Evolución de la Agricultura

¿Cómo ha sido la evolución de la agricultura en el mundo a través del tiempo?

Por: Mou D. Khamlichi
Actualizado el 26 de junio de 2021
Si te gusta este post, compártelo con tu amigos

La evolución de la agricultura, refiere a los múltiples cambios y transformaciones que ha experimentado esta desde sus inicios.

En tal sentido, se considera que la agricultura tuvo su origen, en la era del Neolítico. En ese punto se supone, los métodos de recolección, pesca y caza, se desarrollan y evolucionan a la agricultura y ganadería.

La evolución de la agricultura, pudo haber estado signada por diferentes razones. Algunas teorías consideran que obedece a razones de tipo climático, otras a una posible escasez de alimentos productos de la caza, pesca y recolección. Algunos tantos opinan que se debe a la evolución de las sociedades mismas.

En todo caso, la transformación y el desarrollo de la misma resultan innegables, así como los efectos de dicha evolución. Es menesteroso recordar, que el desarrollo de la agricultura es una de las pautas que marcan el origen de la propiedad.

Tabla de contenidos

¿Qué debemos saber antes de conocer más sobre la evolución de la agricultura?

Antes de desarrollar todo lo relativo a la evolución de la agricultura, es pertinente definir qué es la agricultura y conocer su importancia. Ambas nociones, permiten entender de forma más clara la forma en que se ha transformado y evolucionado a través del transcurso del tiempo.

La agricultura comprende todas aquellas actividadesde carácter técnico y económico, tendientes al trato y cultivo del suelo y la tierra, a fin de producir alimentos. Constituyen un conjunto de hechos y acciones del hombre, que, en su ejecución, transforman y cambian el medio ambiente.

El sector que se dedica a estas actividades, recibe el nombre de sector agrícola y la ciencia que se encarga del estudio de la agricultura es la agronomía. La agricultura es sumamente importante para la humanidad. Esta importancia descansa, en el impacto que tienen estas actividades, para la alimentación de la población mundial.

De igual manera, el desarrollo de la agricultura es un punto de inflexión en lo que, a explotación del suelo, refiere y da origen a la propiedad privada.

Evolución de la Agricultura

Inicio de las actividades agrícolas en el mundo

El origen de la agricultura, se ubica en torno al 9500 a.C. Para este momento se produce la última glaciación y se piensa que una de sus consecuencias es la aparición de la agricultura. Dicha aparición, surge producto de la necesidad del hombre de proveerse alimentos.

Estos inicios se sitúan en el período Neolítico, donde se observa cómo el hombre evoluciona en sus actividades depredadoras y de colección. Transformándose así, en un hombre menos nómada y más sedentario. Sustituyendo las actividades primarias de caza y recolección por otras destinadas a la domesticación de especies y al cultivo y trato de la tierra.

Así como la ganadería, es la evolución natural de las actividades depredadoras del hombre, como la caza. La recolección de frutos y su transformación en el desarrollo y cultivo de los suelos, constituye la evolución de la agricultura.

El área geográfica en la cual se advierten los primeros rasgos de neolitización, es en la denominada, creciente fértil, ubicada en Mesopotamia y Egipto.

Primeros cultivos y sistemas de riego

Puede concluirse, de las diversas exploraciones arqueológicas realizadas, que las primeras especies cultivadas resultaron ser la cebada y el trigo. A tal afirmación se llegó, luego del estudio de las marcas que dejó el almidón de estas plantas, en implementos de piedra encontrados durante dichas exploraciones.

Estos primeros cultivos de trigo y cebada fueron complementados posteriormente con algunas plantas leguminosas, tales como: garbanzos, lentejas y frijoles.

En lo que respecta a los sistemas de riego utilizados en esta primera etapa, principalmente se trataba de aprovechar al máximo los periodos de lluvia. Con el tiempo, los sumerios, construyeron sistemas primitivos de desvío de ríos y embalses; así como de canales para la distribución del agua.

¿Cómo fue la evolución de la agricultura en el periodo de la antigua Roma?

En este período, la evolución de la agricultura, estuvo marcada por las mejoras en ciertas técnicas y prácticas agrícolas. Es así que los romanos iniciaron actividades novedosas, tales como:

  • El arado romano.
  • Hicieron más eficientes los molinos existentes.
  • Introdujeron la prensa de aceite.
  • Fomentaron nuevas técnicas de riego.
  • Implementaron el uso de abono.

Los cultivos más importantes en esta etapa correspondían a los cereales y plantas leguminosas. El más representativo, sin lugar a dudas era el cultivo del trigo, pues la alimentación de los antiguos romanos se centraba en el consumo de pan. Posteriormente se introdujeron el olivo y la vid, conformando así la tríada mediterránea.

Durante el periodo antiguo romano, la tierra pasa de un modo de explotación agrícola familiar, a un modo productivo esclavista. Esta transición comprende el latifundismo por parte de la clase aristocrática senatorial. Cuando el Imperio romano cae y se ruraliza, se evidencia una muy lenta transición al sistema feudal.

Evolución de la agricultura en tiempos medievales

La evolución de la agricultura en esta etapa es significativa, ya que aparecen en este tiempo innovaciones técnicas importantes para el trabajo de la tierra. Entre estas nuevas técnicas destacan:

  • Se introducen los llamados arados pesados, en contraposición al arado romano. Este tipo de arado incorpora ruedas y vertedera, lo que permite además de remover la tierra, abrir surcos en ella.
  • El sustituir los molinos convencionales por los hidráulicos, constituye no solo una innovación sino una notable mejora, que incrementó la productividad en la labor.
  • La sustitución del buey, utilizado en la antigua Roma, por el caballo. Tal novedad condujo a una ostensible mejora en el transporte y tracción de cargas más pesadas. De igual manera, produce un cambio en la eficiencia del transporte que incidió notablemente en el ámbito comercial de la época.
  • Se aumentó y diversificó la producción con la incorporación del sistema de rotación trienal. Esta consistía en cultivos alternados en tres diferentes parcelas, de forma rotativa por un periodo de tres años.
  • La población árabe realizó mejoras importantes a los sistemas de riego durante esta época.

Todas estas novedades agrícolas, no solo resultaron importantes para la evolución de la agricultura. También lo fueron para la evolución de la sociedad de la época. Es así que la población experimentó un aumento, la dieta de los individuos cambió y la tasa de mortalidad experimentó una reducción.

Evolución de la Agricultura

¿Qué cambios experimentó la agricultura en la Era Moderna?

En esta época, los mayores cambios se evidenciaron en Europa noroccidental, particularmente en Inglaterra y Holanda. La revolución burguesa, originó una revolución agraria, que generó mayor atención a los cultivos, así como un incremento en la producción agrícola.

La introducción de nuevas técnicas, tales como, la rotación de cultivos de Wassland y nuevos instrumentos como los aperos de Tull, redundaron en un mejor desempeño de la agricultura.

De igual manera, al estar marcada esta época por los descubrimientos de nuevas tierras, el Nuevo Mundo, se produce un intercambio de los cultivos. Tiene lugar una suerte de integración económica mundial.

De esta manera, productos propios del Viejo Mundo, tales como; café, caña de azúcar, trigo, algodón, la vid, entre otros, llegaron a América. Y productos propios del llamado Nuevo Mundo, en los que encontramos: papas, yuca, maíz, tabaco, pimiento y tomate fueron introducidos en Europa y otros continentes.

La evolución de la agricultura en el mundo Contemporáneo

En la era contemporánea, la evolución de la agricultura, estuvo marcada por los cambios políticos, económicos y sociales correspondientes a esta época. De esta manera, el liberalismo económico, aboliciones de servidumbre, revoluciones varias y la explosión demográfica trajo consecuencias al agro.

La consecuencia más importante, a tales efectos es el éxodo rural, acaecido en un primer momento de esta etapa, del campo a los suburbios de las ciudades.  

A fines del siglo XIX, se experimenta en el sector agrícola una especie de industrialización, al incluir avances científicos y tecnológicos en esta área. Se comienza entonces con la implementación de abonos de carácter químico, elaborados a partir de nitratos y fosfatos.

En el siglo XX, la división de las naciones en países desarrollados y subdesarrollados y la revolución verde, implicó un paso gigantesco en lo que a tecnificar el sector agrícola implica. Es así como se mecanizan algunas actividades, se implementa la biotecnología, y surgen debates nuevos acerca de cómo y cuánto más sostenible se puede volver esta actividad.

Las actividades agrícolas en la actualidad

La evolución de la agricultura en la actualidad, es impresionante. A partir del siglo XX, con la aparición del tractor, el incremento en la productividad del sector es inconmensurable. Incluso, la aparición de los medios de comunicación ha tenido impacto en el sector, haciéndolo más eficaz y eficiente.

Entre los múltiples avances que ha experimentado la agricultura en la actualidad, podemos señalar:

  • La producción del sector ha evolucionado de tal manera, que ya no se centra solo en la alimentación. A día de hoy, el sector se encarga de producir flores, fertilizantes, maderas, lino, cueros, fibras, drogas, productos químicos y biofarmaceuticos.
  • Las semillas y los abonos y nutrientes del suelo, ahora son manipulados de forma genética. De esta forma, actualmente son más resistentes a enfermedades y todo tipo de plagas.
  • Existe una alta mecanización en el sector. Entre las desventajas que ha traído la evolución de la agricultura, puede señalarse la disminución del factor humano en las labores del sector.
  • Han aparecido los cultivos hidropónicos.
  • Se emplea la biotecnología en la creación de semillas y en los pesticidas y fertilizantes. Esto conlleva a que la actividad agrícola tenga un mínimo impacto ambiental, haciendo el sector más sostenible.
  • Se introducen nuevos invernaderos y sistemas de riego actualizados.

Tanto en la etapa moderna como en la contemporánea, los avances y desarrollos científicos y tecnológicos han derivado, en que la agricultura tenga un trato distinto. En la actualidad esta actividad está dotada de un marco conceptual, teórico, científico, económico, industrial, legal y ambiental.

Conceptualización económica

En materia económica, el sector que tiene como función la producción de artículos y elementos provenientes de la agricultura, es denominado sector agrícola. Usualmente, se denomina incorrectamente a este rubro «sector agrario», lo cual es incorrecto, ya que esa denominación incluye también a las actividades ganaderas.

De esta manera, cuando se alude al sector agrícola, se hace referencia a:

  • Productos o producción provenientes de la agricultura.
  • Empresas agrícolas o asociaciones gremiales de este rubro.
  • Habitantes de áreas agrícolas.
  • Incluso, a algún grupo o gremio influyente (lobby), representante del sector.

En igual orden de ideas, están los productos agrícolas, esta es la denominación económica que se le otorga a los productos provenientes de la agricultura. En este caso debe distinguirse, entre productos agrícolas de carácter alimentario y productos agrícolas de carácter industrial.

  • Productos agrícolas alimentarios. En este grupo se incluyen todos los productos provenientes de los cultivos destinados a la alimentación de los seres humanos y animales domésticos y del sector ganadero. Entre estos sobresalen los cereales, los tubérculos, las oleaginosas, las legumbres, la vid, cultivos azucareros y productos hortofrutícolas.
  • Productos agrícolas industriales. En este caso se hace referencia a las materias primas, provenientes de la agricultura, para ser destinadas a procesos industriales. En este grupo destacan el algodón, el lino y el esparto, usados ampliamente en la industria textil, así como el caucho y el tabaco que poseen gran peso económico.

Así mismo, no debe confundirse el sector agrícola con el sector primario. El sector primario es una conceptualización económica que incluye todos los sectores productores de materias primas.

¿Cómo se clasifica la agricultura?

Se distinguen varios modelos de agricultura, según sea el criterio que se utilice para clasificarla. Siguiendo el criterio relativo a la dependencia del elemento agua de los cultivos, se distinguen dos tipos:

  • Agricultura de Secano. Caracterizada por un uso mínimo de agua. Los cultivos son abastecidos del agua proveniente de precipitaciones y aguas subterráneas y en ningún caso, se nutren de agua que procura el agricultor. Aprovechan las que reciben de aguas subterráneas y de las que pudieran recibir por las precipitaciones.
  • Agricultura de regadío. El agricultor, en este supuesto, es quien provee el agua que necesitan los cultivos. Tal aporte de agua, puede hacerlo el agricultor bien de forma natural o artificial.
Evolución de la Agricultura

Alcance logrado por producción

Otro criterio para clasificar la agricultura, responde al alcance logrado por la producción y cómo se relaciona las actividades agrícolas con el mercado. En este supuesto se pueden ubicar:

  • De subsistencia: Se le denomina así a la agricultura que genera una mínima producción. Lo que se produce es básicamente destinado al consumo del trabajador agrícola y su familia. Se caracteriza porque las actividades para trabajar y desarrollar los cultivos son primitivas y está, poco o nada, tecnificada.
  • Industrial: También denominada de mercado, es la agricultura destinada a producción de productos en masa. En este supuesto, a diferencia del anterior, se utilizan medios de producción altamente costosos y sumamente tecnificados.
  • El fin es la comercialización de lo obtenido con la producción y la percepción de alta rentabilidad. Es propia de países muy desarrollados o en vías de desarrollarse.

Según su marca o huella ecológica

También existe una clasificación, que contempla un par de modalidades de agricultura, y esta es según la marca o huella ecológica que esta produce. Es así que se distingue:

  • Intensiva: En este caso las actividades relativas a los cultivos producen un alto y significativo desgaste en el suelo donde se practican. Esto responde a la búsqueda de la mayor cantidad de producción desarrollada en espacios relativamente pequeños. Esta forma agrícola es sello de países desarrollados.
  • Extensiva: Se realiza en mayores extensiones de terreno, tiene muchísimo menos impacto sobre el suelo, apenas produce transformaciones en la superficie. Suele generar menor beneficio económico y comercial.

Modelos provenientes de la misma

Una última clasificación, establece cuatro modelos de agricultura, cimentada en los métodos empleados en las actividades agrícolas y en las metas perseguidas:

  • Tradicional: Sigue y mantiene la utilización y aplicación de técnicas tradicionales, según las costumbres previstas en el lugar.
  • Industrial: El objetivo con esta forma agrícola es la percepción de la mayor cantidad de beneficios económicos y comerciales. Se fundamenta en intensos sistemas, persigue la consecución de alimentos en muy grandes cantidades y consecuencialmente deja una marcada huella ecológica.
  • Orgánica: También denominada ecológica o biológica, persigue el fomento de la fertilidad del terreno trabajado, mediante el uso de procesos y métodos altamente respetuosos del entorno natural.
  • Natural: Recibe este nombre aquellas actividades agrícolas que recogen el producto para el consumo, sin mayor intervención del hombre.
  • Por Contrato: Este implica un concierto de voluntades entre el agricultor y una empresa. Lo usual en estos supuestos es que la empresa provea al agricultor de herramientas y recursos necesarios para los cultivos. El agricultor, por su parte, deberá renunciar a los derechos autonómicos y comerciales sobre los cultivos.

¿Cómo ha sido la mecanización en las prácticas agrícolas?

La mecanización en el ejercicio de tareas y labores del campo ha tenido lugar de manera paulatina. La mecanización de estas actividades, con origen en la Revolución Industrial, no es otra cosa, que la sustitución del trabajo humano con implementos o aparatos mecánicos.

Este proceso evolutivo tiene como meta primaria y fundamental, la reducción temporal y minimización del gasto energético de carácter humano, en la realización de las actividades agrícolas. El primer paso para lograr tal fin, fue la sustitución de animales en lugar del hombre, luego implementos mecánicos y actualmente equipos motorizados.

Es así que el individuo, en la persecución de la productividad, ha sustituido trabajo por capital. Existe la creencia que, con el impulso de una mayor mecanización agrícola en países subdesarrollados, se verá un incremento comercial y económico muy significativo.

Así que lo predecible, es que la mecanización del sector agrícola siga evolucionando aceleradamente a nivel mundial. Si bien es cierto, esto trae consecuencias muy positivas, hay que mencionar que también contribuye al mantenimiento continuo de éxodos rurales a escala mundial.

Maquinarias utilizadas en las labores de la agricultura

Uno de los mayores avances, en los que respecta al desarrollo agrícola, es el empleo de novedosa maquinaria especializada para la ejecución de estas actividades.

A tales efectos, se entiende por maquinaria a aquellos elementos que funcionan mediante energía para dirigir las actividades efectuadas por las fuerzas laborales. Refieren a instrumentos a motor que aceleran las labores relativas a los cultivos.

Entre las maquinarias empleadas en la agricultura, destacan por su habitual uso:

  • El tractor: Esta máquina está conformada por ruedas o cadenas, consta de un par de pedales para frenar y tiene la capacidad de halar rastras. Este diseño le permite desplazarse fácilmente en el terreno.
  • Así mismo, su fuerza de tracción le permite trabajar casi cualquier tipo de terreno. Se distinguen dos tipos de tractores, por un lado, está el tractor de oruga, cuyas características son la fuerza y estabilidad. Por otra parte, se encuentra el tractor de ruedas cuya gran ventaja es la velocidad.
  • Motocultor: Es una maquinaria que opera a manillar, consta de un eje único y ofrece un grado medio de potencia. Es muy útil al ser utilizada en conjunto con diferentes implementos agrícolas. Es una máquina idónea para ser empleada en pequeñas parcelas.
  • Cosechadora: También llamada segadora, posee un peine cortador y un rastrillo que se ubica delante de la maquinaria. Consta de un motor con alta potencia.

Equipos empleados en la agricultura

Se les llama así a un conjunto de aparatos e instrumentos creados a fin de realizar, con mayor facilidad, ciertas actividades propias de la agricultura. Actividades, tales como la apertura de surcos en el terreno, desmenuzamiento, fumigación y fertilización del suelo. Entre estos equipos se encuentran:

  • Arado: Se usa principalmente para aperturar surcos en el terreno. Consta de elementos que permiten nivelar el terreno, cortar y llevar a cabo sus funciones.
  • Rastra: Se compone de un armazón, dientes y un enganche que lo enlaza a un tractor. Se usa para desmigajar la tierra que haya resultado de la remoción del terreno hecho con el arado.
  • Empacadora: Este equipo es empleado en el empaquetamiento de paja y plantas herbáceas.
  • Abonadora: Está pensado para la fertilización y está conformado por tres partes fundamentales. La tolva, que es donde se deposita el abono, un tubo por donde cae el fertilizante y, por último, un distribuidor que dispensa el fertilizante.
  • Asperjadora: Su uso corresponde a la fumigación de los cultivos.

Herramientas agrícolas dentro de la evolución de la agricultura

Las herramientas han estado presentes durante todo el desarrollo del sector agrícola. Pueden ubicarse las más noveles y primarias herramientas agrícolas en la era relativa al neolítico, lo cual representa por lo menos unos 8000 años atrás.

Lo anterior se concluye, de los restos arqueológicos que se han encontrado en algunos yacimientos correspondientes a esta era, en Oriente y Europa. Para ese entonces, las herramientas agrícolas consistían en unos muy simples instrumentos elaborados de madera, piedra incluso hasta hueso.

Posteriormente, las herramientas fueron evolucionando, y en la Era del Cobre, se le incorporan de manera muy incipiente, piezas metálicas. Esto se hizo cada vez más patente, en la Era del Bronce y luego se afianza en la Era del Hierro.

El hierro, confiere dureza a estas herramientas haciéndolas mucho más útiles y eficientes en las actividades agrícolas. Su uso persiste en la Revolución Industrial incluso hasta el surgimiento de las máquinas a motor agrícolas. Aún en la actualidad, siguen siendo empleadas, bien sea de manera complementaria, o incluso como elementos principales en cultivos más rudimentarios.

Algunas herramientas agrícolas

Se conoce como herramientas agrícolas, los utensilios o pequeños instrumentos, que el hombre usa con sus manos para trabajar la tierra. Popularmente son conocidos como aperos. Son utilizados en diversas actividades y carecen de complejidad técnica.

 Las más conocidas de este tipo de herramientas son:

  • Alicate: Son empleados para cortar. Constituido por un par de piezas articuladas entre sí. Presenta extremos cortos, filo y mango para ser manipulada manualmente.
  • Azada: Se usa para movilizar y cavar en la tierra.
  • Carretillas: Estos son cargos pequeños. Poseedores de una rueda, cuya función es la carga y la descarga de elementos como arena, tierra o abonos.
  • Guadaña: Se emplea en la siega. Está compuesta por una cuchilla de forma curva grande, afianzada a un mango.
  • Hacha: Utilizada común y mayormente para cortar casi todo tipo de maderas. Es una hoja filosa, metálica, ajustable a un mango.
  • Hoces: Utilizadas en la siega. Son manipuladas con una mano. Suelen estar fabricadas de hierro y cobre. Esto para minimizar su oxidación.
  • Machetes: Están compuestos por una hoja larga, usualmente filosa y en material de acero, enlazada a un mango, que generalmente, es de madera. Se emplea para cortar.
  • Palas: Consisten en láminas de acero utilizadas para el labrado de la tierra. Suelen ser de forma ancha y poseen un borde inferior afilado. Constan de un mango, por lo general, largo habitualmente elaborado en madera, que concluye en un asa.
  • Rastrillos: Están pensados para rastrillar semillas, poseen forma de dientes. Estos pueden ser delgados o gruesos.  Usualmente elaborados en metal.

Además de las anteriores, también se encuentran, tijeras, picos, regaderas, trasplantadoras, zoquetas y suelas.

Importancia del uso de estos instrumentos agrícolas

El empleo de herramientas, artefactos, maquinarias y todos estos equipos agrícolas, ha sido muy importante durante toda la evolución que ha experimentado la agricultura a través del tiempo. La importancia radica básicamente en el ahorro de energía y esfuerzo que supone para el hombre su uso.

Además de lo anterior, resulta obvio lo significativo que ha resultado el uso de estos instrumentos, para el mejoramiento de la productividad en las actividades agrícolas.

El futuro obviamente contempla su uso, desde las herramientas más simples, hasta maquinarias que seguramente sorprenderán y redundarán en un mejoramiento de la agricultura.

¿Cuál ha sido el efecto de las labores agrícolas en lo que al ambiente refiere?

El desarrollo y evolución de las labores agrícolas, ha impactado a través del tiempo significativamente al medio ambiente. Cuando se hace referencia a este impacto, se alude a las consecuencias que estas actividades tienen sobre el ambiente.

Esta incidencia sobre el ambiente presenta variantes según sean los métodos y diferentes técnicas empleadas en su desarrollo. De igual manera el alcance de la producción resulta determinante en el impacto ambiental de estas actividades.

La agricultura incide en prácticamente todos los elementos naturales que en ella intervienen. Así mismo, impacta en los individuos, ecosistemas, hábitats y biodiversidad. Como ejemplo del impacto ambiental que genera la agricultura, puede señalarse:

  • gases efecto invernadero, empleo de herbicidas, fertilizantes y plaguicidas.
  • Aparición de las llamadas zonas muertas.
  • Contaminación del agua.
  • El deterioro del suelo.
  • La contaminación genética.
  • La producción de basura y desechos.

Gases efecto invernadero (GEI)

Se conocen con el nombre de gases efecto invernadero (GEI), a los que concentran el calor en la atmósfera. Esta concentración de gases, emite y absorbe radiación infrarroja. Es así cómo se produce el calentamiento global.

La agricultura es considerada uno de los elementos principales del aumento e incremento de estos gases. Es así que esta actividad incide de forma determinante en el cambio operado en el clima, mediante la liberación de GEI como CO2 y metano, entre otros.

Esta emisión de GEI, resulta producto de ciertas actividades específicas del agro, tales como:

  • Los cultivos arroceros, que generan emisión de metano.
  • Las prácticas agrícolas destinadas a la fertilización, a la labranza y fumigación genera contaminación del aire y demás elementos naturales como suelo y también el agua. Esto resulta así, ya que en la ejecución de dichas labores se emiten sustancias químicas y gases como nitratos, fósforo y amoníaco.
  • La agricultura produce variaciones en la corteza terrestre, lo que incide en el forzamiento radiactivo.
  • El uso desproporcionado e indiscriminado del suelo, prácticas destructivas de la naturaleza como las que concluyen en la deforestación y la terrible desertificación que generan altas emisiones de CO2.

De igual manera, que la agricultura genera un impacto antrópico, estas variaciones ambientales inciden en las actividades agrícolas. El cambio climático influye en las condiciones ambientales como lluvias y temperaturas.

Las altas concentraciones de CO2 inciden en los cultivos. Incluso se prevé que en un futuro cercano se modifiquen las áreas destinadas a las plantaciones y cultivos y cambie la alimentación y consumo a nivel mundial.

La deforestación y su impacto

La deforestación se produce a consecuencia de las acciones del hombre. Dichas acciones están orientadas a modificar el estado natural del suelo a objeto de ser destinado a otra actividad. Este proceso resulta en el agotamiento o destrucción del suelo.

Las causas que dan origen a los procesos de deforestación están directamente interrelacionadas con las tareas agrícolas. Por ejemplo, para la ejecución de la modalidad agrícola conocida como intensiva se recurre a acciones de tala y quema a fin de expandir la frontera agrícola. Incluso hasta la agricultura básica de subsistencia incrementa la deforestación.

Según Norman Myers, un investigador del Reino Unido, el 76% de espacios deforestados se debe al ejercicio de actividades agrícolas. Atribuye un 22% al cultivo específico de palma y un 54% a acciones correspondientes a tala y la quema producida por la agricultura.

El proceso de deforestación impacta directamente en lo que al calentamiento global refiere y por supuesto, incide sobre el cambio climático, por las razones que a continuación se señalan:

  • Se deduce que un 20% correspondiente al CO2 emitido, es originado por el ejercicio de deforestación y demás actividades agrícolas.
  • La deforestación incrementa la desertificación. De igual manera incide sobre la degradación del suelo.
  • Afecta el albedo terrestre, generando cambios en las temperaturas, vientos y precipitaciones.

De igual manera, la deforestación origina consecuencias nefastas sobre la biodiversidad. Genera riesgo de extinción de algunas especies y afecta las poblaciones de insectos reduciéndola de manera significativa.

Contaminación agrícola

Una de las consecuencias del desarrollo y evolución agrícola, es un mayor uso de fertilizantes, herbicidas y pesticidas. Estos son precisamente los que impactan y generan la llamada contaminación agrícola.

La contaminación agrícola, puede entenderse como una variante de la contaminación ambiental, que alude a aquellos residuos de subproductos que quedan en el medio ambiental. Estos residuos contaminan, degradan y dañan, tanto a los individuos y sus intereses como a los ecosistemas aledaños.

Impacto antrópico de los plaguicidas

Cuando se habla del impacto antrópico o ambiental que ocasionan los pesticidas, se hace alusión a los efectos que estos tienen sobre el ambiente. Los plaguicidas consisten en preparaciones químicas, cuyo uso se destina a exterminar hongos, plagas y animales que puedan afectar y contaminar los cultivos.

Al ser preparados químicos, sus compuestos, resultan altamente tóxicos y nocivos. El problema principal surge al momento de ser aplicados, ya que estas sustancias se extienden a otras áreas donde pueden resultar afectadas otras especies.

El uso sistemático de plaguicidas puede ocasionar contaminación ambiental y desarrollo de enfermedades en los individuos que están expuestos a estas sustancias. De igual manera puede crear resistencia en las plagas u hongos a afectar.

Con la evolución de la agricultura se masificó el uso de estas sustancias. Sin embargo, en la actualidad muchos gobiernos han restringido su uso o se han desarrollado otros mucho menos contaminantes.

Incidencia de las actividades agrícolas en el suelo

El ejercicio de la agricultura, afecta el suelo donde se lleva a cabo la actividad agrícola. En muchos casos, según sean los métodos utilizados estas actividades pueden contribuir a la erosión de este.

La erosión constituye una manera de degradación de este elemento. Suele ser un fenómeno que ocurre de forma natural, producto del efecto de elementos naturales (agua y viento).

En un nivel bajo es normal y aceptable. Sin embargo, cuando este proceso se acelera produciéndose consecuencialmente una considerable pérdida de la capa que recubre la parte externa del suelo, la situación se torna alarmante.

Entre los factores y causas que inciden en una forma negativa de erosión, está la práctica específica de un modelo agrícola, conocido como agricultura intensiva.

Efectos producidos

Los efectos negativos de esta erosión acelerada del suelo, contemplan:

  • Una disminución considerable en lo que respecta a la producción, debido a una mala calidad del suelo.
  • Una disminución de los paisajes naturales.
  • Sedimentación de vías terrestres y fluviales.
  • Sedimentación de viviendas.
  • Posible desertificación.

Desertificación: Terrible consecuencia antrópica de la acción humana

La desertificación tiene lugar cuando el suelo pierde completamente su fertilidad y la capacidad de resultar productivo. Constituye un proceso de máxima degradación ecológica.

Los individuos contribuyen, en gran parte con sus acciones, sobre la naturaleza a la generación de este terrible proceso ecológico. Dentro de las causas que ocasionan la desertificación se encuentran:

  • La deforestación.
  • La erosión excesiva y acelerada del suelo.
  • La sobreexplotación acuífera.
  • Salinización del suelo.
  • La carencia de agua.

En la actualidad, según un programa llevado a cabo por las Naciones Unidas, un 35% correspondiente a la superficie terrestre que conforma los continentes son áreas desérticas.

Impacto ambiental del riego como actividad propia de la agricultura

A través del transcurso de la evolución de la agricultura, todo lo que refiere a las modalidades de riego empleados en los cultivos han sufrido modificaciones significativas. Estos sistemas de riego que contemplan la incorporación del agua dulce han tenido consecuencias de tipo ambiental. Entre dichos efectos, pueden mencionarse:

  • Acuíferos agotados en virtud de su sobreexplotación.
  • Contaminación del agua, producto de una deficiente gestión de este recurso y uso indiscriminado de productos de carácter químico.
  • Aumento excesivo de salinidad en los suelos, a consecuencia de un riego desproporcionado.

Consecuencias negativas de actividades puntuales de la agricultura

Hay actividades agrícolas puntuales, que generan debate y controversia, por los efectos negativos que generan a nivel ambiental. Entre estas actividades, sobresalen las labores agrícolas relacionadas con el desarrollo de palma. Esta clase de cultivos ha sido duramente criticada por su incidencia ambiental. Entre los efectos que genera, pueden destacarse:

  • Deforestación.
  • Extinción de hábitats, que inciden negativamente en especies a punto de extinción.
  • Incrementa la emisión de GEI.

Los cultivos de palma, generan mucha atención, no solo por el impacto antropogénico que tiene. Sino también por las implicaciones económicas, en este sentido, una planta de palma es muchísimo más productiva que la soja, por lo menos 10 veces.

Tanto Naciones Unidas, Greenpeace, Grupos industriales y gremiales asociados al desarrollo del aceite de esta planta, han intentado infructuosamente hacer más sustentable este tipo de cultivos.

Existen otros cultivos como, por ejemplo, café, cacao, algodón, azúcar y té, que también requieren atención por los efectos negativos que implican al ambiente. Por tanto, merecen y requieren un manejo particular, de forma tal que en ese manejo se convierta un problema de carácter ecológico en una solución del mismo orden.

Consecuencias negativas de tipo social de la agricultura

A raíz de la evolución operada por la agricultura, que implica el uso de innovaciones tecnológicas y químicas, la sociedad también se ha visto impactada. Es así, que con ocasión de la deforestación y otras prácticas que afectan el suelo, muchas poblaciones y comunidades, más que todo rurales han tenido que migrar de manera forzada.

Toda vez, que estas comunidades mencionadas, ya no logran subsistir en sus espacios, por falta de alimento y condiciones se desplazan a los suburbios de las ciudades. Produciéndose así otros problemas sociales, como la marginalidad.

Por otra parte, el empleo de pesticidas y también de fertilizantes, ha supuesto un fuerte golpe a la salud del hombre. Se asocian un sinfín de enfermedades y trastornos genéticos a las personas expuestas a este tipo de sustancias químicas. Entre estos problemas de salud, que pueden presentarse, tenemos:

  • Algunos tipos de cáncer, particularmente linfoma y la leucemia no Hodgkin.
  • Enfermedades de la piel.
  • Problemas, enfermedades y trastornos de orden neurológico.
  • Defectos de carácter congénito.
  • Muerte fetal.

La OMS no duda al plantear que la población más susceptible son los trabajadores expuestos a estas sustancias, sobre todos aquellos que ejercen la agricultura intensiva en países subdesarrollados. Esto se extiende a los habitantes de zonas aledañas rurales.

¿Cómo se ve el futuro de la evolución de la agricultura?

El futuro de la evolución de la agricultura apunta a la implementación global de una agricultura sostenible. Una agricultura donde se propenda a la conservación de los elementos naturales y la reducción al mínimo del impacto ambiental.

Así mismo, existen actualmente, esfuerzos internacionales destinados a la reducción de químicos. Apostando por un uso razonable y comedido de productos de este tipo, como, por ejemplo, fertilizantes y pesticidas. Así mismo se sugiere la práctica continua del reciclaje.

Finalmente, si se realizan esfuerzos conjuntos de los sectores industriales, la población y se implementan políticas agrarias globales. El impacto negativo de la actividad puede minimizarse garantizando la productividad y el beneficio económico mundial.

Hay que recordar que la agricultura es de vital importancia para la sociedad. Lo anterior, en razón que de esta produce en gran medida el sustento que consume la población mundial. Así ha sido a lo largo del tiempo, y así seguirá siendo.

Referencias:

https://es.wikipedia.org/wiki/Agricultura

www.etifa.com/evolucion-de-la-agricultura-en-el-mundo-a-lo-largo-de-la-historia/

https://curiosfera-historia.com/historia-de-la-agricultura/

https://es.wikipedia.org/wiki/Impacto_ambiental_de_la_agricultura


Si te gusta este post, compártelo con tu amigos
Mou D. Khamlichi

Mou D. Khamlichi

Autor

Contenido Relacionado

Más contenido creado por nuestros autores