bosques

Los bosques del mundo: extensiones eventualmente predominantes

Por: Mou D. Khamlichi
Actualizado el 13 de junio de 2021
Si te gusta este post, compártelo con tu amigos

En pocas palabras y sin tecnicismos, los bosques son extensiones de terrenos con una población densa de árboles, arbustos y matorrales; es un ecosistema natural donde la vegetación es predominante y eventualmente tendrá cierta variedad de animales.

Tabla de contenidos

¿Cómo se formaron los bosques?

Al hablar de los bosques se conoce que existe una investigación publicada en la revista Ecology Letters, donde indica que, del análisis practicado a plantas fosilizadas, estos poseen un largo camino. Se estima que los primeros bosques tropicales surgieron hace aproximadamente 64 millones de años, donde muchas plantas se vieron obligadas a desarrollarse sobre otras.

En los bosques primigenios lograron desarrollar «venas» de mayor tamaño, lo que coadyuvó en un aumento de su proceso fotosintéticoy mejoramiento de las diversas especies vegetales. Las angiospermas o especies con flores, libraron una fuerte competencia, durante la era del Mezozóico, en el Cretácico, desde hace 130 millones a 64 millones de años.

De esa forma superaron a otras plantas primitivas y terminaron imponiéndose sobre las especies vegetales más débiles que no lograron desarrollarse. Durante ese período prehistórico debió haber ocurrido una fuerte transformación en las angiospermas , así como en la atmósfera en general.

Explicación científica de estos cambios

Una dramática transformación vegetal en la formación de los bosques,hace parte de las conclusiones de Tim Brodribb, de la Universidad de Tasmania, en Australia; Brodribb lidera un proyecto sobre cómo transporta el agua las plantas y sobreviven en diferentes ambientes.

Otro estudio llevado a cabo en la Universidad de Tennessee en Estados Unidos, por el mismo Tim Brodribb y el experto en el desarrollo ecofisiológico de las plantas, Taylor Feild; indica que los cambios originales, debieron producirse hace aproximadamente cien millones de años.

En los bosques de entonces, eran escasos los helechos y plantas con semillas, de donde nacieron los árboles predecesores de más de 550 especies diferentes. Explican los científicos que a mayor tamaño en el sistema venoso, que permite a las plantas transportar agua e intercambiar CO2 más rápidamente, hizo que estas se desarrollaran.

El estudio realizado por estos científicos, se fundamentó en análisis digitales de imágenes de plantas fosilizadas de varias partes del planeta; su investigación incluyó la observación del proceso y el cálculo de la densidad de su sistema venoso.

bosques

Detalles de la investigación

Las plantas florales estudiadas al final del Cretácico, manifestaron un incremento de su densidad en el sistema venoso del 40% al 75%, desconociéndose su verdadera causa.

Se vincula este desarrollo a factores presentes en la génesis de los bosques, a saber:

  • A la concentración de CO2 en el ambiente.
  • A los cambios del clima luego y a otras causas no comprobadas del todo. puesto que no hay suficiente información en los fósiles.
  • Al volumen del material genético, verbigracia, presencia de hojas con abundante porosidad.

Esto último fue suficiente evidencia para concluir que el éxito de estas especies florales en el planeta se debe precisamente a la reducción del volumen del genoma. Esto fue lo que les permitió desarrollar células de menor tamaño.

El hecho de contar con células reducidas, permite que durante la fotosíntesis, se absorba más dióxido de carbono. Recordando que este proceso es el utilizado por las especies vegetales, con ayuda de los rayos solares, para transformar lo inorgánico en orgánico.

Dicho en otras palabras,las plantas absorben el agua y este dióxido,  presentes en el ambiente y lo transforman en oxígeno y glucosa. Al final, se supo que las angiospermas llegaron a desarrollar una mayor porosidad y venas en las hojas, llevando a niveles superiores su productividad.

Conclusiones de esta investigación

Las investigaciones acerca de los bosques concluyeron en que la reducción del genoma fue mediante un proceso que solo ocurrió en las especies con flores. Esto coadyuvó al desarrollo de especies terrestres, que dieron paso a la transmisión de este genoma.

Luego de esto, se permitió la formación de árboles que fueron conformandolas zonas boscosas que conocemos hoy día. Todo gracias a las especies con flores, que se convirtieron en las más importante sobre la Tierra.

Y lo mejor de todo es que hoy ya conocemos las razones de su éxito y prevalencia sobre otras especies que no lo lograron.

Esta investigación fue publicada en 2010, en PLOS Biology, revista especializada, y en sus conclusiones proponía algunas preguntas como estas:

  • ¿Por qué las especies vegetales con flores lograron disminuir su material genético en comparación con otras?
  • ¿A qué se debe que coníferas y helechos mantengan un mayor volumen del genomas y sus células?

Interrogantes que continúan sin respuesta, pero es de advertir que eso hace parte de un cúmulo enorme de incógnitas que rodean toda investigación científica.

Simbología de los bosques

Los bosques tienen una simbología bastante amplia, sin embargo, sobresale la fuerte representación del ciclo de la vida, parte desde el nacimiento de una hermosa primavera. Atraviesa por la fase de floración en verano, llegando a la decadencia del otoño y finaliza en un vacío estéril representado por el invierno.

Un bosque sin caminos, se dice que está habitado por animales salvajes y peligrosos, por lo que serán entonces, lugares de engaño.

Características generales presentes en los bosques

De manera general, los bosques tienen la característica de presentar una extensa variedad de plantas, árboles, arbustos más pequeños y animales que conforman un ecosistema. Recogen una enorme diversidad de especies vegetales y fauna, tanto silvestre como salvaje, aspecto que hace de estos espacios naturales, ecosistemas vitales para el planeta.

Los bosques y sus diferentes tipos

Los bosques, llamados por algunos científicos «paisajes bioclimáticos», «áreas bióticas» o «biomas», se encuentran alrededor del planeta y albergan diferentes grupos de ecosistemas. Según su ubicación poseen diferentes geologías y variados climas, pueden ser bastante ricos en nutrientes de todo tipo, organismos vivos y una biodiversidad inmensa.

Existe una variedad de bosques clasificados por su tipología: los templados, los tropicales o boreales, los perennifolios o caducifolios, entre otros.

Hacer una clasificación de los bosques es una tarea bastante compleja, por la cantidad de parámetros que existen para describirlos y diferenciarlos; como su clima, su ubicación geográfica, etc. Acá intentaremos mostrarte los que están presentes aún, en nuestro planeta y sus rasgos más resaltantes, así como su vital importancia en la preservación de la vida.

Por esta razón abordaremos las siguientes clasificaciones, atendiendo a las características que seguidamente mencionamos:

  • Por su clima y ubicación o latitud.
  • Por el follaje.
  • Por su vegetación.
  • Por la intervención que hay en ellos.
  • Por la intervención del hombre y su impacto.

1. Por su clima y ubicación o latitud

Considerando criterios de ubicación, latitud y el clima predominante en la zona donde esté el bosque, puedes encontrar estos:

Bosques boreales

Llamados también bosques de la taiga; son los bosques que están ubicados en toda la región norte del globo terráqueo, están específicamente entre los 50º y 60º de latitud. Son zonas boscosas bastante frías, cuyas temperaturas dependen de la zona exacta de ubicación y de la época del año presente.

En verano alcanza los 20º C, en temporada invernal, los -60º C, especialmente en Siberia y el Extremo Oriente que poseen grandes extensiones boscosas; terminan abarcando buena parte de varios países como Rusia, Alaska, Canadá, Noruega, Suecia y Finlandia.

Su vegetación está conformada principalmente por abíes y pinus, hay presencia de una variada gama de animales, a saber: linces y el mochuelo boreal. También abundan los alces, caribúes o renos, glotones, osos pardos y águilas pescadoras; por supuesto existe una extensa gama de «animales menores».

Entre estos «animales menores» debemos mencionar a las serpientes, varias especies de aves, gusanos, insectos, etc.

Bosques templados

Esta misma clasificación por su clima y su latitud, incluye los bosques templados, precisamente por tener temperaturas «más amigables». Son zonas boscosas ubicadas en aquellas regiones del planeta donde el clima no es tan extremo o es simplemente templado.

En otras palabras, tienen presencia en ambos hemisferios del globo terráqueo, pero con mayor abundancia en el extremo norte. Son regiones donde predominan temperaturas bastante moderadas, hay lluvias en abundancia, animales migrantes y de otros que hibernan, dependiendo de la temporada.

Estas zonas boscosas tienen suelos ricos y fértiles, por la conjunción de la alta humedad, una densa cubierta vegetal y por supuesto, al clima templado. Es bastante normal el proceso natural de transformación de materia orgánica en humus, que finalmente funge como un excelente fertilizante.

Un buen ejemplo de estos bosques con clima suave o templado, los encontramos en zonas del Mediterráneo. También conocido como bosque mediterráneo, donde se puede ver la presencia de marmotas, ardillas de tierra, lirones, hámsteres, erizos, murciélagos, entre otros tantos.

Bosques subtropicales

Estos bosques, llamados también subtropicales están ubicados en las zonas cercanas a la zona tropical, con temperatura media es de 22º C. Este tipo de clima y sus suelos han permitido el desarrollo de una vegetación más grande o más alta, con hojas bastante anchas.

El régimen pluviométrico es menor al que predomina en los bosques tropicales y, acá son bastante marcadas las estaciones del año.

Dentro de estos bosques podemos apreciar varios tipos:

  • El bosque de pinos.
  • El bosque húmedo caducifolio.
  • El bosque lluvioso o selva subtropical.
  • El bosque seco subtropical.

Bosques tropicales

Estos son los bosques ubicados en la región tropical, su clima por ser tropical, es bastante caluroso, húmedo y lluvioso, presentando una temperatura de 27º C en promedio. Hay una subclasificación dentro de este tipo boscoso, a saber:

  • Bosques tropicales húmedos o lluviosos o selvas tropicales.
  • Bosques tropicales secos.
  • Bosques monzónicos.
  • Bosques de inundación.
  • Los manglares.

Estos bosques son el hogar de una gran variedad de animales, como el tapir, mono aullador, mono araña, venado cola blanca. Posee una increíble variedad de salamandras, sapos y ranas; así como arañas hormigas, termitas, mariposas, coatíes, jabalíes, tlacuaches, boas, zopilotes rey, guacamayas rojas,  iguanas y aves rapaces.

Están ubicados en alturas inferiores a los mil 200 metros sobre el nivel del mar, ricos en una extensa biodiversidad, haciendo parte de los más grandes ecosistemas del planeta. Predominan en Asia, América del Sur, Australia, África, parte de América Central y en muchas islas bordeadas por el océano Pacífico.

2. Según su follaje

En esta clasificación de bosques, existe igualmente una subclasificación, que considera el tipo de hojas:

Bosques perennifolios

Acá, los árboles son del tipo perenne, es decir que estos árboles mantienen sus hojas los 12 meses del año, siendo en consecuencia bosques con frondoso follaje. Tienen una fauna variada, pero con predominante presencia de conejos, liebres, perdices, lagartijas y abejas.

Bosques caducifolios

Es el tipo de bosques que tienen árboles con hojas caducas, o dicho de otra forma, que las hojas se desprenden en algunas épocas del año, rebrotando otras.

Verás estaciones con bosques frondosos y verdes, otras temporadas con hojas que se tornan de un color rojizo o marrón; y otras donde los árboles quedan prácticamente desnudos porque sus hojas se caen por completo. Su fauna está compuesta especialmente por ratones, ardillas terreras, musarañas y salamandras silvestres.

Hay presencia de algunas especies de mamíferos como ciervos y jabalíes, cuya alimentación está basada en hierbas y arbustos bajos; también hay animales salvajes como el lince y el zorro.

3. Según su vegetación

También pueden clasificarse los bosquesen conformidad con el tiempo que dura el follaje de sus árboles y según la conformación fenotípica de los propios árboles. Las plantas más pequeñas que hay en estos lugares igualmente entran en esta clasificación, entonces y tomando en cuenta la vegetación, presentamos la clasificación de estos bosques:

Bosques coníferos o de coníferas

Ubicados en la taiga, o zona boscosa boreal, caracterizado por poseer formaciones boscosas árboles con semillas con conos. Representa a las mayores áreas forestales del planeta, predominantemente hacia el norte del planeta, con temperaturas bastante frías; específicamente donde hay coníferas, como el pino, el ciprés y el abeto.

Hay una impresionante biodiversidad animal, especialmente de aquellos animales adaptados a estas condiciones; como el oso negro, el venado, el castor, la ardilla, el puercoespín, el alce, la marmota, la liebre, el lince, el conejo y el lobo.

Bosques frondosos

Los bosques o formaciones frondosas, poseen una cantidad más grande de especies vegetales, aún mayor que losde coníferos. Pueden presentarse como especies de selvas, con los árboles grandes suelen tener hojas anchas.

Pueden subdividirse según el clima: en bosques tropicales y subtropicales, llamados por algunos, selvas húmedas; en bosques secos, y bosques montanos, selva montana. Finalmente en esta subclasificación, encontramos a los llamados bosques templados, conocidos como bosques mediterráneos, bosques caducifolios y bosques laurifolios.

En cuanto a la fauna, existe gran variedad de animales como ciervos, aves, roedores, jabalíes y osos, predominantemente hacia el extremo norte; porque hacia el sur, la presencia de especies menores es más abundante, que han hecho de esta zona sus nichos ecológicos. Los depredadores que sí los hay, se alimentan de los herbívoros que, a su vez, comen frutos, hierbas y bayas.

Bosques mixtos

En esta clasificación según su vegetación, se combinan los dos bosques anteriores. Es decir, podemos encontrar una vegetación propia de estos bosques de coníferos y a un mismo tiempo; y separados por pequeños riachuelos o zonas vegetales muy bien marcadas, bosques de frondosas.

Su fauna está conformada mayoritariamente por especies que se encuentran amenazadas; tales como el águila imperial oriental, la marta, el porrón pardo, la nutria europea y el buitre negro.

4. Según el grado de intervención humana

Existe otra forma en que podemos diferenciar estos ecosistemas terrestres y es la por intervención o no del hombre, así tenemos a los:

Bosques primarios

Todas aquellas áreas donde los bosques no han tenido ningún tipo de intervención por parte del hombre. Se encuentran en un estado totalmente natural y por esta razón muchos de estos espacios son protegidos legalmente por medio de legislación redactada especialmente para ello; con la finalidad de conservar toda su biodiversidad.

Sobre estos bosques, definitivamente debemos detenernos un poco más, por su vital importancia para la humanidad y para que se pueda aprovechar toda la información que presentamos. En principio, los bosques primarios son o fueron gigantescas extensiones de ecosistemas forestales, principales protagonistas de los primeros bosques en el planeta.

Como dijimos anteriormente, no han sufrido transformaciones o alteraciones por alguna actividad humana industrial. Son vitales para el planeta y todas sus formas de vida, pero lamentablemente están desapareciendo de manera irreversible; hoy, el 80% de estos bosques ha sufrido alguna alteración grave o han sido destruidos ya.

Hay otro 20% de bosques que está seriamente amenazado por diferentes maneras de intervención humana. La explotación petrolera, la minería, enormes lagunas artificiales, embalses o represas y construcción de todo tipo de infraestructuras, son las principales amenazas que pesan sobre ellos.

Más sobre los primarios

Sin embargo, la explotación forestal a gran escala y de manera ilegal, se ha convertido en la principal amenaza sobre estas áreasa nivel planetario. Recientes estudios indican que solo un 7% de las tierras del planeta, está ocupada por zonas boscosas primarias; donde convive algo más de la mitad de animales terrestres de todas las especies y vegetación del mundo.

Un gran número de estas están por ser «descubiertas» o estudiadas del todo por los científicos. Aquí coexisten miles de especies vegetales y animales, únicos en su especie, tales como el orangután, el gorila y el chimpancé, viven aún en estos espacios vegetales vírgenes.

Aspectos positivos

Estos bosques primarios sirven igualmente de asiento principal a muchas comunidades indígenas y poblaciones tradicionales que los han habitado desde tiempos remotos. Estos son quienes mantienen sus costumbres ancestrales.

Conservando los bosques primarios coadyuvamos a mantener ecosistemas invaluables, culturas, lenguas y formas de subsistencia que no imaginamos lo ricas en conocimientos que pueden ser para todos. Es por ello que estos nativos originarios han sabido convivir con la fauna y la flora que les rodea.

Sigue en discusión si tienen derecho al respeto de sus hogares y espacios, porque como primeros habitantes del planeta, deben vivir sobre las tierras que ancestralmente ocupan.

Finalmente, sobre su ubicación, se debe saber que se dividen en tres enormes grupos denominados bosques primarios tropicales; que en conjunto hacen dos tercios de las áreas boscosas primarias de la Tierra. Están ubicados en América del Sur, el Amazonas, la Selva ecuatorial o del Congo en África y la Selva de Malesia en Malasia.

Bosques antropogénicos

Aquí aplica todo lo contrario a lo que describimos anteriormente, son espacios boscosos que de alguna manera han sufrido la intervención del hombre. Lo que incluye una pequeña parte, como la construcción de una simple choza, hasta su total intervención o completamente artificiales, aunque hallemos elementos naturales en ellos.

Sobre este tipo de bosques no queremos profundizar porque estimamos que especificar el impacto negativo de la intervención del hombre en espacios naturales. Pero nunca está de más advertir que eventualmente seremos corresponsables de la destrucción de ecosistemas naturales, si al observar un eventual daño no lo denunciamos.

Finalmente en esta clasificación sobre los tipos de bosques, eventualmente extensa, pero necesaria para instruirnos sobre la verdadera importancia e impacto de estos en nuestras vidas, tenemos:

bosques

5. Según el impacto de los humanos

Culminemos esta última clasificación de los bosques analizando el grado de intervención de la mano del hombre o el impacto que esta ha tenido en estos espacios naturales:

  • Bosques primarios: un tipo de bosques explicado anteriormente, pero a fines de mantener la estructura de la clasificación. Debemos mencionarlos de nuevo, como esos espacios vegetales completamente naturales donde la intervención humana ha sido tan baja que no ha afectado la conservación de la biodiversidad presente en ellos.
  • Bosques secundarios: dentro de esta clasificación están los bosques intervenidos por el hombre, especialmente para aprovechar sus recursos naturales. Sin embargo, posteriormente fueron objeto de procesos de reforestación.
  • Bosques artificiales: en estos, aparecen bastantes elementos naturales, pero puestos ahí por el hombre, ya que sufrieron alguna intervención y posteriormente fueron creados en su totalidad por el ser humano. Esto con fines de mejorar algunas áreas para la conservación de especies animales o vegetales, también para la explotación y obtener materias primas.

¿Qué tan importantes son los bosques?

En principio es importante aclarar que existen bosques y selvas, incluso, algunos se atreverían a decir que la diferencia entre estos es algo simplemente semántico. Pero no, se trata de algo que va más allá y debemos tenerlo claro, pero lo abordaremos en el respectivo aparte diseñado para ello.

Analicemos lo que consideramos es la verdadera importancia de las selvas y los bosques para la permanencia de la vida en el planeta Tierra. Así tenemos que ambas zonas boscosas coadyuvan en:

La absorción de dióxido de carbono

No en vano, los bosques y las selvas se consideran, desde tiempos inmemoriales, los pulmones naturales del planeta. Es solo una forma de llamarlos, porque se registra una gran diferencia con nuestros pulmones, porque en lugar de tomar el oxígeno del aire y expulsar dióxido de carbono o CO2, realizan una operación al contrario.

Por esta razón, los espacios boscosos y selváticos contribuyen mucho a reducir la contaminación causada por gases de diferentes orígenes y los llamados de efecto invernadero. Uno de los de mayor concentración en la atmósfera, es el CO2 que afortunadamente es transformado en oxígeno por estas zonas boscosas.

Por ejemplo, la selva del Amazonas produce aproximadamente 20% del oxígeno que posee el planeta; demasiado si tomamos en consideración que solo representa un 30% de toda la selva terrestre. Está comprobado que las plantas liberan CO2, pero no es comparable con la cantidad de oxígeno que producen; recordando que el mayor productor de oxígeno que existe es el fitoplancton oceánico.

Otro dato interesante es que los bosques jóvenes producen una mayor cantidad de oxígeno porque las plantas en desarrollo necesitan más CO2 para crecer.

La preservación de los suelos

Las selvas y bosques evitan que los suelos pasen por procesos de erosión que, terminan en su degradación total. Apreciamos la importancia del suelo cuando vemos que se trata de la parte superficial de la corteza terrestre, donde se producen procesos biológicos vitales.

Todo esto, gracias a las rocas y a los desechos provenientes de todos los seres vivos que habitan estas áreas, esto indica que los suelos contienen nutrientes. Estos, hacen posible que las raíces de los árboles penetren la corteza terrestre para sostenerse y tomen esos nutrientes.

Por supuesto es el hábitat ideal de múltiples comunidades de seres vivos, que permanecen ahí gracias a que los árboles los protegen de la fuerza de las lluvias. Los árboles reducen las inundaciones y las fuertes crecidas de ríos que eventualmente causan la destrucción de los suelos.

La regulación del clima

Las zonas boscosas formadas por los bosques y selvas ayudan en gran medida a regular el clima y la temperatura. En las plantas ocurre un interesante proceso biológico, conocido como evapotranspiración, que se activa con temperaturas altas y donde liberan el agua depositada en su interior.

En las selvas y bosques tropicales las temperaturas son altas y las precipitaciones son abundantes, y la evapotranspiración de las plantas ayudan a la formación de nubes inmensas. En sus procesos naturales, las nubes son desplazadas por el viento y liberan sus precipitaciones en otras áreas que eventualmente necesitan de agua.

Las nubes formadas, también cubren gran parte del espacio aéreo de las zonas boscosas y selváticas, haciendo que los rayos del Sol se reflejen y que la temperatura disminuya.

El albergue y alimento de muchos seres vivos

Las zonas boscosas están habitadas por una innumerable cantidad de especies vegetales y animales que conforman hábitats. Precisamente las condiciones climáticas favorables, hacen posible que muchos organismos como hongos, líquenes y animales, puedan desarrollarse plenamente en zonas más húmedas y otras más secas.

Por eso hay especies animales y vegetales que se adaptaron y viven en lo alto de los árboles como las plantas epífitas o bromelias, o viven en el suelo. Todo esto termina por conformar los bosques y selvas que, en muchos casos, están presentes en las nacientes de arroyos, ríos y otros ecosistemas acuáticos.

En estos casos, se da la existencia de nuevos hábitats para organismos vivientes acuáticos, que por supuesto, requieren del agua para desarrollarse. En los ecosistemas acuáticos también nacen relaciones complejas o redes tróficas donde predomina la representación gráfica de «quién se come a quién» en una comunidad con diferentes niveles.

Esto es posible porque las fuentes alimenticias son muy variadas; un ejemplo clásico sería el de la planta que es alimento de un insecto. El insecto luego es el alimento de una rana, esta sirve de alimento a una iguana para finalmente ser el alimento de un águila.

Tomemos en consideración que los animales que mueren son «procesados» por organismos con capacidad para descomponerlos, como hongos, bacterias, invertebrados que transforman estos restos orgánicos. Una vez procesados, se convierten en minerales y nutrientes utilizados por organismos productores, lo que origina un ciclo de supervivencia natural.

Tres de los ecosistemas terrestres más importantes de la Tierra

Son las Selvas del Amazonas y los bosques de Rusia y Canadá; estas áreas arbóreas definitivamente están conformadas por diversas especies y ocupan varias regiones del planeta, con una misma característica.

La importancia vital que tienen para el planeta y todos los organismos que habitamos en él, queda expuesta en los términos arriba señalados. Pero hay «otro lado de la moneda», que no debe ocultarse, y es que sobre todas estas zonas boscosas pesan amenazas idénticas.

Lamentablemente solo se oyen aparentes buenas intenciones, firmas de tratados y convenios que no cristalizan en nada, solo resta seguir construyendo voluntades, seguir educando.

Las selvas y los bosques

Momento de revisar los conceptos, para saber qué son las selvas y los bosques, vista como fue, la importancia de estas zonas boscosas, de manera general.

Selvas y bosques son ecosistemas con funciones realmente importantes desde el punto de vista ecológico y para el desarrollo mismo de la vida en el planeta. En estos espacios existe una gran biodiversidad y si bien esta es una característica que tienen en común, también existen diferencias muy marcadas.

Diferencias entre selvas y bosques

Entre estos espacios o ecosistemas, hay diferencias y la principal podría ser la cantidad de vegetación así como la extensión que ocupan. Veamos en detalle, las diferencias que se han estudiado hasta ahora.

diferencias entre bosque y selva
  • La selva es mucho más extensa y frondosa que un bosque, tanto que muchas de estas resultan completamente impenetrables. La vegetación selvática es bastante densa y en muchas áreas impide el paso de la luz solar, abundan los árboles, enredaderas, lianas, bromelias y muchas otras especies vegetales.
  • Por su parte, la vegetación de los bosques es más que todo árboles, maleza y arbustos bastante pequeños, la luz solar en ellos penetra casi hasta el suelo. De la fauna podemos decir que en las zonas boscosas hay una menor diversidad y población que las selvas, donde ver animales salvajes es más frecuente.
  • El suelo boscoso es rico en nutrientes, lo que ayuda al desarrollo de organismos especiales, pero en la selva son más ricos los suelos, por eso la vegetación es tan alta y densa.
  • Las precipitaciones en la selva son más abundantes que en el bosque.
  • Las zonas boscosas ocupan mucha más superficie sobre la tierra, aproximadamente un tercio, mientras que las selvas ocupan apenas un 6%.
  • Se dice que una selva puede ser considerada un bosque, pero jamás un bosque podrá considerarse como selva.

¿A qué llamamos selva?

Ya definimos lo que es un bosque, recapitulando, se trata de mucho más que un conjunto de árboles representando la unidad básica, es un gran bioma terrestre. Los cursos de la orografía del terreno, el agua, los tipos de suelos y todos los animales, hongos, plantas y microorganismos conviven en armonía.

La selva, que también se le conoce como jungla, tiene los mayores y más importantes hábitats del planeta Tierra; en su interior se desarrolla una cantidad no cuantificada de especies vegetales y animales. Los árboles selváticos desarrollan gran altura, y hay muchos con cientos de años, se trata del ecosistema más antiguo del planeta.

Las selvas cubren aproximadamente el 6% de la superficie terrestre, ubicándose principalmente entre los Trópicos de Capricornio y de Cáncer. Por supuesto, no se trata de la ubicación exclusiva de estas selvas, porque en menor medida, las hay en el continente africano, en el americano y en el asiático.

Algunas islas de Oceanía y en zonas específicas de Europa, también podemos encontrar espacios selváticos; como dato curioso, la Antártida no posee selvas. Mención especial para la Selva Amazónica que alberga una cantidad superior a 5.4 millones de km cuadrados; abarca nueve países y representa la mitad de todo el conjunto selvático tropical en el mundo.

Bosque más «peligroso» del mundo

Como nota curiosa en el tema de los bosques, encontramos un bosque, catalogado como el «más peligroso» del mundo, al noroeste y al pie del monte Fuji en Japón. Aokigahara, llamado Mar de árboles con una extensión de 35 km² y una historia relacionada con diablos mitológicos del Japón; o con el alma de las personas abandonadas ahí, por familiares que no podían alimentarlos.

Se han escrito poemas con mil años de antigüedad cuyas rimas dicen que se trata de un bosque maldito, asociado al suicidio; por lo que el turismo es limitado exclusivamente a zonas con vigilancia. No prohíben adentrarse en él, de hecho, hay innumerables advertencias en varios idiomas, persuadiendo a quienes desean ingresar con fines suicidas.

bosques

Los bosques más hermosos del planeta

Ahora te enseñaremos los bosques más hermosos y asombrosos de la Tierra, tomando en consideración la opinión de muchos estudiosos que incluyen algunas selvas por su hermosura.

Sinharaja, Sri Lanka

Se trata del espacio selvático más grande de Sri Lanka, situadas al sur y al este del país, en 1978 la UNESCO declaró este bosque, Reserva de la Biosfera; debido a que es el hogar de muchos árboles nativos, mamíferos, aves, variadas mariposas e insectos extraños. La traducción literal de Sinharaja,  es «rey león».

Bosques valdivianos

Situados hacia el oeste de América del Sur, se extiende por Argentina y Chile, aproximadamente abarca una extensión de 247.999 kilómetros cuadrados. Un aspecto elegante de estos, se aprecia en los espesos grupos de bambúes, coníferos, árboles de hojas permanentes, variados helechos, angostas franjas en las costas y algunos glaciares.

Permanentemente con una amenaza sobre ellos debido a la tala indiscriminada y la pérdida de plantas exóticas exclusivas de la zona. Son el hogar de especies vegetales de la antártica, donde la flora es similar a los espacios selváticos templados de Australia, Nueva Zelanda y Tasmania.

Parque Nacional Emas

Los bosques que conforman este Parque Nacional de Brasil, poseen una flora y una fauna autóctonas de ecosistemas tropicales, son bastante antiguos; y los más diversificados de la tierra, la UNESCO los declaró Patrimonio Natural.

Está situado entre Goiás y Mato Grosso en la zona centro y occidente de Brasil y bordeado por enormes plantaciones de soya y muchas siembras agrícolas. Abarca una extensión de 654 kilómetros cuadrados, tiene extensiones rocosas bastante antiguas, así como cascadas.

Este gran bosque cuenta con especies vegetales y animales que incluyen osos hormigueros gigantes, armadillos gigantes, lobos, jaguares y venados de las Pampas.

Bosque Nuboso Monteverde

Entre los mayores atractivos turísticos de Costa Rica, situado en las cercanías de Monteverde, su nombre oficial es «Res. Bio. Bosque Nuboso Monteverde»; sirve de hogar aproximadamente a 99 especies de cuadrúpedos diferentes y un número superior a 390 especies de pájaros, como el exótico quetzal y el campanero meridional.

Posee también más de 29 diferentes picaflores, chuparrosas, tucusitos, pájaros mosca, ermitaños o quindes, así como miles de plantas diferentes. Ha servido de inspiración a una saga de películas basada en animales prehistóricos.

Parque nacional Kinabalu

Desde 1963, entre los bosques es el primero declarado como parque nacional de Malasia; bordea una montaña bastante alta y reciente de Borneo, Kinabalu, ocupa una extensión de 753 kilómetros cuadrados. Le precede gran fama por la variada especie de plantas y animales, la mayoría son autóctonas.

La UNESCO lo declaró Patrimonio Natural, en el año 2000. Con certeza se afirma que es donde nacieron más de 3.500 especies vegetales y animales, que incluye 325 diferentes tipos de aves y 99 especies de mamíferos, aproximadamente.

Selva Tropical Ecuatoriana

Selva del trópico que se caracteriza por tener permanentemente su cielo nublado, y posee entre el 14% y el 16% de todas las especies vegetales del mundo y el 19% de especies de pájaros. Ocupa el cuarto lugar mundialmente, por poseer la mayor variedad de aves, con 1.400 especies, aproximadamente.

Hogar de variadas especies de animales raros, como los osos de anteojos, varios jaguares, algunos perezosos, monos aulladores, pumas, etc. Penosamente, hoy día sufre de inmensos niveles de deforestación y, de continuar a este ritmo, desaparecerán por completo en unos 25 años.

Parque Nacional Daintree

Situado en la parte norte y al este de Queensland, Australia, cuenta con más de 130 millones de años, siendo las zonas selváticas tropicales más vetustas del planeta. Posee una superficie aproximada de 2.599 kilómetros cuadrados. Sirve de hábitat a una gran diversidad de vegetación, animales exóticos y más del 25% de los reptiles.

Igual porcentaje de marsupiales y batracios australianos, más del 15% de diversas especies de pájaros, el 64% de variedades de murciélagos, mariposas y 11.000 variedades de insectos.

En 1988, la UNESCO lo declaró Patrimonio Natural, entre otras cosas por ser refugio natural de aves de la familia Casuariidae, el Dendrolagus, marsupial de la familia Macropodidae; conocidos popularmente como canguros arborícolas y otros tantos animales exóticos, cuya existencia corre el peligro de extinguirse.

Selva Tropical Congo

Debe su nombre al río que lo cruza, Congüe, de gran longitud y profundidad en el mundo. En su naciente crece prácticamente el 69% de toda la vegetación del continente africano. Se extiende por una amplia región de Camerún, África Central, Gabón, Guinea Ecuatorial, las Repúblicas Centroafricana, Democrática del Congo y la del Congo.

Viene convirtiéndose en un cada vez más frágil bioma, producto de la deforestación sin reforestación. Por el ejercicio del comercio y por la explotación más amplia de tierras con vocación agrícola, para sus habitantes. Viene provocándose la extinción casi por completo de especies raras, por la práctica de la caza y pesca indiscriminada.

Es el hábitat exclusivo de hipopótamos, del chimpancé pigmeo, gorilas, okapis y elefantes africanos. Buen número de la población congolés tiene a este bosque como principal fuente alimenticia, para preparar sus medicinas y como refugio. La población crece aceleradamente al igual que la pobreza, contribuyendo a la pérdida de bosques y sus especies naturales.

Bosques de Taiga

Conocido como bosque de la taiga o boreal, es el ecosistema más grande del planeta, conformado por bosques coníferos. Estos bosques boreales conforman el 28% de la vegetación mundial y el suelo en este bosque es bastante deficiente de nutrientes; razón por la que prevalecen los coníferos o coníferas, araucarias, pinos, abetos, alerces, piceas, ciprés y cedros, etc.

Taiga es un refugio natural de una extensa variedad de animales, entre estos los alces, el delfín negro de Alaska, renos, tigres siberianos y linces canadienses. La tala indiscriminada y no controlada y quemar especies vegetales se han convertido en una seria y permanente amenaza para la conservación de esta área boscosa.

Los bosques de Taiga, región extrema al norte de Alaska, de Canadá, de Escandinavia y de Siberia, por debajo del área de la tundra o «llanura sin árboles». Reciben luz solar solo 30 días al año, son los que mayor impacto ejercen en el nivel de dióxido de carbono en el ambiente; conformados por 1/3 de la vegetación global y se necesitan unos 50 años para el desarrollo de pequeños árboles.

Selva Amazónica, SurAmérica

Se presenta como el área selvática más extensa del planeta; los bosques de la Amazonía son tan grandes que pueden opacar las áreas similares existentes en todo el mundo, combinadas. Se extiende a lo largo de ocho países: Brasil, Bolivia, Colombia, Guayana Francesa, Suriname, Perú, Venezuela y Ecuador.

Cubre aproximadamente 5.400.000 kilómetros cuadrados, representa un refugio natural de una gran variedad de vegetales y animales con ecosistemas completamente diferentes. Aproximadamente el 20% del oxígeno del planeta es producido por el llamado «bosque del Amazonas».

Obtuvo su nombre del río más voluminoso del mundo, el río Amazonas, que representa igualmente un quinto de toda el «agua dulce» del planeta, en estado líquido. Se ubica en el Amazonas y una extensa de estas tierras bajas del Amazonas, están permanentemente inundadas, de manera especial en épocas de lluvias; bastante marcadas en esta zona tropical.

Convenios internacionales que protegen a los bosques

Existen tratados vigentes que aluden solapadamente a los bosques, sin embargo, ningún instrumento jurídico internacional que los hayan puesto como objetivo principal. Un tratado internacional, donde los tomen completamente en cuenta, prestando atención a todas las potencialidades y beneficios que ofrecen, no existe.

Temas forestales esenciales, aparecen en casi una docena de tratados internacionales, pero contienen vacíos y no terminan de explicarse con claridad; por ejemplo, conservar la diversidad biológica y la comercialización de subproductos madereros, están previstos en tratados vigentes, unos mejor regulados que otros.

El resguardo de cuencas fluviales y mecanismos rurales de subsistencia, no son suficientes para resguardar los trabajos forestales mundialmente; o para asegurar un orden de explotación de las áreas boscosas. Ahora bien, ¿cómo se define y suscribe un convenio? Es un proceso político bastante complejo por las diferentes aristas que deben manejarse.

Las variantes entre una convención sobre el ambiente y otra, deben compararse con las notas de Laura Ivers, corredactora del Earth Negotiations Bulletin. Existen particularidades esenciales, pasos a seguir, protagonistas locales e internacionales básicos y las etapas (algunas comunes), que envuelven el proceso político que eventualmente culmina en un tratado internacional.

Señala Ivers que deben respetarse las reglas, desde cómo se identifica el tema, pasando por su discusión y análisis, hasta la firma y entrada en vigencia del tratado. Como dijimos, hay muchos convenios internacionales que tratan el tema relacionado con zonas y áreas boscosas en el mundo, pero solo hay tres que son bastante importantes.

Convenios específicos

Intentaremos revisar tres Convenios específicos, sin entrar en detalles por cuanto su contenido es bastante extenso y técnico, a saber: Convención de la O.N.U. para la Diversidad Biológica, la Convención de la O.N.U. para Luchar contra la Desertificación y la Convención Marco de la O.N.U sobre Cambios Climáticos, analizamos seguidamente cada uno de ellos.

Convención de la O.N.U. para la Diversidad Biológica o Biodiversidad (CDB)

Constituyó un foro de importancia vital para revisar asuntos relacionados al acceso y formas en común para beneficiarse de la diversidad biológica. Así como la legalidad para acceder a recursos tradicionales, aspectos jurídicos de propiedad intelectual e igualdad en el ejercicio del comercio de productos genéticos.

Esta convención ha impulsado nuevas maneras de manejarse dentro del contexto ético, político y comercial, la investigación y cómo conservar la diversidad biológica o biodiversidad. Se ha considerado a la diversidad biológica como una especie de «legado común de la humanidad»; se le percibe como el lugar de donde emana la información más no como algo material.

Uno de los pasos más importantes, es que se reconoce que los pueblos indígenas tienen derechos, así como las comunidades locales y ancestrales. Todavía no han logrado aclarar cuál es el papel específico de los bosques y cómo disminuyen los cambios del clima en el planeta. Pero, van en aumento algunos proyectos que pretenden reducir la emisión de gases con bases en la reforestación global.

Convención de la O.N.U. para Luchar contra la Desertificación (CNULD)

China, tal vez la nación más afectada por la desertificación, siempre ha demostrado interés y ha mantenido presente a los bosques; a las diversas formas para optimizar el ambiente y en permanente lucha contra la depredación ecológica o desertificación.

Ha dado muestras de querer honrar las obligaciones asumidas con ocasión de esta convención y siempre ha repotenciado las energías del país para conseguir los objetivos trazados. China es un claro ejemplo del avance para rehabilitar las áreas desérticas, sobre todo concientizando a sus ciudadanos, adoptando políticas y mecanismos que apoyen a inversionistas para la reforestación de áreas afectadas.

Con la silvicultura coadyuva en la guerra contra la degradación ecológica o desertificación, promoviendo la cooperación internacional en este tema. Se han realizado investigaciones serias, en la Universidad de Pinar del Río, Cuba, sobre cómo aprovechar el follaje, residuos madereros y otros subproductos de la industria forestal.

Convención Marco de la O.N.U. PARA el Cambio Climático

Ratificada por los 33 países de Latinoamérica y el Caribe, establece un compromiso internacional para unir realmente las voluntades políticas internacionales; y circunscribir el recalentamiento mundial a solo 1,4° C por arriba de la media industrial. Igualmente tienen planteado dar un impulso al financiamiento de las acciones mundiales contra el cambio climático.

Recientemente le fue conferido el Premio Princesa de Asturias de Cooperación Internacional.

Conclusiones

Hablar sobre los bosques, la importancia vital que representa su existencia para la humanidad; y de todos los organismos tanto animales como vegetales en la Tierra, jamás será un tema que no sea necesario tratar.

La diversidad biológica vegetal y animal presente en los espacios boscosos y selváticos de todo el planeta, es igualmente importante para la supervivencia del hombre. El  aprovechamiento de la gran variedad de recursos que proveen estos espacios, debe ser consciente y sobre eso, las autoridades de las diferente naciones están obligadas a trabajar.

Regular las maneras de recolectar tantos recursos, no basta, no es suficiente, debe haber seguimiento y fuertes sanciones a quienes no cumplan o violenten las convenciones. El trabajo científico se verá reducido si se continúa con la degradación del ambiente y de los llamados pulmones vegetales.

Referencias:

https://expansion.mx/tecnologia/2011/05/03/los-primeros-bosques-tropicales-aparecieron-hace-65-millones

https://onlinelibrary.wiley.com/doi/abs/10.1111/j.1461-0248.2009.01410.x

www.destinoinfinito.com/10-bosques-grandes/


Si te gusta este post, compártelo con tu amigos
Mou D. Khamlichi

Mou D. Khamlichi

Autor

Contenido Relacionado

Más contenido creado por nuestros autores