television

La televisión, una nueva visión para el mundo

Por: Mou D. Khamlichi
Si te gusta este post, compártelo con tu amigos

La televisión fue una de las mayores innovaciones del siglo XX. Ha sido durante muchos años uno de los grandes medios de comunicación masiva de todo el mundo occidental. Del mismo modo que se destacó como un importante medio de influencia y de entretenimiento.

Actualmente se concibe como una serie de elementos que permiten no solo el envío sino también la recepción de material audiovisual. Desde una estación emisora que transmite datos por medio de distintos tipos de difusión. Hasta la recepción por un cliente y proyección final mediante un televisor.

Este artefacto ha evolucionado al punto de ejercer un gran impacto en la sociedad. A tal nivel, que se ha convertido en un elemento indispensable en cualquier ambiente. Y su presencia ha marcado la dirección de la cultura y de los valores que a esta la definen.

El consumo de la televisión sigue en constante aumento. Al igual que lo hacen las compañías productoras y prestadoras de este tipo de servicio. Lo que reivindica el aspecto indispensable y la importancia de este notable invento. Son muchos los aspectos interesantes que rodean a esta innovación, los cuales te presentamos a continuación.

television

El origen de la televisión

El origen de la televisión, como artefacto, se ha rastreado hasta 1984. En esta época se diseñó un sistema mecánico compuesto por un disco de Nipkow. Pero fue un mecanismo con muy poco uso debido a su poca funcionabilidad.

En la primera mitad del siglo XX esta metodología mecánica fue sustituida por los sistemas electrónicos. Para 1926, John L. Baird diseñó un sistema dinámico de dos discos. El primero funcionaba como un emisor y el segundo como receptor. Ambos discos estaban instalados en el mismo eje y separados por 2 mm.

En 1927, Philo Farnsworth, diseñó un modelo que sería el comienzo de la televisión electrónica. Su prototipo consistía de un sistema de luces que emulaban la imagen aleatoriamente. Esta luego era transmitida como electrones a una pantalla en la cual se mostraba la imagen original.

television

La evolución de los equipos para la televisión

La comercialización de los equipos para la televisión inició en 1926 con el modelo diseñado por John Baird. Este prototipo logró transmitir una imagen a 14 cuadros por segundo. Un dispositivo que alcanzó cierto éxito, llegando a países como EE.UU, Reino Unido y la URSS.

En el año1931 se inventa el iconoscopio de la mano de Vladimir Zvorykin. El mismo era una especie de tubo electrónico que sirvió como sustituto para los modelos previamente diseñados. Este funcionaba con tres capas compuestas por miles de células fotoeléctricas. Otro cambio que direccionó hacia la televisión electrónica.

Para 1934 se desarrolla en Alemania un nuevo modelo compuesto por unos tubos con rayos catódicos. Un sistema diseñado por Telefunken que permitió obtener imágenes con una mejor resolución y a una mayor velocidad.

Los inicios de la televisión

La televisión inició en el año 1927 en Inglaterra con las inaugurales transmisiones públicas de la BBC. Para entonces, dichas emisiones no se producían en un horario regular como suceden ahora.

Ese mismo año, en Alemania, Manfred von Ardenne instala en su propia casa una emisora de televisión, la que se consideró como la primera en su tipo. En principio funcionó como un laboratorio de investigación privada para tecnología de radiodifusión. Esta logra su primera transmisión a finales del año de 1933.

Para 1936 se logra en Berlín un servicio de televisión electrónica. Curiosamente coincidió con los Juegos Olímpicos celebrados en esa misma ciudad. Lo que permitió su transmisión en directo a muchos lugares de Alemania.

Por otra parte, en Inglaterra se iniciaban ese mismo año emisiones ahora con programación ya pautada. Y en 1939 estas se llevaron a cabo en EE.UU. Pero no fue sino hasta 1937 que se dieron estas en Francia y en el Reino Unido dando así el inicio a la industria de la televisión.

El auge de la televisión

No es sino hasta mediados del siglo XX que inicia la verdadera evolución de la historia de la televisión. Esta comienza a difundirse por todo el mundo como una innovación tecnológica. Permitiendo de este modo el desarrollo de estaciones y servicios de televisión en cada país.

Europa inicia en 1953 con la creación de Eurovisión. La misma es una asociación que conecta estaciones televisivas de varios países del continente a través de microondas. Luego, en los años 60, se presenta Mundovisión, con la misma intención, pero a escala global. La primera red en utilizar satélites geoestacionarios.

televisor

Este crecimiento permitió el desarrollo del proceso de producción televisiva. Un oficio que dio lugar a muchos avances técnicos. Como la implementación de los programas grabados que se transmitían posteriormente. Así como el uso de cámaras giratorias y con ópticas que permitieron mejor resolución.

En los años 80 la televisión aumentó la versatilidad como servicio al implementar una técnica conocida como teletexto. En la que se presentaba información en formato de texto en áreas no utilizadas de la pantalla.

El cambio de imagen de la televisión

Una vez iniciada la expansión de esta innovación a través de todo el mundo; se presentó la necesidad de optimizarlo como servicio. La intención de mejorar la televisión no solo se manifestó con el proceso de producción. También abarcó aspectos como la calidad de la imagen, así como la calidad de la transmisión.

La televisión a color

El propósito de transmitir en color estuvo presente desde el mismo principio del desarrollo de la televisión. Para entonces se intentó matizar las imágenes utilizando filtros de color. Pero fue un avance que no se obtuvo hasta muchos años después.

En el año 1940, Guillermo González Camarena desarrolla el primer sistema a color. Este ingeniero de México implementa un sistema tricromático secuencial de campo. El cual fue patentado en México y en EE.UU.

Para 1948, Peter Goldman, un inventor de los EE.UU.  diseña un sistema mejorado. Con una metodología similar, este es conocido como sistema secuencial de campo. El mismo alcanzó cierto éxito y posteriormente fue adquirido por la empresa Columbia Broadcasting System.

Este cambio presentó un gran problema de incompatibilidad con los sistemas de emisión monocromáticos. Lo cual inició otro proceso de adaptación por la gran cantidad de equipos distribuidos. Etapa que no dio frutos hasta los años 70 con el desarrollo de nuevos sistemas como el NTSC.

Televisión de alta definición

El formato de televisión desarrollado de primer momento fue catalogado como definición estándar. Dicho formato obedecía a un tamaño de 720 pixeles de ancho o puntos horizontales; por 576 pixeles de altura o puntos en vertical. Lo que resultaba en 414.720 pixeles en total.

Para la televisión se han desarrollado diferentes formatos que permiten la alta definición. Actualmente se mantienen vigente dos variantes que se diferencian, principalmente, por la cantidad de líneas en pantalla.

El primer formato ofrece 1080 líneas en pantalla. Pero el mismo brinda varios tipos que varían en cuanto a frecuencia y forma de barrido. Este sistema cuenta con 2.073.600 pixeles y una muestra por línea de 1920.

El segundo formato cuenta con 720 líneas en pantalla. La forma de barrido del mismo es únicamente progresiva. Ofreciendo una muestra por tiempo de 1280. Lo que permite presentar en pantalla un total de 921.600 pixeles.

Un cambio de aspecto

Con la llegada de los formatos de alta definición a la televisión, se presentó una evolución en el tamaño de la imagen. Al aumentar el número de líneas en pantalla, se modificó la relación de aspecto (entre el alto y ancho).

Esto dio lugar al desarrollo de un nuevo formato de imagen. El utilizado hasta el momento se establecía como 4:3, por lo que el formato emergente se clasificó como 16:9. Este nuevo aspecto ofrecía una mejor percepción, de modo que se determinó como una norma.

La normativa de compatibilidad para la 4:3 con respecto a la 16:9 se establece de la siguiente manera:

  • Cubrir con barras negras los lados de la pantalla manteniendo el formato original.
  • Ampliar la imagen a la totalidad de la pantalla hasta cubrir todo el espacio horizontal. Es un formato en el que se pierde parte de la imagen en los espacios superior e inferior.
  • Adaptar la imagen al formato de la pantalla. En este caso, la imagen sufre una deformación debido a la modificación de los puntos que la conforman.

Para la imagen 16:9 con respecto a la 4:3 se norma de manera similar, pero modificando los espacios superior e inferior. Cabe destacar que el proceso de adaptación puede ser aplicado por el receptor. Del mismo modo en el que puede ser determinado desde la emisora de televisión. Al igual que puede ser establecido por la productora del material.

La ultra alta definición

Actualmente la televisión utiliza tecnología UHDV para proveer una mejor imagen y experiencia. Esta metodología fue concebida para sustituir a la alta definición. La misma tuvo lugar por primera vez en una empresa televisiva en Japón.

Dicha tecnología permite ofrecer una calidad de 16 puntos superior en comparación a la alta definición. Su formato se compone de 7680 pixeles a lo ancho de la pantalla, cubriendo a lo alto 4320 pixeles.

Esto permite en pantalla un aproximado de 33 millones de pixeles. Dando como resultado una calidad extraordinaria en la imagen televisiva. Y es una tecnología que ya proveen casi todos los fabricantes de televisores.

Sistemas de difusión de la televisión

Los sistemas de difusión consisten en la transmisión de la información audiovisual hasta el espectador. La televisión desde su nacimiento y durante casi todo el siglo XX se basó en el sistema de transmisión analógica. El mismo se realizaba por aire a través de ondas de radio.

A medida que avanzó el tiempo y evolucionó la tecnología dicho sistema se tornó obsoleto. De este modo fueron surgiendo nuevas técnicas y mejores metodologías de difusión. Permitiendo la diversidad de servicios, como la distribución digital, los sistemas privados y señales abiertas.

Sistemas analógicos

Las transmisiones analógicas fueron los sistemas predominantes durante el nacimiento de la televisión. Fue mediante esta que surgió y creció el mundo televisivo. Y la misma prevaleció hasta principios del siglo XXI.

Los sistemas analógicos se transmitían principalmente mediante ondas de radio. Estas se clasificaban en dos bandas conocidas como VHF y UHF. Una transmisión que se realizaba a través del aire con pulsos electromagnéticos.

Para el funcionamiento de esta metodología se hizo necesaria un proceso de legislación. Cada país estableció sus propios parámetros en cuanto a las normativas de las bandas de frecuencia. Un proceso que se desarrolló de manera rápida en los países desarrollados.

Sistemas digitales

El desarrollo de nuevas tecnologías permitió la digitalización de la televisión. La implementación de este tipo de técnicas ha dado la oportunidad de ofrecer una señal altamente mejorada. Además de un óptimo proceso de emisión y recepción.

Los sistemas que proveen la difusión digital dan lugar a otros servicios más allá de la televisión. Agregando así un valor extra a la programación de la misma. Abriendo todo un campo de servicios y versatilidades a los sistemas de TV paga.

La metodología utilizada por este tipo de difusión se conoce como Digital Video Broadcasting (DVB). Siendo la de mayor uso en gran parte del mundo a excepción de EE.UU. En este último se desarrolló una metodología diferente que se denominó Advanced Television System Committee (ATSC).

Televisión digital terrestre

La televisión digital terrestre utiliza la metodología de transmisión similar a la analógica. Es decir, a través de ondas hercianas. Frecuencias que utilizan el aire como vía de transferencia. En dicho sistema se transmite la información a través de antenas UHF.

Las normativas de transmisión varían en cada país, siendo las más utilizadas la DVB-T en Europa y la ATSC en EE.UU. La principal diferencia entre ambas normativas se relaciona con el sistema televisivo de cada territorio.

En el primer caso se ha enfocado en las emisoras de cobertura nacional. Por el cual se ha desarrollado con un propósito de largo alcance y que a su vez garantice la ausencia de ecos. En el segundo caso se ha dirigido a cadenas locales. El cual presenta deficiencias de calidad en comparación al sistema europeo.

Televisión vía satélite

La televisión satelital es posible gracias al surgimiento de la era espacial. El uso de los satélites comunicacionales ha permitido ampliar el alcance de la señal televisiva. Ya que estos dispositivos permiten llegar a zonas remotas y de difícil acceso.

El proceso de trasmisión de esta metodología de difusión se divide en dos fases. La primera se da con la transferencia de información de la central al satélite. Y la segunda en el envío de la señal desde el mismo hasta los puntos de recepción en la tierra. Cada proceso de transmisión utiliza una banda de frecuencia diferente. Lo que evita posibles interferencias entre ambas fases.

La normativa en este tipo de transmisión se conoce como DVB-S. Aunque con el paso del tiempo y la evolución técnica, la misma se reconsideró; dando lugar así aun nuevo grupo de normas denominada DVB-S2. Con esta actualización se logró un mayor porcentaje de rendimiento y un aumento en las aplicaciones del servicio.

Una de las ventajas de la televisión satelital es su gran alcance geográfico. Sin embargo, es un aspecto que tiene su contracara al ser un servicio de elevado costo. Por otro lado, debido a la naturaleza de su funcionamiento presenta un considerable retardo. Al tener que recorrer una gran distancia entre la estación emisora, el satélite y el espectador.

Televisión por cable

Este tipo de servicio se genera con el propósito de diversificar los sistemas de difusión. Y así llevar la televisión a diferentes lugares sin necesidad de equipos de recepción ostentosos ni antenas.

El sistema de difusión por cable utiliza una amplia red de cables para distribuir la señal. La vía de transmisión puede ser a través de fibra óptica o cables tipo coaxial. El estándar que norma este tipo de servicio se conoce como DVB-C.

Esta metodología se torna de cierta forma versátil; ya que las compañías diversifican los servicios incluyendo otros como internet, telefonía fija y radio. Por otro lado, es una infraestructura de bajo costo. Sin embargo, la red de cableado imposibilita la cobertura a zonas aisladas o de poca población.

La televisión IP

La televisión digital por IP utiliza la administración de redes de protocolos para la distribución de la señal. Este tipo de difusión utiliza conexiones ADLS, XDLS o fibra óptica. La misma se basa en un flujo de transporte de clase MPEG.

Este tipo de servicio televisivo se caracteriza comúnmente por ofrecer servicios a la carta. En el cual, el cliente puede elegir la programación que desee ver en el momento. Además de que puede ser utilizado en televisores, ordenadores o equipos telefónicos.

Televisión móvil

Con el acelerado avance de la tecnología, la televisión también ha llegado a los dispositivos móviles. Este servicio está diseñado para distribuir la señal a teléfonos móviles, ordenadores o equipos PDA.

La metodología de difusión puede ser de dos tipos. En primer lugar, se denomina Unicast cuando existe un único canal entre la emisora y el equipo receptor. En segunda instancia, se considera Broadcast al no haber límites de usuarios en la señal emitida por la estación.

El televisor

La señal de la televisión es recibida finalmente por un equipo domestico conocido como televisor. Este dispositivo está integrado por un sistema de circuitos para procesar la señal, ya sea analógica o digital. La misma debe ser convertida para su posterior representación en pantalla. Así como la emisión del audio en el sistema de sonido.

Este aparato tiene mucha importancia en el proceso de la televisión. Ya que el mismo adquiere cierta relevancia emocional y cultural en el usuario final. Al punto de que llega a ser considerado un miembro de la familia.

Desde la invención de los primeros modelos hasta los dispositivos actuales han transcurrido muchos cambios. Su estructura física y sus funcionalidades han variado en marcados aspectos. Aun así, es una tecnología que sigue en evolución.

El primer televisor

El primer equipo funcional para la televisión fue bautizado como Televisor Baird. Se trata del modelo diseñado por John Baird en la década de los años 20 del siglo XX. Se caracterizaba por su gran tamaño y sus componentes mecánicos. Además, la pantalla era del tamaño de una estampilla.

La televisión a blanco y negro

El nacimiento de la televisión fue de cierta manera interrumpido por los disturbios bélicos de la Segunda Guerra Mundial. Esto causó que su expansión mermara durante muchos años. Sin embargo, su avance técnico no se detuvo.

Para el término de la guerra, la necesidad de entrenamiento fue propicia. Esto le dio gran impulso al auge de la televisión. Se expandió su comercialización, y así el televisor de convirtió en un electrodoméstico común en todo el mundo.

Para entonces, ya los equipos presentaban una pantalla mucho más grande. Así como un cajón considerablemente más pequeño. Sus componentes ya no eran mecánicos. Siendo un dispositivo netamente electrónico que emitía imágenes en blanco y negro.

La llegada del color

En los años 70 del siglo XX, la televisión sufrió una importante actualización con la llegada de los televisores a color. Fue un proceso que había iniciado 30 años antes con el desarrollo del sistema de Guillermo Camera.

Con el pasar de los años se fue mejorando sustancialmente la calidad de imagen y de color. Se diseñaron equipos que ofrecían mayores números de pixeles presentes en pantalla.

De igual forma se desarrolló el uso del control remoto. Así como una serie de modificaciones estructurales que resultaron en el televisor que conocemos en la actualidad.

Las nuevas generaciones

A partir de los años 90 fueron surgiendo dispositivos que acercaban a la televisión a la era digital. A finales del siglo XX surgieron los televisores plasmas. Estos dispositivos se distinguieron por su pantalla plana. Además de un gran aumento en el tamaño de la misma.

Posteriormente fueron desarrollados los televisores LCD, o con pantallas de cristal líquido. Esta clase de equipos cuenta con un sistema de iluminación basado en lámparas fluorescentes. Dicho modelo evolucionó hasta llegar al televisor LED.

Esta es una tecnología más extendida, ya que se apoya en un sistema de iluminación compuesto por diodos LED. Esta técnica progresó aún más con la implementación de diodos orgánicos. En los dispositivos OLED modifican el sistema de iluminación y mejora en gran manera la calidad de imagen.

Luego del 2010 nace la televisión inteligente, también conocida como Smart TV. Esta generación de televisores no se limitó a la programación televisiva. Ya que los mismos cuentan con conexión a internet inalámbrica o cableada. También dispone de un sistema operativo que permite el uso de aplicaciones desarrolladas para estos dispositivos.

Importancia de la televisión

La televisión adquirió una importante relevancia desde su expansión y crecimiento a mediados del siglo XX. Es uno de los más grandes medios de comunicación del mundo moderno. Y ejerce una preminente influencia en la sociedad por su dilatado alcance.

Pasó a competir y a desplazar otros tipos de medio de comunicación previamente establecidos. Dejando en segundo y tercer plano a medios como la radio y el periódico. Esto se debe, quizá, a que se puede acceder a este servicio de manera fácil y con inmediatez.

La accesibilidad a la televisión no solo se considera en términos económicos. Sino que influye en términos de cultura. Por otro lado, es un servicio mucho más atractivo debido a su contenido. Además, para su uso no se requiere de habilidades complejas.

Por último, fue uno de los primeros medios en ofrecer contenido intercultural. Al permitir la transmisión de programas de todas partes del mundo. Convirtiéndose así como un medio de conocimiento entre culturas. También por disponer de una amplia gama de contenido de entretenimiento.

Usos de la televisión

La televisión se ha convertido en un referente cultural e informativo de nuestra sociedad. En esta se emiten informaciones, entretenimiento, opiniones y debates que influyen en el comportamiento de los televidentes. Además, es una vía de acceso que pone en contacto a las personas con su territorio. En términos políticos, sociales y educativos.

Este medio de comunicación sirve para obtener información acerca de los acontecimientos importantes en la sociedad. Actualmente, este hecho le ha concedido un valor imprescindible. Tanto desde el punto de vista del generador de la información. Así como de cada individuo que consume dicho datos generados, frecuentemente, con propósito.

Desde la posición del emisor de la información, tiene un papel decisivo en aspectos culturales. Ya que la televisión puede servir como vehículo que modifica conductas e ideas. De este modo, es un configurador social que trastoca los valores, las pautas y los modelos sociales.

Desde el punto de vista del consumidor, es una puerta que le da acceso a un mundo informativo. Se convierte en un medio de socialización unilateral en el que solo cumple el rol de receptor. Aunque la televisión sirve como una fuente de conocimientos en donde no existen fronteras.

La televisión y la sociedad

En cualquier hogar del mundo el consumo de la televisión se puede considerar como un ritual. Ya que este tiene lugar en el seno familiar y social. Siendo uno de los principales protagonistas de los encuentros familiares e interpersonales que dentro de este ambiente se desarrollan.

Esto ha hecho de la televisión un elemento importante de nuestro entorno. La calidad del contenido que por este medio se presenta, influye de manera considerable en el individuo que la consume. Interviniendo de manera voluntaria o no en el comportamiento diario del mismo.

Esto ha puesto a este medio en una posición muy controversial al ser uno de los más criticados. Debido a las influencias positivas y negativas que ejerce sobre la sociedad. Siendo las negativas las más enfatizadas.

El papel de la televisión

La televisión desarrolla una función importante como medio de comunicación. Sin embargo, la misma está influencia por factores comerciales y económicos. Esto se ha convertido en un elemento que desequilibra las relaciones cualitativas y cuantitativas. Enfocando la calidad de sus programas a generar únicamente números de rating.

Estos factores distorsionan en mucho la calidad de lo comunicado. Ya que se prioriza la rentabilidad comercial y se aleja de los factores educativos. Efectuando así un medio de entretenimiento con excesivo contenido comercial y poco material educativo.

Por otro lado, la información transmitida a través de la televisión es adaptada al gusto del consumidor. Sin embargo, esta dinámica es frecuentemente modificada. Al punto de que el contenido televisivo influencia y modifica las preferencias de los televidentes. Siendo una metodología sistematizada al público general, y en especial, a la población infantil.

La televisión y los niños

La televisión se ha caracterizado en las últimas décadas por ser un medio de comunicación de fácil acceso. A este puede acceder cualquier persona sin importar el nivel social, el sexo o la edad. Y por ser una vía de la que se puede adquirir entretenimiento e información de manera instantánea.

Estudios demuestran que los más altos niveles de audiencia se encuentran entre niños y jóvenes. Esto se debe, probablemente, a que es una generación nacida bajo la cultura de la televisión. Lo que la hace una población altamente susceptible a los mensajes y contenidos emitidos a través de este medio.

Entre más joven es el televidente, mayor es la susceptibilidad de influencia. Durante la edad de 4 a 5 años, se modifican factores permanentes en la conducta y las emociones.

La televisión forma parte de la rutina diaria de la mayoría los niños. Estudios estiman que un niño consume alrededor de 1023 horas de televisión durante un año. Por lo que el contenido que esta emite ajusta elementos de preferencia, inteligencia y emociones.

Días claros, días oscuros

En la última década del siglo XX, la televisión era el centro de la comunicación y el entretenimiento. Un gran medio de influencia y generador de información. Además de producir gran cantidad de shows y programas de diversión.

Su influencia en la sociedad se elevó a tal nivel, que el 21 de noviembre fue declarado el Día Mundial de la Televisión. La elección de esta fecha, se relaciona con la celebración del primer Foro Mundial de la Televisión. Evento que tuvo lugar en la sede de las Naciones Unidas en el año de 1996.

Un año después, ocurrió otro evento que marcó la historia de la industria de la televisión. El 16 de diciembre, se transmitía la serie animada Dennō Senshi Porygon. Se trataba de un episodio que contenía una escena con luces intermitentes entre rojo y azul.

La imagen resultante ocasionó eventos de epilepsia a al menos 650 televidentes. En el cual, la mayoría de los afectados fueron niños con susceptibilidad. Esto llevó a la regulación de imágenes resplandecientes emitidas por televisión. Debido a sus consecuencias estimulantes.

El futuro de la televisión

La televisión se encuentra en la actualidad en gran competencia con muchos de los servicios desarrollados en las últimas décadas. Siendo uno de los más fuertes el internet. Así como los innumerables servicios de entretenimiento que en este último se ofrecen.

Uno de los más recientes, es el considerado servicio de video bajo demanda. El mismo permite consumir contenido de entretenimiento. Con la particularidad de no obedecer a horarios de emisión. Siendo de mayor oferta las películas, series y documentales.

El auge de la tecnología de la telefonía móvil, es otra de las entidades que presenta competitividad. El desarrollo de aplicaciones con contenido de entretenimiento aún más variado. Además, de presentarse aún más atractivos y al alcance de la mano.

Sin embargo, la televisión sigue siendo el medio de comunicación por excelencia. Al ser preferida para la obtención de información inmediata como los noticieros de televisión. Del mismo modo, mantiene un alto nivel de atracción para las generaciones que hoy crecen en nuestra sociedad.


Si te gusta este post, compártelo con tu amigos
Mou D. Khamlichi

Mou D. Khamlichi

Autor

Contenido Relacionado

Más contenido creado por nuestros autores