Joseph John Thomson

Joseph John Thomson y sus aportes a la física

Por: Mou D. Khamlichi
Actualizado el 26 de junio de 2021
Si te gusta este post, compártelo con tu amigos

Dentro de la sociedad han existido desde siempre individuos que se destacan y que van más allá. Hombres que a través de su trabajo y sus ideas exceden lo corriente y resaltan del común denominador. Dentro de este grupo de personas se encuentra Joseph John Thomson.

Este hombre realizó múltiples aportaciones a la ciencia, en el campo físico y químico. Sus trabajos y conclusiones, con aciertos y desaciertos, contribuyeron de forma significativa en la evolución y desarrollo científico.

A él se le adjudica el descubrimiento del electrón y la invención del espectrómetro de masas. Así como también la ejecución de otros experimentos con resultados orientativos y concluyentes para la ciencia.

A través de las siguientes líneas, el lector tendrá la oportunidad de dar un breve vistazo a su vida y acercarse a las contribuciones que Joseph John Thomson hizo al desarrollo y evolución de la ciencia.

Una breve mirada a la vida de Joseph John Thomson

Joseph John Thomson comienza su vida en Cheetam Hill, un distrito inglés, un 18 de diciembre en el año 1856. Su padre era un librero cuyo mayor deseo era que su hijo fuese ingeniero. Tal como esperaba su padre, en 1870 cursó estudios de ingeniería en la Owens College.

Un poco más tarde se trasladó a Cambridge donde se recibió como Licenciado en Matemáticas del Trinity College en el año 1880. En 1883 se tituló en la misma Universidad con una Maestría en Artes, en ambas oportunidades fue reconocido con premios por su desempeño.

Joseph John Thomson contrajo nupcias en el año 1890, con la hija de un famoso médico de la época, Rose Elizabeth Paget. De este matrimonio nacieron dos hijos: Joan Paget Thomson y George Paget Thomson. Este último se convertiría a la postre en un reputado científico, siendo reconocido con un premio Nobel en Física en el año 1930.

Un rápido progreso

En el año 1884 se convierte en profesor de la cátedra de Física en Cavendish, Fue electo como miembro de la Royal Society, llegando a ser su presidente en el año 1915. Desde sus inicios en el campo físico concentró su energía en el estudio de los átomos.

Desembocando estos estudios en el descubrimiento de los electrones e isótopos. En el año 1906, fue galardonado con uno de los mayores reconocimientos, un Premio Nobel a la Física.

Fue reconocido como caballero de la real corona británica en el año de 1908. Así mismo, fue condecorado con la Orden del Mérito en 1912. Permaneció trabajando en el Trinity College hasta el último día de su vida.

Falleció un 30 de agosto de 1940 y su cuerpo descansa muy cerca al de Sir Isaac Newton en la conocida Abadía de Westminster.

El electrón y Joseph John Thomson

En el año 1897, a Joseph John Thomson se le adjudica el descubrimiento del electrón. Para fines del siglo XVII, existía la creencia dentro del mundo de la ciencia, que la unidad más pequeña de materia era el átomo.

Thomson viene a cambiar este paradigma al demostrar que los átomos contenían subparticulas diminutas a las que nombró corpúsculos. Dichas partículas poseen carga negativa y son más livianas que el hidrógeno, que para el momento era considerado el átomo más ligero.

Estas partículas, en principio, las denominó corpúsculos y posteriormente las llamó electrón. De esta forma, con esta conclusión científica, cambió definitivamente el concepto según el cual el átomo era la división más pequeña del universo.

Actualmente, hay quienes señalan, que más que descubrir el electrón Joseph John Thomson vino a aglutinar información preexistente. Para así, concluir una idea que ya latía dentro de la comunidad científica. Sin embargo, es irrefutable su contribución concluyente a este respecto.

El trabajo que lo hizo acreedor de un Premio Nobel

Joseph John Thomson dedicó los primeros años de su vida como científico a realizar experimentos con rayos catódicos. Estos rayos son corrientes o descargas provenientes de electrones en tubos de vidrios contentivos de gas.

Este científico inglés, consiguió demostrar de manera concluyente, que estos rayos catódicos eran electrones conductores de electricidad. De igual manera, consiguió comprobar que estos poseían propiedades lumínicas, químicas, mecánicas y de carácter térmico.

A Joseph John Thomson otorgaron el Premio Nobel de física en el año 1906, por los méritos que sus investigaciones, teorías y experimentos acerca de la conducción eléctrica a través de los gases.

Descubrimiento de los isótopos

Joseph John Thomson descubrió a través de experimentos, realizados con corrientes en partículas cargadas positivamente, que los neones estaban compuestos de dos isótopos diferentes. Antes de esto se creía que los elementos no radiactivos no poseían isótopos.

Thomson y el pudín de ciruela

El físico en el año de 1904, propuso un modelo que describía la estructura de los átomos. Este fue conocido como el modelo del pudín de ciruela o modelo de Thomson.

Según este, los electrones se encontraban distribuidos en una superficie uniforme cargada positivamente, determinando su posición en esta superficie las fuerzas electrostáticas.

Este modelo, si bien es cierto fue refutado a posteriori, permitió demostrar la idea que el átomo no es una partícula inerte. Es curioso que quien refuta esta teoría es un discípulo de Thomson, lo que permite observar, el alcance de su legado.

El espectrómetro de masas

Joseph John Thomson fue el primero en crear el primer espectrómetro de masas. Este era un aproximado a los que se utilizan en la actualidad, ya que este instrumento ha ido evolucionando paulatinamente hasta el día de hoy.

Este inicio del espectrómetro de masas tuvo su origen en los constantes experimentos y estudios que realizaba Joseph John Thomson con los rayos catódicos. Este instrumento era el que utilizaba a fin de medir, estudiar y determinar la relación existente entre masa y carga de los iones y electrones.

Es tan grande el aporte en este aspecto de este científico que, en el año de 1991, se propone como símbolo para la medición masa/cambio el Thomson (Th), en espectrometría de masas.

La herencia de Joseph John Thomson

Es indubitable el significado y valía que constituye la labor de este hombre, Joseph John Thomson, para el mundo científico. Así como el legado que ha dejado para generaciones posteriores a él y las actuales.

Además de los aportes científicos mencionados, Joseph John Thomson, con sus experimentaciones abrió paso a diversos instrumentos y teorías como, por ejemplo:

  • Sus teorías sobre la discontinuidad de la luz, constituyen un antecedente de la teoría cuántica sobre la luz de Albert Einstein.
  • Fue el pionero en explicar la dispersión de la onda durante la radiación, esto se conoce con el nombre de la teoría de la dispersión de Thomson.
  • Escribió el libro Tratado sobre el movimiento de los anillos de los vórtices.
  • Los experimentos con los rayos catódicos fueron importantísimos y esenciales en el posterior desarrollo de la televisión y equipos de video.

Además de lo anterior, Joseph John Thomson contribuyó a la preparación de múltiples discípulos. Estos al igual que él, resultaron hombres de ciencia, galardonados y reconocidos con Premios Nobel. Incluso su hijo, fue parte de esta importante cosecha para la ciencia. Al ser en el año 1937 acreedor de un Premio Nobel a la Física por sus estudios en electrones.


Si te gusta este post, compártelo con tu amigos
Mou D. Khamlichi

Mou D. Khamlichi

Autor

Contenido Relacionado

Más contenido creado por nuestros autores