el boton

El botón: todo lo que no sabías de este curioso invento

Por: Mou D. Khamlichi
Si te gusta este post, compártelo con tu amigos

El botón es una de esas tantas cosas que existen que no le prestamos atención. La mayoría de las veces suele ser muy pequeño y la única manera de darnos cuenta de él es que nos haga falta.

Ciertamente es una de las herramientas más prácticas que hay para ajustar la ropa o mantenerla en el lugar adecuado. Si lo piensas bien, está presente en casi cualquier prenda que tienes en el clóset. Sin embargo, predominan en cantidad en las camisas y las chaquetas.

Actualmente podemos ver los botones en diferentes tipos de presentación, variedad en colores, tamaños y material que le aportan funcionalidad y belleza. Cuando empezaron a usarse los botones, no fue con la intención de que fuesen prácticos sino meramente decorativos.

Lo cierto es que fue un invento que ofreció a la humanidad la solución para algunas necesidades. Ya fuese por estética o provecho sigue siendo un elemento pequeño y necesario en la vida de todos. Es probable que ya sepas lo que es. Pero, ¡sigue leyendo! Conocerás un poco más sobre el botón desde sus orígenes hasta la actualidad.

el boton

¿Qué es el botón?

Etimológicamente hablando, la palabra botón proviene de un vocablo francés boton, boter que significa «salir, brotar». Conociendo el origen de su nombre podemos darnos cuenta que «sobresalir» es una de las principales características del botón.

El botón es una pieza generalmente muy pequeña de forma redondeada y plana con unos orificios en el medio para poder coserlos con hilo. Pueden estar hechos de infinitos materiales como metal, cerámica, madera y actualmente (como la mayoría) de plástico.

Los agujeros que tiene el botón en el medio pueden variar de uno hasta cuatro. Esto depende del diseñador y de que tan fuerte se quiere que estén cocidos. Aunque suelen ser redondos y planos, también existen muchos modelos de distintas formas o espesor y depende de lo práctico u ostentoso que se necesite que sea.

Además de su forma o función también existen de todos los tamaños. Pueden ser diminutos o inmensos, sencillos o elegantes. Incluso, hay modelos que están desnudos o cubiertos de tela. Sea cual sea su aspecto, debe poder servir para abrochar prendas y zapatos o como elemento decorativo.

¿Quién inventó el botón?

Como casi todos los inventos, por tener un antecedente histórico tan antiguo, se desconoce la fecha exacta de la creación del botón y por ende a su creador. Así que debes tener presente que hablando históricamente de algo tan popular como el botón no se sabe a quién se le debe el crédito por su creación.

Sin embargo, de lo que si hay registro en la historia es de unas piezas hechas con conchas de mariscos que tenían orificios en el centro muy parecidos a los botones. Estas piezas son lo más cercano a los primeros botones que se hayan conocido. Si hablamos de tiempo se estima que tales objetos surgieron aproximadamente en el año 2000 a.C.

Se le pudiera conceder a parte del territorio continental asiático y medio oriente el nacimiento de las primeras ediciones de este invento. Para la época fue allí donde surgió el botón como una innovación.

el boton

Antecedentes históricos del botón

El botón existe hace 4000 años aproximadamente y tal vez un poco más. Se ha venido mencionando que pueden ser ornamentales o funcionales y es que en sus orígenes solían ser únicamente decorativos. Empiezan a ser más prácticos cuando se usan para convertir las prendas en piezas más ajustadas al cuerpo.

La ropa que se usaba en la antigüedad no tenía ojales y no estaban confeccionadas para ajustarse con botones. Por esta razón, las prendas eran holgadas para que la costura no se desajustara o se rompiera mientras las personas se las colocaban. Todo eso cambió cuando apareció el ojal, otra pequeña parte indispensable en las indumentarias.

El ojal es una perforación pequeña en la tela que se implementó para abrochar o desabrochar el botón en el otro extremo de la tela. Esta innovación permitió que la vestimenta pudiese quedar más ceñida al cuerpo y que no necesitara ser amarrada o atada con nudos.

Desde entonces, el botón empezó a ser cada vez más necesario en la ropa de las personas y hasta el momento también se usan en otros objetos. Hoy día podemos verlos presentes en zapatos, bolsos, cortinas, y muchas otras cosas más.

Evolución histórica del botón

Echemos un vistazo al recorrido histórico que ha hecho el botón a través de los años.

  • Siglo XII. Para ajustar las mangas desde el hombro hasta el puño, las confeccionistas tenían que desprender las piezas para repararlas. El botón hizo que esta tarea fuese mucho más fácil de realizar. En esta época empezó a fabricarse y usarse masivamente.
  • Siglo XIII. Se convirtieron en tendencia para mejorar la apariencia estética de los trajes. Los adinerados utilizaban broches preciosos para abrochar sus prendas, mientras que los no pudientes lo hacían con nudos o ganchos.
  • Siglo XV. Durante la época de Enrique IV de Castilla, se implementó el botón como un accesorio atractivo para las indumentarias formales.
  • Siglo XVI. Se empezaron a fabricar manualmente con el propósito de que tuviesen un acabado ostentoso. Materiales como el oro y joyas que eran incrustadas fueron utilizados en su producción. Francisco I de Francia una vez usó un traje que contenía más de 13.000 botones cocidos a una tela negra de terciopelo.
  • Siglo XVII. Son fabricados con forrajes de tela y bordados. Se usaban en diferentes prendas.
  • Siglo XVIII. Empezaron a usarse dentro de la ropa para disimular sus diseños de carácter sexual. Este tipo de botones, según su modelo, tenían mucho que decir del individuo que lo llevaba puesto y dependiendo del material con que fuesen hechos otorgaban distinción social a su portador.
  • Año 1930. Hasta entonces, habían sido hechos con hueso, madera o perlas. A partir de 1930 se empieza a usar un material sintético que permitió fabricarlos de distintos colores y formas.
el boton

Clasificación de los botones

Existe una variedad inmensa de diseños de botones y para clasificarlos podemos dividirlos en las siguientes características:

Según su material

Como ya sabemos, desde la antigüedad se han utilizado infinidad de materiales para la materia prima de los botones. Esta característica influye mucho en la durabilidad del botón y puede darle mucha variedad a su aspecto físico. Entre ellos tenemos:

  • Naturales. Hechos con productos de la naturaleza, en el pasado era muy común usar hueso o la piedra. Otros más recientes fueron la madera o la concha del coco. Por motivo del avance tecnológico se han ido desplazando por otros.
  • Esmaltados. Son generalmente de resina como el epoxi.Este materialsuele ser muy resistente.
  • Plásticos. Son hechos de plástico, puede encontrarse en la mayoría de los botones actuales. La materia prima es una fusión de sintéticos que hace que el botón termine siendo ligero y fuerte.

Su Tipo

El tipo de botón radica en el diseño de sus orificios, las cantidades y la posición de los mismos. Entre ellos están:

  • Vástago. Este tipo de botón contiene un aro en la parte trasera que permite unirlo con hilo a la tela. La unión queda escondida detrás del botón.
  • Plano. Los de este tipo tienen los orificios justo en el medio, a través de ellos se ve hacia el otro lado del botón. En estos se nota el tejido del hilo que uno el botón con la tela. Pueden tener en su mayoría de dos a cuatro orificios.

Forma

La forma de un botón no tiene limitación, aunque lo típico es que sean redondos. Existen muchísimos diseños que le dan diferentes formas y texturas. Desde círculos hasta estrellas son las formas que puede tener un botón. Todo ello gracias a que hoy en día se utiliza plástico y este es muy moldeable.

Estilo

En el estilo podemos hacer distinciones con respecto a la ocasión o la prenda que lo llevará puesto.Existen clásicos, de antaño, modernos o hasta creativos. Pueden ser tan sencillos, delicados, ostentosos o extravagantes como se requiera.

Tamaño

Las dimensiones del cuerpo de un botón varían en cada diseño. Existen muchos tamaños (pequeños o grandes) y solo en algunas ocasiones se estandarizan las medidas. Por ejemplo, en la mayoría de los casos, los botones de las camisas de hombres miden 11 mm.

Botones de poliéster

El botón de poliéster es uno de los botones cuya producción es una de las más versátiles. Por las características químicas de este material se puede manipular para hacerlo parecer externamente como cualquier otro. Incluso, a veces sería difícil distinguirlos si son reales o de imitación.

Pueden producirse en los de «barra» cuando el poliéster viene en esta forma. Cuando es así, generalmente vienen en muchos colores y matices distintos. Pero, para la manufacturación de los botones planos se convierte a la materia prima en una delgada lámina y así es más fácil pintarlos. Estos son casi siempre del mismo color.

Los botones de poliéster también pueden ser transparentes, siendo este tipo uno de los más comercializados en el mercado.

Para su producción se toma en cuenta el acabo final que se desea, por lo que se utilizan una gama de distintos productos sintéticos. De esa manera se logra el color, la textura y el brillo que se requiera.

Ventajas de los botones de poliéster

  • Son los botones con más demanda en el mercado.
  • Son económicos.
  • Son fáciles de manipular.
  • Son muy resistentes.
  • Existen infinidad de variedades.
  • La medida puede variar entre 12 a 72 mm, por lo que, pueden usarse en casi cualquier prenda.
  • Se producen los mismos diseños en cantidades masivas.

Botones de nácar

Son conocidos por transmitir belleza, delicadez y elegancia. Este tipo de botón se utiliza en prendas finas que necesitan un toque de distinción. Se producen en diseños y tamaños distintos y se considera que su uso es tan decorativo que a veces hasta desplaza a la joyería como accesorio.

Este material hace que los botones se vean como piezas pequeñas de conchas naturales. Sus principales productores hoy en día son Japón y Filipinas.

El proceso de manufacturación actual es muy distinto al de la antigüedad y por ende es mucho más fácil manipularlos y moldearlos. Por la belleza propia de este material no se requieren muchos productos químicos para modificar los botones, pues son naturalmente muy bonitos.

Una de las características físicas de estos botones es que por la parte de atrás conservan su textura natural y oscura. Ahora, por delante se abrillantan y se hacen más claros. Miden aproximadamente entre 14 y 18 mm.

Ventajas de los botones de nácar

  • Son naturalmente brillantes y tornasoles.
  • Son un sello distintivo de la ropa elegante.
  • Algunos diseños se han convertido en valiosas obras de arte.
  • No se ameritan más que un elemento natural para hacerlos y su producción no requiere tantos aditivos químicos.
  • Su composición es muy parecida a la de las perlas.

Botones de metal

Los botones de metal actuales se utilizan en su mayoría para las vestimentas de tipo vaquero. También, se usan para prendas elegantes, pues el metal puede tener un acabado brillante y lujoso.

Botones de hueso

Aunque el hueso es un material que se usó en la antigüedad, sigue usándose también al día de hoy. Este es uno de los materiales más resistentes y fuertes. En los botones de hueso se pueden grabar dibujos o letras. Hace muchos años se hacían las grabaciones manualmente, pero en la actualidad se hace con láser.

Actualmente se utiliza una técnica que se llama flaming, consiste en usar fuego para quemarlos y darles un aspecto antiguo muy llamativo. Esto puede hacerse porque el hueso es bastante resistente a las temperaturas altas.

Ventajas de los botones de hueso

  • En la antigüedad era un material fácil de conseguir.
  • Los costos de manufacturación eran bajos y el producto final era muy práctico.
  • No han sido desplazados en su totalidad por los avances tecnológicos.
  • Refuerza la lucha por el uso de materiales naturales.
  • Son altamente decorativos.
  • Algunos se encuentran dentro de colecciones de antigüedades.

Botones de madera

Los botones de madera son fáciles de moldear y manipular. El color y la forma son detalles que no son nada difíciles de modificar. Sin embargo, el color natural de la madera provee de pintas muy peculiares. La madera es un material fácil de encontrar y de usar por lo que el resultado final es de mucha calidad.

Ventajas de los botones de madera

  • La materia prima es súper accesible.
  • Es un elemento natural por lo que no se usan muchos químicos en el proceso de producción.
  • Son fáciles de grabar a mano o con láser.
  • Se pueden quemar para darles un acabado único.
  • Son perfectos para usarlos con vestimenta de estilo vintage.

Botones forrados

Para este tipo de botones es necesario llevar a cabo un trabajo de manufacturación muy delicado y cuidadoso. Generalmente se utiliza tela para el forro y en algunos casos cuero. Sus medidas dependen mucho de las exigencias del cliente, pero pueden variar entre 14 a 40 mm y en su mayoría se hacen a mano.

Botones grabados

Los botones de este tipo son los que tienen detalles en letras o dibujos. En la antigüedad solían ser muy personales y únicos. Se hacia el tallado con trabajo manual. El grabado se hace en la parte posterior o en el borde del botón. Los grabados de hoy en día se realizan con láser.

Los grabados pueden realizarse en cualquier botón de todo tipo de material gracias a la tecnología láser. Y con esto, tampoco es necesario usar pintura ya que puede programarse el color en la máquina láser. Una particularidad del botón de cuero es que la inscripción con calor suele volverse de color naranja.

Proceso de fabricación del botón más popular

En primera instancia es necesario elegir el material con el que serán fabricados los botones. En esta oportunidad hablaremos del más común que es el de plástico, únicamente para poder conocer los detalles de la creación de estos pequeños objetos. En el proceso se observa:

  • Selección de la materia prima. Los botones más comercializados son los de plástico o poliéster. Entre ellos se encuentran elementos como el ABS, nylon, acrílico, entre otros. La versatilidad de estos elementos permite procesarlos con calor para darles la forma deseada y un acabado brillante a la superficie.
  • Diseño de moldes. No se pueden fabricar botones de manera masiva si no se tiene un molde para ello. El molde es una importante pieza para crear el botón y de él dependen el diseño y el tamaño del resultado final de la pieza.
  • Moldeo. Con la materia prima y el molde ya se tiene la mitad del trabajo hecho. En la máquina de moldes se debe configurar el calor y la presión que se desee utilizar. En un barril se derrite el material y a través de una tubería de inyección se vierte el contenido en el molde.
  • Temperatura del molde. El molde debe estar a una temperatura más baja para que el contenido se enfríe y se ajuste al molde. Una vez terminado se abre el molde y listo, el proceso está casi terminado.
  • Separación. Para separar los botones de los moldesse utiliza un separador especialque mezcla durante unos minutos el molde y el botón hasta que ambos se desprenden.
  • Aguafuerte. En una máquina son colocados los botones semiacabados para que dentro de ella giren y causen fricción. Este proceso otorga al botón un acabado más suave y para ello se utilizan cal y agua.
  • Galvanoplastia. Este proceso es uno de los más utilizados en la producción de botones. Consiste en revestir el botón con una solución de cobre ácido y el acabado externo necesario para obtener el producto final. Con este paso queda totalmente terminado.

¿Cómo coser un botón a mano?

Parece algo sencillo de realizar y es algo muy común en algunos hogares. Sin embargo, para realizar esta tarea de forma correcta y manualmente debes seguir los siguientes pasos:

  • Elegir el hilo. Puede ser el hilo normal o un hilo especial para botones que es más resistente. Inserta el hilo en la aguja y ata un nudo con los dos extremos del hilo.
  • Colocar los botones. Mantén siempre cerca de la tela los botones. Así los ubicarás en la posición y distancia correcta.
  • Ajusta la costura. Debes atravesar la tela y el botón con la aguja. Pasa el hilo a través de los agujeros y con cada puntada hay que apretar la costura.
  • Usa alfileres. Para que el botón guarde una distancia entre él y la tela, colocar un alfiler entre ambos. Lo ideal es que el botón no quede tan justo a la tela.
  • Mide las puntadas. Realizar las puntadas necesarias para que la costura sea fuerte y resistente.
  • Asegura bien el botón. Atraviesa únicamente la tela o el material con la aguja y dale varias vueltas detrás del botón. Insertar la aguja de nuevo y detrás de la tela realiza varias puntadas para asegurar bien el botón.

¿Cómo coser un botón con máquina de coser?

Si tienes a tu disposición una máquina de coser, la tarea de coser un botón se vuelve más fácil y más rápida. Para hacerlo necesitas un prensatela, una aguja grande, un alfiler de cabeza redonda y por supuesto, el hilo y el botón. Realiza lo siguiente:

Configura la máquina

  • Desactiva los dientes de arrastre.
  • Selecciona «0» como el largo de la puntada.
  • El ancho de la puntada dependerá de la distancia entre los huecos del botón.
  • Selecciona la puntada de tipo zigzag con cuatro a seis mm.

Luego de la configuración

  • Instala el prensatelas en la máquina.
  • Ubica el botón en el lugar de la tela donde se desee.
  • Baja el prensatelas y deja un cabo de hilo de 7 a 9 cm.
  • Coloca la aguja en el agujero izquierdo del botón.
  • Baja y sube la aguja con el volante manual y asegúrate de que los orificios estén bien posicionados.
  • Realiza las puntadas necesarias y luego usa una puntada recta para asegurar la costura.

Uso creativo de los botones

Además de usarlos para lo que fueron hechos los botones también han sido usados para decorar muchos objetos con el fin de hacerlos divertidos y únicos. En este caso pierden la cualidad de funcionar como sujetadores o ajustadores de la tela en las indumentarias.

Para ser creativos con los botones, puedes usarlos tal y como se usaban al principio, solo para decorar. Algunas ideas para usarlos en prendas distintas a la ropa son:

  • En cintillos
  • En collares
  • En pulseras
  • En zarcillos
  • Forrados y usados como imán
  • Adornos para la casa

Realmente los puedes usar en tantos objetos como lo desees. Incluso, pueden ser de uso personal o de la casa. La imaginación no tiene límites.

La tienda que posee «todos los botones del mundo»

Una tienda que lleva por nombre «La Casa de los Botones» se encuentra ubicada en México, exactamente en el área de restaurantes de Polanco, Ciudad de México. Su dueña y fundadora es Mary Anne Burton, una mujer proveniente de Nueva York y que ha logrado mantener la tienda por más de 30 años.

Según Mary Anne la tienda tiene un inventario inmenso, con disponibilidad de diseños importados provenientes de todas partes del mundo. En su tienda puedes encontrar botones de todo tipo de materiales, desde los más sencillos y comunes hasta los más elaborados y elegantes.

Datos curiosos sobre los botones

Son innumerables los datos curiosos que están reflejados en la historia con respecto a los botones. Sin embargo, mencionaremos a continuación los datos más relevantes.

Ubicación según el género

Una de las curiosidades acerca de los botones es la ubicación de ellos. Esto depende si pertenecen a una prenda masculina o una prenda femenina. Por ejemplo, en las camisas para caballeros los botones se cosen en el lado derecho de la tela. En las camisas para damas se colocan en el lado izquierdo.

No se sabe con exactitud por qué es distinta la ubicación de los botones en las camisas para mujeres y hombres. Se cree que pudiera ser para distinguirlas las unas de las otras, o tal vez, porque los hombres se vestían solos y las mujeres eran vestidas por las sirvientes.

Supersticiones

Una creencia supersticiosa indica que encontrarse un botón de color blanco y con cuatro orificios significa buena suerte, tanto como con un trébol de cuatro hojas.

Los botones de oro, plata y diamante

En la antigüedad, muchos personajes gastaron muchísimo dinero en botones de oros o piedras preciosas. Por ejemplo, alguien encargó más de 13.000 botones de oro para un solo traje, otra persona mandó a hacer 216 botones de plata en forma de calavera y uno tuvo en su poder 104 botones de diamantes.

Los coleccionistas

Actualmente existen personas que se dedican a coleccionar botones y pagarían lo que sea por ellos. Sobre todo, los que son reliquias antiquísimas y tienen detrás un excelente antecedente histórico.

Muchos botones solo se exhiben

Algunos botones se cosen únicamente para ser exhibidos y no para cumplir con un propósito práctico.

El botón, uno de los accesorios más antiguos en la vida del ser humano

Este agregado decorativo tan diminuto es a veces insignificante para muchas personas. Paras las generaciones más modernas el botón tal vez ha perdido la importancia y el valor inicial. Esto puede deberse a la producción repetida y en grandes masas de estas piezas, lo cual desplazó la originalidad y particularidad de los botones.

En sus inicios fue creado como un ornamento para embellecer la ropa y con el paso de los años fue haciéndose cada vez más útil. Su diseño fue ampliándose y adaptándose a las necesidades del hombre y la mujer. Además de ser decorativos cumplieron la función específica de unir y ajustar las prendas.

Hasta la fecha, el botón sigue usándose prácticamente igual y lo que más ha cambiado los matices de su existencia es la evolución y los avances tecnológicos. Esto ha hecho que su producción sea mucho más eficaz. Así fue como se convirtió en un objeto con mucha variedad de diseños totalmente comercial.

El botón ha estado presente durante numerosos años en la humanidad y es importante que conozcamos su evolución desde aquel momento en que nuestros antepasados decidieron que era necesario crearlo.


Si te gusta este post, compártelo con tu amigos
Mou D. Khamlichi

Mou D. Khamlichi

Autor

Contenido Relacionado

Más contenido creado por nuestros autores