Nikola Tesla dichos cientifiko.com

La historia detrás de Nikola Tesla, el hombre que iluminó el mundo

Por: Mou D. Khamlichi
Actualizado el 15 de mayo de 2021
Si te gusta este post, compártelo con tu amigos

Nikola Tesla fue un ingeniero, inventor y físico que dedicó su vida completamente a la ciencia. Como resultado de su dedicación y esfuerzo, realizó una serie de inventos y descubrimientos que fueron las bases para muchas tecnologías modernas.

Como inventor e ingeniero logró realizar algunos descubrimientos sumamente importantes para el futuro, entre ellos se encuentran la corriente alterna y el motor asincrónico. La influencia de Tesla sobre las siguientes generaciones no se podría calcular con exactitud, debido a la magnitud de la importancia que sigue teniendo hoy en día.

A pesar de todas las contribuciones de Nikola Tesla a la humanidad en general, su historia es un poco turbia y ha generado polémicas muchísimas veces. Esto se debe principalmente a la excentricidad de Tesla, que muchas veces lo hacía ver como un “CientífiKo Loco” para ese entonces.

Hoy en día, con el avance de la tecnología y las posibilidades de que muchas teorías y predicciones de Tesla sean ciertas, ha dejado de parecer una locura lo que decía. Por esa razón, desde la década de 1990 se ha popularizado su historia, y se le han atribuido los méritos que realmente merecía en vida.

Origen del ingeniero Nikola Tesla

Nikola Tesla nació en el año 1856. Según lo especifica el certificado de su bautizo, su nacimiento ocurrió el 10 de Julio de ese año.

Este hecho tuvo lugar en un pueblo llamado Smilian que se encontraba ubicado muy cerca de la ciudad conocida como Gospic, encontrada en el Imperio Austrohúngaro. Actualmente dicha región le pertenece a Croacia.

Sus padres eran ambos de origen serbio. Su madre, de nombre Duka Mandic, era una dedicada ama de casa que tenía como hobby la creación de mecanismos caseros. Por otra parte, el padre de este científico, Milutin Tesla, era un sacerdote ortodoxo.

Comienzo y desarrollo de sus estudios

Nikola comenzó sus estudios en la primaria de Smilian, pueblo en donde nació. Allí comenzó sus estudios y conoció la aritmética, también aprendió de religión y el lenguaje alemán.

Un año más tarde, en 1862 la familia Tesla emprendió un viaje a Gospic, en donde Nikola Tesla con sólo 6 años comenzó a asistir a un Gimnasium. El plan de estudio propuesto por dicha institución era de cuatro años, y Tesla logro finalizarlo de manera exitosa y sobresaliente en sólo tres años.

En 1870, cuando tenía tan sólo 14 años, Tesla comenzó sus nuevos estudios en el Gimnasio Real de Gospic. Podríamos decir que la figura que más lo influenció en dicho instituto fue su profesor de matemáticas, Martin Sekulic.

Tesla demostró una comprensión de las matemáticas y lógicas superior a la normal en todos los institutos en donde había estudiado hasta ese momento. Por esa razón, en vida siempre comentaba que los maestros al ser escépticos de su genialidad le hacían pruebas estrictas para corroborar su legitimidad.

Una promesa inspiradora

Al graduarse en 1873, Nikola Tesla decidió regresar a su pueblo de origen. Tiempo después de llegar enfermó de cólera, del cual padeció alrededor de nueve meses.

En una de las varias ocasiones en las que estuvo al borde de la muerte, su padre prometió enviarlo a la mejor escuela de ingeniería si se recuperaba.

Esto significó mucho para Nikola, ya que su padre siempre había rechazado sus estudios científicos y deseaba que fuera sacerdote al igual que él.

Estudios universitarios

Evitando el reclutamiento, Tesla se dispuso a huir hacia una localidad en las cercanías de Gracac, llamada Tomingaj. Un año después de huir del reclutamiento, Nikola Tesla logró conseguir una matrícula en la escuela politécnica de Graz, gracias a una beca.

Durante su primer año, sus estudios fueron rigurosos, a tal medida que los profesores se preocupaban por su salud e integridad debido a sus altas jornadas de estudio. Fue tanta la angustia que llegaron a escribirle al padre de Nikola con profunda preocupación por su salud.

En su estadía en Graz logró estudiar de manera rigurosa la electricidad, estudios que años después lo llevarían a sus invenciones más famosas. Sus estudios a finales del segundo año en Graz fueron totalmente diferentes. Comenzó a sufrir una adicción por los juegos al azar, la cual lo alejó de las clases.

A finales del segundo año, Nikola Tesla ya había perdido su beca, lo cual lo acercó más al juego con la esperanza de recuperar lo perdido. Meses más tarde, perdió incluso sus asignaciones y el dinero para pagar la matricula, lo que lo llevó al abandono de sus estudios en 1878.

La muerte de su padre

Luego de perder el dinero de su matrícula y perder incluso la beca debido a su adicción al juego, Tesla cortó toda relación y comunicación con su familia. Esto debido a la vergüenza que sentía a partir de lo que había ocurrido.

Tras semejante suceso, Nikola se dirigió a la ciudad de Maribor. Allí trabajó por todo un año como asistente de ingeniero, padeciendo de una crisis nerviosa a continuación. Al enterarse de esta crisis, su padre fue sumamente persuasivo para que retomara sus estudios universitarios.

Un año más tarde, en 1879, su padre murió y Tesla abandonó para siempre sus estudios universitarios en Graz. Siguiendo los consejos de su padre, estudió en Praga durante un año y luego abandonó nuevamente sus estudios. En Praga sólo pasó el primer curso de estudios antes de abandonar.

Una “enfermedad” un tanto peculiar

Según la autobiografía de Nikola Tesla, desde pequeño sufrió una “enfermedad” bastante peculiar. Esta era la causa de unas cegadoras luces que aparecían ante sus ojos desde niño. Tras esas luces espontáneas, Nikola lograba tener momentos de suma inspiración, ya que generalmente estaban acompañadas de alucinaciones.

Estas alucinaciones se presentaban de forma extraña y por lo general estaban asociadas a ideas que Tesla tenía ya tiempo pensando. Incluso, algunas veces eran soluciones de problemas.

Según la propia autobiografía de Nikola Tesla también “padecía” de otras extrañas anomalías en su forma de percibir y analizar el mundo. Entre ellas se encontraban la memoria fotográfica y alguna clase de sinestesia que le permitía visualizar con increíble exactitud cualquier patrón o mecanismo.

Por esta razón, Tesla muy poco dibujaba sus mecanismos, ya que solamente necesitaba pensar en ellos para poder visualizarlos con alta precisión. Algunos teóricos creen que en realidad se trataba de la técnica conocida como “Pensamiento Visual”.

El primer ingeniero en telefonía de Budapest

Tras el abandono por completo de sus estudios universitarios, Nikola Tesla realizó un viaje a Budapest en donde consiguió empleo en una empresa de telégrafos que aún no abría. Tras comenzar a trabajar en dicha empresa, logró realizar experimentos con turbinas, familiarizándose de esa forma con la corriente continua.

Para el año 1881, al momento en que la compañía se inauguró ya Tesla figuraba como jefe de electricistas en toda la empresa. Tiempo después se hizo con el puesto del primer ingeniero telefónico del país.

En ese período desarrolló varios inventos y descubrimientos, de los cuales el más destacado fue un dispositivo repetidor de ondas que algunos creen sería el primer altavoz.

Nikola Tesla en la Continetal Edison Company

Luego de su estadía en Budapest, Nikola Tesla viajó a París en 1882, allí consiguió un trabajo de ingeniería en la Continetal Edison Company.  Su trabajo en dicha compañía se basaba principalmente en el diseño de mejoras para distintos aparatos eléctricos.

Ese mismo año Tesla logró realizar la primera creación del motor de inducción, así como también comenzó la planificación y elaboración de otros dispositivos. Estos nuevos mecanismos se basaban principalmente en el campo magnético rotativo.

Según su autobiografía, al despertar de un sueño en donde se le reveló la muerte de su madre, se enfermó por tres semanas. Decidió pasar la recuperación de esta enfermedad en Gospic y Tomingaj, dos pueblos en donde vivió gran parte de su niñez y adolescencia.

Su viaje a EE.UU para colaborar con Thomas E.

La primera vez que Nikola Tesla viajó a Norteamérica, fue a Nueva York en 1884. En ese momento, sólo contaba con una carta de recomendación que le abría las puertas en la compañía que Thomas E. tenía en EE.UU.

Al principio sólo le asignaron trabajos comunes de un ingeniero cualquiera, en los que solventaba algunos inconvenientes eléctricos de la compañía. Poco tiempo después, uno de los barcos más veloces (pionero en el uso de electricidad) sufrió averías en sus dinamos, los cuales Tesla reparó voluntariamente.

El gran desempeño y eficacia de Tesla fueron elevando su importancia en la compañía de Edison, hasta el punto de ofrecerle la posibilidad de rediseñar sus generadores de corriente.

Según la autobiografía de Tesla, Edison le ofreció 50.000 dólares, lo que equivaldría a más de 1.5 millones de dólares americanos en la actualidad.

Edison rompe su palabra

En 1885, cuando Nikola Tesla había rediseñado completamente los generadores de la compañía de Edison, aumentando considerablemente su eficiencia, este se negó a pagarle.

Ya que la propuesta había sido realizada sólo en palabra, Tesla no poseía documento alguno que validara el trabajo extra que había realizado. Edison por su parte se zafó de la deuda alegando que sólo había sido un chiste y que Tesla no entendía el humor norteamericano.

Para ese entonces Nikola recibía como paga tan sólo 18 dólares por semana; y para poder lograr conseguir esa suma que se le había prometido tenía que trabajar 53 años.

Tras el timo de Edison, Tesla pidió un aumento a 25 dólares semanales el cual Edison se negó a pagar, provocando su renuncia. Tiempo después, encontrándose en bancarrota y en un país extranjero, Tesla no tuvo otra opción que trabajar por un tiempo cavando zanjas para cableadosen Nueva York.

Nikola Tesla inicia su propia compañía eléctrica

Gracias a los avanzados conocimientos que Tesla poseía sobre la electricidad, y conociendo ya las fallas de la corriente continua que suministraba Edison, Tesla decide fundar su propia compañía.

Para el año 1886 logró fundar Tesla Electric Company, con el propósito de suministrar una electricidad más eficiente en todo el mundo. Esta compañía fue fundada en asociación con George Westinghouse, un reconocido empresario e inventor.

Gracias a esta colaboración, la corriente alterna estaba elevando sus índices de aceptación en las principales ciudades. Esto por supuesto representaba pérdidas para la compañía de Edison.

Debido a las diferentes ideas y también el factor económico al querer globalizar sus sistemas de energía, las rivalidades entre Edison y Nikola Tesla fueron creciendo cada vez más.

Una guerra de corrientes

Tras demostrar que la corriente alterna era mucho más eficaz y económica que la continua, Tesla comenzó a convertirse en un problema para Edison. Esta afirmación amenazaba con acabar con el concepto de Edison sobre la energía.

Aunque Edison era consciente de la realidad y sabía perfectamente que su corriente era mucho más cara e ineficaz, no estaba dispuesto a retroceder. En lugar de eso, Edison comenzó una fuerte campaña para desprestigiar a la compañía de Tesla, y además atemorizar al público.

La corriente alterna manejaba cargas eléctricas más elevadas, por esa razón su riesgo era mayor. Edison usó eso en contra de Nikola Tesla y llegó a financiar campañas en donde se electrocutaban animales en público, usando corriente alterna.

Otra de las medidas drásticas ejecutadas por Edison, fue la invención de la silla eléctrica para esa época; la cual era utilizada para electrocutar a los condenados usando corriente alterna.

Un triunfo de la corriente alterna, pero un fracaso para Tesla

Aunque Tesla había perdido la guerra de propagandas nocivas liderada por Edison, años más tarde los resultados hablaron por sí solos. La eficiencia y eficacia de la corriente alterna era indudable, por eso fue consiguiendo más popularidad hasta el punto de electrificar a la nación entera.

En 1893 se eligió dicho sistema eléctrico como el más eficaz para el mundo, en una feria mundial celebrada en Chicago. Sin embargo, Nikola Tesla no recibió nada por el reconocimiento de su trabajo, ya que en el pasado había estado obligado a ceder sus patentes a Westinghouse.

Inventos de Tesla y su influencia en la era moderna

Muchos de los inventos de Tesla fueron clasificados por el gobierno de los Estados Unidos, otros fueron lo suficientemente famosos para ser mostrados al mundo. Entre los inventos y descubrimientos más famosos y más utilizados de Tesla se encuentran los siguientes:

  • El generador de corriente alterna
  • La Bobina de Tesla
  • El control remoto
  • La posibilidad de enviar energía eléctrica sin necesidad de cableado, invento que no logró terminar por falta de financiamiento
  • La lámpara Fluorescente
  • El dispositivo de diagnóstico mediante Rayos X
  • Las Turbinas sin paletas
  • Las bases teóricas del radar
  • El Telascopio
  • El radiogoniómetro
  • La telegeodinámica eléctrica
  • La bujía para encender motores de explosión

La torre de Tesla

Entre todos los inventos y construcciones que realizó Nikola Tesla en vida, este fue el que más se vio envuelto en polémica debido a las funciones que prometía con él. Es posible que esta construcción sea la culpable de sumir a Tesla en la pobreza y rivalizarlo con otras industrias eléctricas y minerales.

Durante un tiempo, en 1901, Tesla se reunió con diferentes inversionistas de todo New York. Esto con el fin de presentarles su proyecto de transmisión inalámbrica de corriente, logrando así conseguir 150 mil dólares. Eso equivale a casi 5 millones de dólares en la actualidad.

Luego de la obtención del financiamiento con la promesa de compartir parte de las patentes con los inversores, Nikola Tesla se dedicó al planeamiento de su proyecto. En 1902 logró levantar una torre de 57 metros de altura, con la que pretendía no sólo transmitir información sino también energía inalámbrica y gratuita.

Tras el levantamiento de la torre de Wardenclyffe, Tesla se quedó sin fondos. Además, otro factor que lo detuvo fue su competencia con Marconi, quien logró realizar transmisiones antes que él.

El mundo en contra de la posibilidad de la energía gratuita

La idea de Tesla que proponía la energía gratis y sin necesidad de cableado no fue de agrado para los inversionistas ni competidores. La cantidad de dinero que se perdería si no se monetizaba la energía era incalculable. Por esa razón, los inversores de Nikola Tesla se negaban a seguir financiando su proyecto.

Aun cuando Tesla suplicaba en cartas indicando que la solución sólo dependía del financiamiento y que lograría transmitir información y energía limpia, ninguno de los inversores accedió.

Durante 5 años Tesla solicitó a los inversores los fondos necesarios para continuar con el proyecto, fondos que fueron rotundamente negados. Muchas personas se habían puesto en su contra y alegaban que todo su ambicioso proyecto no era más que una estafa.

El proyecto se mantuvo hasta 1905, fecha para la cual Tesla ya no podía con las cargas financieras. En 1906 la crisis nerviosa de Tesla había empeorado.  La ansiedad por terminar su proyecto lo llevó a tomar la decisión de hipotecar el terreno del laboratorio.

La pérdida de su proyecto

Finalmente, 10 años más tarde, este hombre se encontraba quebrado y sin poder pagar la hipoteca de sus propiedades.

 Nikola Tesla perdió el terreno en donde se encontraba el laboratorio y su torre. Con una deuda de 20 mil dólares, que en la actualidad se aproxima al millón de dólares, Tesla no tenía mucho por hacer.

Un par de años más tarde, el nuevo propietario de los terrenos en donde se encontraba el laboratorio y la torre, demolió las construcciones para “nivelar el terreno”.

El premio Nobel no compartido

En 1915 algunas agencias de noticias en Londres reportaban que el premio Nobel de ese año sería otorgado a Nikola Tesla y a Thomas Edison. Dicha nominación era un premio compartido por los aportes de ambos en la física.

Luego, la misma agencia afirmó que en realidad el premio sería entregado a William H. Bragg. Muchos rumores surgieron en ese entonces realizando teorías de por qué el premio sería entregado a un científico con menores contribuciones.

Por una parte, se cree que ambos científicos rechazaron rotundamente la idea de recibir el premio compartido con el otro. Aunque la fundación Nobel negó dicho acontecimiento, alegando que, si el premio no había sido entregado aún, era imposible rechazarlo.

Según la autobiografía de Nikola Tesla, ambos eran los ganadores originales del premio, pero la fundación reconsideró las nominaciones debido a la rivalidad entre ambos. En ninguno de los años siguientes de sus carreras se les otorgó el premio Nobel.

Aspectos personales de Nikola Tesla

Tesla fue un personaje muy conocido por sus inventos, descubrimientos y afirmaciones extravagantes. Aun así, también poseía otros aspectos más personales en su vida, que muchos de sus seres más cercanos y él mismo en su biografía afirmaban.

Entre sus aspectos más resaltantes encontramos sus costumbres, la forma en la que vestía, qué pensaba de la religión y cuáles eran sus hábitos cotidianos. Nikola Tesla fue un hombre como muchos, pero también una mente brillante como pocas.

¿Cómo se veía Tesla?

Su peso aproximado siempre fue acercándose a los 64 kilogramos, y tenía una altura de 1.88 m. En un artículo escrito por Arthur Brisbane, decía que Tesla era uno de los hombres más altos y delgados, y sin duda el más serio que había visto.

Poseía una apariencia elegante y muy estilizada. Desde lejos se notaba muy aseado y con una vestimenta impecable. En otras declaraciones se habla de sus ojos claros y sus grandes manos, También se decía que sus pulgares tenían un tamaño que resaltaba a la vista.

¿Cuáles eran sus costumbres?

Nikola Tesla tenía como costumbre unos excéntricos patrones de conducta que se repetían diariamente debido a padecer de un Trastorno Obsesivo Compulsivo. Su trabajo diario comenzaba a las 9:00 am y aproximadamente entre las 6 y 8 de la noche pausaba su labor para comer, retomando más tarde sus trabajos.

Solía cenar exactamente a las 8:10 pm y lo hacía siempre solo, con excepciones de las veces en donde realizaba alguna reunión. Las veces que pedía comida a entregar en su habitación le gustaba que sólo algún personal en específico lo atendiera.

Nikola Tesla realizaba una caminata diaria para mantenerse en forma de 13 a 16 kilómetros. En su vejez decidió ser vegetariano, comiendo solamente pan, miel, leche y algunas veces jugos vegetales.

¿Cuánto tiempo dormía Tesla?

Según su propia biografía, Tesla jamás dormía más de un par de horas en la noche. Aunque según su propia afirmación, durante el día algunas veces se daba siestas para recargar fuerzas y continuar trabajando.

Estos hábitos de sueño se generaron desde sus estudios en Graz, cuando Tesla estudiaba y jugaba a juegos al azar por horas y sin descansar.

¿Cómo fueron sus relaciones con otras personas?

Nikola Tesla tenía la creencia de que casarse sólo le generaría problemas para continuar con sus estudios científicos. Por esa razón jamás contrajo matrimonio ni tuvo hijos. En su biografía confesó que durante su juventud se sentía incapaz de ser digno de una mujer, ya que ellas lo superaban en todos los sentidos.

En su vejez le confesó a un periodista que lamentaba no haber contraído matrimonio, y que quizás el sacrificio que había hecho por la ciencia había sido muy grande.

A pesar de que Nikola Tesla solía alejarse de las personas y poseía un comportamiento sumamente asocial, los que lo conocían hacían comentarios altamente positivos de él. Sus habilidades con la poesía, las diferentes lenguas que manejaba y el amplio entendimiento de diferentes artes, lo hacían un gran acompañante.

Entre sus grandes amistades se encontraban F. Marion Crawford, Kenneth Swezey, Stanford White, George Scherff, Robert Underwood y Fritz Lowenstein. En sus años de adultez madura desarrolló una amistad íntima con Mark Twain.

Su lado no tan bueno

Tesla podía ser un hombre muy difícil en cuanto a sus puntos de vista. Muchas veces rechazó y despidió a empleados sólo por su peso o vestimenta.

Creencias científicas

Las creencias científicas de Nikola Tesla se remontan al concepto famoso del Siglo XIX. Creía firmemente en el “Éter” y se negaba a tener que aceptar otras teorías científicas. No aceptaba la teoría subatómica de partículas y tampoco la existencia de los electrones con cargas eléctricas.

Creía que los átomos no podían cambiar su estado ni dividirse tampoco. De igual forma postulaba que de existir los electrones, serían el cuarto estado de la materia.

Estaba en desacuerdo con la mayoría de las teorías de Einstein e incluso dedicó algunos años a desmentir sus teorías. Una de las afirmaciones hechas por Nikola Tesla para revocar las teorías de Einstein era alegando que él podía producir electricidad más rápida que la velocidad de la luz.

A sus 81 años de edad, afirmó que había desarrollado una teoría que reorganizaría las creencias sobre el espacio y la materia. Él esperaba que su postulación teórica acabara con las creencias de que el espacio se podía curvar.

Creencias Sociales

Tesla no sólo poseía conocimientos avanzados sobre la ingeniería y física, también era un filósofo conocido por sus observaciones humanistas. Esto no representó un obstáculo a la hora de apoyar la eugenesia en su época, alegando que la evolución correcta de la raza humana dependería de ello.

Tesla también realizó comentarios sobre la lucha de las mujeres por la igualdad de género, indicando que posteriormente las mujeres serian el sexo dominante. Aunque igualmente lamentaba que muchas de las mujeres que buscaban la grandeza y poder de los hombres, dejaran a un lado su feminidad y dulzura.

Creencias religiosas

A pesar de que Nikola Tesla creció con un padre sacerdote ortodoxo y que en su infancia esas fueron las creencias infundadas por su entorno, sus creencias religiosas cambiaron posteriormente. En su adultez no se consideraba a sí mismo como una persona creyente, y rechazaba rotundamente el fanatismo religioso.

Entre sus opiniones resaltaba que el cristianismo, así como el budismo, representaban las religiones más importantes del mundo.

En cuanto a las creencias existenciales, opinaba que el universo no tenía un principio ni un fin, y que se ha encontrado existiendo desde siempre. Tampoco creía en el alma o espíritu, indicando que sólo era la totalidad sumatoria de todas las funciones corporales.

De esa forma pensaba que las personas al morir no iban a ningún lado, sólo su funcionamiento terminaba y la existencia de su “alma” también.

La muerte de Nikola Tesla

El fallecimiento de Nikola Tesla ocurrió estando sin compañía alguna, en la habitación número 3327 del hotel Wyndham New Yorker, un 7 de enero del año 1943. El cuerpo lo encontró una camarera que entró a su habitación sin importarle el aviso de “no molestar” que el mismo Nikola había puesto un par de días antes.

Según los exámenes del forense que estaba examinando el cuerpo, la muerte había ocurrido debido a una trombosis coronaria. Más tarde, un par de días después, agentes del FBI revisarían y tomarían las pertenencias de Tesla. Esta medida fue ejecutada por la custodia de propiedades extranjeras.

Aun cuando Nikola Tesla ya era un ciudadano norteamericano en todos sus derechos, se temía por el conocimiento que podía caer en manos extranjeras. Por esa razón, se realizó un examen exhaustivo de todos los aparatos, documentos y planos que poseía Tesla en su cuarto de hotel.

Más tarde se determinó que nada de lo allí encontrado representaba una amenaza para la seguridad nacional si caía en manos extranjeras. Haciendo referencia que todo lo valioso que Tesla había elaborado se remontaba al pasado; y que en sus últimos años sólo era un filósofo y especulador de la energía inalámbrica.

Sus restos

El 12 de enero se celebró un funeral en su nombre en donde asistieron más de 2.000 personas. Más tarde, Tesla fue incinerado en el cementerio Ferncliff de New York.

22 curiosidades sobre Nikola Tesla que quizás no sabías

Existen algunos datos curiosos sobre el hombre que creó la posibilidad de iluminar el mundo entero gracias a su corriente alterna. A continuación, los compartimos contigo:

  1. El nacimiento de Tesla ocurrió en la medianoche, en medio de una gran tormenta eléctrica que azotaba en ese momento la pequeña localidad de Smilian.
  2. Según la historia que cuenta la familia de Nikola Tesla, la partera que atendió el parto realizó una extraña afirmación debido a la tormenta. Ella dijo que el niño nacería como un hijo de la oscuridad, pero su madre negándose afirmó que su hijo le pertenecía a la luz.
  3. Tesla poseía la capacidad de memorizar con increíble exactitud todo lo que veía, esto se debía a su memoria fotográfica. Gracias a esto no necesitaba llevar anotaciones de casi nada.
  4. Le tenía pánico a los gérmenes. Esto lo llevó muchísimas veces a tener hábitos sumamente exagerados en cuanto a su cuidado personal y la limpieza en general de todo.
  5. Poseía un sentido de la moda altamente refinado, generalmente era común encontrarlo vestido de traje con guantes blancos. A la hora de ser fotografiado siempre le gustaba buscar su mejor pose.
  6. A pesar de todas las manías y excentricidades, se sabe que Nikola Tesla era todo un casanova. Su elegancia, inteligencia y personalidad refinada muchas veces lo hacían irresistible. Sin embargo, él creía que las relaciones amorosas sólo eran una distracción para sus objetivos científicos.
  7. Tesla murió virgen a los 86 años.
  8. Sabía hablar ocho idiomas diferentes: inglés, alemán, húngaro, latín, checo, francés, italiano y por supuesto serbio.
  9. Tenía una severa obsesión con el número tres y lo utilizaba para tomar decisiones, como el número de domicilio de un hotel, el número de la habitación, etc.
  10. Nikola Tesla tenía un severo TOC, lo cual lo llevaba a limpiar constantemente tanto su joyería como sus cubiertos y demás.
  11. Dormía muy pocas horas al día, según su propia autobiografía, sólo dormía dos o tres horas al día.
  12. Sentía un increíble repudio por las perlas, es por eso que no toleraba que alguna acompañante las llevase. Incluso muchas veces rechazó mujeres por esa razón.
  13. Apoyaba activamente la eugenesia, por esa postura evolutiva llegó a recibir críticas vinculándolo con el nazismo, lo cual era erróneo.
  14. Tenía planes de experimentos con jóvenes para mejorar su rendimiento académico, pero nunca los realizó.
  15. Sentía un profundo desprecio por las personas con obesidad, según Nikola Tesla, dichas personas dañaban a la especie humana.
  16. Le gustaban extremadamente las palomas. Las alimentaba y cuidaba de ellas, según algunas personas Tesla afirmaba que le agradaban más que las personas.
  17. La imagen con la que comúnmente se conoce en donde se encuentra sentado y completamente rodeado de rayos, fue sólo un montaje con doble exposición para lograr promover su trabajo.
  18. Era medioambientalista. Por esa razón, uno de sus más grandes propósitos era producir electricidad de manera limpia y sustentable para todo el mundo de forma gratuita.
  19. Al fallecer Nikola Tesla, antes de enviar sus pertenencias a los familiares del extranjero, el gobierno norteamericano incautó gran parte de su trabajo. Hoy en día siguen siendo elementos clasificados.
  20. A pesar de sus éxitos y sus inventos revolucionarios, Tesla murió pobre. Esto debido a que la posibilidad de llevar energía gratis al mundo representaba una amenaza directa a grandes industrias. Se cree que existió una conspiración geopolítica que lo sumió en la miseria.
  21. Construyó una torre ubicada en Long Island, con la que pretendía llevar la energía gratis y limpia a todas partes del mundo.
  22. Su antiguo laboratorio logró ser comprado, gracias principalmente a una campaña dirigida por el Centro Científico Tesla. Allí se planea construir un museo dedicado a Tesla.

Nikola Tesla, la mente maravillosa que iluminó el mundo

Desde sus inicios Nikola Tesla presentó un increíble interés y comprensión de diferentes ciencias tales como matemática y física, llevándolo a sobresalir entre sus compañeros. A pesar de que su camino hacia el éxito no fue fácil, se mantuvo luchando por sus convicciones.

Aun cuando no logró disfrutar de una manera económica los frutos de sus más grandes trabajos, siguió apostando por el bien común. Dedicando incluso su vejez a la búsqueda de la solución de problemas eléctricos del mundo, en donde creía se encontraban las soluciones a muchos otros problemas.

Nikola Tesla dedicó toda su vida a la ingeniería, dejando como legado grandes lecciones de vida, y también grandes inventos que cambiaron muchas vidas. Por esa razón, Tesla se considera una pieza fundamental en la construcción de nuestra civilización moderna.

Para algunos sólo fue un “científico loco”, pero la realidad es que muchos de los beneficios eléctricos que hoy en día disfrutamos se deben a sus esfuerzos y estudios.

Referencias:

https://es.wikipedia.org/wiki/Nikola_Tesla
https://historia.nationalgeographic.com.es/a/nikola-tesla-genio-electricidad_14494

www.buscabiografias.com/biografia/verDetalle/3728/Nikola%20Tesla

www.tesla.com.mx/sobre-tesla/biografia-nikola-tesla/


Si te gusta este post, compártelo con tu amigos
Mou D. Khamlichi

Mou D. Khamlichi

Autor

Contenido Relacionado

Más contenido creado por nuestros autores