Katherine Johnson

Katherine Johnson hizo que llegue el hombre a la luna

Por: Mou D. Khamlichi
Si te gusta este post, compártelo con tu amigos

Hablar de Katherine Johnson es hablar de una de las mujeres que ha tenido un papel elemental en cuanto a avances científicos y tecnológicos. Johnson marcó una pauta sumamente significativa debido a su increíble intelecto.

Parte de su reconocimiento radica en ser la primera afroamericana en trabajar para la NASA y hacer posible la llegada del hombre a la luna. A continuación, te mostraremos más sobre la historia de esta gran mujer.

Katherine Johnson

El entorno social de Katherine Johnson

Katherine Johnson no solo fue reconocida a nivel mundial por su trabajo realizado en la NASA. También inspiró a muchas personas y dio inicio al reconocimiento de la mujer y de los afroamericanos en cuanto a la igualdad, educación y valores.

Nacida en 1918, Katherine Johnson fue originaria de Virginia Occidental, Estados Unidos. Su padre fue educador y su madre laboraba como costurera. Era la menor de sus hermanos y desde muy pequeña su inteligencia era notable.

Su padre se interesaba en gran medida por su educación. Para la época, las condiciones socioeconómicas no le permitían estudiar un grado más alto que octavo, por ende, decidieron mudarse para terminar los estudios de secundaria.  Continuó su formación educativa en Virginia y a los 19 años ya contaba con 2 títulos universitarios, uno en Matemáticas y otro en Francés.

Katherine Johnson primero fue educadora

Debido a la opresión que existía en la época hacia las mujeres y los afroamericanos, sus oportunidades de trabajo eran limitadas. Sin embargo, inició su carrera profesional a través de la educación.

Se casó en secreto, ya que en ese tiempo a las mujeres casadas se les prohibía trabajar de educadoras. Al quedar embarazada por primera vez abandona su trabajo y se dedica a la vida familiar. Tiempo después de haber concebido dos niñas más, vuelve a dar clases y continúa  sus estudios en matemáticas.

Inicios de Katherine Johnson en la NASA

Su primer empleo gubernamental fue en el comité asesor nacional para la aeronáutica en Virginia. Lo que años después se convertiría en lo que ahora conocemos como la NASA. Inicia ejerciendo un cargo el cual era denominado como “computadoras humanas”.

Gracias a su elevado nivel en matemáticas y su destacada labor, Katherine Johnson fue ubicada en la sección de investigaciones en un corto tiempo. El cargo que ocupaba en la NASA estaba enfocado en el grupo de tareas especiales, donde era la única mujer y afroamericana.

El interés principal de este equipo era poder enviar personas al espacio en un corto tiempo para poder competir con los soviéticos. Estos ya se encontraban  llevando a cabo misiones hacia el espacio.

Comienzan las pruebas para enviar al primer hombre al espacio

En 1961 Estados Unidos inicia la realización de pruebas para enviar al primer hombre al espacio. Dichas prácticas de vuelo debían ser antecedidas por estudios y cálculos que permitieran orientar todo el proceso.

Para esa tarea Katherine Johnson fue convocada debido al notable trabajo que había realizado. Desde ese momento, empieza de forma gradual a conocerse el trabajo que estabaejerciendo en la NASA. Donde se anticipaba que sería una pieza clave para colocar al primer hombre en el espacio.

Los cálculos matemáticos que esta mujer realizaba eran tan acertados que nadie cuestionaba su trabajo. Su inclusión en las reuniones con personal de gran relevancia en la organización, permitió ubicarla como una mujer indispensable para el equipo.

Cómo Katherine Johnson hizo posible la llegada del hombre a la luna

Su conocimiento sobre geometría analítica le permitió realizar cálculos de trayectorias en diversos espacios, cuyo fin fuese generar resultados funcionales y certeros.

De la eficacia del trabajo realizado dependería el éxito o fracaso de los vuelos que se esperaban llevar a cabo. Katherine Johnson había ganado tanto la confianza de su equipo que era solicitada para constatar resultados que eran designados para las máquinas.

En 1962 se realiza el primer vuelo de un estadounidense orbitando la tierra. Katherine Johnson fue quien realizó la fórmula para que eso fuera posible. El proceso antes, durante y después de esta misión fue hecho por esta ilustre mujer, la cual permitió generar resultados exitosos.

Sus artículos científicos

Katherine Johnson realizó múltiples artículos científicos sobre viajes al espacio y análisis de satélites, los cuales aumentaron su reputación y confianza ante muchos investigadores. Su nombre estaba a la vista de todos en informes importantes, que para la época era sorprendente encontrar a una mujer allí.

En 1969 despega el Apolo 11 y aterriza el primer hombre en la luna. La importancia de este viaje no era solo llegar hasta allí, sino traer de vuelta a esos astronautas. El trabajo debía llevarse a cabo de forma completa y con suma exactitud para que no ocurriera ningún error. 

Esta labor solo se podía llevar a cabo a través de cálculos y Katherine Johnson fue la encargada de elaborarlos. Realizó trabajos preliminares para que dicha misión fuera todo un éxito, y así fue.

Reconocimientos de Katherine Johnson

Tantos logros de esta mujer capaz de romper más de un paradigma, sin duda fueron reconocidos. Te presentamos una lista cronológica de todos ellos.

  • 1967: se le concede el premio orbitario lunar.
  • 1969: se otorga el premio al grupo Apolo por su brillante misión de enviar al primer hombre a la luna.
  • 1997: es nombrada matemática del año por la asociación tecnológica nacional.
  • 2015: el presidente Barack Obama le entrega la medalla presidencial de la libertad.
  • 2016: es bautizado en su horno el centro dedicado a la instalación computacional de investigación  de la NASA.
  • 2016: sale a la luz la película, dedicada a ella y dos de sus colegas, llamada “Hidden Figures”.

Más allá de llevar el hombre a la luna

Esta brillante mujer, amante de las matemáticas y considerada una experta en mecánica orbita, era apreciada y respetada por todo el que la rodeaba. Se dedicaba a plantificar y anticipar los problemas que pudieran surgir de una forma natural y precisa. Era una persona sencilla y apasionada por su trabajo. 

Laboró para la NASA hasta el año 1986 y luego se dedicó a ser promotora de educación en matemáticas en escuelas públicas. Falleció a la edad de 101 años dejando un legado ejemplar y estudios que transcenderán a lo largo de la historia.


Si te gusta este post, compártelo con tu amigos
Mou D. Khamlichi

Mou D. Khamlichi

Autor

Contenido Relacionado

Más contenido creado por nuestros autores