Sindrome de alejandria cientifiko.com

El síndrome de alejandría sigue siendo misterioso

Por: Mou D. Khamlichi
Si te gusta este post, compártelo con tu amigos

Es probable que en algún momento hayas escuchado un poco acerca del síndrome de Alejandría. Sin embargo, se tiene tan poca información al respeto que con el tiempo se han construido varios mitos. Incluso, en algunos portales se lee que el causante del síndrome es una mutación genética.

Son muchas las características que se mencionan de las personas que padecen este síndrome que va desde los ojos color violeta, ausencia de vello corporal e incluso capacidades únicas de reproducción. Es por ello que en el siguiente artículo trataremos de despejar todas las dudas acerca del misterio que envuelve al síndrome de Alejandría.

¿Qué es el síndrome de Alejandría?

Se cree que el Síndrome de Alejandría es una mutación genética muy extraña conocida por el tono violeta que tienen los ojos de las personas que la poseen. Algunos teóricos trataron de justificar algunas características de este síndrome diciendo que se refiere a algunas alteraciones como la progeria o la epidermólisis. Lo cierto es que ninguno de los síntomas de estas dos son tan extravagantes como los del síndrome de Alejandría.

Incluso, algunos se han atrevido a decir que esta mutación convierte a las personas en superhumanos.

sindrome de alejandria

Los ojos violetas, el misterio detrás del síndrome de Alejandría

La característica principal del síndrome de Alejandría es sin lugar a dudas los ojos color violeta, los cuales resultan muy atractivos y llamativos. Pero, hay otras características de este síndrome que lo hacen aún más raro de lo que podemos pensar. Por ejemplo, la piel de las personas resulta extremadamente blanca y aun así no es vulnerable a la exposición al sol.

Las características de la gente que padece el síndrome de Alejandría

Ya hemos mencionado como principal característica los ojos en tono violeta, pero vamos a puntualizar a continuación todas las demás:

  • A las personas con el síndrome de Alejandría el cabello se les torna en un tono castaño.
  • Los vellos corporales son inexistentes en todo su cuerpo. Sin embargo, en la cara si tienen cejas, pestañas, vellos y cabello, todo en color castaño.
  • Las mujeres no tienen ciclo menstrual pero aun así pueden procrear, siendo esta una característica asombrosa para muchas personas.
  • Otra característica que también resulta increíble es que cuentan con un excelente sistema inmunológico, puesto que son infranqueables, no se enferman.
  • Los cuerpos por lo general suelen estar bien proporcionados y no suelen ganar peso nunca.
  • Suelen lucir mucho más jóvenes de su edad real y no envejecen al mismo ritmo.
  • Otra característica de esta rara condición aún más increíble es que su esperanza de vida suele ser muy alta. Algunos relatos señalan que han existido personas que han fallecido entre los 120 y los 150 años.

Todo parece tan increíble que es inevitable que surja la pregunta: ¿realmente existe esta condición tan extraña?

El desarrollo de la condición

Al parecer las personas con el síndrome de Alejandría nacen con los ojos de color azul, pero a los meses estos se convierten en violeta. Por lo general es la raza caucásica la que experimenta esta condición en la que el tono violeta se hace más oscuro en la pubertad.

Otro aspecto de esta condición es que en las personas con este síndrome el envejecimiento no avanza a partir de los cincuenta años y cuando cumplen 100 es que comienzan a parecer personas mayores.

El origen del síndrome de Alejandría

La historia cuenta que el término «Alexandria» de donde proviene el nombre de esta enfermedad se originó debido al caso de Alexandria Agustín, una mujer nacida en 1329 en la ciudad de Londres. Cuando ella nació tenía los ojos azules y luego cambiaron a violeta.

Algunas personas insinuaron que se trataba de una bruja, sin embargo, un sacerdote explicó que no, ya que había conocido un caso similar. Según este sacerdote el caso que conocía había ocurrido en Egipto y mencionó que todos los síntomas de Alexandria eran similares a los de otras personas.

Alexandria se convirtió más adelante en una joven hermosa que tuvo hijos con la misma mutación y murió a la edad de 150 años. Incluso, algunos relatos afirman que durante su larga vida nunca enfermó.

Egipto y el síndrome de Alejandría

Hay otras leyendas que rigen en torno a esta mutación tan rara. Una de ellas dice que hace muchos años hubo una noche sin luna con mucho brillo en Egipto y las personas que salieron a verla desarrollaron ojos morados piel pálida. Algunos los llamaron espíritus, estos se mudaron al norte del país y no se les volvió a ver.

En la actualidad no se sabe de alguna persona que sufra este trastorno, por los que se supone que hay pocos argumentos para pensar que realmente existe. Sin embargo, hay quienes aseguran que sí es real y que no debe ser considerada una condición negativa sino todo lo contrario.

Las personas que defienden la existencia del síndrome de Alejandría creen que la famosa actriz Liz Taylor presentaba esta mutación, ya que sus ojos eran de color violeta.

La relación del síndrome de Alejandría y los niños mariposa

El síndrome conocido como «niño mariposa» resulta ser todo lo contrario al síndrome de Alejandría, ya que en este caso los niños más bien envejecen rápido. Incluso, la piel de estos es muy frágil y su esperanza de vida es muy corta. Mayormente viven 30 años y en algunos casos 40.

Epidermólisis bullosa es el nombre conel que se conoce actualmente esta enfermedad. y lamentablemente es muy grave. Por lo general, es causada por un gen que es el responsable de producir colágeno, una proteína que tiene como función dar firmeza a varios tejidos corporales como la piel.

La diferencia es que la ciencia si reconoce esta enfermedad. En este caso hay una mutación que mas bien acelera el envejecimiento, es decir es extremadamente prematuro.

Quienes defienden el síndrome de Alexandria argumenta que, si esta enfermedad existe y es reconocida, es normal entonces que pueda existir una mutación con las características opuestas.

¿Realidad o mito?

Aunque lo anteriormente expuesto puede tener algo de lógica, algunos científicos sugieren que los síntomas del síndrome de Alexandria son muy extravagantes para ser ciertos y para ser creíbles.

Este trastorno que tiene tan poca información ha tejido más bien un mito, claro que en las redes sociales se da, por cierto, argumentando que es consecuencia de una mutación genética y que por ello se hace posible de que la piel sea muy clara y los ojos se tornen violeta.

Pero, lo que más parece difícil de creer es el hecho de que aun con la ausencia de menstruación las mujeres puedan concebir y que la esperanza de vida sea tan exageradamente alta. Hay registros de humanos que han llegado a 122 años, pero, más de allí no, por lo que se piensa que la creencia del síndrome de Alexandria es infundada.

También es interesante resaltar que el récord de longevidad que se tiene de algún ser humano es de 122 años. Lo que deja ver claramente que decir que las personas con este síndrome pueden incluso alcanzar la edad de 150 años, es realmente infundado.

Por esto, podría quedar claro que el Síndrome de Alejandría, tal como se le conoce, no existe.

Síndrome de Alejandría y los superhumanos

Por todas las características antes mencionadas a las personas con el síndrome de Alejandría también se les conoce como superhumanos. Ya que el hecho que vivan tanto, que no envejezcan con tanta rapidez, que tengan una excelente visión y sean inmunes a las enfermedades los hacen casi unos seres que están por encima del humano promedio.

Ojos violetas son científicamente posibles

El síntoma más común de este síndrome es el de tener los ojos violetas. Según, estas personas nacen con los ojos azules y luego cambian a violeta. Científicamente es posible que algunos casos de albinismos se caractericen por tener esta tonalidad en el iris.

Sin embargo, a diferencia de los albinos, las personas con el síndrome de Alejandría tienen una excelente resistencia al sol, al punto de ser extremo. Entonces allí surgen otras dudas ya que es improbable que unas personas con la piel tan clara puedan resistir tanta exposición solar.

Sabemos que es la melanina la que evita las quemaduras en la piel y en personas con piel clara de manera natural. Es muy difícil pensar que algo como esto surja en la realidad.

 Esto, sin embargo, es muy poco probable que ocurra en la realidad.

Famosos con el síndrome de Alejandría

Quienes defienden el síndrome de Alejandría apuntan a Elizabeth Taylor como un ejemplo claro de dicha mutación genética. Sin embargo, aunque la actriz tenía los ojos entre violeta y azul oscuro los científicos aseguran que no sería una prueba para asegurar que poseía el síndrome.

El caso de Elizabeth Tylor es un caso aislado. Por ello muchos detractores desconfían de la existencia del síndrome. Ya que no hay un ejemplo palpable con todas las características.

sindrome de alejandria

El origen real del síndrome de Alejandría

Muchos aseguran que el verdadero origen del síndrome de Alejandría surgió por una historia de ciencia ficción que fue escrita en los años 90 y se fue popularizando como una leyenda urbana.

Es allí cuando surge el nombre de Cameron Aubernon, una autora norteamericana que por varios años escribió una obra de ficción a la que se le denomina Fanfic, que estaba basada en un universo que no existe llamado «Daria». En uno de sus libros llamado el síndrome de Alejandría las protagonistas tienen ojos verdes debido al síndrome de Alejandría.

A partir de allí, muchas personas comenzaron a hablar de este síndrome con absoluta propiedad de su existencia, por lo que la autora tuvo que hacer varias afirmaciones en su blog en la que asegura que todo lo relacionado a ese relato es imaginario y que solo se creó esa mutación para poder enriquecer esa historia de ficción.

Sin embargo, los lectores de sus relatos comenzaron a hacer rumores de esa extraña mutación haciendo que el mito llegara a extenderse hasta nuestros días.

Tema de debate

El síndrome de Alejandría es considerado una gran rareza, en primer lugar, porque la comunidad científica lo desconoce. No obstante, ha sido objeto de debate por personas de la ciencia, aunque no hay un ejemplo en la actualidad de alguien que lo padece se ha llegado a pensar que es una condición que solo existió en el pasado y por ello genera una gran especulación.

La expresión Génesis de Alejandría

El Génesis de Alejandría es el otro nombre con el que se conoce al síndrome de Alejandría y que trata de explicar todas las características de las mutaciones genéticas que vuelven a quienes las portan en superhumanos. Por mucho tiempo las afirmaciones en torno al Genesis de Alexandria han existido.

Estas argumentan que sus síntomas son absolutamente posibles. En este sentido se llega a las comparaciones. Por ejemplo, muchas personas son conocidas por tener un sistema inmunológico con muy buen funcionamiento, así que no es una característica difícil de explicar.

Además, hay algunas personas que son conocidas por tener un metabolismo alto y no engordan. Entonces por qué sería tan difícil de creer en este caso.

Falta de evidencia científica

Aunque es posible que una persona tenga los ojos violetas, una piel clara, o se puedan mantener sanas, esto no es suficiente evidencia para aceptar que el síndrome de Alejandría existe exactamente.

En cuanto a la evidencia científica, se argumenta que la variedad de los síntomas son tan generalizados como para que puedan formar parte de un solo gen. Entonces esta variedad de síntomas más bien vendría de varios genes generalizados. Pero, son fisiológicamente posibles de ser asociados.

Lo anterior son puntos de vista de científicos que hacen que las personas puedan sacar sus propias conclusiones acerca de la existencia o no del síndrome. Por otro lado, encontramos las afirmaciones que hacen quienes defienden dicha condición, argumentando que un solo gen es posible de causar tantas habilidades.

Además, no podemos olvidar que no hay evidencia de una persona con las características de esta mutación. Lo que resulta un poco confuso es la cantidad de autores que defienden su existencia, insinuando además que portar dicho gen puede ser un paso importante en la evolución humana.

Un síndrome fascinante

Sea realidad o mito, no deja de sorprendernos todo lo que se expone acerca de este síndrome, en el cual los científicos están seguros de que no es más que un mito de Internet y los defensores citan ejemplos del pasado.

Lo cierto es que por muy fascinante que resulte la idea de que existen personas que puedan poseer todas esas características, no creemos posible que todo el conjunto que se asocia con la mutación del síndrome de Alejandría se pueda dar en la vida real.

¿Quieres aprender sobre otros síndromes? Tenemos un ejemplo muy curioso también: el Síndrome del Sabio.

Referencias:

www.es.pov21.com/el-sindrome-de-alejandria-los-super-humanos/

www.aminoapps.com/c/txmblr-amino/page/blog/sindrome-de-lnri-mito-o-realidad/NW3R_g2CMudoX8EzNeB4Z78olEGKBQEWk

www.eltiempo.com/salud/que-es-el-sindrome-de-alejandria-el-mito-de-una-enfermedad-mundo-hoy-540939


Si te gusta este post, compártelo con tu amigos
Mou D. Khamlichi

Mou D. Khamlichi

Autor

Contenido Relacionado

Más contenido creado por nuestros autores