Rayos X invento

Los Rayos X, el descubrimiento accidental con multitud de usos

Por: Mou D. Khamlichi
Si te gusta este post, compártelo con tu amigos

No cabe duda de que el descubrimiento de los rayos X es uno de los avances más importantes en la medicina. Desde su aparición, han sido ampliamente usados, a tal punto que hay procedimientos y diagnósticos que dependen de ellos. Si quieres conocer cómo fue su descubrimiento, su historia, sus usos y otros datos relevantes, sigue leyendo.

¿Que son los Rayos X?

Cuando hablamos de rayos X en medicina, nos referimos al desarrollo de una técnica por medio de la cual se utiliza radiación electromagnética. Esto con el fin de tomar imágenes o figuras de las estructuras que están al interior del cuerpo humano.

Estas imágenes pueden distinguir huesos, órganos o algún tejido que sea indicio de afecciones o lesiones internas. Esta radiación es invisible al ojo humano, y atraviesa los cuerpos sobre los cuales se ejerce. Se realiza utilizando un fluoroscopio, que es un aparato generador de rayos X.

La técnica se ha perfeccionado a tal punto que ahora hay aparatos que no sólo permiten tomar radiografías estáticas, sino también captar imágenes en video.

¿Cuál es el principio de funcionamiento de los Rayos X?

Los rayos X tienen características semejantes a la luz visible, pero presentan diferencias en cuanto al nivel de energía que portan. Por ello, son capaces de atravesar la materia (en su mayoría) aunque en cierto grado son absorbidos por la misma.

La capacidad de penetración y la cantidad de radiación que reciben los cuerpos dependen de la densidad radiológica que posean. Esta se determina por la propia densidad y por el número atómico.

Los huesos contienen bastante calcio, y este elemento tiene un número atómico elevado. Es por ello que, estos absorben más fácilmente esta radiación y generan un alto contraste que hace que se vean blancos en la radiografía.

La grasa y los músculos (tejidos blandos) tienen menor densidad radiológica, por lo tanto, absorben menos radiación, y en la radiografía lucen grises. El aire que contenemos en nuestros pulmones es atravesado fácilmente por esta radiación, por eso, los pulmones se ven negros en las radiografías.

Entendemos entonces que el color con el que se observan las diferentes partes de nuestro cuerpo en una radiografía varía. Esto viene determinado por la capacidad de cada material para absorber o dejar pasar los Rayos X.

¿Cómo se obtiene una radiografía?

Para que esta imagen pueda ser correctamente captada, debe haber un generador y un detector de rayos X. La persona que desea hacerse la radiografía debe situar la parte del cuerpo que va a ser examinada entre estos dos elementos.

El procedimiento más tradicional requiere de una lámina de poliéster. En esta se dibujan las imágenes a través de reacciones químicas con nitrato o haluros de plata. Estos compuestos se oscurecen al estar expuestos a la radiación, por ello, los elementos que más absorben la radiación tienden a verse blancos.

Esta lámina recibe toda la radiación que se envía a través del cuerpo. Luego pasa por un proceso de revelado y fijación para obtener la imagen final.

Por otra parte, existen actualmente otros modelos de detectores que permiten la obtención de imágenes digitales. Entre los beneficios de este avance podemos mencionar mayor eficiencia, más rapidez y menor dosis de radiación sobre los pacientes.

¿Cuál es el origen de los rayos X?

El precursor de esta técnica es Wilhelm Conrad Roentgen, quien accidentalmente la descubrió en el año 1895. Lo hizo mientras realizaba experimentos con rayos catódicos, los cuales eran la novedad del momento. Su intención era estudiar la fluorescencia que estos producían.

Para realizar este estudio, cubrió un tubo de Crookes con cartones negros, y se fue a una habitación oscura. En ese momento se percató de una extraña fluorescencia que se podía observar en un papel que se encontraba aproximadamente a un metro del tubo. Dicha fluorescencia desaparecía al apagar el tubo.

Wilhelm Conrad Roentgen

Llegó a la conclusión de que se estaba generando una radiación invisible pero altamente penetrante, que incluso era capaz de atravesar objetos. Realizó varias pruebas con diferentes objetos y se dio cuenta de que algunos resultaban más «transparentes» que otros. Como no sabía qué tipo de radiación estaba observando, los llamó rayos X.

La primera radiografía realizada sobre un cuerpo humano, la tomó de la mano de su esposa. Se trató del inicio de un invento que tendría un enorme impacto en el mundo.

¿La radiación provoca daños sobre el cuerpo humano?

Los rayos X provocan la exposición a radiación ionizante, la cual puede afectar las células vivas debido a su alto contenido energético. El cuerpo humano es capaz de reparar estos daños progresivamente, mientras dicha exposición no sea tan repetida ni tan alta.

Los niveles muy altos de radiación tienen efectos sumamente negativos para la salud. Por ejemplo, quemaduras, enrojecimiento de la piel, caída del cabello o efectos a largo plazo como el desarrollo de células cancerígenas. Sin embargo, las radiografías que se hacen en procedimientos comunes no provocarán este tipo de efectos adversos.

Las mujeres embarazadas son un caso especial, ya que se considera que los fetos son particularmente sensibles a esta radiación, y hay que ser cuidadosos. Las radiografías se pueden realizar mientras exista una justificación médica y se tomen ciertas precauciones adicionales.

Usos y aplicaciones de los Rayos X

En cuanto a la medicina, los rayos X son mayormente usados para detectar u observar trastornos en los huesos. Ya sean fracturas, fisuras u otro tipo de lesiones.

Además, las radiografías de tórax se emplean para diagnosticar afecciones respiratorias como la neumonía. Las mamografías, que también son realizadas con rayos X, sirven para descubrir el cáncer de mama. Mientras que las radiografías abdominales sirven para detectar anomalías a nivel intestinal.

En el mundo de la astronomía también son ampliamente usados, por ejemplo, los Telescopios de rayos X permiten hacer exploraciones más completas y profundas. También existen satélites que detectan los rayos X que emiten algunos elementos del espacio.

Además, son esenciales en los procedimientos de seguridad y actividad policial, debido a los escáneres corporales que permiten inspeccionar una persona. Todo sin necesidad de tener contacto físico. Existen a su vez escáneres que se emplean para monitorear equipaje, paquetes o cualquier tipo de carga en aeropuertos u otros terminales de transporte.

La gran multitud de usos que de puede dar a los rayos X, lo convierten en uno de los descubrimientos más importantes para la humanidad.

Referencias:

https://rpop.iaea.org/RPOP/RPoP/Content-es/InformationFor/Patients/patient-information-x-rays/index.htm

https://medlineplus.gov/spanish/xrays.html#:~:text=Los%20rayos%20X%20son%20un,absorben%20diferentes%20cantidades%20de%20radiaci%C3%B3n.

https://www.nibib.nih.gov/espanol/temas-cientificos/rayos-x

https://www.google.com/amp/s/www.vix.com/es/btg/curiosidades/3625/como-se-hace-una-radiografia%3famp

https://www.tvpublica.com.ar/post/el-descubrimiento-de-los-rayos-x

https://espanol.epa.gov/espanol/efectos-de-la-radiacion-sobre-la-salud

https://www.google.com/amp/s/www.vix.com/es/btg/curiosidades/2011/03/28/para-que-sirven-los-rayos-x%3famp


Si te gusta este post, compártelo con tu amigos
Mou D. Khamlichi

Mou D. Khamlichi

Autor

Contenido Relacionado

Más contenido creado por nuestros autores