microscopio de Robert Hook

Robert Hooke el genio extraordinario que brindó grandes aportes a la ciencia

Por: Mou D. Khamlichi
Si te gusta este post, compártelo con tu amigos

Un genio capaz de abarcar tan diversos campos de estudio, Robert Hooke vino al mundo en julio 28 del año 1635 en una familia profundamente devota. Oriundo de Freshwater, una localidad inglesa ubicada en la isla de Wight del Canal de la Mancha.

Fue el menor de cinco hijos del matrimonio conformado por Jhon Hooke y Cecily Gyles. Su padre era miembro de la Iglesia de Todos los Santos y se desempeñaba como ministro, al igual que dos hermanos suyos, tíos de Robert. Su padre se encargó de su educación, ya que también estaba a cargo de una escuela.

No obstante, a su condición débil y enfermiza, desde muy joven demostró su intelecto, además de un gran ingenio realizando réplicas de algunos juguetes. Así demostró gran interés por la mecánica, además del dibujo, también disfrutaba realizar algunos experimentos, estas aficiones marcarían el desarrollo de su vida.

Los estudios siempre fueron importantes para Robert Hooke

Durante sus primeros años de vida su formación estuvo encaminada a seguir el rumbo de su padre como clérigo hasta que este cambio de opinión. Al percatarse de la capacidad intelectual y más aún de su afinidad con la mecánica, su padre creyó que podría convertirse en relojero.

Lamentablemente en 1648 Robert Hooke queda huérfano de padre con tan solo 13 años de edad, heredando un patrimonio de cuarenta libras. Con este dinero pagaría su educación, y ese mismo año le envían como aprendiz con el pintor holandés, Peter Lely, quien vivía en Londres desde 1641.

Robert Hooke y la Westminster School

Este prodigio de la ciencia recibió sus primeras enseñanzas de parte de su padre en el hogar. Robert Hooke era u niño un poco débil y enfermizo por ese motivo su padre se encargó de su educación, pero con la muerte de este debió trasladarse a Londres.

Su familia hizo arreglos con el pintor Peter Lely para que lo acogiese como aprendiz, pero los elementos allí utilizados afectaron su frágil salud. Unos años después ingresó a una de las escuelas más notables de Londres, la Westminster School, lugar de gran importancia para el desarrollo de las habilidades del joven Robert.

Desarrolló allí una relación muy cercana con Richard Busby, quien fuera una persona de gran influencia entre sus estudiantes. Tuvo el joven Robert acceso a infinidad de textos de matemática, los mejores textos de astronomía y física, en fin, los más altos estándares de educación de la época.

Dominó el latín y el griego, además un poco de hebreo. Aprendió algo de música y posiblemente haya comenzado algunos experimentos. Lo cierto es, que en este medio se le alentó a desarrollar de forma única sus conocimientos dándole unas firmes bases para lo que llegaría después.

La amistad desarrollada con su tutor Richard Busby, quien se preocupó por incentivar la investigación científica en sus discípulos, se mantuvo por mucho tiempo.

Estudios en Oxford

Gracias a su preparación musical en Westminster School logró un lugar en el coro de una de las escuelas de Oxford, laChrist Church. Comenzó entonces a relacionarse con importantes estudiosos de la época, primero como auxiliar de química del médico y anatomista Thomas Willis; a quien luego recordaría con admiración.

Conoció luego al químico, físico y filósofo natural Robert Boyle convirtiéndose luego en su asistente, por al menos cuatro años. Durante esta etapa se residenció en el hogar de Boyle, y mientras trabajaba en su laboratorio adquirió conocimientos en química y desarrolló otras habilidades. También, se le asignó un salario por su labor como ayudante.

Formó parte importante en los experimentos acerca del comportamiento de los gases de Boyle, pues diseñó y fabricó la bomba de vacío utilizada para ello. Gracias a esto Boyle llega a la conclusión de que los gases podían ser comprimidos. Hoy en día a esto se le conoce como la ley de los gases de Boyle o ley de Boyle.

Su permanencia en Oxford le permitió dedicarse plenamente a la ciencia, relacionándose con los impulsores del movimiento científico de la época. Durante su formación no cabe duda que, tanto Busby como John Wilkins, marcaron en Robert Hooke una profunda huella.

Participación en la Royal Society

Con la instauración de la monarquía británica y la elevación al trono de Carlos II, se reanudaron las reuniones sostenidas por intelectuales de la época. Con el visto bueno del monarca, se crea entonces el 12 de diciembre de 1660, lo que se conoce hasta hoy como la Royal Society.

Esta sociedad tenía como objetivo fundamental debatir acerca de temas de interés científico matemático y filosófico, y se constituyó oficialmente en julio 15 de 1662. Robert Hooke como personalidad científica de interés formó parte de esta sociedad.

Nuestro brillante científico es nombrado entonces “comisario de experimentos”. Su labor consistía en realizar y explicar experimentos, indicados por algunos miembros o de inventiva propia, y en 1665 es publicada su obra “Micrographia”.

Llevo a cabo una gran cantidad de experimentos, desde ensayo de tipo anatómico pasando por diferentes tipos de demostraciones de física. Se elaboraron diversos tipos de instrumento, para realizar mediciones incluso de tipo astronómico.  

Ley de la elasticidad

Durante el tiempo que estuvo Oxford Robert Hooke tuvo la buena fortuna de trabajar con destacados pensadores, uno de los más notables Robert Boyle. Trabajar de la mano de este, como ayudante en su laboratorio, le permitió tener a su disposición los elementos necesarios para realizar sus ensayos.

En 1665 mientras aún trabajaba como asistente de Boyle, Hooke planteó una de las leyes de la física más importantes, la ley de la elasticidad. La misma establece la proporcionalidad que existe entre el estiramiento de un cuerpo y la fuerza aplicada al mismo para conseguir su estiramiento.

La forma más fácil de explicar esta es por medio del estiramiento de un resorte, y se conoce como ley de Hooke para los resortes. La diferencia de elasticidad en los cuerpos es generalizada en lo que conocemos como la ley de Hooke en sólidos elásticos.

Las ramas en la cuales se aplica frecuentemente esta ley son la arquitectura y la ingeniería. Gracias a esta ley se puede prever el tipo de alteraciones que puede sufrir un elemento sometido a una fuerza de forma prolongada. Así entonces pueden realizarse diseños y construcciones más seguras.

Pionero en la teoría celular

Como hombre de ciencia Robert Hooke también se sintió interesado por la biología. Gracias a la creación del microscopio a finales del siglo XVI, y las mejoras realizadas a este instrumento, Hooke se dedica a realizar observaciones de diferentes cuerpos.

Registra todas sus observaciones, utiliza tejidos de materia viva como pequeños insectos o partes de ellos, diversos tejidos vegetales minerales e incluso fósiles. También, realizó observaciones a objetos artificiales y elementos inertes como la nieve y el hielo.

Al realizar estudios en una lámina de corcho, dedujo que estaba compuesto por diminutas celdas semejantes a las de un panal de abejas. Luego de otras observaciones en diferentes elementos pudo concluir que la materia viva está compuesta por estas celdillas, a las cuales denominó células.

Este descubrimiento revolucionario permitía una mejor comprensión de las ciencias y le convirtió en el descubridor de la célula. Unos años después Van Leeuwenhoek imita algunos de sus ensayos, pero esta vez con lentes más potentes fabricado por él. Con estos experimentos se da un gran paso al descubrir organismos más pequeños que las células.

Todas las observaciones microscópicas realizadas por Robert Hooke fueron publicadas en su libro “Micrographia con detalladas descripciones. Por otra parte, la ubicación artística de las ilustraciones, representaban con detalle la morfología microscópica. Con esta publicación Hooke sentó las bases de la teoría celular.

Robert Hook observación microscópica de acaros

Su disputa con Newton

Entre los temas que le interesaron a Robert Hooke y con los cuales experimentó en la Royal Society se encontraba el estudio de la gravedad. Este fue precisamente el motivo por el cual estas grandes mentes del siglo XVII entraron en una disputa.

Cuando Newton publica en el año “Principia” donde entre otros temas plantea su ley de gravitación universal surge el conflicto. Hooke asevera haber proporcionado a Newton las ideas que condujeron a este descubrimiento, por lo que reclama parte del crédito por ello.

Estos grandes científicos se mantuvieron en pugna hasta la muerte de Hooke el 03 de marzo de 1703. Aún más allá de la muerte, Newton mantuvo un gran rencor hacia Hooke. Se rumoró que este habría hecho desaparecer el único retrato de Hooke en la Royal Society o por al menos de no cuidar la preservación del mismo.

Referencia:

https://es.wikipedia.org/wiki/Robert_Hooke

https://www.westminster.org.uk/wp-content/uploads/2018/08/Robert-Hooke-and-Westminster.pdf


Si te gusta este post, compártelo con tu amigos
Mou D. Khamlichi

Mou D. Khamlichi

Autor

Contenido Relacionado

Más contenido creado por nuestros autores