Anestesia

La anestesia, un avance que revolucionó la medicina

Por: Mou D. Khamlichi
Si te gusta este post, compártelo con tu amigos

Actualmente, realizar una intervención quirúrgica sin el uso de la anestesia, es totalmente impensable. Su aplicación al campo de la medicina, cambió por completo los procedimientos quirúrgicos y las técnicas para aliviar el dolor.

El uso de la anestesia contribuyó, a la evolución de las especialidades médicas. Los procedimientos quirúrgicos empezaron a aplicarse, con márgenes de tiempo amplio.

Uso de la anestesia, en los comienzos de la humanidad

En documentos históricos de antigüedad, se ha encontrado evidencia sobre las primeras operaciones quirúrgicas. Según estos escritos, se preparaban bebidas con vino, opio o mandrágora para disminuir el dolor físico.

Otros métodos utilizados para sedar al paciente eran: aplicación de frío, compresión del cuello  o algún nervio, para desmayar al paciente. Durante la edad media, comienza el uso de la esponja soporífera (1).

Este procedimiento consistía, hacer inhalar al paciente un “trapo” empapado de sustancias. Estas sustancias producían somnolencia en el paciente. Al terminar el procedimiento, el paciente era despertado con aspiraciones de vinagre.

Descubrimiento de los primeros compuestos de la anestesia

A principios del siglo XIII, Ramon Llull creó una sustancia química llamada “vitriolo dulce”. Luego, Paracelso  utilizó “vitriolo dulce” en pollos. Sus experimentos demostraron lo siguiente: la inhalación de esta sustancia provocaba sueño y pérdida de la sensibilidad física.

En 1730 el químico alemán August Sigmund, nombró al vitriolo dulce “éter”. El descubrimiento del óxido nitroso y sus cualidades anestésicas, fueron  descritos por el inventor Humphry Davy en 1799.

Primeras aplicaciones de la anestesia en humanos

La primera aplicación de la anestesia, se registró en Estados unidos en el año 1844. Fue entonces cuando el doctor Horace Wells, aplica óxido nitroso a un paciente, durante la extracción de un diente. Sin embargo, el paciente se quejaba de mucho dolor y el procedimiento fue un fracaso.

Luego en 1846 William Morton utiliza éter como anestesia, esta vez con éxito. En 1847 John Snow, primer médico especialista en anestesia, utilizó cloroformo en los alumbramientos de las mujeres.

Gases y compuestos químicos utilizados como anestesia

La popularidad del éter alcanzó la mitad del siglo XX. Luego se dio la aparición de otros gases inhalatorios más eficaces como: el halotano, enfluorano, el sevofluorano y el desfluorano con menos efectos secundarios y fáciles de manejar.

Por otro lado, se empezaron a aplicar sedantes intravenosos. A principios del siglo XX, la utilización de barbitúricos como el fenobarbital y barbital. Los avances en sustancias analgésicas siguieron en ascenso.

En 1934 entra en escena el pentotal sódico (tiopental), usado actualmente. Sin embargo, el compuesto analgésico más usado en la actualidad es el propofol.

Anestesia

Cómo funciona la anestesia

Las sustancias analgésicas utilizadas en la medicina moderna, no son solamente para el alivio del dolor. En líneas generales la anestesia es utilizada para:

  • Mitigar los síntomas de ansiedad.
  • Disminuir el dolor durante la intervención médica.
  • Aliviar el dolor después de la operación.
  • Conservarte dormido durante la operación.
  • Producir estados de relajación absoluta.
  • Inmovilizar el cuerpo, o un área especifica.
  • Finalmente, inhibir los recuerdos del procedimiento quirúrgico.

Categorías de clasificación de la anestesia

El tipo de anestesia aplicado a un paciente, depende del procedimiento quirúrgico que necesite. Todas las categorías tienen efectos en el sistema nervioso central. Además, la anestesia se puede administrar, a través de diferentes métodos.

La administración de la anestesia a un paciente, se realiza de tres formas: anestesia local, anestesia regional y anestesia general. A continuación, explicamos cada una.

  1. Anestesia local: Se aplica en una zona específica del cuerpo. Los procedimientos con anestesia local, son realizados en ambulatorios. El tiempo de duración es corto (30 minutos aprox.). El componente analgésico puede estar contenido en forma líquida (inyección), gas (aerosol) o sólido (ungüento).
  2. Anestesia regional: Se aplica vía intravenosa, su objetivo es inmovilizar un área grande del cuerpo. Se inyecta la sustancia anestésica cerca de un grupo específico de nervios. Sus efectos son prolongados y requiere más cuidados por parte del anestesista.
  3. Anestesia general: Se aplica a pacientes que requieren procedimientos quirúrgicos complejos. La función de la sustancia anestésica, es dejar al paciente totalmente dormido o inconsciente.

La anestesia y el paciente

El miedo a los efectos secundarios causados por la anestesia, lo tienen la mayoría de las personas. Sin embargo, es importante saber que los procedimientos quirúrgicos complejos, cuentan con un equipo profesional capacitado. Y que sin la aplicación de la anestesia el procedimiento que se necesita no sería posible.

Además, la relación entre el médico anestesiólogo y el paciente es primordial.  Hoy día, el anestesista acompaña al paciente: antes, durante y después de la operación. Además, este procura explicarle el método a utilizar previamente. De este modo, se pueden disipar muchos de los temores comunes a los efectos secundarios de la anestesia gracias a una comprensión más completa de su funcionamiento.

Lo cierto es que sin este grandioso invento, muchísimas prácticas médicas que hoy en día son cotidianas, no serán posible y de serlo, serán una completa pesadilla.

Si te gusta la cirugía te recomendamos este articulo sobre unos de los cirujanos más polémicos: Robert Liston

Referencias:

www.genteup.com/historia-de-la-anestesia/

https://es.wikipedia.org/wiki/Anestesia

https://kidshealth.org/es/teens/anesthesia-types-esp.html


Si te gusta este post, compártelo con tu amigos
Mou D. Khamlichi

Mou D. Khamlichi

Autor

Contenido Relacionado

Más contenido creado por nuestros autores