Otoño cientifiko.com

El otoño la estación del cambio y la renovación

Por: Mou D. Khamlichi
Actualizado el 5 de abril de 2021
Si te gusta este post, compártelo con tu amigos

El otoño es una estación que presenta un encanto muy singular debido al cromatismo que se suscita desde las propias entrañas de la tierra. Ha sido una estampa tradicional en las producciones artísticas. La pintura lo ha representado de diversas maneras. Desde la iconicidad propia del paisaje, hasta representaciones de índole alegórica.

El séptimo arte no se ha quedado atrás en explotar la estampa del otoño, haciendo rodajes en universidades centenarias de inmensos campus; donde la hojarasca seca llena de ocres y de tonos rojos nos remite a situaciones especiales, que les hacen marco a diversas narrativas como el amor o el suspenso.

La época de otoño ha sido, por excelencia, el tiempo de la cosecha. Y por extensión significante como el lapso para evaluar y recoger los frutos producidos por nuestro trabajo. Incluso, es un tiempo, para algunas culturas, de dar gracias por lo que nos ha dado la vida. Un periodo de paz y de agradecimiento.

El otoño como antesala del invierno tiene sentido, para muchas civilizaciones, de reposo de la naturaleza después de la actividad ardiente del verano. Se le consideraba un tiempo de preparación para las duras condiciones del invierno con sus bajas temperaturas y dificultades propias de esa estación.

el Otoño

¿Qué es el otoño?

El otoño es una de las estaciones que cíclicamente se suceden unas a otras en nuestro planeta, en el decurso de doce meses. Tiempo en que la tierra da una vuelta completa alrededor del Sol. El término proviene del latín autumnum, autumnus, que significa el año llega a su plenitud.

Es una estación que sucede a la primavera y antecede al invierno. Su ocurrencia en el hemisferio boreal (norte) va desde el 22 de septiembre hasta el 22 de diciembre. En el hemisferio austral (sur) ocurre aproximadamente desde el 22 de marzo hasta el 22 de junio.

No todos los años coinciden las mismas fechas de inicio y final de la estación, pero su duración aproximada es entre 89 y 91 días. Astronómicamente, el otoño inicia con el equinoccio homónimo y finaliza con el solsticio de invierno. Meteorológicamente inicia el primero del mes respectivo y finaliza el último día del último mes.

Equinoccios y solsticios

Desde una perspectiva astronómica, las estaciones se ubican en cuatro posiciones de la órbita terrestre. Es decir, en cuatro lugares de la trayectoria del planeta alrededor del Sol debido a la acción gravitatoria de este sobre la tierra.

Estas posiciones tienen los siguientes nombres:

  • Solsticio de invierno.
  • Equinoccio de primavera.
  • Solsticio de verano.
  • Equinoccio de otoño.

En los solsticios el eje de rotación axial de la tierra tiene una inclinación aproximada de 23,5°. Debido a esto la radiación solar incide verticalmente sobre los trópicos de Cáncer y Capricornio (verano en los hemisferios norte y sur).

En los equinoccios, la posición del eje terrestre es perpendicular a la radiación solar que incide verticalmente sobre el ecuador.

Debido a las alteraciones sufridas por la tierra en su trayectoria alrededor del Sol, no todas las estaciones inician en la misma fecha cada año.

Características del otoño

Las cuatro estaciones están caracterizadas por atributos propios que las distinguen entre ellas.  El otoño tiene los suyos, que también ejercen un influjo psíquico y anímico, veamos los más evidentes:

  • Descenso de la temperatura.
  • Aumento de la pluviosidad.
  • Cambio de color y defoliación del follaje arbóreo.
  • Aumento de la humedad.
  • Noches de mayor duración que los días.
  • Horas de insolación menos ardientes.

El otoño, perfiles climático y astronómico

El inicio y el término de una estación, es decir su duración en el tiempo, es objeto de estudio por dos disciplinas. Estas analizan el comportamiento del otoño y hacen un registro anual comparativo que permite hacer proyecciones a futuro. Se trata de la climatología y de la astronomía.

La primera, la climatología, es la ciencia que estudia, describe y clasifica por zonas los climas; la segunda, la astronomía, es la ciencia que tiene por objeto de estudio los movimientos, posición y constitución de los cuerpos celestes.

Climatológicamente, el otoño inicia el primer día del mes en que ocurre el equinoccio de otoño. Es decir, el primero de septiembre en el hemisferio norte y el primero de marzo en el hemisferio sur. El término de la estación es el último día del mes en que finaliza el otoño astronómico.

Ciclos estacionales: climático, astronómico

Otoño  Duración hemisferio norteDuración hemisferio surInclinación eje terrestre
climático1 sept-31 dic.1marzo-30 junio
astronómico22 sept-22 dic.22 marzo- 22 junio

Las variables climáticas están directamente relacionadas al ángulo del eje de rotación de nuestro planeta, no se producen de manera simultánea en ambos hemisferios. Cuando en el hemisferio norte es otoño, en el hemisferio sur ocurre la primavera y viceversa.

El otoño y las variables atmosféricas

Las variables atmosféricas en el otoño son: el descenso de la temperatura, el aumento de la actividad eléctrica en la atmósfera media. También, las precipitaciones abundantes, el ascenso de los niveles humedad relativa, aceleración de los vientos y el aumento de la presión atmosférica.

Este cuadro climatológico, que afecta a animales y plantas, no es general y aplicable a todas las regiones durante la estación. Cada lugar tiene su propio clima, dependiendo de la latitud y altitud en que se encuentre. Incluso una zona específica puede presentar un sub clima o varios microclimas.

Un ejemplo: el clima templado. Que se da entre los mil y dos mil metros de altitud, con temperaturas que van desde 10° a 20°C. En sus respectivas subdivisiones mediterránea, oceánica y continental el otoño presenta características diferentes.

el otoño

En el otoño también hay flores que resisten

Cada estación tiene la belleza que le es propia. Si el otoño exhibe uno de sus encantos primordiales en la transformación cromática de los árboles caducifolios, atractivo turístico en Canadá y Estados Unidos. También produce bellas flores que resisten el descenso de la temperatura y las precipitaciones.

Veamos algunos de sus nombres:            

  • Áster. Esta flor se parece a una margarita, hay como 200 variedades de ella aproximadamente, con diversidad de colores y de formas.
  • Bignonia. Es una enredadera de floración naranja y rojo de pronunciada belleza.
  • Crisantemo. Es una flor muy hermosa ampliamente conocida por el uso que se le ha dado de guarnecer tumbas.
  • Crocus. Es una flor amarilla matizada de color púrpura. La armonía perfecta de un color primario y uno complementario.

La agricultura en el otoño

El otoño suele ser una época de recolección, de reciclaje de biomasa para la preparación del suelo. Este es un tiempo de cambio en la profundidad de los suelos y alimentarlos adecuadamente es el deber ser.

Labores de fertilización orgánica, en luna menguante, son propias para devolverle al suelo una potente vitalidad que haga prosperar los venideros cultivos. Lo mejor es el compost o abono orgánico, después de las labores de rastra o roturación artesanal del suelo. Nada de usar fertilizantes petroquímicos que degradan el suelo y lo petrifican.

En esta temporada es recomendable cosechar en luna menguante, sobre todo, cuando se trate de plantas de las que deseemos conservar buenas semillas. Un dato para tomar en cuenta es saber que cuando el ciclo lunar está en menguante las plantas merman su vitalidad. Entonces es propicio cosechar, podar, trasplantar.

Cultivos que podemos sembrar en el otoño

Los agricultores novatos dudan si sembrar o no en el otoño por temor a las lluvias y a la humedad. Pero nada más alejado de la verdad. En esta estación hay cultivos que se dan muy bien. Mencionemos diez de ellos:

  • Ajo. Es una hortaliza que se da muy bien en esta época, no requiere semillero, se planta un diente de ajo directamente dentro de la tierra.
  • Acelgas. Este cultivo se da todo el año. Sólo debemos tener cuidado cuando la temperatura baje mucho. Es recomendable sembrarlas en asociación con lechuga, cebolla y ajo. Evitar la asociación con remolachas y espinacas.
  • Repollo.  Es bueno sembrarlo a principio de estación, se da en tres meses. Es bueno asociarla con plantas de ciclo corto como la espinaca.
  • Apio. A esta planta le viene bien el frío; como es de germinación lenta y requiere riego abundante, cuadra muy bien con la estación.
  • Habas. Se recomienda sembrarlas a mediados de estación. En tres meses podemos cosechar las primeras vainas.
el otoño

Otros cultivos importantes

También es propicio que durante el otoño se pueda sembrar:

  • Espinacas. Esta planta puede ser sembrada en otoño, su ciclo para recolección es breve, es de cuarenta días. Se recomienda sembrarla en asociación con cebolla y col.
  • Brócoli. Este cultivo se da muy bien en esta época, para cosecharlo requiere de tres meses.
  • Coliflor. Este cultivo debe ser trasplantado a principios de la estación, podrá ser cosechado en tres meses.
  • Zanahorias. Es un cultivo para cosechar en noventa días. Aunque se cultiva todo el año, es necesario evitar las heladas. Cultivos asociados: ajo, tomate, rábano y lechuga.
  • Guisantes. Esta planta se da muy bien en el otoño, requiere un tutor que la sostenga. Debe evitarse ser sembrada entre cebollas o ajos.

Esto es solamente una muestra, existen muchos otros cultivos para el otoño.

El otoño según la mitología griega

No existe una representación mitológica del otoño en la mitología griega. La respuesta mitológica para el otoño nola encontramos en el pacto divino acordado entre Hades (dios griego de los infiernos) y Deméter. Divinidad griega de la fertilidad, de la tierra, de la agricultura.

Así como tampoco la encontramos en el rapto de Perséfone. El otoño está representado en la búsqueda incesante que Deméter hace de su hija, descuidando así, su mandato divino al dejar perder las cosechas.

El otoño según la mitología romana

Sabemos que la mitología romana hizo suyos a muchos dioses griegos y los asimiló con nuevas denominaciones a sus relatos fabulosos.

Pero, encontramos dos deidades exentas de esa apropiación, el dios Vertumno cuyo principal atributo era del don de la metamorfosis y la diosa Pomona. Deidad femenina de los huertos, del olivo, de los frutos, de la vid.

Estas dos deidades están relacionadas al ciclo estacional del otoño.

El otoño según los celtas

Los celtas, que fueron un grupo de pueblos indoeuropeos que habitaron la Galia, en las islas británicas, parte de España, Portugal, norte de Italia etc., tenían una representación del dios del bosque. Un hombre verde que ofrecía libaciones (de sidra y de vino) a los árboles.

Estos pueblos consideraban el otoño como una época de reposo, de descanso de la naturaleza que se preparaba para el venidero invierno.

Celebraban el equinoccio de otoño dando gracias a Mabon por la segunda cosecha; festejando la abundancia de la recolección en ese día en que las fuerzas de la luz y de la oscuridad se habían igualado.

Deidades relacionadas al otoño

Entre las deidades más conocidas se encuentran:

  • Autumnus. Es la deificación romana del otoño.
  • Pthinoporon. De la antigua Grecia.
  • Shruisthia. Es la Deidad otoñal y de la montaña para los nativos americanos
  • Ba Jia Jang. El Gran Dios del otoño según algunos mitos populares chinos.

El equinoccio de otoño en la pirámide de Kukulkán

Es sabido que los mayas, despuntaron en el estudio de la Astronomía y de las Matemáticas. El calendario maya es una prueba irrefutable de ello. Por eso presumimos la intencionalidad humana en el fenómeno de Kukulkán.

El día del equinoccio de otoño, en México, en el sitio arqueológico de Chichén Itzá, tiene lugar uno de los fenómenos más atractivos del mundo. En la pirámide de Kukulkán, justo en sus escalones, se representa, producido por las sombras el descenso al planeta del Dios Kukulkán.

La famosa serpiente emplumada, divinidad de diversos pueblos precolombinos mesoamericanos.

El otoño en el arte

Todas las estaciones han sido representadas en el arte. Y de las artes imitativas, la pintura ha jugado un papel preponderante en ello en todas las épocas. Y la razón de esto, consideramos que es el influjo que el cromatismo de otoño ejerce en el ánimo de todo ser humano.

La gama de colores que tipifica al otoño abunda en matices de ocres y de rojos, de amarillos, de naranjas y del negro de los troncos de los árboles vistos a contraluz.

Cinco pinturas memorables que representan el otoño

ObraAutorMovimiento
La Viña Roja, el cuadro de una tonalidad rojiza que lo envuelve todo, representa una vendimia de otoño.  V Van Gogh  Post-impresionismo, 1888
Otoño, es una obra alegórica del otoño, representada por una muchacha rodeada de vegetación otoñal.A Mucha  A. Nouveau, 1896
Maderas de birch en otoño, repre- sentación otoñal de una arboleda de abedules.G KlimtSimbolismo, 1903
Autumn, esta pintura representa un rostro estructurado con productos agrícolas de otoño.Giuseppe Arcimboldo  Manierismo, 1563
Otoño visto desde el racimo de uvas de la tierra prometida, esta pintura representa la edad madura.Nicolas PoussinBarroco francés, 1660

El otoño en el séptimo arte

El otoño ha dado a los directores y productores cinematográficos crear una variedad de guiones con distintos argumentos. El cromatismo y significación de esta estación se convirtieron en una estampa de fondo para rodar desde historias de amor hasta relatos de conflictos insolubles.

Todo sobre la apacible belleza de paisajes coloridos, bucólicos con una vegetación cambiante. De hojas en permanente transformación.

Vamos a citar tres títulos emblemáticos, que con el transcurrir de los años se convirtieron en clásicos del séptimo arte:

  • Beauty-fall.  Este título es un extraordinario juego de palabras que alude a la palabra inglesa beautiful (bello) fonéticamente emparentada con el título que literalmente significa la belleza del otoño.
  • Cuando Harry encontró a Sally. Una película que trata la amistad entre ambos sexos (hombres y mujeres) bajo las arboledas en pleno otoño.
  • El Club de los poetas muertos. Este título se ubica en el rango de los rodajes en universidades con inmensos campus y grandes bosques plenos de árboles en el otoño llenos de colores ocres, rojos, amarillos y naranjas.

Asociaciones comunes de la palabra otoño

El otoño está lleno de significados y asociaciones que enriquecen su sentido de fenómeno astronómico o climático para diversas culturas en el mundo. Veamos algunos de ellos:

  • Tiempo de reflexión sobre lo que nos ha dado la vida.
  • Tiempo para dar gracias. Característico de países como Canadá o Estados Unidos de Norteamérica con su día de «Acción de Gracias».
  • Se asocia a los años postreros de una persona, «está en el otoño de su vida».
  • Época de cambio. Cuando te deshaces de lo que ya no sirve para renacer de nuevo.
  • Tiempo de cosecha, momento propicio para recoger los frutos de nuestras acciones.
  • También se ha relacionado al crepúsculo o el ocaso.
  • Una asociación muy común es la plenitud. Que algo o alguien ha llegado al estado de plenitud. Se interpreta esta plenitud no como ocaso sino como madurez. Estar o ser apto para algo.
  • Otros sentidos y asociaciones están relacionados con la melancolía y la tristeza.

En fin, el otoño refiere sentidos positivos, otros negativos y paradójicos, pero pese a ello, su sentido de renovación natural es indescartable.

¿Por qué el otoño se asocia a la melancolía?

Parece ser, que el sentimiento de melancolía que incide sobre la afectividad de muchas personas, está relacionado con las horas de luz y de oscuridad.

La disminución de la cantidad de horas de luz baja los niveles de serotonina; este es un neurotransmisor del grupo de las catecolaminas. La función de esta sustancia es hacer la intermediación química a nivel de ciertas sinapsis del sistema nervioso central.

El bajo registro de este neurotransmisor también baja considerablemente nuestro ánimo y nuestro perfil emocional.

El deporte en el otoño

Aunque en el otoño el aumento de las lluvias es considerable, es una buena época para ejercitarnos y practicar algún deporte. Venimos de una época de altas temperaturas, donde el ejercicio demanda gran cantidad líquido y energía.

La temperatura más amigable del otoño nos permitirá estar en buena forma física y anímica. Además, puedes exponerte al sol sin preocupación porque la incidencia de los rayos UV es menor.

He aquí algunos de los deportes que puedes practicar al aire libre y disfrutar la belleza de la estación con sus colores y temperatura:

  • Ciclismo. Este es un deporte excepcional para practicar en el otoño, sobre todo si se trata de ir al bosque y transitar los caminos forestales. Se tendrá una bella experiencia del paisaje al realizar algún recorrido en bicicleta de montaña. Y quienes no desean salir de la ciudad pueden practicar este deporte en las rutas citadinas para ello.
  • Senderismo. El otoño es la estación más adecuada para este deporte. Y puedes aventurarte con toda la familia y pasar un día singular. Es recomendable tener información meteorológica del lugar a visitar. No sería grato que os sorprenda una tormenta que arruine el día.
  • Caminar.En el parque o la montaña, este beneficioso deporte va a exigir justo la cantidad de esfuerzo que necesitas hacer para mantenerte activo y en condiciones inmejorables. Según expertos, cuarenticinco minutos al día, todos los días, te ayudarán a mantenerte de buen ánimo.

Establecer una rutina de ejercicios adecuada para toda la estación, es lo más recomendable.

Una estación de profundos cambios

En definitiva, el otoño es una estación que produce bifurcaciones en el ánimo de quien lo vive. Por un lado, una atracción fuerte ocasionada por su gama de colores. Por otro lado, decaimiento del ánimo debido a los bajos niveles de serotonina producidos por la reducción de horas de luz.

Sin embargo, esta configuración que acabamos de señalar no es nueva. Y hemos tenido que adaptarnos. Las diversas respuestas a estos hechos las encontramos en las acciones positivas de los productores agrícolas. Desde cualquiera de sus plataformas de actuación.

Bien sea desde el quehacer científico hasta las realizaciones artesanales, la creatividad del ser humano está orientada a superar todas las circunstancias. Así, el otoño jamás puede ser pensado como una etapa de dificultad. Contrariamente es la oportunidad que enriquece nuestras percepciones después del tiempo adusto del verano.

Metafóricamente es considerado una caricia de la naturaleza por la bondad de su temperatura; por sus copiosas lluvias que riegan los campos y limpian las ciudades. En fin, el otoño es la estación de cambios profundos surgidos en el planeta en su recorrido alrededor del Sol.

Referencias:

www.lavanguardia.com/ciencia/20190923/47462764038/equinoccio-otono-que-es-2019.html

www.nationalgeographic.es/ciencia/todo-lo-que-necesitas-saber-sobre-el-equinoccio-de-otono

https://es.wikipedia.org/wiki/Oto%C3%B1o


Si te gusta este post, compártelo con tu amigos
Mou D. Khamlichi

Mou D. Khamlichi

Autor

Contenido Relacionado

Más contenido creado por nuestros autores