Mujeres inventoras

Mujeres inventoras, la rebeldía del ingenio

Por: Mou D. Khamlichi
Si te gusta este post, compártelo con tu amigos

El sentimiento colectivo hacia el mundo científico, está orientado a creer que pertenece exclusivamente a los hombres. Las primeras mujeres inventoras desafiaron las creencias de su tiempo, contribuyendo con sus inventos al progreso de la humanidad. Todo ello a pesar de que la genialidad de la mujer en el campo de la investigación ha sido menospreciada a lo largo del tiempo.

La invención es el resultado de varios elementos, genialidad, inteligencia y creatividad, cualidades negadas a las mujeres. Incluso La Real Academia de la Lengua define ingenio como una “facultad del hombre”, cuando en realidad es una cualidad de cualquier persona.

Borrar los roles asignados a la mujer desde el comienzo de las civilizaciones ha sido una tarea ardua. Sin embargo, muchas han incursionado en el campo científico, logrando con éxito el reconocimiento de sus invenciones. La genialidad de la mujer ha estado presente en todos los campos de la ciencia, la química, la física y la tecnología.

Muchos de los productos que usamos diariamente como pañales, corrector de bolígrafos, jeringuillas, libros electrónicos entre otros, fueron creados por mujeres. Todos los aportes de las mujeres inventoras han modificado y mejorado la calidad de vida de los seres humanos.

Las primeras mujeres inventoras de la historia

Buscando en los libros de historia de la antigüedad, conseguimos escasos registros de invenciones hechas por mujeres. La mayoría de los testimonios o pruebas de sus trabajos científicos, sufrieron suplantaciones o fueron eliminados de la historia.

Las obras de las primeras mujeres inventoras que conocemos, han sido divulgadas por sus discípulos o colegas. Cuando hablamos de la primera mujer científica, el primer referente es Hipatia. Sin embargo, hay registros históricos que nos hablan de una mujer inventora antes que ella, María la profetisa. 

Ambas mujeres desafiaron los paradigmas sociales de su época, convirtieron sus ideas e invenciones en aparatos tangibles. Su legado científico, señalaron el camino para las siguientes.

María la profetisa, madre de la alquimia entre las mujeres inventoras

Los primeros registros históricos encontrados nos trasladan al siglo I d.C, donde encontramos a María la Judía (la alquimista). Se destacó por sus descubrimientos en el campo de la química. Seguramente has escuchado la expresión “Baño de María” en las instrucciones de preparación de recetas. Pues bien, este método fue creado por ella.

Hoy día seguimos utilizando en laboratorios, sus aparatos como el Tribikos y el Kerotakis. Ella registró sus hallazgos e investigaciones en varios manuscritos, desaparecidos luego de la destrucción de la Biblioteca de Alejandría. Sin embargo, sus hallazgos fueron citados en otros manuscritos por los intelectuales de la época.

En la obra titulada “Diálogo de María y Aros”, se detallan los procesos que originarían los fundamentos de la alquimia: la leucosis y la xantosis. Por primera vez, se encuentran recetas para fabricar minerales como el oro, o la utilización de la mandrágora con fines medicinales. Actualmente, en Francia se encuentra “Discursos de la sapientísima María sobre la piedra filosofal”, una obra completa manuscrita por María la Judía.

Hipatia, filosofa y astrónoma otra de las mujeres inventoras

Fue educada entre las mentes más prodigiosas de su época, hija de un respetado matemático y astrónomo. Teón su padre le sembró la semilla de la ciencia, y la inquietud sobre mundos inexplorados. Hipatia fue una gran amante del mundo científico. Sus investigaciones se extendieron más allá de los límites de la astronomía.

Realizó investigaciones en álgebra, geografía y matemáticas. Las tablas astronómicas fueron el resultado de las colaboraciones que realizó junto a su padre. Entre sus inventos encontramos el astrolabio, un aparato para destilar el agua, un hidroscopio (para medir el peso y presencia del agua) y un hidrómetro (que mide el peso exacto de los líquidos).

Debido a sus conocimientos sobre astronomía y astrología, fue acusada de esclava del diablo y practicante de magia negra (4). Esto provocó su trágica muerte en manos de cristianos fanáticos. El asesinato de Hipatia la convirtió en todo un mito, y sentó un precedente de intolerancia, hacia las mujeres que se dedicaban al estudio de la ciencia.

Las primeras mujeres inventoras, ganadoras de premio Nobel

La historia de la humanidad ha sido testigo de las dificultades de la mujer para acceder a una educación académica. Las civilizaciones han otorgado el derecho al conocimiento y a la investigación exclusivamente a los hombres. Prueba de ello es el reconocimiento, aplicación y difusión de sus invenciones.

El premio Nobel ha sido concedido a los hombres 883 veces, y las mujeres solo lo han recibido 49. De estos 49, solo 17 han sido otorgados por descubrimientos científicos. La primera mujer científica en recibirlo fue Marie Curie, premio Nobel de Física en 1903 y premio Nobel de Química en 1911. Hasta ahora es la única mujer en haber sido premiada dos veces.

24 años después, su hija Irène Joilot-Curie obtiene el premio Nobel de Química en 1935. Sus investigaciones se basaban en las síntesis de los elementos radioactivos. La segunda mujer en ganar un premio Nobel de Física fue, María Goepper-Mayer en el año 1963. El premio le fue otorgado por sus trabajos sobre el modelo de capa nuclear.

En el año 1947 Gerty Cori, recibe el premio Nobel de Medicina, convirtiéndose en la primera mujer en ganarlo. Le siguió Rita Levi-Montalcini premiada en 1986, cuando tenía 102 años de edad.

Artefactos fabricados por mujeres inventoras, ideas materializadas

Triunfaron ante los obstáculos, rompieron barreras generacionales, superaron desigualdades sociales y económicas, demostraron al mundo que el campo científico no es exclusivo de los hombres.

Las mujeres inventoras crearon aparatos e instrumentos que mejoraron la vida de las personas. Sus descubrimientos y aportaciones sirvieron de base para futuras investigaciones. Muchos de sus invenciones siguen vigentes. A continuación, mostramos una lista detallada de sus inventos:

  • Sistema de comunicaciones secretas, llamado popularmente “salto de frecuencia”. Hoy día es utilizado para las comunicaciones inalámbricas en las redes de WiFi y señales móviles. Hedy Lammark.
  • Periscopio submarino. Sarah Matter
  • Kevlar, una fibra de alta resistencia (poliparafenileno tereftalamida), utilizado para fabricar chalecos antibalas. Stephanie Kwolek.
  • Lavavajillas. Josephine Cochrane.
  • Jeringas médicas que se usa con una sola mano. Letitia Greer
  • Cristales anti reflectantes, utilizados en lentes, telescopios y cámaras fotográficas. Katharine Blodgget.
  • Envasado al vacío. Amanda Jones.
  • Corrector liquido de tinta. “Típex o Liquid Paper”. Bette Nesmith Graham
  • Enciclopedia mecánica para aprender de forma interactiva. “Libro electrónico” Ángela Ruiz Robles.
  • Limpiaparabrisas. Mary Anderson.
  • Pañales desechables. Marion Donovan.
  • Tiras reactivas a la orina. Utilizadas para pruebas de embarazo y el diagnóstico rápido de enfermedades como la diabetes. Helen Free.

Mujeres inventoras destacadas, que marcaron la diferencia

Lillian Mollert Gilbreth, esposa, madre de doce hijos y científica. Se convierte en la primera mujer ingeniera con un doctorado en psicología y organización industrial. Asesora de presidentes, profesora universitaria y activista a favor de la inclusión de la mujer al mercado laboral.

Utilizaba su propia experiencia de ama de casa, para crear inventos que pudieran ahorrar tiempo en las labores domésticas. Los estantes de las neveras y los cubos de basura con pedal son de su autoría. Pionera en aplicar estudios científicos a la gestión del tiempo en las empresas.

Otra gran inventora que nació y vivió para la ciencia fue Beluah Louise Henry. Ostenta el título de la inventora número uno del siglo XX. 115 inventos y 49 patentes llevan su nombre, dueña de dos empresas y asesora de otras empresas de invenciones. Integrante respetada y reconocida, del club científico de New York. Entre sus invenciones destacan las siguientes:

  • Máquina de congelación para hacer helados
  • Muñecas
  • Máquina de coser sin bobina
  • Rodillo para el pelo
  • Máquina de escribir
  • Protógrafo
  • Abrelatas 
  • Esponjas para niños rellenas de jabón

Obstáculos en el camino de la investigación científica

El viejo paradigma de los roles tradicionales de la mujer, sigue vigente en la actualidad. Las mujeres son menos contratadas debido a la posibilidad de quedar embarazadas. Y en el caso de tener hijos, las oportunidades de ascender o tomar mayor responsabilidad en los proyectos, es menor en relación a los hombres.

Las mujeres científicas cuentan con menos posibilidades de acceder a fondos de financiación, dificultades para divulgar su trabajo y casi nunca ocupan cargos directivos. Estas condiciones le otorgan mayores ventajas de éxito a los proyectos de investigación liderados por hombres.

A lo anterior le añadiremos las diferencias sociales individuales, estructurales y culturales, que deben enfrentarse las mujeres dedicadas a la ciencia. Las mujeres inventoras que han triunfado en el área científica, provienen de una clase social alta y son de piel blanca en su mayoría.

Las desventajas de la mujer científica son evidentes. Estos elementos obstaculizan y limitan los trabajos de investigación, perjudicando el crecimiento económico y el potencial innovador de las mujeres.

Incrementar el número de las mujeres inventoras, una necesidad urgente

Impulsar la participación de las mujeres en el campo de la investigación científica, a través de programas educativos inclusivos, es la tarea pendiente. Estos nuevos programas deben apoyar la presencia de las mujeres, en las áreas de la innovación tecnológica y científica.

La divulgación de los trabajos de investigación es otro elemento clave. Los gobiernos, universidades, instituciones científicas, entre otros, están en la obligación de igualar los grupos de investigación.

Introducir cambios en los modelos educativos culturales

El acceso a la educación académica de la mujer es amplio, en la mayoría de los países desarrollados y en vías de desarrollo. Sin embargo, solo un 23% de la población femenina se apunta a carreras científicas. Las carreras profesionales de todas las áreas, tienen una línea clasificatoria de género notoria.

La feminización de algunas carreras como: enfermería, estética, educación, han sembrado en el sentimiento colectivo un rechazo subconsciente de la mujer hacia las carreras STEM.

Presencia de las mujeres inventoras en el mundo

La gran apertura de las mujeres al ámbito del conocimiento científico, empezó en el año 1900. Las oportunidades de estudio ofrecidas por universidades, institutos de tecnología y asociaciones femeninas, incrementaron la participación de la mujer en el estudio de la ciencia.

Actualmente, en Europa las mujeres investigadoras han logrado una participación de 44%, mientras que Asia Central llegan al 33%, en los países árabes con un 37%. República de Corea y Japón países líderes en proyectos tecnológicos y trabajos de investigación, la participación femenina es tan solo de 15%(5).

América Latina y el Caribe registran los datos de paridad entre hombre y mujeres más equitativos alcanzando casi el 46%. Lideran la lista Venezuela con 63%, Bolivia 56% y Argentina 53%. Aunque los datos muestran cifras importantes, la media mundial de participación de la mujer en el campo científico, es tan solo de 28%.

La cifra más baja se registra en el área de las nuevas tecnologías. El mundo digital está gobernado por hombres, la presencia femenina es solo de 6%. Se estima que la igualdad de participación de la mujer en proyectos de investigación se logrará alcanzar en el año 2076. 

Lectura Recomendada: Marie Curie: Una mujer que grabó su nombre en la historia

Igualdad de oportunidades para las mujeres inventoras

Cualquier límite a la actividad inventora y a la creatividad, se opone al progreso de los pueblos y empobrece las sociedades. Los obstáculos que enfrentan las mujeres provocan que muchas no puedan desarrollar al máximo su capacidad innovadora y creativa. La constante lucha de la mujer por ser tomada en serio en el campo de la investigación, sigue en pie.

Incluir en los libros de texto de secundaria de tecnología la figura de mujeres inventoras que mejoraron el mundo con sus inventos, es una necesidad obligatoria de los gobiernos y sistemas educativos.

El mundo científico debe ser visto con igual de perspectiva masculina y femenina. Concebir los avances tecnológicos y el progreso de la humanidad desde una mirada homogénea, seguirá aumentando las desigualdades sociales, culturales y económicas de las naciones.


Si te gusta este post, compártelo con tu amigos
Mou D. Khamlichi

Mou D. Khamlichi

Autor

Contenido Relacionado

Más contenido creado por nuestros autores