la minería cientifiko

El impacto de la Minería a través de los años

Por: Mou D. Khamlichi
Actualizado el 22 de marzo de 2021
Si te gusta este post, compártelo con tu amigos

Es un hecho irrefutable que uno de los aspectos más loables y a su vez deplorables en el mundo ha sido el impacto de la minería. Su historia, ardua y cruenta, denota los esfuerzos de decenas de poblaciones, y algunas de las atrocidades más notables que se hayan perpetrado.

Como proceso, los humanos han minado posiblemente desde tiempos antiguos. La extracción de minerales es una actividad bastante desarrollada e importante hoy en día, sujeta a regulaciones estadales y objeto de bastante escrutinio. Sin embargo, sus orígenes fueron muchísimo más humildes. Para comprender su impacto, podrás leer sobre sus usos, su historia, y las ramificaciones que esta conlleva.

Un preámbulo a la utilidad y el impacto de la minería

En términos sencillos, la minería se conceptualiza en la extracción de minerales de distintos tipos y clasificación. El impacto de la minería estriba en su utilidad; es la única forma de obtener elementos y objetos que no se puedan fabricar artificialmente. El número de recursos obtenibles a través de este método es insuperable.

Precisamente, el gran impacto de la minería yace en que los materiales extraídos no son sólo minerales. También abarca recursos no renovables, como el agua y el petróleo, que dependen de este negocio. Es esta interconectividad que provee la minería, lo que puede convertirla en una fuente de ingresos muy lucrativa.

Sin embargo, esto ha tenido repercusiones tanto positivas como negativas en la historia del mundo. Actualmente, existen cuatro métodos para minar materiales, estas metodologías demuestran precisamente el impacto y utilidad de esta.

minero minería

Minería subterránea

Siendo el tipo de minería más conocido por el público, los costos de este método son bastantes elevados. Principalmente, requieren de un estudio denso de la geología envuelta, ya que los terrenos y su durabilidad pueden afectar notablemente el trabajo.

Los riesgos que trae la minería subterránea son varios, pues su uso siempre fue muy arriesgado. Tal como se evidenció en la crisis de los mineros chilenos en este último siglo, el impacto de la minería subterránea involucra los derrumbes. Por supuesto, las regulaciones modernas buscan asegurar que estos túneles sean cavados con sumo cuidado para evitar estos desastres.

Generalmente, estas técnicas se enfocan en la extracción de minerales a través de la construcción de túneles. Estos mismos están diseñados para acceder a los depósitos subterráneos a través de tecnologías costosas. Hoy en día, tienen bastante refinamiento y variedad. Esto podrás apreciarlo posteriormente en la sección histórica.

Minería de superficie

No toda la minería es realizada bajo tierra. El impacto de la minería de superficie radica en que involucra la remoción sistemática de plantas y tierra para acceder a los recursos buscados.

Por supuesto, este método es utilizado para aquellas oportunidades en las que no se espera minar de forma muy profunda. En realidad, la tecnología usada es para cavar huecos de tamaño pequeño.

Ahora bien, aunque esta práctica ha existido desde el siglo XVI, en el presente la maquinaria de construcción facilita bastante el trabajo. El uso de excavadoras para remover el terreno, en conjunto con la implementación de sistemas de agua que eviten inundaciones, son vitales.

En términos de proporción, la minería a nivel superficial es la más provechosa en Norteamérica. Actualmente, este método tiene varias subcategorías:

  • Minas Descubiertas
  • Minas Cortas

Minas de Superficie descubiertas

Esta forma de implementar la minería superficial implica los siguientes pasos:

  • Extraer toda la vegetación en una línea recta.
  • Explotar toda la capa una vez que la superficie haya sido arrancada completamente.
  • El uso de los mismos materiales explotados para recubrir el foso creado.

Usado en superficies planas, este método aprovecha todos los recursos a su disposición. Se pueden verificar ejemplos de esto en minas alrededor de todo el mundo. Tanto Argentina como Alemania poseen actualmente algunas de las localizaciones más conocidas (Bajo de la Alumbrera y Garzweiler, respectivamente).

Minas de superficie cortas

Las cortas, a veces simplemente conocidas como minas a cielo abierto, son excavaciones en forma de cono. Debido a que este tipo de actividad es de naturaleza vertical, se deben considerar muchísimos factores previo a su iniciación. Por ejemplo, el valor real del material a extraer juega un papel importante al momento de la deliberación.

Idealmente, estas cortas se excavan en bajos en la tierra. Mediante la creación de túneles miniatura, se pueden crear puntos importantes que ayuden a mapear el terreno. Una vez diseñado este mapa mental, se puede comenzar con la excavación. Al incluir “escalones” en las paredes del cono, se evitan derrumbes innecesarios y se disminuye el riesgo de la operación.

Evidentemente, este tipo de minería superficial ha generado críticas debido a los factores ambientales. La disrupción de la tierra genera y libera agentes contaminantes que son difíciles de detener una vez realizado el proceso. Diariamente, las minas pequeñas liberan miles de toneladas de desperdicios.

Minería de remoción de cumbres

La remoción de cumbres se asemeja bastante a las otras variantes de minería superficial. El impacto de la minería MTR radica principalmente en la remoción de carbón a través de explosivos en las cumbres de las montañas.

Su atractivo se debe al costo; el uso de explosivos de alto calibre en combinación con un personal reducido significa menores inversiones. A pesar de las ventajas en el costo, las críticas se han endurecido bastante con respecto a esta práctica.

Previo al proceso de minería, el área debe ser deforestada completamente, llevando a que muchos cuestionen la utilidad de esta práctica a largo plazo. La deforestación tiende a ser un daño difícil de recuperar, desplazando a la fauna local.

Las regulaciones impuestas surgieron a partir de las decenas de especies en riesgo, en conjunto con la flora perdida. Ya que el costo de producción es tan bajo, este método es excesivamente prevalente, pero sin ninguna regulación, podría tener consecuencias graves. La evidencia denota que las tierras que han sido objeto de explotación demuestran una menor densidad orgánica que antes.

Económicamente, la remoción de cumbres es sumamente provechosa. El carbón representa un elemento significativo en el mercado energético; actualmente muchas compañías debaten sobre la proporción de minería de remoción que se debería permitir.

Minería de placeres

Mediante la minería de aluviones, se espera recolectar tanto minerales preciosos como químicos notables. Históricamente, los depósitos de oro han sido encontrados en el fondo de ríos o placeres.

A partir de las generaciones modernas, se comenzó a modificar la técnica de extracción, optando por una muy similar a la minería de cielo abierto. Aun así, la minería de placeres se considera una categoría aparte. El impacto de la minería en estos depósitos es evidente.

La mayoría del titanio y una gran parte del oro es encontrada a través de esta actividad. Muchísimos de estos proyectos se llevan a cabo principalmente por el factor de un costo bajo; al ser de un precio muchísimo menor que el de la minería subterránea, las ventajas son obvias.

Entre las formas para llevar a cabo la minería en estos depósitos, se encuentran:

  • El Bateo de Oro
  • Dragas de Oro

Técnica de bateo de oro

El bateo de oro sigue siendo un método de minar muy popular, aunque los resultados positivos de aplicarlo son menores en comparación con otras técnicas.

Usando una batea, la persona procede a extraer los restos de oro que arrastre del fondo del agua. Gracias a la densidad del material, este se hunde con facilidad hasta el fondo de la batea, asegurando su extracción. Lo ideal de este método es que puede ser implementado inclusive de manera recreacional sin muchos riesgos.

En naciones pobres, este sigue siendo el único método de conseguir oro. A través del uso de bateas, se obtiene polvo de oro, el cual es vendido en los mercados locales de muchos pueblos en América Latina y en África. Por supuesto, esto sólo ocurre cuando no existe un mercado regulado de minería, o alguna corporación interesada.

Por desgracia, este es uno de los métodos de minería menos rentables, ya que el oro extraído tiende a ser escaso o sin mucho valor. Es por esto que la batea de oro es considerada seriamente como un método único en áreas pobres sin infraestructura minera.

Extracción con Dragas

Aunque el uso de bateas es bastante popular y ha sido refinado una infinidad de veces, existen alternativas más viables. Un método usado por mineros profesionales es el dragado, con máquinas que están diseñadas para extraer oro de depósitos acuáticos con rapidez y eficiencia.

Previamente entendidas como maquinarias titánicas, su descendencia es de tamaño portátil y plegable. Incorporando el uso de correas y taladros, esta tecnología mantiene el mismo principio de las bateas. El trabajo de las dragas es cavar tierra y dejar que el oro caiga en una caja debido a su densidad en el agua.

Controversialmente, este tipo de excavación, a pesar de generar bastante popularidad en Latinoamérica, se le ha considerado dañino ambientalmente. El costo elevado también lleva a que la tecnología no pueda ser adquirida por cualquier aspirante.

la minnería

Efectos ambientales de la minería de placeres

Ecológicamente, el impacto de la minería de depósitos acuáticos ha sido criticada abiertamente. La extracción industrial del oro lleva a la contaminación de bastantes ríos y otras fuentes de agua natural. La liberación de contaminantes químicos no se limita al oro exclusivamente.

Muchas maquinarias desentierran carbón o piedras cuya toxicidad afecta a estas fuentes de agua. Por supuesto, esto se limita más que todo a la minería de placeres con maquinaria pesada. Queda claro que el uso de bateas no tiende a afectar el ecosistema de tal manera.

Conocido como el método Dahlonega, el pueblo en Georgia y muchas poblaciones han estado en riesgo de perder su fuente de agua principal por estas prácticas. Por esto, la legislación moderna se ha encargado de poner trabas o límites a la explotación permitida en el área.

Minería de soluciones

Siendo el más evolucionado tipo de minería, este método utiliza maquinaria que administre químicos a la tierra para así extraer el material. Mediante la disolución de minerales, se asegura una extracción de bajo costo y riesgo disminuido.

Aunque este método genera menor controversia debido a que su impacto ambiental es menor, no es universalmente aplicable. El terreno o suelo en el que será aplicado deberá ser permeable por naturaleza, dificultando el proceso. No es sorprendente entonces, que este método sea usado más que todo en la extracción de Uranio.

Actualmente, el 41% de la producción del Uranio depende de la minería a través de soluciones químicas. El crecimiento exponencial de esta producción a nivel global se debe mayoritariamente a Kazajistán. Su producción de Uranio supera las 50.000 toneladas actualmente, y sus minas a base de soluciones son las más significativas a nivel global.

El impacto de la minería de soluciones a nivel ecológico

Las ventajas que provee el inundar un terreno con químicos para minar recursos esenciales son obvias. Este método representa un menor costo, y un menor riesgo para las personas envueltas. Sin embargo, sí existen ciertas regulaciones que deben ser obedecidas para continuar este proceso.

Según la legislación estadounidense, los depósitos de agua que se puedan ver afectados, en conjunto con el terreno, habrán de ser purgados posteriormente. La idea es que las condiciones existentes antes de la actividad minera sean recuperadas.

Debido a que el uranio se sigue ubicando bajo tierra, los riesgos de radiación son mínimos, aunque siga habiendo riesgo debido al uso de químicos. La metodología para controlar los efectos nocivos de la minería a base de soluciones ha demostrado ser efectiva.

Mediante el uso de agua en procesos que contrarresten la toxicidad, los resultados tienden a ser prometedores. Sin embargo, esta metodología debe ser actualizada, ya que la tecnología ha continuado avanzando.

Aunque países como Australia y los Estados Unidos se han mantenido dentro de esta clase de regulaciones, este no es un caso universal. La minería de soluciones sigue siendo el método más práctico y ecológico posible; pero su facilidad de replicarse pone en peligro el posible futuro de países menos desarrollados.

Historia breve sobre el impacto de la minería

La industria del acero es extensa, iniciando desde las épocas de la prehistoria. Ya que los homo sapiens tuvieron que llevar una vida nómada, su principal interés fue la obtención práctica de recursos. En este mismo sentido, el desarrollo de metales afectó la manera en la cual el hombre primitivo comenzó a interactuar con su entorno drásticamente.

Con esto dicho, la historia sobre el impacto de la minería se puede dividir en un número significativo de épocas.

Época prehistórica

Tal como se mencionó anteriormente, el hombre comenzó a utilizar todos sus materiales disponibles para poder desarrollar herramientas. Siendo parte de un mundo extremadamente hostil para el cual su cuerpo no estaba tan preparado, no existía otra alternativa.

Los ancestros del hombre utilizaron materiales bastantes básicos para poder realizar estas operaciones. La cerámica, el metal más accesible y evidentemente la piedra fueron las primeras herramientas a ser usadas en la minería. Hoy en día, numerosas galerías y túneles de origen paleolítico pueden ser encontradas a través de los continentes del mundo.

La mina más antigua en cuestión, por ejemplo, se encuentra en Suazilandia, África. Esta mina de carbón tiene al menos 40.000 años, y sirve de evidencia para los métodos descritos anteriormente. Con el paso de los siglos, los humanos comenzarían a implementar el fuego para forjar sus metales y herramientas más eficientes.

Civilizaciones antiguas: Egipto

Muchísimo antes que las dinastías existiesen, Egipto ya había comenzado la extracción de minerales o recursos como la malaquita y el oro. Con el paso de los años, sus técnicas los ayudaron a recubrir sus ciudades y fomentar el comercio con naciones vecinas.

Usando el fuego como un catalizador, los egipcios calentaban las piedras previo a su recubrimiento con líquidos. Esto facilitaba su extracción. Diodorus Siculus, el historiador griego, denota todas las técnicas usadas por esta civilización. Lugares como Nubia y los desiertos del este se convirtieron en las primeras canteras del granito, el oro y minerales usados en sarcófagos.

Egipto continuó prosperando, y se estima que las civilizaciones mediterráneas siguieron sus ejemplos sin realizar muchas modificaciones. De hecho, la minería egipcia influiría posteriormente en las Filipinas y sus pueblos adyacentes, como podrás observar posteriormente.

Las primeras esmeraldas, surgieron gracias a los esfuerzos mineros de esta dinastía. El impacto de la minería fue tan grande, que fue lo que permitió a Egipto alzarse como un poder supremo durante tanto tiempo. En cuanto las naciones vecinas perdieron su interés en los recursos que podía ofrecer este imperio, su poder decreció.

Civilizaciones antiguas: El Mediterráneo

El éxito y la caída de Atenas está altamente conectada con su actividad minera. Las minas de plata que yacían en Laurión fueron el objeto de numerosas batallas. Una vez que Esparta logró apoderarse de esta fuente de ingresos, Atenas cayó. Esta historia, comenzada una vez en Egipto, se repetiría a lo largo de los años.

La isla de Tasos también sería el objeto de mucha afluencia económica. La antigua Grecia estaba altamente ligada a su actividad minera. En sí, gran parte de su fuerza obrera eran esclavos capturados, con sus números llegando a los 20.000.

Felipe II, padre de Alejandro Magno, pondría su ojo sobre las minas de oro y mármol para obtener el capital necesario para sus campañas militares. Sin embargo, a pesar del impacto gigantesco que la minería tendría, la tecnología implementada continuaba siendo la misma que se había usado en Egipto.

Los cambios rigurosos no existirían en la conciencia humana sino hasta la llegada del imperio Romano. Sus técnicas refinadas no sólo ayudarían a su expansión, sino que cambiarían la historia de la minería para siempre.

La minería

El imperio Romano

La extracción del oro, la sal, el cobre y el hierro serían comunes en el imperio Romano. Gracias a la implementación de numerosos acueductos, su extensa conquista de territorios y un apetito para el desarrollo económico, Roma perfeccionaría la minería. El impacto de la minería romana ha sido incalculable, siendo replicado en países como España o toda Norteamérica.

Usando tanques de agua, usaban el poder torrencial de esta para realizar minería a cielo abierto. El agua eliminaba los rastros de tierra que pudiese obstruir la búsqueda del oro, tras lo cual se usaba el fuego para extraerlo de la piedra. Esta técnica se incorporaría luego para construir túneles en búsqueda de nuevos minerales a nivel subterráneo.

Los avances tecnológicos llevaron a un incremento dramático en la actividad minera. Lugares como España y Gran Bretaña se transformaron en fuentes de ingresos nunca consideradas. La importación del plomo fue vital para la historia del imperio, así como el crecimiento de sus reservas de oro.

A pesar de la abundancia generalizada de la que gozó Roma, esto no significó una mejoría en las condiciones laborales. Los riesgos para la vida de los esclavos continuaron, y la mano de obra se siguió valorando como un recurso más. Este es el otro aspecto más relevante de la minería, pues no sólo es una fuente de ingreso, sino de la desvalorización humana.

Europa medieval

El progreso tecnológico que había traído el imperio Romano se vio afectado debido al declive generalizado de la edad media. La aumentada influencia de la corona y la iglesia significó un atraso en el refinamiento de técnicas; este mismo atraso se potenció gracias a las altas tarifas que impusieron sobre las minas privadas de muchos comerciantes.

A pesar de que las técnicas implementadas durante esta época no iban más allá de la minería a cielo abierto, la minería siguió siendo un negocio vital. Ya que la corona y la iglesia cobraba comisiones por minar, esto significó que muchos mineros buscaron formas de aumentar su producción para compensar.

Los créditos y bonos por adquirir minerales preciosos aumentaron en esta época. El rey alemán Otto I fue responsable por implementar nuevas medidas que aprovechasen mejor las minas disponibles. Las técnicas para fundir el metal y crear aleaciones novedosas incrementaron.

Esto ocurrió como consecuencia de la escasez de nuevos lugares para minar; un hecho generado tras años de abusar de los mismos sitios sin producir nuevos negocios de minería. Sin embargo, este sería sólo el comienzo, ya que a partir de los siguientes siglos la minería volvería a cobrar vida.

Plena edad media

Alrededor de los siglos XI y XII D.C. el impacto de la minería incrementó. La urbanización de Europa, la congregación de nuevos pensadores y la afluencia económica repentina contribuyeron bastante con este proceso. Se comenzaría a tomar en cuenta la escasez de recursos y también se buscarían formas de reemplazar técnicas obsoletas durante este período.

Inicialmente, el valor económico de la minería trajo consigo un interés en lidiar con el problema de las inundaciones. Muchísimos túneles se inundaban con facilidad, dificultando la explotación subterránea.

Invenciones como los molinos de agua contribuyeron a un mayor control de estos procesos, permitiendo la multiplicación de minas alrededor del continente.  Los altos hornos, creados durante estas épocas, sirvieron para refinar las aleaciones metálicas más conocidas: principalmente el acero.

La combinación de la minería con el uso de estos metales fue de mucho interés para el crecimiento cultural. Las grandes ciudades comenzaron a depender en mayor medida de estas actividades, tal como había ocurrido siglos atrás.

Aunque el comienzo de muchas actividades mineras ocurrió durante este siglo, esto no significó que el avance tecnológico fuese tan impactante. De hecho, este proceso se retrasaría durante los siglos siguientes.

Baja edad media

El impacto de la minería no fue inmenso durante los finales de la edad media. Muchísimos problemas paralizaron a las sociedades durante este período histórico. Principalmente, la peste negra redujo la población mundial gravemente, dificultando el comercio.

Aunque esta época es reconocida por ser comienzo de muchas reformas, la minería no floreció mucho durante estos años.  La metalurgia y la minería se vieron afectados por factores ajenos a la enfermedad también.

La guerra de los 100 años, en conjunto con el surgimiento del imperio otomano, llevaron al cese de muchas operaciones comerciales. Al no existir exportación entre las grandes potencias, la minería perdió su valor durante estos siglos.

Sin embargo, no todas las técnicas fueron abandonadas. Nuevas formas de separar al oro de sus otros componentes se descubrieron, y la llegada a América trajo consigo más oportunidades. Colombia, por ejemplo, se convertiría en una fuente de esmeraldas durante varios siglos.

Otras culturas

Alrededor de la misma época en la que Europa estaba intentando recuperar su gloria antigua, otros países y poblaciones lograron florecer. En las Filipinas, por ejemplo, la minería tuvo bastante crecimiento.

Debido a la influencia que tuvieron de Egipto, los filipinos veían el mismo valor que sus antecesores en las joyas y en el oro. Esto los llevó a continuar con actividades mineras que se enfocasen en la obtención de recursos con gran rapidez y en el intercambio comercial.

El uso de aleaciones de distintos metales, perlas y oro fue de gran beneficio a este pueblo. Su comercio con extranjeros fue siempre provechoso, y sus técnicas lograron resistir al pasar de los años. Esta situación contrasta bastante con los conocimientos abandonados por los pueblos europeos.

El impacto de la minería en el continente americano

El descubrimiento del continente americano trajo bastantes beneficios a imperios al borde del desastre. Aunque los recursos abundaban, las técnicas en sí no presentaban mucha variación inicialmente.

La mano de obra continuaba estando consistida por esclavos principalmente. Por otra parte, el crecimiento económico de Europa se hizo evidente. La destrucción sistemática de varios sitios de importancia en América del sur y Centroamérica fue incrementando.

El transporte del oro y la plata se convirtió en una ocurrencia regular para el imperio español. Para mediados del siglo XVII, se habían extraído 15.000 toneladas de roca del monte Chalchihuite en México solamente.

Sin embargo, el cambio más significativo para la economía global ocurriría en Norteamérica, específicamente en los Estados Unidos. Tras anexar el estado de California, muchísimos depósitos de oro se volvieron accesibles; el único problema era el aspecto legislativo.

El acto general de minería de 1872

Adoptando la legislación mexicana, el estado de California decidió solventar un vacío legal en el que se encontraba su población minera. Esencialmente, este acto buscaba proteger los derechos individuales de las personas; gracias a este acto, estas podrían reclamar propiedad sobre todo territorio minado que perteneciese a los Estados Unidos.

En términos generales, esta legislación proveyó el incentivo necesario a varias personas para minar alrededor de Estados Unidos. Esto le permitió a la nación en convertirse en un titán económico. El impacto de la minería estadounidense se comprueba con facilidad: sólo hace falta ver las cifras.

Actualmente, se estima que las ganancias obtenidas desde la incepción del acto hasta finales del siglo XX serían 230 billones de dólares. A pesar de que han surgido controversias que demandan actualizaciones legales, la influencia de esta legislación es palpable.

Tiempos modernos

La influencia estadounidense ha ayudado a que el impacto de la minería sea global. La producción norteamericana del cobre funge como el mayor suministro del metal en el mundo entero. Bajo esta misma línea, Australia suministra más del 40% del oro a nivel global.

Efectivamente, la globalización ha dado pie a que las corporaciones multinacionales lleven el control de la actividad minera. Su impacto radica en la nueva demanda que hay para estos minerales. Hoy en día, los armamentos militares no son los únicos que dependen de aleaciones metálicas.

La minería afecta las siguientes facetas de la sociedad:

  • Construcción e infraestructura.
  • Desarrollo de tecnología y electrodomésticos.
  • Creación de energía renovable a base de estructuras de cobre.
  • Armamento militar.

Por supuesto, la época moderna se puede subdividir en varias aristas. Tanto la tecnología usada como las preocupaciones de un mundo más consciente, la minería sigue siendo una actividad compleja de entender.

Tecnología

La minería moderna requiere de precisión y rapidez. Tal como pudiste leer anteriormente, hoy en día la minería se divide en cuatro subtipos. Para poder sustentar la variedad de técnicas y métodos, la tecnología debe encontrarse a la par.

Generalmente, la maquinaria de construcción es la más usada en la minería de superficie o de cielo abierto. El cumplimiento con las regulaciones obliga a las corporaciones más exitosas a arriesgar muchísimo menos a sus trabajadores. Hoy en día, el 85% de las minas son excavadas sin la intervención directa de un humano.

Por supuesto, la tecnología no sólo se limita a la maquinaria pesada. El uso de explosivos, químicos y máquinas automatizadas es bastante común. Se estima que en las próximas décadas los países más ricos podrán eliminar completamente la mano de obra y su participación en la minería. Evidentemente, esto trae a colación la posible pérdida de cientos o miles de trabajos, complicando las cosas.

El futuro de la tecnología minera continúa siendo muy debatido, ya que los perjuicios que ofrece usar mano de obra son muy tangibles. Esto lo puedes confirmar leyendo a continuación sobre los efectos ambientales de la minería y su relación con los derechos humanos.

Efectos ambientales

Aunque el impacto de la minería siempre ha sido negativo, los niveles de contaminación son más grandes que nunca. Desde las emisiones de carbono hasta la contaminación del agua, la minería afecta el ecosistema global gravemente.

Algunos de los efectos más conocidos de la minería en el medio ambiente son:

  • La erosión del suelo. Repúblicas como Papúa Nueva Guinea deben afrontar constante daños a terrenos que anteriormente eran frondosos.
  • Contaminación del agua. Las inundaciones que ocurren post-explotación perturban los entornos adyacentes, pues el agua se contamina de residuo tóxico.
  • Contaminación del aire. La emisión de gases tóxicos crea ambientes nocivos para los pulmones de todo organismo.
  • La deforestación de hábitats naturales para distintos animales genera espacios más recluidos y menor producción de oxígeno.

Existen iniciativas por parte de distintas organizaciones no gubernamentales y consejos políticos para frenar estos daños. El monitoreo de la toxicidad de los ambientes continúa creciendo, pero la industria de la minería también.

Por último, el concepto de la recuperabilidad de minerales esenciales es una preocupación creciente. De la misma manera que la escasez de minas llevó a la ruina económica a Europa en la edad media, lo mismo podría repetirse en el presente. El exceso de industrias intentando minar recursos puede llevar a una escasez prematura a nivel global.

El impacto de la minería en los derechos humanos

La otra gran arista que constantemente interfiere con la minería es la materia de los derechos humanos. Más allá de los efectos ambientales, muchas compañías han fallado en la prevención de riesgos para su mano de obra. Esto se debe a falta de seguridad en minería, así como en una mala administración de insumos para el cuidado.

Por otra parte, no todos los abusos en el negocio minero ocurren debido a las compañías transnacionales. De hecho, los abusos más notorios ocurren al margen de la ley, en el mercado negro de minerales preciosos.

Conceptos como los diamantes de sangre en Sierra Leone son conocidos debido a su uso popular. Muchas familias son separadas debido a estos negocios turbulentos. Aunque muchísimos ciudadanos son secuestrados para trabajar en minas extrajudiciales, ausentes de toda regulación, existen acuerdos para combatir esto.

El proceso de Kimberley fue creado por las Naciones Unidas para prevenir que el negocio de la compra de diamantes fuese financiado a través de métodos ilegales.

Por desgracia, la validez o efectividad de estas regulaciones ha sido debatida, ya que estos perjuicios, aunque conocidos, no parecen tener solución. Los abusos continúan, obteniendo impunidad a pesar de las trabas legales.

La industria minera actualmente

Muchas industrias han alcanzado notoriedad; debido al capital que requieren, muchas de ellas necesitan ser de carácter público. Como consecuencia, la industria minera sigue estando altamente ligada al éxito financiero de un país.

En realidad, las industrias multinacionales tienden a especializarse en dos sectores. Estos son:

  • Sector de exploración. Este se encarga de la búsqueda de nuevos materiales que explotar, o lugares que podrían resultar exitosos para nuevos proyectos.
  • Minería. La minería en sí se encarga de la explotación de estos sitios localizados previamente por el otro sector.

La ciudad de Londres es la que más se ha visto beneficiada por el impacto de la minería. Siendo el hogar de compañías como Río Tinto Group y BHP Milton, es bastante dudoso que otro país lo logre equiparar en producción y capital. En Latinoamérica, Perú es considerado el más exitoso, seguido de cerca por Chile.

Sorpresivamente, África es actualmente el continente que contribuye menos a la industria minera; en este caso su énfasis se queda en la esfera Anglo-Americana.

Récords importantes

Entre los lugares más notorios por el negocio de la minería, hay varios lugares de notoriedad. Algunos resaltan por su profundidad, mientras que otros por el nivel de profundidad alcanzado.

Por ejemplo, TauTona, localizada en Sudáfrica, es la mina más profunda del mundo. Teniendo 3.9 kilómetros de profundidad, ha superado a sus competidores en extremo. Su nombre significa “gran león” en el lenguaje nativo, y es propiedad de Anglogold Ashanti actualmente.

En cambio, la mina de Kiruna, Suecia, es el depósito de hierro más moderno y grande del mundo. Su tamaño también la convierte en la mina subterránea más grande, con cavernas oscuras que producen 40 millones de toneladas anualmente.

La mina de oro de Moab Khutson, en Sudáfrica, es un tanto distinta. Usando una cuerda de acero (también considerada la más larga del mundo entero), es capaz de transportar a sus trabajadores hasta abismos profundos sin muchos problemas.

El impacto de la minería y su futuro

Un hecho innegable es que la minería está ligada al crecimiento y el sufrimiento humano. La cadena que une estos conceptos es tan resistente como los materiales minados alrededor del mundo. En sí, el progreso que ha alcanzado la humanidad es bastante difícil de equiparar a través de otros medios, e intentarlo sería pecar de fantasías excesivas.

Sin embargo, la existencia de la humanidad en el planeta Tierra se ve amenazada por esta misma labor. A pesar de que el planeta es extenso, esta misma herramienta de crecimiento puede significar la perdición irreparable si no se regula con mayor ahínco.

La historia muestra los resultados del abuso y falta de previsión, pero todavía está por verse si el impacto de la minería será positivo o negativo en el futuro.

Referencias:

www.azom.com/article.aspx?ArticleID=18547

www.eia.gov/coal/annual/pdf/table1.pdf

www.britannica.com/technology/mining

www.150.parks.ca.gov/?page_id=27596

www.world-nuclear-news.org/ENF-Continued_growth_in_uranium_production-0305114.html

www.world-nuclear.org/information-library/nuclear-fuel-cycle/mining-of-uranium/in-situ-leach-mining-of-uranium.aspx

www.generalkinematics.com/blog/a-brief-history-of-mining-and-the-advancement-of-mining-technology/

www.generalkinematics.com/blog/a-brief-history-of-mining-and-the-advancement-of-mining-technology/


Si te gusta este post, compártelo con tu amigos
Mou D. Khamlichi

Mou D. Khamlichi

Autor

Contenido Relacionado

Más contenido creado por nuestros autores