Alfabeto Braille

Alfabeto Braille: un código de escritura universal

Por: Mou D. Khamlichi
Si te gusta este post, compártelo con tu amigos

¿Alguna vez te has preguntado qué son esos pequeños puntitos que encuentras en los botones de cajeros automáticos o ascensores? se trata del alfabeto Braille. En este artículo conoceremos más sobre este alfabeto: en qué año se inventó, quién fue su inventor y cuál ha sido su utilidad.

Conociendo el Alfabeto Braille

El alfabeto Braille es un mecanismo que permite leer y escribir a través del tacto. Se basa en un conjunto de puntos en relieve distribuidos de forma específica. Cada carácter se representa con una determinada forma de colocar este grupo de puntos. Son 6 puntos dispuestos en 2 columnas y 3 filas, con los cuales se forman distintas figuras al colocar unos y quitar otros.

Está dirigido a aquellas personas que padecen ceguera o una discapacidad visual severa, y por ende, no pueden leer o escribir de la forma tradicional. La idea es que la persona toque estos puntos con las yemas de sus dedos y logre identificar correctamente su significado.

Resulta oportuno mencionar que no estamos hablando de un idioma, sino solamente de un alfabeto, o si se quiere, una representación del alfabeto. Por medio de este sistema es posible representar desde letras y números hasta signos de puntuación, símbolos musicales, matemáticos y mucho más.

Existen 64 combinaciones, de las cuáles solo son útiles 63, ya que la última correspondería a la ausencia de todos los puntos.

Origen del alfabeto Braille

Esta técnica tiene su origen aproximadamente en el año 1829, y fue desarrollada por un francés llamado Louis Braille. Este hombre nació en el año 1809, y quedó ciego en su niñez a raíz de un accidente en el taller de su padre.

El alfabeto Braille nació tras el mejoramiento de un sistema anterior desarrollado por Charles Barbier. Se trataba de un código de escritura nocturna, ideado para que los soldados del ejército francés pudiesen comunicarse sin encender sus lámparas y delatar su ubicación. Contaba con 12 puntos: 6 filas y 2 columnas, en lugar de 6.

A los 11 años, Braille comenzó a trabajar en la modificación de este código militar, y pasó aproximadamente 9 años desarrollando el nuevo sistema. Esto con la intención de extender su uso, y convertirlo en un medio de comunicación para todas las personas con discapacidad visual.

Alfabeto Braille

¿Cuál es la utilidad del alfabeto Braille?

Diariamente, son millones de personas las que utilizan y se benefician de este gran invento. El alfabeto Braille ofrece a las personas con discapacidad  o problemas visuales el acceso a una gran cantidad de áreas y elementos. Claramente, el objetivo es la lectura, ya sea con fines recreativos, educativos, legales o cualquier otro tipo de uso.

Además, está presente en sitios como ascensores, cajeros automáticos, menús de restaurantes, partituras y directorios. De esta manera, se asegura que la discapacidad visual de un individuo no signifique su exclusión de la sociedad y de las prácticas que esta conlleva.

Esta herramienta ha ido más allá de lo básico, y ha incluido formas de representar signos de puntuación y estructuras importantes en la escritura. Por esta razón, no solamente permite que los invidentes puedan comunicarse de una forma primitiva, sino que aprendan y utilicen la buena ortografía. Esto es muy importante ya que promueve una buena comprensión lectora y redacción.

Al ser una representación del alfabeto latino, puede usarse para escribir en cualquier idioma que lo utilice. Además, hay otros idiomas que lo han adoptado y han designado las formas de representar sus propios símbolos. Ejemplo de ello son el japonés, el ruso, el árabe, y el chino, entre otros.

¿Con qué instrumentos se escribe el Braille?

Hay varias técnicas para realizarlo, sin embargo, hablaremos de las tres más comunes y mayormente utilizadas.

Punzón y Pizarra

Estas herramientas son bastante utilizadas por ser portátiles y fáciles de adquirir. Esta pizarra, también llamada regleta, tiene dos partes unidas con una bisagra, que se abren para poder introducir el papel. Además, cuenta con pequeñas rejillas o divisiones que indican el espacio para imprimir cada conjunto de puntos.

El mecanismo consiste en sujetar el papel con la regleta e ir marcando con el punzón manualmente las letras Braille.

Máquina de escribir

Las máquinas para escribir Braille funcionan básicamente como las máquinas de escribir normales. La diferencia está en que solo tienen 9 teclas. Una para cada punto, una para la barra espaciadora, una para regresar el carro y una para realizar un salto de línea.

Las más sofisticadas permiten ir leyendo en papel Braille lo que se está escribiendo, o, si se prefiere, tienen una opción para irlo escuchando.

Impresora Braille

Como era de esperarse, también existen impresoras Braille. Para los más sofisticados, es un método bastante fácil y rápido de usar. No es el más popular debido a su alto costo, pero igual es bastante utilizado.

Estas impresoras en lugar de utilizar tinta tienen un mecanismo de percutores. Estos cumplen la misma función que un punzón, ya que, al ser presionados fuertemente contra el papel, lo marcan de manera que se pueda sentir en la cara contraria.

Cosas que quizá no sabías acerca del alfabeto Braille

Hay muchas cosas que giran en torno a este tema y que quizá desconozcas, como, por ejemplo:

Existe un día mundial del Braille

¡Así es! En el año 2018, la ONU declaró el 4 de enero como el Día Mundial del Braille. Esto con la intención de reconocer el multilingüismo como valor primordial de las Naciones Unidas.

Además, se busca concientizar acerca de su importancia para el pleno ejercicio de los Derechos Humanos de las personas ciegas o con visión deteriorada. Se escogió esta fecha porque coincide con la fecha de nacimiento de Louis Braille.

Este no fue el primer intento de escritura para invidentes

En el año 1784 ya existía una escuela para ciegos en Francia. El método de enseñanza consistía en hacer que los estudiantes palparan las letras del mismo alfabeto latino impresas en relieve. Dicho método fue ideado por Valentín Haüy en 1771.

Previamente, comenzando el siglo XVI, un español llamado Francisco Lucas propuso grabar las letras sobre madera. También, en el siglo XVII, el francés Pierre Moreau quiso hacer lo mismo, pero utilizando plomo.

Como es de imaginarse, cualquiera de estas técnicas resultaba bastante complicada, tanto para leer como para escribir.

Alfabeto Braille

Es bastante diferente al sistema de Barbier

A pesar de que pareciera que Braille sólo ajustó unas pequeñas cosas al sistema que había inventado Barbier, la cosa es mucho más compleja. La primera y más grande diferencia es que la escritura nocturna de Barbier no era un alfabeto como tal, sino una sonografía. Esto quiere decir que las figuras no representaban letras ni símbolos ortográficos, sino sonidos.

Braille mejoró el mecanismo de tal forma que se podría incluso decir que sólo lo utilizó como base para crear algo nuevo.

Otra de las grandes diferencias es el tamaño. Se redujo el número de puntos de 12 a 6. Con esto Braille logró que todo el conjunto pudiese ser percibido con un solo toque de la yema de un dedo. Esto hizo una diferencia bastante grande, ya que hacía el proceso de lectura más fácil y rápido, y, por ende, más eficiente.

Es por esta razón que las letras o símbolos del alfabeto Braille tienen un tamaño y una distribución específica. No se debe cambiar el tamaño de los puntos, ni la distancia que los separa, porque esto dificultaría su correcta percepción.

Lectura Recomendada: Alfabeto Morse: el código que puso en contacto al mundo

El alfabeto Braille experimentó oposición

Aunque el alfabeto Braille aparentaba ser una idea que aceptarían con entusiasmo y alegría, la realidad fue otra. Esta oposición se debía principalmente a que los profesores argumentaban que, al ser un sistema diferente al utilizado por los videntes, generaría discriminación y aislamiento.

Fue tanta la oposición, que llegó a estar oficialmente prohibido. Tenía que ser usado clandestinamente por las personas ciegas que sí estaban de acuerdo con su implementación.

De hecho, el sistema llegó a ser reconocido institucionalmente un año después de la muerte de su creador. Él nunca llegó a recibir reconocimiento mientras vivía.

El Braille también está en los billetes

Hace algunos años, se promovió la inclusión del alfabeto Braille en los billetes. Esto se hizo con la intención de que las personas con discapacidad visual puedan identificar su denominación mediante el tacto.

Son varios los países que se han sumado a esta iniciativa, como, por ejemplo, México, Colombia, Venezuela, Chile, Argentina, Uruguay y Perú.

Podemos concluir que el alfabeto Braille es un maravilloso invento que quedará por siempre en la historia. El alfabeto Braille se ha convertido en una herramienta imprescindible para las personas ciegas o con algún grado de deterioro en su visión. Ciertamente, estamos muy agradecidos con su inventor, Louis Braille.

Referencias:

https://es.m.wikipedia.org/wiki/Braille_(lectura)

www.discapnet.es/areas-tematicas/diseno-para-todos/accesibilidad-de-comunicacion/lenguaje-braille

https://medium.com/@linkbuildme/historia-de-braille-21a588951324

www.revistacompensar.com/compensando/curiosidades-sobre-el-sistema-braille/

http://hey-sabias-que.blogspot.com/2011/09/braile.html?m=1

www.diainternacionalde.com/ficha/dia-mundial-braille

https://es.m.wikipedia.org/wiki/Impresora_braille

https://es.m.wikipedia.org/wiki/Louis_Braille


Si te gusta este post, compártelo con tu amigos
Mou D. Khamlichi

Mou D. Khamlichi

Autor

Contenido Relacionado

Más contenido creado por nuestros autores