Francesco Redi

Objetando la generación espontánea con Francesco Redi

Por: Mou D. Khamlichi
Si te gusta este post, compártelo con tu amigos

Ubicada al este de la Toscana en Italia, la población de Arezzo da la bienvenida a este mundo a uno de los más notables del siglo XVII. Francesco Redi llega el día dieciocho del segundo mes del año 1626, a ser miembro de una privilegiada familia italiana de la Toscana.

Su infancia fue tranquila, y tuvo acceso a una excelente educación y algunos privilegios. Su padre un médico respetable, además se encargaba de la atención y cuidados de una de las familias más poderosas, los Medici. Como cortesano su padre tenía recursos para garantizarle una de las mejores educaciones.

Loa primeros años de su educación estuvieron a cargo de los monjes jesuitas, y estos estudios los llevó a cabo en su ciudad natal Arezzo. Al culminar esta etapa, inicia estudios en la Universidad de Pisa, y sigue los pasos de su padre, estudia medicina y se titula en 1647.

Durante este siglo ocurren grandes cosas que influenciarán de alguna manera, no solo a Francisco Redi, sino también a muchos otros científicos de la época. Esta centuria estuvo marcada por guerras, pestes y hambrunas, a pesar del naciente resplandor económico de algunos países como Francia y Países Bajos.

La curiosidad de Redi es influenciada por la revolución científica de su época, movimiento que abarca los siglos XVI y XVII, transformando antigua creencias. Se deja de lado conceptos medievales, evolucionan el pensamiento y conocimiento en diferentes áreas de la ciencia; convirtiéndose en uno de los períodos históricos más importantes.

Francisco Redi científico y medico real

Tan solo dos años después de titularse, Francesco Redi se interesa por el estudio de las serpientes y la forma en que actúa su veneno. Como biólogo, otra rama a la cual se dedicaba, estudió minuciosamente estos animales. Para ese entonces muchas creencias acerca de esta materia, eran más de tipo mitológico.

Una de las primeras creencias refutadas por Redi es el hecho de que estos animales no son degustadores de vino. Otro mito refutado fue que no se encontró rastro de veneno en la vesícula biliar de estas.

Uno de sus experimentos referente al veneno de víbora, consistió en dar a ingerir la toxina a un espécimen, mientras en otros animales era inyectada. Con este ensayo demostró que de forma ingerida su acción no era mortal.

Contrariamente, los animales inoculados con la toxina mostraron una coagulación en su sangre, así como otros efectos que efectivamente causaron la muerte de estos. Con estos ensayos concluyó, que el efecto mortal de la ponzoña de las serpientes ocurre cuando esta entra directamente en el torrente sanguíneo.

Al igual que su padre, Francisco Redi se convirtió en médico de la familia Medici, atendiendo directamente a Fernando II Duque de la Toscana. Su labor en la corte comenzó en 1654 como médico de cabecera del Duque, hasta su muerte en 1670. Continuó luego al servicio de su hijo Cosme III, quien le sucede al trono.

De la generación espontánea a la biogénesis

Aristóteles plantea su hipótesis de generación espontánea, en la cual los seres vivos podrían existir gracias principalmente, a la influencia de seres superiores. Lo seres vivos, según esta teoría, podían provenir bien de materia inorgánica, materia orgánica descompuesta o una mezcla de ambas.

Durante centurias este supuesto predominó entre filósofos, el único aval que la sostenía eran conjeturas derivadas de observaciones simples no científicas. El hecho de ver nacer hongos a partir de desechos, o surgir ratones de la basura u objetos desechados, hizo válida esta teoría. 

La curiosidad fue despertada en Francesco Redi a la hipótesis de William Harvey en 1651, según la cual la vida puede originarse a partir de huevos. Para el momento esta teoría no tuvo una buena acogida, ya que tampoco contaba con observaciones realizadas por Harvey.

Francisco Redi sintió una gran inquietud por probar dicha hipótesis, ya que era un escéptico con respecto a la teoría de la generación espontánea. Entonces comienza a pensar la forma de llevar a cabo un experimento que permitiera comprobar dicho planteamiento realizado por Harvey.

Francisco Redi comprueba la teoría de Harvey

El impulso y curiosidad por descubrir la veracidad o no del novedoso planteamiento hecho por William Harvey, lo lleva a idear su más conocido experimento. Este consistió en comparar muestras de carne en condiciones un poco variable, que podían estar en contacto o no con moscas.

Para su primer experimento, Francesco Redi colocó muestras de carne de pescado o de mamíferos en tinajas tapadas y otras en tinajas abiertas. Concluyó luego de varios días que el contenido de los recipientes sin tapa, donde llegaban las moscas, aparecieron gusanos, al contrario de los recipientes cerrados.

De acuerdo a estos resultados, la presencia de gusanos debía ser producto de huevecillos depositados por las moscas, con esto lograba contradecir la generación espontánea. Sin embargo, estos resultados fueron objetados por la comunidad científica; quienes explicaban la ausencia de gusanos en los recipientes cerrados a la falta de aire.

Realizo Francesco Redi un par de experimentos más, cambiando algunas variables. Por ejemplo, agregó otro contenedor que no fue tapado completamente, este no fue cubierto con gasa para permitir la entrada de aire. Los resultados fueron similares, los recipientes cubiertos con gasa o completamente no presentaron gusanos.

A un siguiente experimento agregó, en los frascos tapados, moscas y gusanos muertos. El resultado se repitió, los recipientes cerrados nuevamente no presentaros gusano u otros insectos vivos a diferencia de los abiertos, refutando la hipótesis de aristotélica.

Logros científicos de Francesco Redi

Sus estudios acerca de las víboras y su ponzoña quedan registrados en una publicación titulada “Observación en torno a las víboras”. En estos estudios detalla sus hallazgos y con ello abre las puertas a una nueva disciplina, como lo es la toxicología.

Se interesó también por la observación de parásitos dejando registro de diferentes especies como pulgas, garrapatas, lombrices entre otras; en su tratado de 1664. Es por ello que también se le adjudica a Francisco Redi la paternidad de la helmintología.

Su logro más reconocido proviene de sus “experimentos sobre la generación de insectos” con lo que sostiene que la “vida provine de la vida”. Así, desmonta conceptos erróneos acerca del surgimiento de la vida.

Uno años más tarde su experimento es avalado por los ensayos realizados por Leeuwenhoek y sus observaciones realizadas con superlupas fabricadas por él. Este otro científico pudo demostrar la existencia de diminutos organismos y la reproducción a través de minúsculos huevecillos.

Destacado médico, científico, biólogo, naturalista; pero también destacado escritor y poeta, integrante de sociedades intelectuales. Su poema más conocido es “Baco en Toscana”. Fallece el primer día del tercer mes de 1697 en la localidad Toscana de Pisa.

 Referencias

https://es.wikipedia.org/wiki/Siglo_XVII#A%C3%B1os_1640

https://es.wikipedia.org/wiki/Revoluci%C3%B3n_cient%C3%ADfica

https://www.greelane.com/es/ciencia-tecnolog%C3%ADa-matem%C3%A1ticas/ciencia/biography-of-francesco-redi-4126774


Si te gusta este post, compártelo con tu amigos
Mou D. Khamlichi

Mou D. Khamlichi

Autor

Contenido Relacionado

Más contenido creado por nuestros autores