Albert Einstein cientifiko.com

¿Quién fue el innovador científiko Albert Einstein?

Por: Mou D. Khamlichi
Si te gusta este post, compártelo con tu amigos

Sin lugar dudas, Albert Einstein es un personaje histórico reconocido mundialmente, hasta el punto de ser referenciado como un genio por casi cualquier persona. Esto no es de extrañar considerando la importancia de este hombre para diversos campos de la ciencia. Y no solo la ciencia, sino también de diferentes ámbitos comunes de la vida cotidiana.

Es sorprendente saber cómo Einstein sigue influenciando a la humanidad tras más de 60 años de su fallecimiento. Su gran popularidad se debe al impacto e importancia de sus descubrimientos científicos, los cuales, fueron revolucionarios en cuanto a la perspectiva que se tenía de la física universal.

Albert Einstein es considerado un científico muy relevante en la historia, siendo también el más popular de su época. Este hombre es reconocido en diversos campos científicos, entre ellos están la astrofísica y la física cuántica están entre las principales. Además, su popularidad en la cultura general no se puede negar, pues son muchas las personas que conocen al menos su apellido.

Sin embargo, su nombre no es la característica más importante ni la que lo vuelve tan famoso. Sus aportes científicos y el impacto que todavía tiene gran eco en la actualidad lo vuelven reconocido. Pero antes, es necesario conocer la historia de dicho científico para entender mejor el contexto de sus estudios y descubrimientos.

Infancia y juventud de Albert Einstein

La historia del científico Albert Einstein es extensa y destacada casi en su totalidad, es decir que para conocerlo mejor es necesario saber sus inicios. Esto se debe a que no fue hasta sus 26 años y con la publicación de ciertos artículos que ganó algo de renombre en la comunidad científica.

Sin embargo, ya desde joven demostraba interés hacia ciertos campos científicos, mientras que no le resultaban muy interesantes otras materias académicas. Su vida se vio muy influenciada en un principio por muchos factores externos tales como la familia, la educación y los hogares donde vivió.

A pesar de ello, Albert Einstein no fue una persona muy fuera de lo corriente, aunque en su infancia llegase a ser considerado diferente. Pero si hay algo destacado en cuanto a este personaje además de sus cálculos, fueron sus filosofías, las cuales, de cierta forma también fueron influenciadas por sus padres.

Su padre era Hermann Einstein, mientras que su madre era Pauline Koch, quienes se casaron cuando ella tenía 18 y él casi 29 en el año 1876. Ambos padres eran de Alemania, donde el padre de Pauliene tenía un próspero negocio de cereales que dirigía junto a su hermano en Cannstatt.

Infancia

Posteriormente, nació Albert Einstein en un poblado conocido como Ulm el día 14 de marzo del año 1879, en el aquel entonces «Imperio Alemán». Desde pequeño, este demostraba un cierto aislamiento hacia los otros niños, a excepción de su pequeña hermana Maya, quien se caracterizaba por ser muy alegre.

Pauline le transmitió al joven Einstein su gusto por la música, enseñándole así a tocar el piano desde temprana edad. Esto desarrolló en él un gusto musical, que sería de importancia para sobrellevar los difíciles años de adaptación en su juventud. Además, esta pasión musical fue una característica destacada de él, y posteriormente progresó con un gusto por tocar el violín.

Por otra parte, Albert Einstein heredó de su padre algunas características más destacadas de su personalidad. Estas fueron su amabilidad, humildad generosidad y bondad, rasgos que sin duda alguna eran característicos de este hombre. Además, su tío Jakob también influenció intelectualmente en él.

A pesar del obvio interés que tenía por la música y posteriores intereses científicos, se llegó a dudar seriamente acerca de su desarrollo intelectual. Esto es debido a que habló por primera vez cuando tenía 3 años, lo cual hizo pensar a sus padres que podía tener una especie de retardo. Este pensamiento fue desechado posteriormente cuando el pequeño demostró interés por las ciencias.

Intereses académicos en su niñez

Aunque los padres del propio Albert Einstein llegaron a dudar acerca de su desarrollo intelectual, este pensamiento fue rápidamente corregido con su ingreso a la escuela primaria. La familia decidió mudarse a Múnich en 1880, y posteriormente inscribieron al pequeño en una escuela primaria católica.

En 1888 estudió en Luitpold, donde sacó buenas calificaciones a nivel general. Sin embargo, demostró especial interés en materias tales como ciencias naturales, mientras que sus notas más bajas estaban en materias de idiomas, geografía e historia.

En esos mismos tiempos, los libros científicos del autor Aaron Bernstein captaron la atención de Albert Einstein. Esto fue importante en cuanto a la inclinación de este por las ciencias y las matemáticas. Asimismo, este período de su vida fue más llevadero gracias a su pasión por tocar el violín. El cual, aprendió a tocar desde muy pequeño por la instrucción de su madre.

Además, su tío Jakob contribuyó en su desarrollo intelectual desde joven al enseñarle álgebra básica. Esto a su vez le generó interés hacia las matemáticas y a las materias lógicas, en las cuales, este era notablemente bueno.

Inicios de su adolescencia

Albert Einstein vivió en Múnich hasta sus 14 años, lo que significa que allí pasó los primeros años de su adolescencia. Ciertamente su adolescencia fue difícil porque en su ingreso en el bachillerato la influencia militar que había comúnmente en los Institutos Académicos de Bachillerato era estricta.

Esto ocurrió durante el mandato de Bismarck, quien impuso una preparación académica militar rígida en los Institutos Académicos de Alemania. Esto le trajo una serie de problemas significativos al joven Albert Einstein, quien tuvo constantes problemas con sus instructores. Esto se debía al poco interés que este demostraba en dichas materias y su rechazo a la autoridad.

Este comportamiento de «librepensamiento» no era muy común en la época y tampoco lo era su escepticismo. Estos rasgos filosóficos se vieron altamente influenciados por su tío Jakob, quien lo incentivaba proporcionándole libros que contenían información científica desde que era joven.

Esto desarrolló entonces en Albert Einstein un rechazo hacia las autoridades opresoras y el Estado, impulsado así por sus filosofías de libre pensamiento. A su vez, le hicieron cuestionar seriamente la religión y diferentes creencias que predominaban en ese entonces. Además, demostraba un alto interés y habilidad en materias donde se necesitaba una mayor comprensión de la lógica matemática.

Últimas estancias en Múnich

En ése mismo tiempo, la compañía dirigida por su padre se encontraba atravesando serias complicaciones económicas, y en un intento por solucionarlo su familia tuvo que mudarse a Italia. Aunque, Albert Einstein tuvo que quedarse un tiempo más en Múnich estudiando antes de ir a Italia, lugar donde viviría los próximos años.

Sin embargo, este era considerablemente apegado a ellos y junto con el rechazo que sentía hacia las autoridades escolares, provocó que quisiera abandonar los estudios de bachillerato. Esto lo logró al contactar a un médico, quien era el hermano de un amigo cercano a su familia.

En secreto, le pidió a este que le certificara que estaba padeciendo de agotamiento para poder solicitar reposo y no asistir al bachillerato. Después, el joven Albert Einstein le pidió a uno de sus profesores que certificara lo excelente sus notas de matemáticas.

Gracias a esto, el joven abandonó sus estudios de bachillerato y se reunió con sus familiares en Pavía a principios del año 1895. Sin embargo, este acto de rebeldía juvenil le traería consecuencias muy pronto.

Últimos años de Adolescencia

Aun cuando abandonó el bachillerato, Albert Einstein quería continuar sus estudios en un lugar más adaptado a sus preferencias académicas. Por eso, sus padres intentaron inscribirlo en ese mismo tiempo en el Politécnico de Zúrich, lo cual no se pudo lograr. Esto se debía a que el joven no poseía el título por graduarse de bachillerato, el cual era requerido para su ingreso.

Sin embargo, el director de dicha escuela quedó asombrado con sus calificaciones y habilidad para las matemáticas y demás ciencias. A su vez, le aconsejó que completara sus estudios de bachillerato y cuando obtuviera el título, volviera y lo aceptarían.

En base a este consejo, Albert Einstein viajó hacia Aarau para poder finalizar sus estudios de bachillerato. Einstein terminó dichos estudios de bachillerato en 1896 y luego decidió volverse un apátrida. Esto fue con el fin de evitar ser reclutado por el ejército de Alemania.

Posteriormente en ese año, logró ingresar al Politécnico de Zúrich gracias a haberse graduado del bachillerato. Esta era posiblemente la escuela más importante para estudiar ciencias en toda Europa Central. En ella, Albert Einstein estudió física y matemáticas, las materias que más le apasionaban.

Sus relaciones sociales en Zúrich

En el tiempo que estudió en dicha institución de Zúrich, desarrolló múltiples intereses filosóficos y amistades estudiantiles. Mientras estudiaba ciencias y matemáticas, también conoció las obras de filósofos que captaron su atención. Entre estos filósofos se encontraban Ernst Mach, Immanuel Kant, Baruch Spinoza, Karl Marx, David Hume y Henri Poincaré.

A su vez, Albert Einstein también llegó a relacionarse con el movimiento socialista, lo cual, se veía altamente influenciado por Friedrich Adler. También adoptó un pensamiento inconformista que resultaría revolucionario y estaba influenciado por su gran amigo Michele Besso.

Además, durante esta época también tuvo un romance juvenil con Mileva Maric, a quien conoció en su ingreso. Posteriormente en 1900 ambos jóvenes se graduaron y demostraban interés romántico el uno por el otro. Al año siguiente, en 1901, este obtuvo la ciudadanía suiza.

Durante este tiempo, cuando tenía 22 años, discutía ideas y teorías científicas con Mileva junto a otros amigos de la Politécnica de Zúrich.

Títulos académicos y empleos posteriores a su graduación

Como ya se ha dicho, Albert Einstein nunca estuvo interesado en materias tales como Idiomas, Geografía o Historia debido a que le parecían aburridas. En cambio, siempre demostró especial interés en materias de las Ciencias, como Matemáticas, Álgebra, Física, etc.

Su habilidad para dichas materias siempre le hizo destacar entre los estudiantes, lo que a su vez, le ayudó para formarse académicamente. Se graduó del Politécnico de Zúrich en 1900, consiguiendo un título como profesor en las materias de matemáticas y física.

A pesar de sus conocimientos y estudios, no logró obtener un empleo como profesor en la Universidad. Debido a esto, tuvo que trabajar como tutor hasta que un compañero de clases llamado Marcel Grossmann le hizo una propuesta de trabajo en Berna.

Albert Einstein lo consideró una mejor oferta de trabajo y aceptó trabajar allí, lugar donde estuvo desde 1902 hasta 1909. Igualmente, durante esta época, se cree que Mileva ya estaba casada con él y que lo ayudaba en sus investigaciones, aunque estos son dos temas muy discutidos.

Inicios de sus formulaciones científicas en 1905

Algunas de las teorías más famosas se formularon en el año 1905, las cuales, fueron redactadas como tesis por Einstein para obtener su doctorado en Ciencias.

Muchas de las formulaciones científicas del físico y matemático Albert Einstein de este año revolucionaron el concepto que se tenía de las leyes físicas del universo. Algunos de estos artículos se basaron en la reinterpretación de otras teorías o principios físicos.

Los descubrimientos y aportes científicos más relevantes de Albert Einstein

A lo largo de toda su vida, este personaje tan reconocido formuló una serie de teorías que revolucionaron la ciencia moderna. Algunas de estas se comprobaron, mientras que otras todavía no, debido en parte a la necesidad de instrumentos o imposibilidad actual de su comprobación.

Muchos de los descubrimientos y aportes científicos de Albert Einstein fueron apreciados años después de sus publicaciones. Incluso, hoy en día muchos de los cálculos realizados por este hombre siguen siendo utilizados para la determinación y medición de ciertos cálculos.

Sin embargo, a muchos de sus descubrimientos le tomó años completarlos y perfeccionarlos, tanto, que algunos los empezó en su vejez. Todos estos descubrimientos fueron de gran importancia para la correcta comprensión de las matemáticas y leyes físicas que rigen al universo.

Debido a que su pensamiento era tan revolucionario no fue aceptado por todos al principio de sus postulaciones. Pero posteriormente muchos tuvieron que aceptarlos cuando fueron comprobados los cálculos de Albert Einstein.

El efecto fotoeléctrico

Sin duda alguna este es uno de sus trabajos que sigue haciendo eco en muchas tecnologías hoy en día.  Su interpretación del efecto fotoeléctrico fue propuesta en 1905 al finalizar su tesis para obtener su doctorado. En ese entonces él tenía 26 años de edad cuando realizó su primer descubrimiento.

Este descubrimiento compone uno de las bases de la mecánica cuántica, pero su explicación completa se obtuvo cuando la teoría cuántica se desarrolló a fondo. En la tesis del efecto fotoeléctrico, Albert Einstein demostró la existencia de los fotones (a los que él llamó «quanto» de luz) y la influencia que estos tenían.

Dicha teoría postulaba la existencia de los fotones (partículas de energía lumínica), los cuales «transmiten» la luz y provocan el desprendimiento de los electrones de la materia. Esto se desconocía y se creía imposible, al menos hasta la correcta formulación de la misma, la cual hizo que Einstein ganara un premio Nobel.

Este principio científico descubierto a principios del siglo XX sigue teniendo influencia en los estudios y cálculos presentes de física cuántica. Algunas de las tecnologías presentes que se basan en este principio científico son:

  • Fotocopiadoras.
  • Detectores de radiación.
  • Paneles solares.
  • Medidores de luz.

El movimiento browniano

Junto con su interpretación del efecto fotoeléctrico, el movimiento browniano le hizo ganar a Albert Einstein el premio Nobel en 1921. Este descubrimiento es de hecho la explicación teórica y estadísticamente precisa del llamado «movimiento browniano».

El autor de esta teoría es Robert Brown, quien la formuló en la década de 1820. Esta explicación teórica y estadística de parte de Einstein estuvo estrechamente relacionada con su interpretación del efecto fotoeléctrico, el cual realizó ese mismo año. A través de esta tesis, él logró evidenciar experimentalmente la existencia del átomo, la cual, hasta entonces era solo una teoría no comprobada.

A su vez, este trabajo de parte de Albert Einstein proporcionó un impulso a dos campos científicos que en ese entonces eran controversiales. Estos eran la teoría cinética de los fluidos y la mecánica estadística.

El postulado de Einstein acerca del movimiento browniano demostraba que las muchas colisiones de las partículas de agua con otras partículas sobre su superficie (como polen) provocaban su movimiento aleatorio.

Teoría de la relatividad especial

En ese mismo año (1905), Albert Einstein también postuló su teoría de la relatividad especial. Esta resultaría una de las teorías más revolucionarias de su época, principalmente por la nueva perspectiva que brindaba a la Astrofísica y la reformulación del principio de simultaneidad.

Este descubrimiento fue criticado por no otorgar reconocimiento en su artículo a otros científicos que habían trabajado en la misma teoría. Algunos de estos científicos eran Hendrik Lorentz y Henri Poincaré, aunque sus trabajos no fueron usados de referencia por Einstein.

Esto se debe a que las postulaciones de Einstein no eran en base a los trabajos de dichos científicos, pues era de hecho algo innovador. Esta postulación se basaba en la reformulación del principio de simultaneidad, postulado por Galileo Galilei siglos atrás.

Albert Einstein señalaba en su artículo que la única constante en el universo era la velocidad de la luz, y que todo lo demás variaba. Esto según la perspectiva de cada observador, lo cual, a su vez, significaba que incluso el tiempo y el espacio pueden alterarse y deformarse.

relatividad albert einstein

La equivalencia masa-energía

Esto es considerado el descubrimiento más popular de Einstein, donde señala la relación de la energía con la masa de una misma materia. Este descubrimiento también fue redactado en un artículo en 1905, que parte del entendimiento de la teoría de la relatividad especial.

Comúnmente, los cálculos matemáticos de la astrofísica suelen ser resueltos por matemáticos expertos. Sin embargo, Albert Einstein matematizó su teoría en un cálculo muy simple: E=MC²

De esta forma, logró resolver uno de los mayores enigmas de la Astrofísica y logró sedimentar una de las bases matemáticas para la comprensión del universo. En dicha ecuación, demuestra que la energía emitida por cualquier cuerpo («E») es equivalente a su masa («M») y a su velocidad de desplazamiento («C»).

Anteriormente se creía que los tipos de energía física solo eran energía cinética y energía potencial. Pero con la llegada de esta teoría nació el concepto de «energía en reposo».

Teoría de la relatividad general

La teoría de la relatividad general fue formulada por Albert Einstein en 1915 partiendo de la premisa de la relación entre masa y energía. En el momento de su postulación, causó un gran impacto en la sociedad científica debido a que desechaba la teoría newtoniana que predominaba.

Esta teoría newtoniana es la «fuerza de gravedad», que como entonces se creía, era una fuerza inexplicable que atraía a todos los cuerpos cercanos. Sin embargo, Einstein encontró una respuesta lógica y comprobable para este fenómeno. En su teoría, postula que la gravedad no es una fuerza, sino la distorsión provocada por un cuerpo según su masa en el espacio-tiempo.

Según Albert Einstein, entre mayor sea la masa que compone al cuerpo, mayor será la distorsión que este haga en el espacio-tiempo. Esto explicaría por qué los planetas más grandes tienen satélites naturales mientras que los muy pequeños no. También, por esa razón los planetas orbitan alrededor de las estrellas.

Esta teoría fue formulada por Einstein a través de rigurosas deducciones matemáticas, basándose en los principios que él ya había fundado años antes. La comprobación de esta teoría se logró en parte a finales de mayo de 1919 por Arthur Eddington. Este midió la desviación de la luz emitida por una estrella al pasar próxima al Sol durante un eclipse solar.

Teoría de las ondas gravitacionales

Albert Einstein comenzó a desarrollar esta teoría después de haber completado la teoría de la relatividad general. Este se había quedado con la duda de cómo se transmitía la atracción gravitatoria a través del espacio-tiempo.

Con el tiempo, entendió que la gravedad era un grupo de ondas que se dispersaban por los cuerpos masivos. Además, estas ondas se desplazaban en el espacio a gran velocidad y la naturaleza verdadera de la gravedad es en forma ondulatoria.

A un siglo de la postulación de esta teoría de Albert Einstein fue posible corroborarla después de que un observatorio presenciara la fusión de 2 agujeros negros. Esto se debe a que en ese momento fueron detectadas las ondas gravitacionales.

Teoría del movimiento del universo

Esta teoría también fue producto consecuente de completar la teoría de la relatividad general. Esto se debía a que el universo no puede ser estático a causa de que está repleto de cuerpos masivos que deforman el espacio-tiempo.

Por esto, Albert Einstein teorizó que el universo debía estar en constante movimiento, es decir, en contracción o expansión. Sin embargo, esto aún no se puede comprobar debido a que no se conocen experimentos actualmente posibles.

Teoría cuántica

Esta se trata probablemente de la teoría formulada por Einstein más difícil de comprender. Esta partía de su interpretación del efecto fotoeléctrico, el cual, también se refería al «quanto» como la unidad más pequeña que compone la materia.

Esta teoría se basaba en dar explicación a todos los sucesos físicos del universo a través de la comprensión del comportamiento y naturaleza de los «qantos».

Las estadísticas de Bose-Einstein

El joven indio estudiante de física Satvendranath Bose escribió un artículo donde describía la luz como un gas conformado por fotones. Sin embargo, no tenía prominencia alguna entre los físicos europeos, por lo que pidió en 1924 la ayuda de Albert Einstein para publicar su artículo.

Einstein se dio cuenta de la relevancia que tenía y aceptó ayudarle en su publicación. Posteriormente el artículo sobre las estadísticas de Bose-Einstein fue publicado en idioma alemán, el cual era el idioma más importante entre los físicos de entonces.

El postulado de este artículo se basaba en la información proporcionada casi 20 años antes por el propio Einstein y su interpretación del efecto fotoeléctrico.

Teoría de campo unificada

Esta fue probablemente la teoría más ambiciosa que Einstein pudo empezar a formular. En esta, trataba de unificar todas las fuerzas físicas en una sola ecuación universal. Especialmente, trataba de unificar matemáticamente la gravitación (que él había reformulado) y el electromagnetismo como una sola ley.

Sin embargo, Albert Einstein empezó la formulación de la misma en su vejez y empezó a dificultársele continuar con sus deducciones. En el año 1950 expuso esta teoría y que estaba trabajando en ella, lo cual sonaba de maravilla para el público. Lamentablemente, Einstein murió en 1955 en EE. UU sin terminar su teoría.

A través de esta teoría él quería demostrar que no existen varias leyes que rigen el universo que conocemos, sino que se trata de una sola. Esta «teoría del todo» se encargaría de explicar el origen del universo entero y todo lo que hay en él.

Actualmente, muchos físicos teóricos siguen trabajando en esta teoría debido a la gran relevancia que tendrá si es real y muchos la apoyan.

Sus problemas políticos con la Alemania nazi

Albert Einstein tomó partido en la política varios años después de adquirir renombre con sus teorías y descubrimientos científicos. Durante la Primera Guerra Mundial, Einstein se vio en la responsabilidad de tomar partido político en Alemania y abogar por las causas que él creía justas.

Desde ese entonces, abogó por el pacifismo y a la vez se dio cuenta del creciente antisemitismo que se desarrollaba en Alemania. Esta predicción fue correcta, la cual se dio a conocer mucho tiempo después por una carta que había enviado a su hermana Maya con dicha advertencia.

Debido a esto, Albert Einstein abogó parcialmente a favor del sionismo, sin embargo, tuvo que abandonar Alemania en 1932 para salvar su vida. Este pidió asilo en Estados Unidos y obtuvo la ciudadanía en 1940. Durante un buen tiempo, este defendió y apoyó causas tales como el federalismo mundial, el pacifismo, el socialismo democrático, el internacionalismo y el sionismo.

Sin embargo, su imagen pacifista se vio manchada con la creación de la bomba atómica, un arma que cambiaría el rumbo de la Segunda Guerra Mundial.

Albert Einstein y la bomba atómica

Ciertamente Albert Einstein era conocido por su carácter amable y su posición pacifista ante las guerras. Junto con la formulación de la equivalencia entre masa y energía se comprendió el beneficio que esta presentaba. Lamentablemente, esta fue empleada para la creación de la bomba atómica.

La historia detrás de las primeras bombas atómicas se basa en la prevención de parte de Estados Unidos contra la creación de la bomba atómica de los nazis. Esto ocurre cuando Einstein renuncia a su posición pacifista temporalmente y le propone al gobierno estadounidense la creación de una bomba atómica.

El propósito de la creación de la misma era para ganar la guerra contra la Alemania nazi, ya que Albert Einstein creía que estos podían intentar crearla. Por esto, Einstein contribuyó junto a otros científicos para la creación de la misma, de lo cual se arrepintió mucho posteriormente.

Einstein se arrepintió profundamente cuando Nagasaki e Hiroshima fueron bombardeadas con las bombas. Aunque desde el principio él advirtió de sus peligros. Einstein proponía que fuese empleado un control internacional para que dichas armas no fuesen utilizadas inapropiadamente.

Posteriores intentos por enmendar su participación

Claramente, Albert Einstein repudiaba profundamente cualquier acto de violencia y saber que las bombas atómicas habían acabado con 2 ciudades japonesas era horrible. Por lo tanto, ser vinculado con estos hechos era una mancha terrible contra sus creencias y filosofías.

Sin embargo, Einstein no se quedó inmutado al saber el mal uso que daban a la aplicación de su conocimiento y su peligro latente. Por eso, al darse cuenta del peligro que suponía para la humanidad poseer armas tan destructivas y peligrosas, empezó a buscar soluciones al respecto.

Esto significaría el comienzo de una serie de propuestas y postulaciones de parte de Albert Einstein para detener el uso de las bombas atómicas a nivel mundial. Uno de los más famosos de estos fue el ocurrido durante el mismo año de su muerte en 1955, el llamado Manifiesto Russel-Einstein.

Este era un llamamiento a la comunidad científica para unirse a favor de la desaparición permanente de cualquier arma nuclear. Este fue probablemente su mayor intento por enmendar su participación, el cual, lamentablemente le pesó en la conciencia hasta su muerte.

Sus actividades políticas en Israel

Desde que obtuvo partido político y relevancia en el campo de la física, Albert Einstein también participó en actividades políticas en Israel. Es de saber que él sentía un profundo orgullo por ser perteneciente al pueblo judío, aunque también se sabe que difería seriamente en cuanto a religión.

Desde un principio dejó claro que él no creía en ningún dios personal y demostraba su repudio hacia dichas creencias. A pesar de diferir en religión, el pueblo de Israel lo respetaba como un científico eminente y sabio. A lo largo de la relación que llevaba Einstein con Israel, logró hacer amigos en los altos mandos, aunque nunca apoyó la formación del Estado de Israel.

De hecho, Albert Einstein apoyaba una convivencia respetuosa entre los palestinos y los judíos, aunque debido a las serias diferencias entre ellos no fue posible. Posteriormente, ya en la vejez de Einstein, el primer presidente de Israel Jaim Weizmann muere.

Esto ocurre en 1952, a lo que el embajador de Israel en Estados Unidos Abba Eban responde con ofrecerle la presidencia a Einstein. Él se niega claramente, aunque demostrando gratitud por el ofrecimiento y vergüenza por tener que rechazarlo. Esto se debe a que según él «no tenía la aptitud» para ejercer el cargo.

Su ética y creencias religiosas

Es bien conocido que Albert Einstein estaba en contra de la violencia y las guerras, por lo que su posición pacifista era más que obvia. A pesar de ser judío, este no tenía creencia alguna en dioses, y esto se debía en parte a su pensamiento filosófico profundo que desarrolló desde su niñez.

Este dejó en claro su posición de agnóstico, aunque muchos creyeron que era ateo. En una ocasión se le preguntó si creía en dios, a lo que este respondió diciendo que creía en un dios como el de Baruch Spinoza. Einstein había leído sobre las obras de Spinoza desde que era un niño, por lo cual adoptó ese tipo de filosofía religiosa.

Esta creencia de Albert Einstein no se basaba en un dios personal, sino más bien al orden matemático del universo. Con esto se refería a la creencia de un orden matemático que rige el universo no personificado. Además, criticaba la creencia de muchas personas hacia un dios personal que se basaba en motivación amorosa.

También creía que estas creencias en las personas se debían por la superstición y el mal hábito de dar una explicación irracional a problemas racionales. La otra razón que opinaba que tenían las personas para esto era para personificar o atribuir la belleza y complejidad de la naturaleza (esta última la respetaba más).

Su rivalidad intelectual con Nikola Tesla

Tanto como Albert Einstein, es bien conocido el físico serbio Nikola Tesla, quien contribuyó enormemente con sus inventos a la tecnología moderna. Tesla es un personaje famoso por sus hallazgos, aunque lamentablemente su importancia vino a ser alta después de su muerte.

Algunos podrán creer que siendo estos dos, personajes importantes para la ciencia y contemporáneos, serían conocidos o amigos. Sin embargo, la relación de estos no era personal, sino más bien una rivalidad intelectual, impulsada notablemente por Nikola Tesla.

Durante su vejez, Tesla dejó en claro en varias ocasiones que no apoyaba en la teoría de la relatividad formulada por Einstein. También, en varias ocasiones se burló de la misma refiriéndose a ella como un «mendigo», lo que demostraba una actitud muy desafiante ante los trabajos de Albert Einstein.

Sin embargo, cuando Tesla cumplió 75 años, recibió una carta de Einstein felicitándole por sus logros como científico y por alcanzar una edad madura. Le felicitó también por sus éxitos laborales en la vida y demostró estar complacido.

Sus esposas e hijos

Bastante se ha rumorado acerca de la relación marital de Einstein, pues la mayoría opina que él estaba harto y detestaba su matrimonio. Incluso, hasta el punto de ofrecerle a su esposa Mileva Maric el dinero del premio Nobel para que le concediera el divorcio.

Lo cierto es, que ellos tuvieron a su primera hija a principios del año 1902, poco después de haberse graduado del instituto Politécnico de Zúrich. Posteriormente en 1904 tuvieron a su segundo hijo y lo llamaron Hans Albert Einstein. Por último, tuvieron a su último hijo a mediados del año 1910 y lo llamaron Eduard, quien sufrió esquizofrenia y fue internado en un psiquiátrico en su adultez.

La relación marital que mantenía con Mileva terminó en el año 1919 con su divorcio. Varios meses después de divorciarse, se rumora que le pidió matrimonio a su sobrina y esta lo rechazó. Luego, le pidió matrimonio a su prima Elsa Loewenthal y esta aceptó.

Además, durante el matrimonio de ellos, se rumora que Einstein tuvo varias amantes. A pesar de haberse dicho tantas cosas que dejan mal parado a Albert Einstein como marido, él siempre dijo que había hecho un mejor trabajo como padre que como esposo.

Datos curiosos acerca de Albert Einstein

De la vida de Einstein se supo muchas cosas por ser tan famoso, algunas de estas pueden resultar realmente curiosas. Parte de la información de la vida personal y anécdotas de Einstein son mitos o rumores, pues su veracidad yace en las pruebas.

Aunque, existe información proporcionada por su autobiografía, así como también biografías realizadas por otros escritores. La información también fue obtenida basándose en deducciones lógicas por los mensajes que transmitía en sus cartas.

Una vez dicho esto, también existen datos proporcionados por el mismo Einstein en entrevistas o charlas, de los cuales, algunos resultan más curiosos que otros. Por eso, algunos de los datos más curiosos de Albert Einstein son:

  • Se hizo pasar por enfermo para no asistir a la escuela: en su juventud, Einstein tenía problemas con las autoridades escolares y no le gustaba mucho estudiar donde estaba. Su familia se mudó a Italia en ese mismo tiempo y este se sentía solo, a causa de esto, fingió estar enfermo de agotamiento y se escapó.
  • Reprobó el examen de admisión en la universidad: cuando a Einstein le llegó el momento de estudiar en la universidad, tuvo que realizar un examen por no tener el título de bachiller. Reprobó dicho examen y tuvo que terminar sus estudios de bachillerato para volver luego a la universidad.
  • Aprendió a hablar tarde: de pequeño, los padres de Albert Einstein llegaron a creer que este tenía un retardo porque no hablaba y no se relacionaba con otros niños. Sin embargo, a los 3 años de edad aproximadamente, se rumora que sus primeras palabras fueron en crítica al almuerzo de ese día.
  • Era alemán, suizo, austrohúngaro y estadounidense: al principio, Einstein nació en Alemania y fue bautizado con ciudadanía alemana, a la cual renunció en su adolescencia para no pagar servicio como militar. Luego, obtuvo la nacionalidad suiza en 1901 y progresivamente la austrohúngara en 1911. Por último, consiguió la nacionalidad estadounidense en 1940.
  • Era pacifista y ayudó a construir la bomba atómica: la razón que tuvo para participar en la construcción de la bomba atómica fue adelantarse a los nazis y ganar la guerra. Sin embargo, Albert Einstein fue apodado por algunos como el «padre de la bomba atómica» después de ver lo que hizo con Nagasaki e Hiroshima.
  • Se casó con una de sus primas: bien se sabe que poco después de su divorcio con su primera esposa y madre de sus hijos Mileva, se volvió a casar. Lo curioso de esto, es que fue con su prima Elsa Loewenthal y vivió varios años con ella y sus hijas de otro matrimonio.
  • Era judío y repudiaba la religión: desde la niñez de Einstein, este se fue formando con un pensamiento racional y escéptico profundo. Este mismo pensamiento fue el que lo llevó a desestimar enormemente a las religiones, principalmente la judía.
  • Amaba la música desde pequeño: una faceta no muy popular de Albert Einstein era la de músico violinista. Esta es una pasión que desarrolló desde muy pequeño gracias a su madre, quien le enseñó a tocar el violín y el piano.

Otros datos curiosos

También entre las curiosidades más relevantes en la vida de Einstein se encuentran:

  • No le gustaba la ciencia ficción: a Einstein le parecía que la ciencia ficción solo distorsionaba la forma en cómo las personas entendían los sucesos reales. Asimismo, le pareció que las personas que veían naves espaciales u objetos voladores debían guardarse esas experiencias en silencio.
  • Un personaje ficticio inspirado en él: A pesar de su menosprecio hacia la ficción, esto no fue impedimento para que inspirasen un personaje en él. El personaje Yoda de la saga Star Wars tiene ciertos rasgos físicos (como ojos y arrugas) inspirados en Albert Einstein.
  • Einstein solo vestía de gris: a menudo le resultaba tedioso el procedimiento de elegir qué ropa ponerse y de qué color. Por esto, simplemente empezó a vestirse siempre de gris para ahorrarse la molestia.
  • Pudo ser presidente en Israel: una oferta bastante importante que se le ofreció a Einstein fue el cargo de presidente en Israel. Esto ocurrió cuando en 1952 murió el primer presidente de Israel y el embajador israelí en Estados Unidos le ofreció el cargo a Einstein, cargo que él rechazó.
  • Deseaba morir con «elegancia»: esto se debe a que cuando Albert Einstein estaba en sus últimos años de vida tomó la decisión de no postergar su muerte. Esto significaba que no quería que lo operaran, sino que lo dejaran morir cuando fuera el momento. El mismo lo describió como «me iré con elegancia».
  • Robaron su cerebro: después de morir, uno de los doctores que realizaba la autopsia robó su cerebro y lo ocultó para que se estudiara en el futuro. Décadas después, cuando ya estaba anciano, creyó que era momento de entregar el cerebro, y así lo hizo en el laboratorio de Princeton.
  • Existe un elemento químico con su nombre: entre muchas de las referencias honorarias realizadas a Einstein, hay una en el campo científico de la Química. El «einstenio» es un elemento químico nombrado así en honor al científico Albert Einstein.
  • Hay una fotografía de él que es muy popular: cuando Einstein estaba celebrando su cumpleaños número 72, estaba cansado de lidiar con los fotógrafos. En mofa a ellos, sacó la lengua cuando estaba dentro del coche y un fotógrafo captó ese preciso momento y dicha foto se volvió popular.

Muerte de Einstein

La muerte de Einstein ocurrió en el año 1955, específicamente el 18 de abril. En este punto él ya tenía 76 años cuando murió en un hospital de Princeton, Estados Unidos. Su muerte fue provocada por un derrame interno, consecuencia de una aneurisma rota.

Sin embargo, Albert Einstein había decidido que no quería postergar su muerte por medios artificiales, por lo que quería morir cuando fuera el momento. Esta decisión fue aceptada y dicho día terminó muriendo con «elegancia», como él había dicho.

Otro de los deseos de Einstein es que no se hiciera un funeral público, es decir, no quería que asistieran personas que no fuesen cercanas a él. Este deseo también fue respetado, pues su cuerpo fue cremado en secreto y solo sus familiares cercanos estuvieron presentes.

Posteriormente, en el río Delaware fueron esparcidas sus cenizas para que no venerasen su tumba o sepulcro. Sin embargo, yendo en contra de los deseos de Albert Einstein, su cuerpo fue profanado antes de la cremación, es decir, durante la autopsia.

El cerebro robado de Einstein

El patólogo encargado de la autopsia, Thomas Stoltz Harvey, decidió tomar el cerebro en secreto ese mismo día. La razón, era para que fuese estudiado cuando el campo científico de la neurociencia estuviese más avanzado. Harvey creía que esto sería un gran hallazgo y que lo volvería famoso.

Cuando ya era muy anciano, lo entregó a los laboratorios en Princeton para que lo estudiaran. Sin embargo, los estudios al cerebro de Einstein no revelan información muy importante para la neurociencia. La información obtenida de los estudios realizados al cerebro de Albert Einstein solo demuestra mayor formación en las áreas del cerebro relacionadas con la lógica y las matemáticas.

Es decir, que solo se está reafirmando lo inteligente que él era, más no nos dice el por qué ni el cómo. Por esto, los estudios a su cerebro no han resultado muy útiles para la neurociencia. A pesar de ello, se espera que la neurociencia siga avanzando y se pueda obtener más información de su cerebro en el futuro.

¿A qué se debe la fama e importancia de Albert Einstein?

Actualmente, los descubrimientos realizados por Albert Einstein son de gran importancia para el desarrollo científico y tecnológico de la humanidad. Esto se debe a que los cálculos propuestos por él ayudaron mucho a concretar los estudios de varios campos científicos desarrollados en la actualidad.

Además, los descubrimientos de Einstein tendrán un eco muy profundo en la historia futura de la humanidad como lo ha sido hasta ahora. Sus muchos e importantes aportes a la ciencia moderna contribuyen a su vez a la Astrofísica y a otros campos científicos en los que él se interesó en un principio.

A lo largo de su historia logró cambiar la perspectiva del hombre hacia el universo, mejorándola así para su correcta comprensión y medición. Albert Einstein vivió en tiempos turbulentos en cuanto al «libre pensamiento» que este presentaba. A pesar de atravesar tantas dificultades, nunca abandonó su amor por la ciencia que tanto lo caracterizaba.

Se trata de un personaje extremadamente reconocido por sus logros científicos. Sin duda, Einstein fue uno de los científicos más importantes de la historia gracias a su participación científica y política en el siglo XX.

Referencias:

https://es.wikipedia.org/wiki/Albert_Einstein

www.history.com/this-day-in-history/albert-einstein-born

www.biography.com/scientist/albert-einstein


Si te gusta este post, compártelo con tu amigos
Mou D. Khamlichi

Mou D. Khamlichi

Autor

Contenido Relacionado

Más contenido creado por nuestros autores