cultura Olmeca cientifiko.com

El fascinante misterio de la cultura olmeca: su auge y desconcertante final

Por: Mou D. Khamlichi
Actualizado el 28 de marzo de 2021
Si te gusta este post, compártelo con tu amigos

Los antiguos pueblos americanos, en especial, la cultura olmeca de Centroamérica, sorprenden por sus misterios e incalculable riqueza cultural. Han sido años de estudios para revelar los impresionantes detalles que, aún hoy, nos siguen asombrando, como los de esta intrigante y misteriosa cultura.

La cultura olmeca es una de las más fascinantes, ya que se tiene evidencia que data desde hace más de 3,000 años. Fue muy floreciente, influyendo en el resto de las civilizaciones que se formaron posteriormente, no en vano se dice que de allí nacieron las culturas mesoamericanas.

Entre su legado más representativo destacan las inmensas cabezas talladas en piedra de basalto, cuya fabricación aún genera controversias. Se cree que estas esculturas representan a sus líderes cuyo control llegaba hasta la costa del Golfo de México, logrando dominar el comercio de la región.

Adentrémonos entonces para conocer un poco de su organización, su comercio, sus juegos, ¿con qué se alimentaban? ¿Qué, o a quiénes adoraban? ¿Por qué desaparecieron?

La cultura olmeca y su inquietante enigma

El florecimiento de la cultura olmeca se dio entre el 1200 y 400 a.C., su nombre náhuatl (olmecatl) significa «el que habita la región del hule». Poblaron la zona que hoy conforma los estados de Tabasco y Veracruz, frente al Golfo de México, e incluso áreas de lo que hoy es Nicaragua.

Aún no se sabe cómo se denominaban a sí mismos, el origen de su etnia es incierto, y arqueológicamente no se determina hasta dónde llegaron sus dominios. Todo lo que nos queda son sus imágenes y símbolos que sugieren una marcada relación de tipo mística y sacerdotal.

Debido a esto sabemos que celebraban rituales, ofrendas y sacrificios en cuevas y otros sitios donde dejaron evidencia de tales prácticas. Incluso, hacían peregrinaciones, actividad esta que asimilaron otras culturas que las precedieron hasta bien entrado el siglo XVI, época de la colonización española.

Hubo varios asentamientos olmecas pero el principal es el conocido como San Lorenzo, que gozaba de una envidiable ubicación. Representaba también un asentamiento seguro ante las inundaciones, lo que les permitió controlar desde allí el comercio local.

Abastecimiento y esculturas de la cultura olmeca            

Las tierras cercanas al Golfo, fértiles por la humedad reinante, le permitió a la cultura olmeca abastecerse de maíz y frijoles, los que cultivaban dos veces por año. También recolectaban frutas, nueces y productos del mar, con lo que gozaban de alimentos de muy buena calidad proteica.

Esto va a ser especialmente importante para sus habitantes en edad productiva y, sobre todo, para sus artesanos. Estos se dedicaron por entero a esculpir las inmensas cabezas que quedaron como el símbolo de esta civilización.

Los materiales usados por estos escultores fueron el basalto (para las cabezas), el jade, madera, arcilla, serpentina (un tipo de piedra verde) y obsidiana. El jade fue especialmente usado para la confección de pequeñas máscaras sin orificios para la nariz y boca, de un detalle impresionante.

Particularmente, las colosales cabezas pueden alcanzar un peso aproximado entre 8 y 40 toneladas y fueron movidas tan lejos como 60 kilómetros de distancia. No se sabe exactamente cómo lo hicieron, pero para semejante tarea era necesario contar con hombres bien alimentados y dedicados a esta ardua empresa.

Algunas de estas figuras que aún se encuentran en la zona y otras que se exhiben en renombrados museos muestran solo la parte superior del cuerpo. Se cree que tiene que ver con su convicción de que allí es donde reposa el alma, por eso no tallaban el resto de la figura.

Cómo se comunicaban

Por los vestigios encontrados se ha establecido que la cultura olmeca se comunicaba a través de sílabas formadas por glifos, que eran signos que se grababan o pintaban. Los científicos sostienen que los olmecas fueron la primera cultura mesoamericana en crear su propia escritura y un calendario, esto gracias a que conocían de astronomía.

Qué los caracterizaba

Varios aspectos hacen de esta una cultura destacable:

  • Es la primera cultura mesoamericana de la que se tenga noticia.
  • Crearon un orden social con jerarquías.
  • Levantaron ciudades simétricamente demarcadas.
  • Modificaban la geografía reinante y la adaptaban a sus necesidades.
  • Construyeron palacios en zonas altas.
  • Eran un pueblo agrícola que se abastecía también de la pesca y recolección.

¿En qué creían los olmecas?

Sus creencias religiosas eran netamente politeístas, rindiéndole culto también a eventos naturales como el rayo. Adoraban por igual a las grandes montañas y a ciertos animales, donde destaca el jaguar, tal vez por su fuerza y la energía que transmite.

Se sostiene que los olmecas pudieron creer en que había una conexión directa entre sus líderes y ciertas divinidades. Hay vestigios de que, para mantener esta cosmovisión, se llegaron a realizar sacrificios humanos.

Cómo era su arte

La cultura olmeca se destaca por haber dejado grandes obras escultóricas, lo que demuestra el dominio que llegaron a tener de esa técnica. Aparte de la piedra de basalto, el material que más emplearon, también usó arcilla, madera y jade, con las cuales llegaron a elaborar pequeñas máscaras.

Lo que más distingue a esta civilización en todo el mundo son sus colosales cabezas talladas en piedra basáltica. Dichas cabezas, para ponerlas en su sitio final, tuvieron que ser movidas desde decenas de kilómetros y aún no se entiende cómo lo hicieron.

Se presume que lo hacían en balsas a través de los ríos, tomando en cuenta que estas cabezas medían hasta 3 metros de altura. Si lo hacían en zona plana, teniendo presente que no conocían la rueda, se presume que se valían de palancas y otras herramientas,

Se han realizado experimentos en Indonesia donde 325 hombres transportaron una piedra de 9 toneladas en una pendiente por un recorrido de 4 kilómetros. Lograron moverla en promedio un kilómetro diario, lo que indica el nivel de organización de esta civilización para llevar a cabo grandes trabajos.

En la cultura olmeca esculpían lo que veían (estilo naturalista) y los rasgos característicos de esas cabezas son los propios de sus mismos habitantes. Nariz achatada, ojos “achinados” (rasgados), la comisura de los labios siempre hacia abajo y el labio superior un tanto grueso.

Por la especial reverencia que profesaban a los jaguares, algunos de estos rostros en piedra tienen la apariencia de este animal. En muestras de cerámicas halladas, siempre mostrando rostros, algunas tienen facciones de un niño o de un bebé.

cultura Olmeca cientifiko

Su vestimenta

El clima de la zona es netamente tropical y húmedo, por lo tanto, es posible que los vestidos fueran suaves y frescos, tal vez de algodón. Debido a su jerarquía social, cada clase lucía ornatos de estilos diferentes, dependiendo de si eran sacerdotes, artesanos o vasallos.

Era común en los hombres lucir pectorales, grandes plumas, aretes, especialmente si formaban parte de la casta de guerreros. Las mujeres, por su parte, vestían faldas combinadas con un huipil.

El juego de pelota olmeca

En la región mesoamericana se practicaba un tipo de juego de pelota que tuvo algunas variaciones a través del tiempo y que los olmecas jugaban. Sin embargo, mantuvo su esencia a lo largo de los siglos en todas las civilizaciones que lo adoptaron.

Se trata del juego de pelota, del que no se conocen sus reglas, pero se sabe que se jugaba entre cuatro personas, dos por cada bando. La finalidad era pasar la pelota solo usando las caderas, los codos y las rodillas con la intención de que no tocara el suelo.

La pelota era fabricada con hule, una especie de látex, y que era muy abundante en la región, las mismas podían pesar hasta 4 kilos. Los jugadores usaban una especie de peto o protector para la zona media y protectores para las rodillas.

Estos elementos eran confeccionados en pieles de colores, en grosores que pudieran proteger de los golpes al recibir la pelota, los cuales generalmente dejaban contusiones. El campo de juego era rectangular con paredes laterales, verticales o inclinadas, cubiertas de cal y variaciones en sus medidas.

Aspectos adicionales del juego olmeca

La manufactura de las pelotas era de tal calidad que, los conquistadores españoles que lo presenciaron, se asombraron de lo fácil que rebotaban. Las mismas podían medir hasta 22 centímetros de diámetro o menos, dependiendo de la versión, según los hallazgos encontrados en algunas excavaciones.

Adicionalmente, ciertos jugadores lucían en sus cabezas grandes penachos de plumas, según lo ilustran las piedras que quedaron esculpidas representando el juego. Se asume entonces que era una especie de jerarquía, o que algunas versiones del juego eran solo para los de las clases más altas.

La connotación mística de este deporte alude a que, el campo de juego era la entrada al inframundo y la pelota representaba al sol. Por lo tanto, dejarla caer significaba algo terrible para quien cometiera semejante error.

En ciertas culturas que lo asimilaron, esta penalidad implicaba el sacrificio del jugador en cuestión, que lo condenaba a una muerte sin compasión. En otros pueblos solo se jugaba para divertirse, y en ocasiones, para dirimir pleitos o conflictos, sin necesidad de recurrir a la guerra.

Una exquisitez olmeca: el chocolate           

El origen de la planta de cacao no se tiene muy preciso, pero los olmecas fueron los primeros habitantes de Mesoamérica en cultivarlo. El vocablo «cacao» proviene del dialecto olmeca y del Maya Kakaw, producto de los nexos culturales de estos dos pueblos gracias al comercio.

Según la leyenda, el dios Quetzalcóatl perdió a su esposa quien se sacrificó para no dar a conocer dónde estaban los tesoros. Ante esta prueba de amor, el dios obsequió a los hombres la planta de cacao que nació de la sangre vertida por la princesa.

Es así como los olmecas comenzaron a moler las semillas de cacao y las mezclaban con agua, creando una muy deliciosa bebida. Luego los mayas y los aztecas también adoptarían el uso de esta semilla para cultivarla y producir chocolate.

Evolucionando en el tiempo, se comenzó a añadir otros ingredientes para endulzar esta bebida que, en su forma primitiva, es bastante amarga. Miel, canela, vainilla, flores y otras especias se agregaron y el chocolate pasó a ser el manjar de las clases altas.

Beneficios del chocolate para la cultura olmeca

Sabiendo de su valor energético también le era suministrada a los guerreros que conformaban los ejércitos y ciertos comerciantes gozaban de ella también. Su valor estratégico fue tan alto que se empezó a usar como medio de intercambio, incluso como impuesto en las tierras colonizadas.

Los granos de cacao se usaban como moneda, de manera que, un pescado podía valer 3 granos, lo mismo que un aguacate, y un tamal costaba uno. Cuando se trataba de animales o aves más grandes estos podían llegar a ser tan caros como 200 granos.

Se dice que el conquistador Hernán Cortés, luego de probarlo junto a Moctezuma, lo llevaría a España. Otros afirman que Colón, en las costas de Honduras, se encontró un barco Maya y confiscó sus productos entre los cuales llevaban semillas de cacao.

cultura Olmeca cientifiko

Auge y caída

El más importante emplazamiento olmeca se fundó en San Lorenzo, hoy por hoy el más antiguo de sus asentamientos. Otros centros como Tres Zapotes, La Venta, Las Limas y Laguna de Los Cerros fueron ciudades desde donde también irradió esta vasta cultura.

Se ha establecido que, hacia el 900 a.C., San Lorenzo comenzó a perecer y, paralelamente, La Venta empezó un auge que la coronó como la nueva capital. Planificada simétricamente en torno a una gran construcción o pirámide, la organización de la ciudad era asombrosa, llegando a contar hasta 18,000 habitantes.

Luego en La Venta, como ocurrió en San Lorenzo, se produjo un deterioro sistemático de sus construcciones hasta dejar lo poco que se ha conseguido de ella. No se sabe a ciencia cierta cómo, de manera intempestiva, este imperio empezó a declinar y a desaparecer sin dejar muchos rastros.

Lo misterioso es, ¿qué quisieron comunicar y transmitir con sus colosales cabezas y sus rostros tallados en jade casi a la perfección? Por otra parte, ¿cómo lograron una organización social tan robusta y eficiente, pero no pudieron evitar su caída?

Lo fascinante es su legado religioso, artístico y cultural, permeando hasta las civilizaciones aledañas que asimilaron muchos de sus logros, costumbres e invenciones. Los investigadores sostienen que hay mucho más por desenterrar y descubrir de esta cultura asombrosa, de seguro muchas sorpresas maravillosas nos aguardan para ser admiradas.

  • Referencias:

https://es.wikipedia.org/wiki/Arte_olmeca

www.caracteristicas.co/cultura-olmeca/#Nombre_Olmeca

www.antenacolegio.com/post/2014/10/12/chocolate-una-historia-de-olmecas-mayas-y-aztecas


Si te gusta este post, compártelo con tu amigos
Mou D. Khamlichi

Mou D. Khamlichi

Autor

Contenido Relacionado

Más contenido creado por nuestros autores