Calendario Gregoriano

El calendario gregoriano, el sistema más exacto para medir el tiempo

Por: Mou D. Khamlichi
Actualizado el 22 de mayo de 2021
Si te gusta este post, compártelo con tu amigos

A lo largo de la historia de la humanidad, las civilizaciones se han regido por métodos diferentes para medir el tiempo. Chinos, musulmanes, judíos, hindúes y cristianos se rigen por calendarios distintos. Sin embargo, el calendario gregoriano es el calendario cívico más usado del mundo entero.

Este es utilizado para marcar fechas importantes tanto civiles como religiosas. Desde su creación el registro de la historia cambió para siempre. Veamos a continuación cómo nació este instrumento para llevar la cuenta del tiempo.

El origen del calendario gregoriano y causas que contribuyeron a su creación

En 1582 el Papa Gregorio XIII, instaura el calendario gregoriano. Anteriormente, se utilizaba el calendario juliano, promulgado por Julio César desde el año 46 a. C. La razón principal de sustitución fue el desajuste de 11 minutos que tenía.

Sin embargo, historiadores afirman que la intención de reforma del calendario juliano respondió simplemente a intereses religiosos. El objetivo primordial de la reforma fue introducir la religión católica. Para esto, se establecería el uso oficial de las festividades católicas y sus santorales.

La elaboración del calendario gregoriano, reunió a las mentes más brillantes de Europa. Los cálculos matemáticos y astronómicos requeridos fueron realizados por Al-Zarqali, astrónomo árabe, y Alfonso X. El equipo lo completaron con dos científicos judíos llamados Isaac ben Sid y Yehuda ben Moshe.

Calendario Gregoriano

Las tablas alfonsíes fueron las bases del calendario gregoriano

Durante el reinado de Alfonso X, Toledo se convierte en un centro del conocimiento y el saber. El rey crea la Escuela de Traductores de Toledo con la finalidad de traducir al castellano y latín, las obras griegas y árabes perdidas durante la caída del imperio romano.

Los intelectuales concentrados en Toledo no solo traducían, también desarrollaban sus propios proyectos de investigación. Les fue asignado por orden del rey, crear unas tablas astronómicas que superaran a las elaboradas por los árabes y griegos.

Qué método emplearon los investigadores

El sistema a mejorar fue el formulado por Claudio Ptolomeo. Este sistema indicaba que un año comprendía 365 días, 5 horas, 49 minutos y 16 segundos. Estas tablas describían los movimientos de la luna, el sol y los planetas, en correspondencia con las estrellas fijas.

Los cálculos hechos para la creación de las tablas, se formularon sobre la teoría que la Tierra no se movía. También, se creía que los astros giraban alrededor de la tierra, siguiendo orbitas circulares.

Sin embargo, los errores teóricos, no influyeron sobre la precisión de las tablas. La exactitud de los cálculos es realmente sorprendente. Los sabios agregaron movimientos circulares sobre la circunferencia principal. Este el origen matemático de la elipse.

Qué son las tablas alfonsíes

Las tablas alfonsíes son una colección de datos astronómicos. En estas se detallan los movimientos y posiciones de los planetas. Son evidencia física de todo el conocimiento sobre astronomía de la época.

Se crearon en España, observando el cielo de Toledo durante los años 1263 y 1272. El manuscrito original pertenece a la Catedral de Toledo. Actualmente, se encuentran en la Biblioteca Nacional de España.

Transición del calendario juliano al calendario gregoriano

El calendario juliano se estructuraba de la siguiente forma: tenía 364 días y un cuarto. Debido a este cuarto de año, se agregaba un día adicional cada cuatro años. El día adicional debía agregarse antes del 25 de febrero del cuarto año.

Sin embargo, el cálculo era impreciso. Para la época, el calendario juliano ya estaba retrasado por 11 minutos y 14 segundos. Al pasar 128 años, estos minutos y segundos formarían un día completo de retraso.

En 1572, el Papa Gregorio XIII expresa su molestia con el calendario juliano. Había causado un desorden en las fechas, tras 1600 años de uso. Las celebraciones más importantes de la iglesia católica estaban dispares a las estaciones del año.

Las celebraciones de la Pascua católica se estaban llevando a cabo en el mes de marzo cuando tradicionalmente debía celebrarse el primer día de la primavera (en el hemisferio norte).

El calendario gregoriano borra 10 días de la historia

La disparidad del calendario juliano, había acumulado 10 días desde su instauración. El hallazgo fue realizado por los astrónomos Cristóbal Clavio y Luis Lilio de la Universidad de Salamanca.

En 1582 el Papa Gregorio XIII ordena que del día 5 de octubre de 1582 se saltara al día 14 de octubre de 1582. Estos 10 días quedarían borrados de la historia de la humanidad.

Organización del calendario gregoriano

El calendario gregoriano quedaría organizado de la siguiente manera: 365 días y cada cuatro años se agregaría un día. El día adicional sería incluido después del 28 de febrero.

Se tomó como año cero el año de nacimiento de Jesucristo. El año estaría formado por 12 meses, 11 meses tendrían 30 o 31 días, con la excepción de febrero, que tendría 28 o 29 días.

El mes de febrero normalmente tendría 28 días; pero cuando el año fuese múltiplo de 4 (año bisiesto) se agregaría el día 29. Este artificio estaba contemplado en el anterior calendario. Ahora bien, para impedir que se siguieran acumulando retrasos cada 128 años se hizo un ajuste más.

Un calendario más preciso

Para evitar futuros desajustes se quitaría al calendario 3 días cada 400 años. Para lograrlo, cada año múltiplo de 100 no sería bisiesto a menos que fuera múltiplo de 400. Por ejemplo, los años 1700, 1800 y 1900 no serían bisiestos por ser múltiplos de 100. Pero el año 2000 sí lo sería por ser múltiplo de 400.

Con este ajuste, el retraso de un día cada 128 años se redujo a un día cada 3300 años. Esto hace que el calendario gregoriano sea 25 veces más preciso que el juliano. Seguramente, dentro de 300 siglos las futuras generaciones vuelvan a notar el mismo retraso que percibió Gregorio XIII.

Un calendario expandido por el mundo

Mucho antes de la moderna globalización, ya el calendario gregoriano se había expandido al mundo entero. Rusia y Grecia estuvieron entre los últimos en adoptarlo alrededor de 1920. Actualmente, solo unos pocos países importantes, como India, Irán, Etiopía y Japón, tienen otra forma particular de organizar sus fechas.

Como lo demuestra el caso de este calendario, el ser humano siempre se ha esmerado en sistematizar, estandarizar y globalizar. Gracias al calendario gregoriano, el mundo se interconectó más fácilmente y llegó a estar más en armonía con las estaciones del año.

Referencias:

www.huerto.bio/calendario-gregoriano/

www.historiando.org/calendario-gregoriano/


Si te gusta este post, compártelo con tu amigos
Mou D. Khamlichi

Mou D. Khamlichi

Autor

Contenido Relacionado

Más contenido creado por nuestros autores