Primera Revolución Industrial 5

La Primera Revolución Industrial: un tiempo de transformaciones, cambios e innovaciones

Por: Mou D. Khamlichi
Si te gusta este post, compártelo con tu amigos

Escribir sobre la Primera Revolución Industrial, es pasearse por una época que marcó el destino de la humanidad. La transformación del mundo desde el momento en que se activaron los sucesos que desencadenaron esta revolución, fueron bruscos; es más se estima que en el lapso de un siglo, se consolidó esta transición.

Es de hacer notar, que estas transformaciones no solo ocurrieron en el ámbito industrial o empresarial; sino que afectaron la dinámica, política, económica y social de la humanidad. Forjando una nueva realidad con una velocidad impensada para ese momento.

Conociendo un poco a la Primera Revolución Industrial

En ese sentido, se define a la Primera Revolución Industrial, como el movimiento que se gestó en el siglo XVIII, especialmente en Inglaterra. Donde la humanidad, como lo mencionamos anteriormente, evolucionó de su existencia tradicional, fundamentada en la agricultura a otra totalmente diferente, mecanizada e industrial.

De esta manera, esta fase favoreció la metamorfosis urbanística, precipitando inversiones económicas y reformando intensamente las relaciones sociales y económicas de la sociedad.

De esta misma forma, si partimos del hecho o convicción de que la industrialización fue rápida; aproximadamente 100 años, su influencia se puede comparar al período prehistórico Neolítico. Al mismo tiempo, el proceso de Primera Revolución Industrial no ocurrió igual, ni adquirió las mismas dimensiones en todos lados.

De hecho, no es casualidad que existen, aún hoy día, zonas deprimidas económica y socialmente en muchos lugares del planeta. Ratificando que la industrialización, no termina de llegar equitativamente a todos. Las desigualdades e injusticias están por doquier, símbolo evidente de politización y dogmatismo religioso estructural.

Asimismo, no es casualidad que en la actualidad hay zonas no industrializadas ubicadas por coincidencia en las zonas o países más pobres de este mundo.

Primera Revolución Industrial 1

Contexto previo a la Primera Revolución Industrial

Hubo algunas condiciones precedentes del contexto de la Primera Revolución Industrial. Esto abonó las reacciones que cultivaron la reacción que tuvo la sociedad, para impulsar los cambios que en su momento culminaron en el boom industrial.

Es así, que previo al proceso de Primera Revolución Industrial las personas vivían una cotidianidad parecida a la de sus antecesores.

Sin duda alguna, existía un entorno o contexto previo a las transformaciones que sucedieron el siglo XVIII. A la postre, ese momento forjó la realidad de una sociedad ávida de cambios y conocimientos. A continuación, presentamos algunas características específicas de ese momento histórico.

  1. Incremento poblacional. Este era sumamente lento, existiendo muchos nacimientos y al mismo tiempo, un enorme porcentaje de muertes.
  2. Economía agrícola. La más importante forma de generación de riqueza era la cría de ganados y la siembra en la tierra. Al sistema industrial no se le se prestaba la debida atención y era netamente un acto de cultura. Se dificultaba la producción de alimentos, lo que generaba escasez.
  3. Sector comercial. El intercambio comercial era bastante limitado. El mismo se realizaba generalmente transportado por barco, lo que ralentizaba más ese intercambio.
  4. Comunicaciones. Las comunicaciones eran limitadas, especialmente las terrestres que eran muy deficientes, además de escasas.
  5. Sector transporte. Literalmente primitivo.
  6. Urbanismo. Existía muy poco desarrollo en esa área, donde predominaba el ambiente rural. La mayoría de las ciudades grandes presentaban poca población.
Primera Revolución Industrial

Un desarrollo económico previo

A grandes rasgos, este era el ambiente en que se desarrollaba la vida en la época previa a la Primera Revolución Industrial. De esta manera, el desarrollo económico estaba basado en un sistema agrario, compensado un poco con la ganadería.

Había que hacer un esfuerzo al desarrollarse en esas condiciones limitadas, porque eran actividades irrisoriamente productivas; puesto que las técnicas y herramientas usadas eran primitivas, lo que no estimulaba la fabricación de bienes y servicios. Asimismo, las labores se efectuaban a mano con el apoyo del esfuerzo animal.

Por otro lado, el cultivo de las tierras además de ser artesanal era muy limitado. Se debían dejar reposar tras los cultivos previos, es lo que se llamaba «dejarlas en barbecho», ya que esto daba tiempo de recuperar su productividad, luego de varias siembras.

En ese sentido, no es de extrañar que el rendimiento era menudo y los excedentes pobres. No se empleaba ningún tipo de maquinaria en las escasas industrias; ya que su sistema era plenamente artesanal, aparte del hecho de que los obreros eran parte de los sindicatos de la época.

En su mayoría, la gente se concentraba en el medio laboral, generalmente estaba en el campo y sus reuniones las realizaban en minúsculos núcleos urbanos.

Crecimiento poblacional

Como se puede observar, las circunstancias socioeconómicas de la época de la Primera Revolución Industrial, dejaba muchas inconformidades. Existían elementos adversos que no estimulaban el progreso sostenido. Esto influía en la lentitud del crecimiento, que se condicionaba por diversos factores que ralentizaban el rendimiento.

Así pues, el éxito económico se encontraba determinado por zafras benévolas. Si estas eran deficientes, entonces el pueblo padecía hambre. Si estas se repetían continuamente, la nutrición incompleta debilitaba sus cuerpos y enfermaban.

En ese sentido, dado que no existían medicinas que curasen males epidémicos, la muerte estaba al acecho. Esto se compensaba un poco al mantenerse alta la tasa de natalidad. Sin embargo, multitudes de infantes morían, o bien durante el parto, o en sus primeros años.

Los comienzos de la industrialización que caracterizaron la Primera Revolución Industrial

  • Los elementos iniciales que promovieron esta fase inicial de revolución, aparecieron cerca del siglo XIX, más específicamente 30 años antes de iniciar el mismo. Algunos hechos históricos se dieron en Inglaterra, veamos a continuación, algunos de ellos:
  • Evolución agrícola. Las señales en este sector comenzaron al incrementarse la producción de elementos alimenticios y descender la tasa de mortalidad que causaba pérdidas de vidas humanas.
  • Aumento demográfico. El crecimiento continuo de la población y, el procedimiento de migración en zonas agrícolas y rurales hacia las urbes, fue otro síntoma de los momentos que se vivían.
  • Transformación industrial. La evolución del ramo industrial, pasando de ser un sector artesanal, a convertirse en fábricas que usaban maquinarias, herramientas e instrumentos. Además de implementar técnicas innovadoras para la época, causando aumento en la elaboración masiva de productos.
  • Transformaciones comerciales. La evolución y progreso de las comunicaciones, así como del sector transporte; incidieron en la generación e intensificación de intercambios comerciales, tanto internacionales como nacionales, donde incluso se desarrolló el mercado interno.
Primera Revolución Industrial

Evolución agrícola

La transformación ocurrida en el área agrícola, facilitó que se diera la Primera Revolución Industrial. De esa manera, se le denominó «Revolución Agraria» por la jerarquía y trascendencia en la causa transformadora.

Entre las circunstancias, que influyeron para favorecer estos cambios, tenemos:

  • Cercar o cerrar los campos abiertos, denominados «enclosures», originó la privatización de muchas tierras públicas, ayudando a aumentar el cultivo y la producción alimenticia.
  • La entrada en escena del sistema de rotatorio de siembras llamado también «Sistema Norfolk». Lo que permitió rotar los cultivos para darles descanso; evitando que las tierras se dañaran, propiciando la eliminación del barbecho y cría de ganado en recintos cerrados o estabulación.
  • Implementación de máquinas agrarias modernas. La innovación con máquinas modernas, todo un hito en épocas de Primera Revolución Industrial, entre estas las trilladoras y segadoras aceleraron los procesos de elaboración de alimentos.

En ese sentido, y como resultado de estos cambios, aumentó la obtención de provisiones alimentarias; incidiendo en la disminución de la tasa de mortalidad, como secuela del hambre.

También, aumentaron los pobladores, originándose un fenómeno de migración desde áreas agrícolas a las ciudades, permitiendo a las industrias, aumentar su progreso.

Incremento demográfico

El estallido demográfico del siglo XVIII presenta un cambio de tendencia, en el control de elementos que afectan la población. Entendiendo que, durante siglos la misma crecía pesadamente concentrada en el campo; este momento histórico marcó un hito en cuanto al crecimiento imaginado, respecto a los recursos humanos.

Este fenómeno se le denominó, revolución demográfica, y sus causas fueron:

  • Un descenso en la mortalidad infantil, que tenía características de catástrofe, esto indudablemente se propició, por medio de aumentos en la elaboración de alimentos. Debido a estos resultados, las transformaciones hechas al sistema agrícola fueron halagadores.
  • Transformación del sistema de salud, de hecho, fueron tantos los progresos inesperados en este sector, que provocaron el invento de la vacuna para prevenir la viruela. Uno de los grandes flagelos de la época, propiciando cambios de hábitos en la higiene y mejora de los mecanismos de asepsia.
  • Mantenimiento del porcentaje de nacimientos. El hecho de mantener alta la tasa de natalidad, fue debido principalmente a estas reformas aceleradas en el período de la Primera Revolución Industrial; sobre todo en los ámbitos de salud y alimentación, trayendo como secuela la explosión poblacional.

Es así como el progreso de las ciudades industriales favoreció que la población se volcara a las mismas, en búsqueda de nuevas oportunidades; incrementando el proceso de emigración desde el campo o desde la vida rural a núcleos urbanísticos, donde encontraron mejoras de los servicios.

Transformación industrial

Fundamentalmente fue, en este sector industrial, donde se produjeron las principales y dinámicas reformas de la Primera Revolución Industrial. Promotores de alternativas socioeconómicas en una generación acostumbrada a la cotidianidad tradicional.

En ese siglo, lleno de innovaciones en variados ámbitos de la sociedad, se impuso la velocidad del trabajo mecanizado. Facilitando y sustituyendo el esfuerzo humano y animal, caracterizado por esfuerzos evidentes.

Sectores donde sintieron las transformaciones

En primer lugar; el energético, al desarrollarse las máquinas impulsadas por vapor. El textil, con el perfeccionamiento de máquinas especializadas como por ejemplo hiladoras y tejedoras. El sector metalúrgico, con la fabricación de grandes hornos. Y el desarrollo del ferrocarril en el sector transporte.

Es así que, la mecanización de las fábricas, así como de la vida en general, acabó el sistema artesanal; sustituidas por un sector mecanizado, donde se concentraron grandes grupos de obreros. La especialización y nueva distribución del trabajo y por ende del esfuerzo, incrementaron la elaboración de mercancía.

Además de eso, se pusieron a disposición, del común de las personas, productos, bienes y servicios. Estos cambiaron dinámicamente, el modus vivendi de la gente durante este período.

La implantación del trabajo mecanizado, suprimió las fábricas artesanales, y a su vez se multiplicaron los productos manufacturados. Como se ha planteado, innovaciones como las maquinarias especializadas e inventos como la máquina de vapor, o incluso la locomotora, ayudaron en la metamorfosis.

Evoluciones comerciales

Un área tan dinámica como el comercio no podía ser la excepción a la regla en esta era de cambios profundos de la Primera Revolución Industrial. El incremento del intercambio comercial fue exponencial, debido a causas por las cuales, sobre todo Inglaterra, se encontraba bien preparada. Y en ello se destacan algunos factores.

Uno de ellos es el inicio de la demanda inusitada de todo tipo de mercancía; que comienza con una civilización que estaba creciendo y desarrollándose de este modo en una especie de mercado interno. Todo esto condujo a la necesidad de mejorar y evolucionar en las comunicaciones y también en el transporte.

Así fue como se aprovechó que el país poseía una vasta red de canales, así como de ríos que se podían navegar. Asimismo, se hicieron notables mejoras en las carreteras y vías y se eliminaron barreras aduanales.

La irrupción del mecanismo que era impulsado por vapor que era usado en empresas y los medios de desplazamiento; fue de suma importancia para el sector de fabricación de telas, el de metales y el minero. Por su parte, tanto el ferrocarril como la navegación, dinamizaron mucho más la actividad de la sociedad.

Acceso a bajos costos

De esta manera, el tamaño y envergadura del imperio le proporcionó acceso a materia prima a bajos costos e intercambio y la venta de los productos manufacturados. La capacidad de la marina de Inglaterra se hizo cargo de abrir y conservar nuevos mercados y nuevas rutas.

Cabe destacar, el rol jugado por una pujante y emprendedora clase burguesa, ansiosa de establecer y conseguir la apertura de negocios; respaldados por gobernantes, que impulsaron la economía, la industria y sector del comercio. Esto convirtió a Inglaterra en la pionera en cuanto a su próspera economía.

Cuáles fueron las innovaciones que surgen de este primer movimiento de evolución industrial

La metamorfosis comercial e industrial fue concebida por la creación de maquinarias, que son los fundamentos de nuestra esfera moderna. Los inventos principales, como se comentó anteriormente, fueron en tres grandes sectores económicos, como lo eran: textiles, transporte y agrícola.

La génesis de máquinas de vapor marcó un antes y un después en la humanidad. Aunque los primeros indicios de la fabricación de este aparato fueron en el siglo I por Herón de Alejandría. Luego en el año 1633 E. Somerset, también desarrolla un antecesor de esta máquina, y muchos otros inventores dieron muestras importantes de esta energía a vapor.

Los intentos previos sirvieron de base para la invención de J. Watt; quien en 1769 patenta su máquina de vapor. Sin duda alguna, esta selló el comienzo de la primera etapa de Revolución Industrial. Veamos los aparatos que fueron naciendo en este ciclo y que algunos tenían como fundamento energía obtenida por vapor de agua.

Transformación textil

Este sector dio inicio a las transformaciones, veamos las más resaltantes:

  • Lanzadera volante. Corresponde al primer artificio creado, en manos de J. Kay en el año 1733. Con este instrumento se multiplicó el tamaño de los tejidos, pues trabajaba con más cables hilados, y favorecía la rapidez en las fabricaciones; dejando en el pasado la herramienta manual conocida como la rueca (hiladora).
  • Máquina de hilar “Jenny”. Con esta máquina se extendió la capacidad de los hiladores. Surge en el año 1764, siendo una creación de James Hargreaves.

Ambos instrumentos (lanzadera e hiladora), requerían fuerza humana para su funcionamiento. Esto cambia con la creación de la hiladora de Water Frame en el año 1768, que fue la primera máquina en emplear como fuerza motora el agua.

En el año 1784 surge el primer telar mecánico potenciado por máquinas de vapor. Con la creación de esta herramienta se da paso a un proceso productivo textil en masa, sustituyendo en su totalidad las labores artesanales.

Innovaciones implementadas en el transporte

La incorporación de máquinas a vapor es un acontecimiento considerado por muchos historiadores, como el primordial símbolo de lo que fue la Primera Revolución Industrial. En esta área también se emplearon máquinas a vapor, surgiendo adelantos en los sistemas de transporte. Los más resaltantes se mencionan a continuación:

  • Barco de vapor. Este vehículo surge en el año de 1807, tras varios años de intento, finalmente Rorbert Fulton logra incluir la naciente forma de energía (a vapor) en un navío. Con su llegada, se volvieron obsoletos los barcos de vela, y los viajes transatlánticos redujeron notoriamente los tiempos. Este barco navegó por primera vez sobre las aguas del río Hudson.
  • Locomotora de vapor. Hasta su creación, la manera de impeler vagones era con fuerza animal. Y para la época muchos sabios en ingeniería intentaban crear una locomotora con energía de vapor, con resultados fallidos.
  • Para el 1829 es patentada la locomotora de vapor que sirvió de base a futuras maquinarias férreas, pues juntaba adelantos únicos. Sus creadores fueron los Stephenson (padre e hijo).

Esta invención impulsó el movimiento de transportación tanto de carga pesada, como de personas. Pues la primera locomotora impulsada con esta energía se convirtió en la primera línea férrea que comunicó dos ciudades en 1830: Liverpool y Manchester. Con este hecho se desarrolló el boom bursátil entre las industrias de construcción, que una década y media después alcanzó el esplendor.

Primera Revolución Industrial

Transformaciones en el área agrícola

De igual manera la máquina de vapor tuvo actuación en la creación de maquinaria agrícola que fue sustituyendo la fuerza animal. Se incorporaron nuevos métodos de cultivo, grandes arados y agregados químicos como fertilizantes más hacia la segunda etapa de Revolución Industrial.

Así pues, con la mecanización de la agronomía y los sistemas de transporte se mejoró el traslado de productos desde zonas campestres a las ciudades. Esto benefició exponencialmente el progreso urbano.

Otros inventos de esta etapa inicial de revolución

Fueron muchos los avances observados durante ese centenario, a continuación, se mencionan algunos de los más resaltantes:

  • 1752 “Pararrayos” por Benjamín Franklin.
  • 1783 “Vuelo en globo aerostático” por los hermanos Montgolfier.
  • 1796 “Vacuna anti viruela”, creada por el científico E. Jenner.
  • 1801 “Telar Jacquard” patentado por M. Jacquard.
  • 1816 “Lámpara de seguridad para mineros”.
  • 1821 “Motor de Faraday”, impulsado por imanes, e ideado por M. Faraday.

Prolongación de la Primera Revolución Industrial

En el transcurso del siglo, hubo otras naciones que se unieron a la causa revolucionaria. Algunos de estos, se incorporaron rápidamente como los denominados First Comers, entre ellos se destacan, Francia, Bélgica y Alemania.

  1. Francia. Este pueblo disponía de cuantiosos recursos mineros y ferrosos, igualmente abundantes recursos económicos para destinar a sus industrias.
  2. Bélgica. Poseía numerosos recursos mineros y además tenía una vasta red de comunicación que, en su mayoría, se hacía por medio de vías navegables.
  3. Alemania. Entre las primeras en industrializarse, incluso lo lograron antes de la unificación. Se destaca la coalición de estados alemanes que fue comenzada en Prusia; y concebida para administrar tarifas y políticas económicas, que se conoció como la unión de Zollverein.  

En el transcurso del siglo XVIII, algunos otros países potencias se fueron incorporando a este cambio, tales como: Estados Unidos, Japón, Italia y también la nación rusa entre las últimas; haciéndolo al final del siglo XIX, hacia los años 1920/30 debido a la denominada Revolución Bolchevique.

Consecuencias de los cambios industriales

La Primera Revolución Industrial dejó implícitas secuelas que perturbaron a cada país de acuerdo a su propia realidad. Pero en general todos fueron afectados de una u otra manera.

En el ámbito económico

La economía para la época manifestó una realidad impactante, esta fue:

  • La población activa se concentró en las urbes, en detrimento del campo, por el auge de mejoras en el sector industrial y de servicios. La sociedad agrícola fue reemplazada y desplazada casi por completo.
  • Bajó dramáticamente la tasa de mortalidad debido a la eliminación de las hambrunas. Esto se dio por la multiplicación de la producción de alimentos. Incremento exponencial de la producción agraria e industrial.
  • Incremento del fenómeno migratorio, por el aumento abrumador de la población.
  • Las bolsas de valores y la banca adquirieron mayor protagonismo, orientándose hacia la concentración empresarial, dando paso al capitalismo financiero.
  • El carácter global de la economía adquirió cada vez más preponderancia.

Consecuencias sociales

La igualdad de todo individuo ante la ley era una característica de la sociedad capitalista de esa época, en contraposición de las desigualdades judiciales del estado. Pero en el fondo lo que estaba gestando eran otras desigualdades, las económicas.

Frente a una clase burguesa que acaparaba la producción y por ende la distribución de la riqueza. Se levantaba una masa proletaria que ofrecía el esfuerzo por muchas horas de trabajo por míseros salarios.

Así pues, el pueblo obrero presionó para que surgieran organizaciones y estructuras que defendieran los intereses de los que menos tenían. Esto hizo que se constituyeran sindicatos, gremios y partidos políticos para enfrentar los abusos y desmanes de la clase burguesa que dominaba.

Es así, como sale a la luz el movimiento obrero, con evidentes signos urbanos. Pues, el proletario y campesino seguían arraigados a las formas de vida pasadas, dándole un carácter rural a estas organizaciones.

La sociedad clasista

El fenómeno revolucionario gestado desde mediados del siglo XVIII, destruyó el estrato social. De sus escombros floreció la sociedad capitalista o sociedad de clases. Imponiéndose la burguesía como nuevo orden social. Contra las arcaicas clases dominantes, el clero y la nobleza cedieron ante este grupo de dominación.

Es así como, este nuevo grupo dominador se adueñó de los bancos y también de las fábricas mediante su gran poder económico e iniciativa y capacidad de inversión. Imponiéndose a un elevado y creciente número de obreros de industrias a los que sometieron a degradantes ambientes de trabajo.

Cabe destacar, la conveniente fusión de sectores burgueses con la aristocracia tradicional para dedicarse a los negocios

En otro orden, el campesino continuó formando una importante fuerza trabajadora sobre todo en aquellos sectores donde el proceso industrializador tenía debilidades; o había llegado tardíamente. A pesar de ello, sus condiciones de vida no mejoraron respecto a sus ancestros teniendo que emigrar a las ciudades.

La sociedad burguesa

El concepto de sociedad burguesa existe desde hace mucho, se supone que desde la Edad Media. Estaba conformada por grupos de personas que vivían específicamente en las grandes ciudades. Las mismas se dedicaban primordialmente al comercio.

Durante siglos el intercambio comercial trasatlántico les permitió amasar ingestas cantidades de dinero. Es así que ese rico capital acumulado, le permitió a la burguesía inglesa negociar en industrias y comercios crecientemente; rompiendo con su poder económico, el control de las organizaciones sindicales artesanales.

Al mismo tiempo, la clase burguesa era dueña de prácticamente todo; desde las fábricas y las maquinarias hasta las tierras agrícolas y el producto de las mismas. Su posición social era innegable, lo que contrastaba con la del común de las personas en ese tiempo, es decir la clase obrera.

Asimismo, el sector burgués fue acumulando más y más poder político y socioeconómico. En contraposición, la denominada «pequeña burguesía», constituida esencialmente por pequeños empresarios y comerciantes sobrevivía a duras penas, aliándose en ocasiones con los obreros en la lucha por sus derechos.

Sector proletario

Es conveniente entender, que la palabra proletario en sí deriva de «familia o descendencia», es una forma de denominar esencialmente a los obreros citadinos. Los cuales fueron aumentando en la medida que la Primera Revolución Industrial sustituía la agronomía como fuente de generación de recursos y riqueza.

Al mismo tiempo, en un principio los escenarios de vida del proletariado fueron difíciles al extremo. Subyugados a jornadas laborales verdaderamente agotadoras en fábricas donde las condiciones ofrecían muy poca seguridad e higiene. Sin ninguna garantía, de derechos laborales o seguro de paro además de irrisorios salarios.

En ese escenario, se planteaban unas condiciones de indigencia o mendicidad; los escenarios donde habitaban eran de hacinamientos en viviendas miserables circundantes de las fábricas o de las minas, según fuera el caso. Sometidos y discriminados en cuanto a salario se refiere por razones de género y edad, donde las mujeres y los niños llevaban la peor parte.

Estas circunstancias de existencia, presionaron a lo largo del siglo XIX; y fueron tomando forma los sindicatos y partidos políticos que empezaron a tomar conciencia de la situación para lograr forzar mejoras de vida d ellos trabajadores.

Aparición del fenómeno de urbanización

No pasó mucho tiempo en aparecer un proceso que causaría un gran impacto en toda la sociedad. Este fue llamado el fenómeno de la urbanización y se caracterizaba por lo siguiente.

  • Al bajar las tasas de mortalidad, producto de la disponibilidad de innumerables alimentos, lógicamente se incrementó la población. Las cuales, se concentraron en las ciudades que fueron progresando y generaron oleadas de inmigrantes de zonas rurales buscando mejoras de vida.
  • Lamentablemente, no fue un proceso de crecimiento ordenado, no existió una planificación urbanística lo que generó innumerables limitaciones en los servicios básicos; como el agua, luz y drenaje. Las condiciones higiénicas eran paupérrimas.
  • Las viviendas eran verdaderamente míseras, conviviendo hacinados.  Su pasatiempo esencial era asistir a tabernas, por otro lado, las mujeres atendían las labores domésticas. La evolución en las mejoras de vida como el salario permitió a la gente a asistir a espectáculos deportivos como el fútbol.
  • El sector burgués residía en elegantes urbanismos. Que por sus condiciones económicas fueron mejorando progresivamente los servicios públicos. Tenían una acelerada vida social, asistían constantemente a fiestas y reuniones, el teatro, cafés, casino, a la ópera, paseaban por bulevares.

El movimiento obrero

De tal suerte que, esta Primera Revolución Industrial trajo consigo el nacimiento de un nuevo orden social; constituido por obreros de las ciudades y laboraban en las fábricas.

Los obreros no eran propietarios ni tenían control de las máquinas, estas eran propiedad de los patronos. Para subsistir vendían e intercambiaban sus servicios por miserables salarios, llevando la peor parte mujeres y niños; quienes al final de la causa se volvieron el eslabón más débil de la cadena.

La clase trabajadora transitaba unas condiciones deplorables en la parte inicial de la industrialización. Los turnos de trabajo eran de unas 16 horas, sin seguridad ni higiene que permitieran una jornada digna. Situación que desembocó en problemas de alcoholismo, prostitución e incluso delincuencia.

Condiciones del movimiento obrero

Las condiciones irregulares en las que se desenvolvía la clase trabajadora en la Primera Revolución Industrial, incitaron la aparición de corrientes del pensamiento que criticaban el estatus quo; principalmente al capitalismo. Promovían su destrucción y buscaban al mismo tiempo alternativas de solidaridad e igualdad.

Es así como, surgieron nuevas ideologías como el socialismo utópico, pero las que más destacaron en importancia fueron el anarquismo y el marxismo. El movimiento obrero se organizó en sindicatos y partidos políticos que enarbolaron las banderas revolucionarias reivindicadoras de sus intereses.

Las mismas buscaban desaparecer el capitalismo, fue así como nacieron movimientos políticos como el partido demócrata en Alemania o los sindicatos británicos trade unions. Al mismo tiempo, y al margen de su nacionalismo, los problemas eran comunes creándose las asociaciones internacionales, como la AIT.

Uno de los recursos utilizado por estas organizaciones proletarias o de obreros fueron las huelgas usadas como mecanismos de presión. Esto para la consecución de objetivos trazados y reivindicaciones.

Las ideologías nacientes en la Primera Revolución Industrial

Al pasar de los años, y a medida que se desarrollaba y consolidaba la Primera Revolución Industrial; la interrelación laboral y social se estructuraron alrededor de dos clases sociales. Históricamente enfrentadas: la burguesía y el movimiento obrero o proletariado. La explotación generada por el capitalismo estimuló la aparición de nuevas ideologías de corte socialista como el marxismo.

En ese orden, se presentan a continuación las principales ideologías de corte obrero que propugnaban una realidad diferente basada en la igualdad y solidaridad:

1.   Socialismo utópico

Fue el primer sistema de defensa de la clase trabajadora, que propiciaba mejoras en las condiciones de vida del proletario, su nombre se debe a Marx quien lo impuso. Sin embargo, fue un movimiento efímero por sus consignas poco pragmáticas y no revolucionarias ante los ojos de la clase que defendía.

2.   El marxismo

Este sistema ideológico se constituyó rápidamente en un modelo exquisito y fue el que más seguidores acumuló durante el siglo XIX. Incluso su poder de influencia siguió siendo importante durante la primera parte del siglo XX. Carlos Marx y su coautor Federico Engels, realizaron profundos análisis de los sistemas sociales en su momento, con énfasis en críticas al capitalismo.

En ese sentido, fue en obras como “El Capital” principalmente, o en “El manifiesto comunista”, donde se plasmaron sus principales ideas. Que la sociedad capitalista se divide en dos clases fundamentales: la burguesa y el proletariado, con intereses irreconciliables. En ese orden, una de ellas; por supuesto que la burguesía, explota a la otra, el proletariado.

En paralelo, desarrollaron la teoría de la plusvalía; que definían como el valor no pagado: de la labor del obrero que crea un plusproducto, o el fruto del trabajo no remunerado del cual se apodera el patrono. Haciendo necesario que el proletariado o clase obrera se concientice de su situación y proteste contra el opresor, desmantelando la sociedad capitalista.

Asimismo, creará una nueva sociedad basada en los preceptos de igualdad, unión y solidaridad, en un mundo donde no existan las clases sociales. Para poder desmantelar el capitalismo y llegar a estos principios se hace necesaria la instauración de una etapa intermedia. En la que la clase obrera imponga una dictadura socialista: La dictadura proletaria.

3.   Movimiento obrero

El movimiento obrero en mayor o menor medida se fue desarrollando según el nivel de industrialización de los países potencias. Las primeras actividades sindicales se desplegaron en Inglaterra, donde se llegó incluso a destruir máquinas.

Ello como consecuencia de considerar, sus autores, que hundían en la miseria a los trabajadores que laboraban en los talleres tradicionales. Dicho movimiento fue encabezado por artesanos ingleses, conocidos como los ludistas. Este movimiento perduró entre 1800 y 1830, siendo fuertemente reprimido.

Hubo otros movimientos protestatarios, como «El Cartismo», movimiento radical inglés que expresaba agitación de la clase trabajadora; supuso la irrupción de la clase laboral en el quehacer político. Su nombre significa «Carta del Pueblo» presentada ante el parlamento británico en el año 1838.

En esa carta, se requería el derecho al sufragio universal de los hombres, este movimiento fracasó y desapareció con la decadencia de la revolución de 1848.

Datos curiosos de este acontecimiento de Primera Revolución Industrial

La transformación industrial, alteró al mundo entero. Y se registraron situaciones únicas, que desencadenaron transformaciones en la humanidad:

1-   Trabajo infantil

La ocurrencia del éxodo de miles de familias desde el campo a la ciudad en búsqueda de mejores opciones de vida y el caos social que se vivía; obligaba a todos los miembros de la familia a trabajar. Ante este escenario los niños desde los 4 años eran obligados a trabajos en grandes factorías y minas.

En las fábricas trabajaban limpiando el tizne de las chimeneas, también en minas para entrar en espacios muy pequeños; con jornadas de trabajo extensas hasta de 16 horas y salarios en extremo reducidos. Para el año 1834 surge una ley aprobada por el Parlamento inglés donde se reduce la jornada laboral infantil.

2. Contaminación ambiental

La puesta en marcha de centenares de fábricas en la Primera Revolución Industrial, trajo como consecuencia la eliminación de humo negruzco al ambiente con residuos de carbón tostado. Este se acumulaba en la superficie de casas, calles, áreas verdes, etc. Incluso indujo la mutación de polillas B. betulria originalmente blancas a negras; como mecanismo de camufaje.

4.   Avances científicos

En diversas áreas de las ciencias se palpó un importante desarrollo, especialmente en el ámbito de ciencias de la salud, con el develamiento de la vacuna que hacía frente a la viruela. Este hallazgo fue atribuido a E. Jenner en el año 1796.

Este avance junto a otros en el campo, mejoraron las condiciones de vida y salud de los pobladores del momento; reduciendo de esta manera los índices de morbilidad y mortalidad.

5.   Imprentas de vapor

Las editoriales vieron un avance en la imprenta de los diarios ingleses. Con la adición de esta maquinaria desde año 1814, se logró publicar en mayor volumen, más rápido y con mejor calidad.

Transición cultural

Al evolucionar las vías de comunicación terrestre y fluvial, hubo en la Primera Revolución Industrial un intercambio cultural y el surgimiento de diversas corrientes culturales entre ellas:

  • Neoclasicismo
  • Esta corriente literaria y artística nace en Francia, con el interés de rescatar las ideas de la antigüedad clásica, donde el orden y la racionalidad eran las bases.

Romanticismo

  • Este movimiento artístico surge en la potencia del momento Inglaterra y en Alemania, en los años concluyentes del siglo XVIII. Como su nombre lo indica se buscaba expresar sentimientos humanos mediante las artes plásticas, literarias, escénicas, etc. promoviendo un rechazo al neoclasicismo y a la razón.
  • Los fundamentos de este movimiento eran la fantasía y la nostalgia por el pasado, entornos naturales hermosos que no mostraran la tosquedad generada por la industrialización.
  • Asimismo, el arte musical se vio influenciado por este movimiento, naciendo compositores que ofrecieron grandes aportes musicales. Uno de los más reconocidos fue Ludwing van Beethoven, quien creó grandes obras que se mantienen en vigencia en nuestra era actual.

Una de las épocas más importantes de la historia

Podemos concluir que abordar el tema de la Primera Revolución Industrial, es hablar de una de las mayores épocas de la humanidad. En cuanto a transformaciones, avances e innovaciones que el ser humano haya conocido. Esta catapultó a la sociedad de una vida de carencias al pleno desarrollo.

Cabe destacar, que el proceso fue arduo. Una centuria llena de cambios y renovaciones, de ensayo y error; que aun en la actualidad no se han podido superar muchos de los problemas y efectos secundarios que nos dejó ese período de tiempo.

Para la humanidad no fue fácil asimilar una época tan convulsa que generó cambios en todos los órdenes de la vida. El solo hecho de mirar hacia atrás y contemplar cómo se vivía en los tiempos previos a la Primera Revolución Industrial es impactante.

Pero, mirar al presente después de la misma, es digno de admiración, al ver que en tan poco tiempo se haya adelantado tanto. Posterior a esta fase se acontecieron la segunda, tercera y cuarta fase de industrialización. Que en definitiva también mostraron gran impacto, pero jamás como el generado por la Primera Revolución Industrial.

También hemos publicado información de valor sobre la Segunda Revolución Industrial

Referencias:

www.aiu.edu/resources/Proceso%20Administrativo/6.pdf

https://nte.mx/los-cambios-de-la-revolucion-industrial-historia-primero-de-secundaria/

https://curiosidades.top/datos-curiosos-de-la-revolucion-industrial/

www.unprofesor.com/ciencias-sociales/principales-inventos-de-la-primera-revolucion-industrial-1772.html


Si te gusta este post, compártelo con tu amigos
Mou D. Khamlichi

Mou D. Khamlichi

Autor

Contenido Relacionado

Más contenido creado por nuestros autores