Max Planck

¿Quién es Max Planck?

Por: Mou D. Khamlichi
Si te gusta este post, compártelo con tu amigos

Albert Einstein en algún momento de su vida se refirió a Max Planck indicando que: “Se trataba de un sujeto al que le fue dado el don de brindar al universo una importante iniciativa inventora”.

Max Planck destacó entre muchos otros por ser artífice de grandes aportes a la física. Cada uno de sus estudios tuvo respaldo a lo largo del tiempo por otros científicos. Una de sus investigaciones más relevantes fue un estudio en el cual era posible predecir la posibilidad de que un hecho específico se originara en un lapso de tiempo puntual, sin establecer la exactitud cuándo pasará. Esta investigación, es lo que se conoce hoy en día como la teoría cuántica.

Biografía de Max Planck

Ernst Karl Ludwig Planck vio por primera vez el mundo el 23 de abril del año 1858. Original de Kiel, Alemania. A pesar de ser reconocido como uno de los físicos más sobresalientes de toda la historia, Planck contaba con otras aptitudes en las cuales también era un verdadero genio. Tenía capacidades para otras disciplinas disímiles entre sí como las letras y las artes.

No obstante, terminó orientándose por el estudio de las ciencias puras. En tal sentido, decidió cursar sus estudios en las universidades de Berlín y Múnich. Fue entonces que se especializó como físico.

Familia de académicos

En primer lugar, es importante mencionar que la familia de Max Planck ya mantenía un amplio camino académico recorrido. Tanto su bisabuelo como su abuelo, ocuparon cargos de docencia en la Universidad de Gotinga. Eran destacados profesores de teología. Por otra parte, su padre, Wilhelm Johann Julius von Planck, formó parte de los profesores que impartían clases de abogacía tanto en Munich como en Kiel. Finalmente, su tío destacó por ser abogado en Gotinga y uno de los creadores del Código Civil alemán.

Infancia y adolescencia de Max Planck

Max Planck llegó al mundo en 1858. Sus padres fueron Emma Patzig y Julius Planck. No era hijo único, de hecho, tenía otros cuatro hermanos por consanguinidad y dos medios hermanos por parte paterna de un matrimonio anterior.

Los primeros años de su vida los vivió en Kiel. Sin embargo, al cumplir seis años, toda su familia se trasladó a Munich. Estando en esta ciudad alemana, inició su preparación académica en Maximiliansgymnasium. Es importante mencionar que la mayoría de los niños que para entonces compartían clases con Planck pertenecían a núcleos familiares bastante populares para la época.

Al cumplir 16 años de edad, consiguió su título de graduación. Tenía un talento indiscutible para la música. En tal sentido, desarrolló destrezas para tocar algunos instrumentos musicales como el piano y el chelo. Por otro lado, también se sentía atraído por otro tipo de estudios como las ciencias, así como también, la filosofía.

¿Cómo decidió ser físico?

Sin duda alguna, esta fue una decisión compleja, ya que se sentía atraído por muchas opciones de estudio y tenía cualidades para todas. Al momento de escoger su área de estudio, requirió la opinión de uno de sus profesores de física (Philipp von Jolly). Este último, le hizo saber que para entonces ya todos los aspectos de la física habían sido descubiertos por otros científicos, por ende, no existía gran oportunidad de destacar. No obstante Max Planck, decidió estudiar física en la Universidad de Munich con el objetivo de entender los criterios básicos que rigen esta materia.

Inicia sus estudios en la Universidad de Munich

Durante el período de 1874 a 1875, Max Planck se matriculó en la facultad de física. En este proceso universitario, se destaca por llevar a cabo experimentos propios que ya lo hacían ponderarse como un futuro fenómeno de las ciencias. Luego, quiso orientarse un poco más hacia la física más teórica que práctica. Por otro lado, en paralelo con sus estudios, dedicaba tiempo también al coro universitario para el cual realizó una composición que tiene por título Die Liebe im Walde.

Para el año 1877, continuó sus estudios de física en la ciudad de Berlín, específicamente en la Universidad Friedrich-Wilhelm.

Titulación y doctorado

Una vez culminada su formación universitaria, Max Planck obtuvo el título de físico en la misma Universidad de Berlín en el año 1879. Su tesis doctoral estuvo centrada en el segundo principio de la termodinámica. Posteriormente, recibe el nombramiento de profesor de la universidad de Munich en el año 1885 y de Berlín en el año 1889.

La ley de Planck

Específicamente en el año 1896 combinó el segundo principio de la termodinámica con la ley de Wien y para el año 1900 estableció la ley conocida como “Ley de Planck”.

En el transcurso del año 1900 logró establecer esta ley basándose en aspectos esenciales de la termodinámica. Para poder definir los parámetros de su investigación, planteó dos hipótesis:

En primer lugar, se basó en la teoría expuesta por Ludwig Boltzmann. De acuerdo con lo que establece esta ley, el segundo principio de la termodinámica posee un enfoque estadístico.

En segundo lugar, menciona que el cuerpo negro se encarga de sustraer la energía electromagnética en proporciones que no se pueden dividir. A esto último, lo definió como quanta.

La constante de Planck

La valoración numérica de estas quantas tiene que ser idéntica a la frecuencia de las transmisiones y multiplicarla, a su vez, por una constante genérica. Esta se encuentra definida como constante de Planck.

Del mismo modo, es importante mencionar que gracias al uso de esta constante fue posible el surgimiento de otros valores de constantes. Además, fue definido el número de Avogadro.

Centrado en el análisis del fenómeno radiactivo en el cuerpo negro, intentó explicar todas las particularidades termodinámicas. Por otra parte, trajo a lugar la entropía, adicionalmente a la energía. De acuerdo con el punto de vista de Boltzmann que defendía la imposibilidad de lograr un proceso satisfactorio para la nivelación entre la radiación y la materia sin suponer una interrupción en las etapas de absorción y emanación, consiguió plantear la “fórmula de Planck”.

Esta fórmula expresa exactamente el repartimiento espectral de la energía en el proceso radiactivo del conocido cuerpo negro. Para poder conseguir estas conclusiones Max Planck, tuvo que reconocer que los electrones no eran capaces de representar acciones arbitrarias. Es decir, solo son capaces de describir movimientos puntuales predilectos. Por consiguiente, las energías que poseen los electrones surgían y eran absorbidas en proporciones limitadas idénticas. En palabras más simples, se encontraban contabilizadas.

Una gran revelación para la física del siglo XX

La conjetura de Planck con respecto a la cuantificación de electrones, representó una gran polémica para la física convencional de la época. De hecho, fue tan influyente que incidió en el análisis del efecto fotoeléctrico desarrollado por Albert Einstein. Además, tuvo repercusión en la creación del modelo del átomo que estuvo a cargo de Niels Bohr.

Albert Einstein, determinó en el año 1905 que la el único modo de explicar el efecto fotoeléctrico, consistía en admitir que en un proceso de radiactividad de frecuencia específica la energía se agrupa en átomos y su valoración equivale al resultado de la constante de Planck multiplicado por la frecuencia.

No obstante, pese a este resultado Planck y Einstein se negaron a admitir la exégesis probabilística del proceso cuántico.

Premio Nobel de física

Sin lugar a dudas, Max Planck representa un ejemplo claro de conocimiento y trabajo constante. En tal sentido, todas sus investigaciones fueron reconocidas en el año 1918 cuando le fue otorgada la premiación honorífica gracias a todos sus aportes para avances de la física y en más importante de todos, la teoría cuántica.

Fallecimiento de su hijo Erwin

Efectivamente, Max Planck tuvo una amplia carrera profesional y fue reconocido académicamente por muchos científicos y grandes conocedores de la época. Sin embargo, en su vida íntima, tuvo que pasar por gran cantidad de situaciones adversas.

Una de las tragedias más prominentes de la vida de este reconocido físico, fue el asesinato de su hijo Erwin a manos de los nazis. Este hecho tuvo lugar el 03 de enero del año 1945. La causa de este lamentable hecho, fue la acusación de pretender asesinar a Hitler. A pesar de que Planck hizo todo lo posible por conseguir que Hitler les diera a los judíos la oportunidad de seguir realizando sus investigaciones científicas, no fue posible convencerlo.

Estragos de la Segunda Guerra Mundial

Además de la lamentable pérdida de su hijo, Planck sufrió la destrucción de su vivienda ubicada en Berlín a causa de un bombardeo aéreo. Gracias a los daños, perdió su biblioteca y todos los manuscritos que había elaborado durante mucho tiempo.

Socorrido por tropas de Estados Unidos

Tras la catástrofe en la cual su casa fue destruida, Max Planck y su esposa acudieron a un refugio para protegerse de la guerra. El lugar se situaba en un pueblo discreto encima del Río Elba. Sin embargo, este lugar fue seguro hasta que terminó por convertirse en un campo de batalla.

Una vez que los alemanes se rindieron, Planck y su esposa huyeron con dirección al bosque para poder mantenerse a salvo. Finalmente, encontraron otro lugar para cuidarse, siendo este un establo.

Para la fecha, este gran investigador y científico ya era un hombre de edad, pues tenía 87 años. Las tropas norteamericanas lo encontraron entonces y junto a su esposa fue rescatado antes de que las tropas rusas consiguieron avanzar hasta el lugar.

En ese momento, el científico fue llevado hasta Gotinga, lugar en el cual falleció el 4 de octubre del año 1947. Para ese momento tenía 89 años de edad.

El diario de Max Planck

El padre de la teoría cuántica, se destacó entre otras muchas cosas por ser considerado uno de los primeros científicos de la historia en plasmar sobre el papel todos y cada uno de sus proyectos.

Tenía consigo un diario personal en el que también tenían participación algunos de sus amigos, entre ellos Adolf Leopold quien fuera abogado y el matemático Carl Runge. Este manuscrito pasaba del uno al otro y de este modo iban apuntando todo tipo de información relevante de acuerdo a su área de investigación.

Estos escritos en su mayoría, estaban relacionados con temas profesionales y familiares. En tal sentido, este diario no tuvo mayor relevancia para la ciencia.  

Max Planck: Conservador en asuntos políticos, rebelde para la ciencia

La irreverencia de Max Planck para la ciencia era algo muy característico en él, pero, no era igual cuando se trataba de política. Por una parte, se encontraba Einstein, siendo ideológicamente socialista. En cambio, Planck era todo lo opuesto. Un hombre realmente conservador en la política.

Tras terminar la Segunda Guerra Mundial, los distintos grupos en alianza, debatían la finalidad de la Sociedad Kaiser Guillermo. Esto representaba el centro de la ciencia en Alemania. En tal sentido, los ingleses defendían la posibilidad de mantenerla. En cambio, los originales de América del Norte, querían disolverla.

Finalmente, ganó la última de las opciones. Por ello, llegaron al consenso de colocarle el nombre de algún científico relevante para la época y que sobre todo no hubiese estado vinculado al nazismo. En consecuencia, esta sociedad cambió su nombre por el de “Sociedad Max Planck”.

Max Planck and Albert Einstein

Su elección fue dada por dos circunstancias: la primera de ellas relacionada a que Planck había sido el encargado de crear la teoría cuántica. Además, porque su hijo Erwin había sido asesinado por los nazis.

Este fatídico hecho en la vida del científico, es el punto de partida de la compilación bibliográfica que elaboró Brandon R.Brown. De este texto, se rescata la postura de Max Planck ante los nazis para evitar que su hijo fuese asesinado.

Un hombre de varias caras

La representación resultante es la de un científico sagaz, atónito por las repercusiones de su teoría cuántica. Además, destacado por su recato intelectual que lo haría evaluar sus opiniones si otras las objetaban.

Perteneció al establishment y adoptó para sí mismo el nacionalismo rebelde de la Alemania soberana. Del mismo modo, mientras transcurría la república de Weimar, se vinculó con la postura derechista antidemócrata y mantuvo su lealtad hacia el Tercer Reich que terminara por quitarle la vida a Erwin, su hijo.

¿Max Planck tenía enemigos?

Aunque no destacaba por ser un hombre que se mezclara en conflictos, si se puede decir que tuvo importantes enemigos en términos de ciencia más que cualquier otra cosa. El primero de ellos es Johannes Stark, precursor de lo que se conoce hoy en día como “ciencia aria” al igual que Philippe Lenard. Estos dos últimos, fueron también premios Nobel de Física y los más importantes oponentes de la llamada “física judía”.

No obstante, es importante señalar que eran mucho más los amigos y afines que tuvo Max Planck, entre ellos Albert Einstein.

Gracias a Max Planck existen las computadoras

Las aportaciones de este científico a la humanidad, han sido de gran relevancia. Mayormente sus investigaciones estaban relacionadas con la física, siendo esta disciplina a la cual concedió gran parte de su tiempo, por no decir que toda su vida y esencia. Sus investigaciones representaron progresos considerables en diversos aspectos científicos y fue este el origen para que naciera otra ciencia que hoy en día es indispensable para todos, la informática.

Sin los estudios y aportes de Max Planck en la física, en la actualidad no hubiese sido posible crear transistores y, por consiguiente, no habría sido posible fabricar nunca un computador. Del mismo modo, no se habrían creado los equipos que se emplean en la actualidad para realizar radiografías.

Otros aportes a la física de Max Planck

Como se ha comentado con antelación, la física fue en primer lugar, la disciplina con la que Planck se identificó mucho más. Sin embargo, se destacaba en diversas áreas.

Ahora bien, refiriéndonos propiamente a sus aportes a la física, es posible mencionar que fue de indudable ayuda para darle sentido a muchos fenómenos vinculados con el funcionamiento de la energía y el proceso radiactivo.

Max realizó importantes estudios relacionados con la reacción del acero ante la exposición del calor. Fue entonces cuando se pudo percatar que se modificaba su color hasta tornarse ultravioleta, lo cual para los humanos era imposible de observar. En cierto modo, este científico deseaba poder darle sentido a este tipo de reacciones.

Libros de Max Planck

Durante su vida, este investigador realizó muchísimos aportes en temas científicos como ya hemos destacado antes.

Adicionalmente, brindó a la sociedad diversidad de escritos que se refieren a temas de distintas índoles como religión, filosofía y ciencia. Entre algunos de sus textos se encuentran:

· Positivismos y el mundo externo real: Este texto surge a raíz de una conferencia en la cual participó Max Planck. Tuvo lugar propiamente en la ciudad de Berlín en el año 1930. El objetivo de esta misiva era el poder argumentar como la física podía existir y para ello no dependía de la existencia humana, con esto se oponía totalmente a lo que las corrientes del positivismo afirmaban.

· Autobiografía científica: este escrito fue básicamente una compilación de hechos importantes de la vida del físico. Estaba orientado mayormente a aspectos más personales de su día a día.

Max Planck y Albert Einstein

El mundo pudo ser testigo del nacimiento de dos monstruos de la ciencia y lo más interesante de todo esto, es que coincidieron en la misma época. A pesar de que muchos científicos se oponían a las investigaciones y teorías planteadas por Planck, Albert Einstein, hizo lo contrario.

Tras las deducciones que darían origen a la teoría cuántica, Einstein explicó cómo ocurría el proceso fotoeléctrico apoyándose en dicha teoría.

En este sentido, Albert Einstein definió que los “cuantos” consistían en diminutos bultos compuestos de energía. Del mismo modo, afirmaba que la misma teoría podría ser implementada para sustentar la explicación de otros fenómenos como la luz.

Mientras transcurría el tiempo, Max Planck decidió analizar todo lo que Einstein había planteado en su momento. Finalmente concluyó que este sería el único investigador que hasta ese momento había sido capaz de emplear correctamente su constante.

Una vez que decidió respaldar la teoría de Einstein, Planck puso en marcha todas sus influencias para lograr que dicha teoría fuese expuesta públicamente y recibida por el resto de la comunidad científica.

Fue hasta el año 1911 que Einstein y Planck, coincidieron en un mismo lugar. Este encuentro permitió que surgiera una amistad duradera entre estos dos importantes teóricos.

La teoría cuántica en la cotidianeidad

Aunque no parezca posible, más de las cosas que podemos creer se encuentran relacionadas con esta teoría expuesta por Max Planck. Desde las computadoras, las puertas con cierre automático, el microondas, los equipos para realizar rayos X, hasta el láser de DVD, están vinculados con esta teoría.

La física cuántica ha revolucionado el mundo a grandes escalas. Sin embargo, esto no es todo pues aún existen muchos otros procesos y artefactos que requieren de esta teoría. Incluso, se piensa que en el futuro se pueden conseguir muchos otros más que sean de utilidad tanto para la ciencia como para la medicina y la vida diaria.

Conclusiones

De acuerdo con todo lo mencionado con antelación, es posible corroborar la importancia que tuvo Max Planck para el mundo científico desde sus primeras investigaciones. Gracias a su teoría cuántica, fue posible emplear la física a los incomparablemente diminutos.

Decidió iniciar sus estudios de física a pesar de que su profesor le aseguró que no sería de provecho y tras muchos estudios, consiguió darse a conocer con la promulgación de la teoría cuántica.

Por otra parte, en el ámbito personal, la vida de Planck pasó por gran cantidad de situaciones lamentables. En primer lugar, sufrió la pérdida de su hijo Erwin en el año 1945, por mano de los nazis quienes aseguraban que este, había participado en un plan para acabar con la vida de Adolf Hitler.

Además, perdió su vivienda durante la Segunda Guerra Mundial debido a un bombardeo. Finalmente, tropas norteamericanas lo rescatan. Terminó sus días en Gotinga, mismo lugar donde murió el 04 de octubre de 1947.

Posterior a la guerra, se constituyó la Sociedad Max Planck y hasta la fecha aún se siguen empleando muchas de sus investigaciones para explicar el funcionamiento de gran cantidad de artefactos de uso diario como el computador.

Referencias

https://www.astromia.com/biografias/planck.htm

Max Planck, el primer bloguero de la historia

https://www.repositoriodigital.ipn.mx/bitstream/123456789/12532/1/TESIS%20LILIANA%20TARAZONA.pdf

https://www.biografiasyvidas.com/biografia/p/planck.htm


Si te gusta este post, compártelo con tu amigos
Mou D. Khamlichi

Mou D. Khamlichi

Autor

El Doctor Mourad es un apasionado de las ciencias y muy especialmente de la que conduce al descubrimiento de nuevos medicamentos para curar enfermedades relacionadas con el sistema nervioso central (la esquizofrenia y el Parkinson) y con la oncología, tratando varios tipos de cánceres tales como el cáncer de páncreas o el cáncer estomacal. Mourad dirige el trabajo de 30 investigadores en la empresa Eurofins-Villapharma desde el año 2008. Junto con su equipo da constante apoyo a las grandes multinacionales farmacéuticas para encontrar nuevos fármacos del siglo XXI. Cualquier persona puede contactar con él a través del formulario de contacto en este sitio web o a través de su perfil profesional de Linkedin.

Contenido Relacionado

Más contenido creado por nuestros autores