos y sus dedos humedecidos en tinta natural para pintar pictogramas. Con el tiempo, se hizo común la utilización de plumas de alas de ganso o cisne que se humedecían en tinta, pero eran poco prácticas.

De la escritura de bola al Paper Mate

En 1892 un personaje de apellido Evans tuvo la idea de cambiar la bolita por una ruedita que humedecía en una almohadilla, pero no resultó. Luego, alguien llamado Lambert, patentó un invento que llamó «escritura de bola», pero el bolígrafo que conocemos hoy día, estaba lejos de parecerse a eso.

Hasta que en 1943 Laszló Biró revolucionó el mundo de la escritura con lo que hoy tenemos cerca de nosotros constantemente. En la historia de estos «escupe tinta» aparece el Paper Mate, fue alrededor de 1940, cuando el emprendedor Patrick J. Frawley fundó Frawley Pen Company.

Este visionario entendió la oportunidad que se le presentaba donde, los demás solo veían problemas. En momentos en que la industria se encontraba en su peor etapa compró una fábrica que no producía ni un bolígrafo. Los lapiceros en el comercio tenían botes de tinta y otros defectos que llevaron al mercado a un desplome casi total.

Pasaron diez años de la compra de aquella fábrica y Frawley cambió la historia de la escritura inventando el primer «lápiz tinta» que podía borrar. Pero el Paper Mate original cambió la manera de ver la escritura a mano por su novedosa tinta de secado rápido que no goteaba.

El bolígrafo y Suramérica

Se decía por aquellos días que los amantes de la escritura sabían que el papel ya tenía un verdadero compañero. Otro grande del mercado de los lápices a tinta o bolígrafo, al menos en el lado sur de América, ha sido el popular llamado «Kilométrico».

En 1974, la empresa dedicada a las hojas para rasurar Gillette en asociación con Paper Mate, comienza la fabricación en Cali Colombia del popular Kilométrico. Al poco tiempo se convertiría en el lapicero tradicional y preferido de colombianos, venezolanos y otros gentilicios del cono sur.

Según registros de la marca, en la década de los 80, el lapicero fabricado en Colombia colmaba el mercado en la preferencia de los consumidores.

Usos y nombres del bolígrafo

Conocido por todos, el bolígrafo es usado comúnmente para escribir, realizar trazos y hasta para dibujar, pero su figura lo hace ideal para otras tareas. Un cilindro de plástico o de metal de unos 15 centímetros de largo y unos ocho milímetros de diámetro que permite ser utilizado de diversas maneras.

Te mostraremos algunos de los más extraños y repetidos usos que la imaginación ha dado a este utensilio, recordando que el límite es el cielo. Si viviste la época de los casettes donde almacenabas tu música o voces diversas, tuviste que haber usado una lapicera para rebobinar tus cintas.

En el colegio era bastante común usar un lapicero como cerbatana para molestar al compañero sentado delante de nosotros, “disparándole” bolitas de papel. Más de uno de nosotros ha usado la caña de su pluma para revolver su café por no tener una cucharilla a la mano.

Sirven para ocultar notas dentro o alrededor del bolígrafo, como una técnica para copiar en los exámenes y nadie se daba cuenta. Todos hemos visto en películas y series de televisión a médicos o paramédicos practicar una traqueotomía con un bolígrafo y salvar la vida de alguien.

El Birome y otros usos del bolígrafo

Con un Birome puede «hacerse magia» para los niños, basta frotarlo contra la ropa, acercarlo a trozos de papel y ver cómo estos se mueven. Las mujeres, con un intrincado, sexy y travieso esfuerzo, hacen que una esferográfica sea el sujetador ideal para sus largas cabelleras.

Incluso, algunos han usado la caña como sorbete para beber algo, argumentando que este es un utensilio de plástico amigable con la naturaleza.

Por otro lado, ante una situación de estrés, quién no ha mordido durante minutos y hasta horas el plástico de su puntabola intentando calmar su ansiedad. Y por supuesto hay consagrados artistas que esculpen hermosas obras de arte utilizando el plástico retorcido de una buena cantidad de bolígrafos.

Curiosidades sobre el lápiz tinta

Hay un sinfín de curiosidades con respecto a los bolígrafos. Sin embargo, vamos a mencionar los más relevantes de la historia.

  • Su origen. Es un invento que data del siglo pasado y no deja de llamar la atención la infinidad de formas, colores, modelos, que puede tener un bolígrafo.
  • Su uso. Este es uno de los artículos más usados en el mundo entero. Además, de que lleva una publicidad impresa. Todos tenemos o hemos tenido uno de estos.
  • Son duraderos. Los vendedores de la marca más comercial del mundo Bic, aseguran que puedes trazar una línea continua de más de dos kilómetros de extensión.
  • Otros inventos de su creador. Laszló, su inventor, también dio los primeros pasos en la idea del tren bala, de la lavadora y una treintena de inventos más.
  • Son útiles para escribir. Fabricantes del bolígrafo garantizan que podrás escribir más de doscientas cartas en papel tamaño regular sin tener que preocuparte por comprar otro o recargarlo.
  • Es un buen obsequio. De un juguete para niños, inicialmente, se ha convertido en uno de los mejores obsequios que puede darse a familiares, amigos y clientes.
  • No están totalmente llenos. Sus depósitos de tinta jamás están llenos para evitar que los viajeros frecuentes manchen sus camisas por el cambio de altitud de los aviones.

Curiosidades adicionales

Otras curiosidades que no podemos pasar por alto y que han sido relevantes han sido las siguientes:

  • La escritura de los primeros bolígrafos. Los primeros no escribían sobre papel, solamente lo hacían sobre cartón y madera. La escritura en papel (otro invento de Laszló) llegó tiempo después.
  • Sus ventas. Se calcula que en el mundo se venden 300 millones de bolígrafos cada segundo un cálculo pequeño si lo comparamos con la población mundial.
  • Es el artículo más intercambiado. Cada día, alrededor del mundo se prestan, se usan y se fabrican millones de plumas atómicas, y llevas una contigo.
  • Poseen material para blindajes. La bolita de los “Bic”, es de carburo de tungsteno, un material tan fuerte que la industria militar lo usa para construir sus blindajes.
  • Es el artículo más extraviado. Prestarlos y dejarlos olvidados es una cosa muy común que nos ocurre con más frecuencia de la deseada, especialmente en bancos y oficinas públicas.

El bolígrafo está lleno de curiosidades

El invento y el uso de la herramienta de escritura por excelencia, está lleno de tantas curiosidades y anécdotas que puede escribirse un tratado completo. Podemos redactar docenas de volúmenes narrando su historia que faltaría tiempo, papel, tinta, tubos y muchas bolitas de tungsteno para continuar escribiendo.

Nos hemos paseado por una docena de diferentes nombres con los que se conoce este instrumento tan versátil, noble e indispensable en la vida humana. Incluso, solo el proceso de elaboración de estas bolitas, que deben ser perfectas, bajo pena de ser destruidas, es tan laborioso que detallarlo resultaría fascinante.

La química al servicio de la escritura

El bolígrafo es química pura hecho con un compuesto de ámbares vinílicos y otras sustancias artificiales que se emplean en todos sus componentes. El cuerpo de esta herramienta y la tapa, se hacen con ámbares fenólicos, propileno y poliestireno.

Sus colores provienen de varios elementos químicos: ácido tánico o el glicerol, mezclados con diversos tintes para que así podamos escribir a full color. Además, los compuestos de la tinta usada en un bolígrafo son: agua, alcohol, glicerina, ácido acético, goma arábiga, azúcar, aglutinantes y disolventes.

La punta se fabrica en latón (aleación de cobre y zinc), bastante resistente al óxido, tiene un buen color y se deja moldear a gusto. La bolita que va alojada en la punta permite que fluya la tinta de manera constante y pareja. La misma está hecha de carburo de tungsteno.

¿Cómo se construye herramienta de escritura?

Obviando la explicación técnica de la elaboración de una pluma fuente, es preferible detallar cómo construyen el famoso y popular bolígrafo Bic. Para que la tinta fluya sin inconvenientes en cada trazo se requiere que la bolita de tungsteno gire libremente en la punta donde es incrustada.

Un mínimo de cinco días de fuertes presiones, altas temperaturas y un proceso de fino pulido con polvo de diamante pueden lograr esta perfección. Ahora necesitamos una tinta perfecta que solo se obtiene mezclando resinas, tintes y disolvente que aseguren la viscosidad ideal para que pueda fluir.

boligrafo BIC

Esta tinta es almacenada en un tubo de plástico que se elabora con polímeros en una prensa por moldeo por inyección de presión y agua. Luego, tenemos el cuerpo del bolígrafo Bic, hecho de plástico ABS (siglas de los elementos que lo componen), resistente a golpes y con forma hexagonal.

Con los componentes más el ensamblado se puede comenzar a escribir hermosas historias que hagan volar la imaginación y amplíen el conocimiento. Existen bolígrafos que trabajan «bajo presión», estos son los que tienen sellado el tanque de tinta y no funcionan por simple gravedad. Estos lapiceros son utilizados por la NASA para experimentos con sus astronautas cuando están en órbita.

Aportes del bolígrafo

Daniel Oppenheimer, ganador del Nobel de Literatura en el 2006, junto con la Psicóloga Pam Mueller concluyeron que la pluma es más práctica que un teclado. Hicieron una investigación que arrojó resultados interesantes, como el hecho de que hacer manuscritos forma una comprensión conceptual que permanece en el tiempo.

Descubrieron que el cerebro trabaja más, que la escritura estimula la memoria a largo y corto plazo y que mientras menos distracciones existen hay mayor concentración. A los niños hay que estimularlos a escribir, a usar sus manos con lapiceras o bolígrafo si no su desarrollo cerebral se va ralentizado.

Su aporte a la tecnología

La escritura es buena aun con los avances tecnológicos que pueden ser aprovechados por los más pequeños de la casa. En 2008 nació el Spamartpen que a través de un puerto USB puede enviar manuscritos a tu móvil, a tu Tablet o a tu computadora. Digitaliza con tan solo pulsar un botón todas las notas escritas, convierte la información analógica y manuscrita  a datos digitales.

La tecnología ha tenido un gran avance con estos dispositivos de escritura manual-digital, debido a que tienen otras funciones de gran utilidad para nuestra vida. Muchos bolígrafos, poseen un sensor de sensibilidad, conexión inalámbrica, escaneo y baterías de larga duración, micrófonos y hasta cuadernos específicos donde puedes escribir.

boligrafo

Tienen la facultad de traducir textos de cualquier idioma como lo son francés, inglés, español, italiano, chino y árabe entre otros. Te brinda la posibilidad de grabar audio, tomar notas en clases o en actividades extracurriculares donde tengas la necesidad de hacer transcripciones, transmitiéndolas en memorias.

Es bastante práctico y útil para niños ya que les permite pintar o dibujar y algunos modelos poseen búsqueda en Google, Wikipedia y YouTube.

Un punto en contra

Los bolígrafos son hechos con plástico no biodegradable, por lo que son difíciles de reciclar, esto emite gases contaminantes y tóxicos para el medio ambiente. Millones de estos utensilios son descartados diariamente en todo el mundo, pero se hace de forma equivocada y en lugares no apropiados para su desecho.

Sin embargo, no dejan de ser geniales si se usan correctamente. El bolígrafo es un invento que ha revolucionado al mundo. Esta asombrosa invención ha estado presente en la vida de grandes hombres y mujeres que han dejado registros importantes para toda la humanidad.

Referencias:

https://culturacientifica.com

https://es.wikipedia.org/wiki/Bolígrafo

http://boli-boligrafo.blogspot.com/2010/05/

https://brainly.lat/tarea/16546949

http://elboligrafo1.blogspot.com/2015/04/impacto-ambiental.html


Si te gusta este post, compártelo con tu amigos
Mou D. Khamlichi

Mou D. Khamlichi

Autor

Contenido Relacionado

Más contenido creado por nuestros autores