terremoto cientifiko.com

¿Qué son los terremotos?

Por: Mou D. Khamlichi
Si te gusta este post, compártelo con tu amigos

Terremotos es el plural de una palabra derivada del latin terraemōtus, donde podemos distinguir dos elementos: terra, que refiere al planeta o a la Tierra propiamente dicha; con una raíz posiblemente indoeuropea en *ter-, que nos remite a una superficie seca.

Por otra parte está motus, que involucra la idea de movimiento; lo que finalmente sería el proceso natural surgido por un fenómeno donde ocurre el desplazamiento brusco de las placas de la tierra.

Entre otros, en inglés se adoptó como “Earthquake”, en catalán “Terratrèmol”, en portugués “Terremoto”, en francés “Tremblement de terre” y en italiano “Terromoto”.

¿Qué otro nombre reciben los terremotos y cómo se miden?

Técnicamente, estos movimientos telúricos o terremotos se conocen también como seísmo y quienes los analizan, se conocen como sismólogos. Existen más de dos mil centros de observación sismográficos en el mundo, que analizan, estudian y siguen el comportamiento de los seísmos.

Cada año, es registrado el acontecimiento de miles y miles de seísmos, pero muchos son tan leves que no llegamos a notarlos; son medidos con un aparato conocido como sismógrafo o sismómetro, que indica la fuerza de cada seísmo.

Este aparato evalúa las ondas que provocan los seísmos, y a través del tiempo han evolucionado y la tecnología los ha hecho más sensibles. Es tal el avance que Google recién ha creado una red de detectores de seísmos en todo el mundo, con la ayuda de los teléfonos Android como sismógrafos.

Se espera que este año en curso (2021), todos los smartfones puedan “bajarse” la App de “detección de terremotos” mediante sus respectivas tiendas virtuales. La idea es usar sensores como el acelerómetro, ya instalado en casi cualquier smartphone. Con millones de estos aparatos en todo el planeta se estaría formando una red sismográfica global.

¿Cómo ocurren los terremotos?

Es oportuno describir lo que precede a los terremotos, así que comencemos por describir, de una manera práctica y sin tecnicismos, lo que ocurre bajo nuestros pies. Debajo de lo que conocemos como tierra firme o territorio continental, existe un gran rompecabezas conformado por gigantescos trozos de piedra llamadas placas tectónicas. 

Estas placas se mueven constantemente flotando sobre remolinos de rocas y magma, desplazándose entre 2 y 20 centímetros en 12 meses. La fuerza que no percibimos pero que genera una gran concentración de energía, al pasar el tiempo se libera violentamente a cientos de kilómetros bajo tierra.

La liberación de energía produce vibraciones, que al llegar a la superficie terrestre provoca sismos cuya intensidad depende de la cantidad energética liberada. A esa energía hay que sumarle el tamaño y el número de placas tectónicas en movimiento, por esa razón hay zonas más sensibles que otras.

Algo más acerca de estas placas

Estas láminas o placas han sufrido fracturas gigantescas conocidas como fallas, siendo aquí donde realmente nacen los seísmos o terremotos. Según los movimientos de estas, pueden producir diferentes resultados, por ejemplo, si el desplazamiento ocurre en sentido inverso, les denominan límites divergentes.

Al realizar este movimiento divergente, el magma brota al exterior, posteriormente pasa por un proceso de secado y enfriamiento formando nuevos suelos, como algunas islas. Ahora, si chocan unas con otras, se conoce como límites convergentes, formando un área de choque donde puede surgir grandes bloques montañosos, como las del Himalaya, Los Alpes y otros.

Los límites convergentes también pueden dar origen a la formación de montañas volcánicas y terremotos; si el movimiento de las placas es a lo largo y de forma lateral a las fallas, se les conoce como límites transformantes, siendo las responsables de los sismos.

Si por el contrario, chocan frontalmente, giran, y eventualmente provocan terremotos catastróficos, catalogados como muy intensos; mientras, los choques más frágiles apenas los notamos.

terremoto cientifiko.com

¿Qué podemos distinguir en los seísmos o terremotos?

En los seísmos o terremotos podemos observar dos cosas bastante importantes:

  • El hipocentro. Es la zona en la profundidad de la tierra donde nace el terremoto.
  • El epicentro. Es el área ubicada verticalmente arriba del hipocentro, acá es donde el sismo es más fuerte y puede causar más daño

¿Qué origina los terremotos?

La corteza terrestre está conformada por una docena de placas, de aproximadamente 70 kilómetros de espesor que flotan sobre “un océano”. Este gran océano está conformado por “rocas líquidas” conocidas como magma; y sobre ellas llevan millones de años moviéndose esas placas, dando origen a lo que vemos.

Normalmente estos movimientos “tectónicos” no son percibidos por nosotros, sin embargo, en algunas ocasiones las placas chocan frontalmente como témpanos de tierra gigantes, sin poder desplazarse. Cuando esto sucede, mucha energía es acumulada que en algún momento se libera, originando los sismos o terremotos.

Los bordes de estas placas se conocen como fallas y es donde nace el 90% de estos fenómenos que tienen lugar en la profundidad o hipocentro. Este es el punto donde es liberada la energía, pero también tiene un epicentro, precisamente el lugar de la superficie ubicado directamente arriba del foco.

¿Cómo se miden los seísmos?

Los sismos se miden habitualmente usando dos escalas:

  • Escala de Richter. Basada en una observación sismográfica que crece exponencialmente; por lo que cada punto de incremento puede traducirse en energía que crece diez o más veces, su unidad de medida es en grados.
  • Escala de Mercalli. Basada en los daños producidos en infraestructuras y la sensación percibida por las personas, igualmente su unidad de medida es en grados.

Escalas de magnitud e intensidad de terremotos

Es bastante común escuchar las noticias donde indican “según-escala-de-Richter”, refiriéndose a un sismo o a un terremoto, y es probablemente la más conocida por nosotros. Pero es conveniente diferenciar las diferentes escalas usadas para medir estas perturbaciones del subsuelo, y primero es definir lo que es intensidad y magnitud.

Escalas de intensidad

Las “escalas de intensidad” miden los daños causados en la infraestructura y la sensación percibida por las personas luego de un seísmo.

Escalas de magnitud

Las “escalas de magnitud” miden objetiva y numéricamente cuánta energía es liberada, utilizando instrumentos de medidas, ubicados en tierra firme y mar adentro.

Escalas han existido muchas, un ejemplo es la de Giuseppe Mercalli, numerada del 1 al 12 según el daño producido por el evento sísmico. Y la más reciente es la Macrosísmica Europea, que sirve como normativa propia para la Unión Europea.

Ahora bien, las escalas que miden la magnitud, han proliferado muchas por ser bastante complicado medir la energía producida o liberada en un sismo. La primera: de Charles Francis Richter, con un fundamento en logaritmos, es decir, todo nuevo grado de intensidad se multiplica por 10 la energía concentrada.

La escala de Richter también es llamada Escala de Magnitud Local y a partir del grado 10 pasa a usarse la Escala de Magnitud de Momento.

Tenemos entonces, que las escalas de intensidad tienen una progresión lineal y son medidas subjetivas de los daños causados, que dependen de la percepción personal. Las escalas de magnitud crecen en múltiplos de 10 cada grado y miden numéricamente la energía producida en los terremotos.

Terremotos marinos o maremotos

Si un seísmo registra un epicentro en el océano, este provoca enormes movimientos de agua que conocemos como tsunamis; que son gigantescas olas que pueden viajar a más de 600 kilómetros por hora y con tamaños relativamente pequeños en altamar.

En las costas pueden tomar hasta 30 metros de altura, con olas que pueden llegar separadas por unos 15 o 20 minutos, unas de otras. También pueden producirse por:

  • Una modificación violenta de materiales de la superficie terrestre.
  • Desprendimiento de enormes rocas en laderas de montañas.
  • Por alguna actividad subterránea ocasionada por volcanes.
  • Por actividades bajo el suelo marino, provocada por el hombre, como experimentos nucleares.
  • Por fuerzas ejercidas por toneladas métricas de agua almacenadas en represas o lagos artificiales.
tsunami maremoto terremoto maritimo

Preparándonos para los terremotos

Las autoridades siempre recomiendan tener a la mano una “mochila” o “bolso” contentiva de algunos insumos, en la que podamos apoyarnos un mínimo de 48 horas. Lo que debería contener esta “mochila, bolso” o kit de emergencias, esencialmente es:

  • 2 litros de agua potable por persona, algunos alimentos no perecederos suficientes para siete días (mirar fecha de vencimiento), un abrelatas.
  • Una linterna con baterías o mejor, una de esas que cargan girando un émbolo.
  • Copias de llaves de la casa, fósforos o un encendedor, algo de dinero en efectivo.
  • Una radio con baterías, un silbato, un botiquín de primeros auxilios.
  • Algunas herramientas básicas (barra o palanca pequeña, destornillador, un par de guantes, llave inglesa, cinta para embalar, etc.), necesarias luego de un terremoto.

Ya tienes preparado el kit de emergencias, entonces ahora debes aprender qué es lo que debes hacer antes, durante y después de un sismo.

1.  Antes de un terremoto (La prevención)

Localiza lugares seguros en tu casa, trabajo y colegio, participa activa y seriamente en los simulacros, identifica transformadores y cables eléctricos. Identifica y libera las rutas evacuación, las salidas de emergencia y los puntos de reunión. Diseña un plan familiar de emergencias.

2.  Durante un terremoto

Aplica el plan familiar de emergencias. No debes salir corriendo, evita estar cerca de ventanas, ubícate debajo de los marcos de puertas o muebles rígidos, cubriendo tu cabeza en posición fetal. Cierra las llaves de gas y agua, no utilices ascensores, usa las escaleras, no es fácil, pero debes controlar el pánico. En las calles debemos alejarnos de árboles, construcciones y sistemas eléctricos o postes.

3.  Después de un terremoto

Ejecuta el plan familiar de emergencias, interrumpe los servicios de electricidad, gas y agua. Se debe estar atento a las noticias en la radio, utilizar el celular solo para emergencias. No encender fósforos, velas ni fogatas, si está atrapado golpea seguidamente algún tubo o hierro, mantente alerta ante cualquier réplica.

Verificar si hay lesionados cerca y brindar los primeros auxilios sin moverlos. Realizar inspecciones de las viviendas en busca de daños en la estructura de las viviendas, limpiar el suelo si se derramaron líquidos inflamables. Es vital mantense atento a las indicaciones de las autoridades oficiales.

Señales naturales que, eventualmente preceden a los terremotos

Eventualmente puede haber la presencia de algunas señales que pueden indicar que está ocurriendo o va a ocurrir un terremoto. Se trata de relatos de muchos lugares que indican ciertas conductas de la naturaleza; como el comportamiento  de los animales que, por su sensibilidad auditiva pueden percibir cambios de frecuencia.

También, pueden escuchar ciertos sonidos que no perceptible al oido humano, por esta razón se dice que “ciertos animales pueden pronosticar terremotos y otras catástrofes”. La ciencia y la tecnología todavía no resuelven el tema de la predicción de los sismos, con la precisión que lo hacen algunos animales.

En lugares donde han habido terremotos, con anticipación se observó gran concentración de electrones en la ionósfera, convirtiéndose en un campo magnético. Solo los animales pudieron detectar este cambio, mucho antes que los equipos que registraron las variaciones en el ambiente, el inconveniente está en la interpretación.

No es fácil interpretar la conducta de los animales, ni conociendo a profundidad tu propia mascota, aun cuando el promedio de asertividad de estos, es bastante alto. Inquietud poco usual, abandono de refugios y madrigueras, agresividad, ruidos similares a llanto, vuelos y huidas en desbandada; se han descrito como comportamientos de animales, previos a terremotos.

La naturaleza frente a la tecnología

Animales domésticos que escapan de sus casas, ballenas que encallan en playas, aparición espontánea de “plagas” de ratones o lombrices, han predicho catástrofes naturales. Sin embargo, los dispositivos digitales de última generación no han podido predecir ninguno de los terremotos que han ocasionado daños y muertes, más allá de anunciarlos.

Recién en 2021, Andriod está implementando un sistema tecnológico de alarma temprana para terremotos, con la colaboración de más de dos mil millones de dispositivos móviles. Un sensor de movimiento instalado en los dispositivos que estén cerca del hipocentro, captará el sismo y Google previo análisis de datos, compartirá en tiempo real la información.

Esta alarma temprana será enviada a cada dispositivo de manera que se conozca que está ocurriendo un terremoto, pero no funciona como un “proyecto predictivo”. Las personas que están dentro del radio del terremoto recibirán una alerta en su smartphone, con lo que podrán tomar algunas previsiones ante el evento.

Vemos entonces, que “las alertas de algunos animales” pueden resultar más efectivas, de poder entenderlas un poco; aun cuando hay personas que logran descifrarlas. Mientras, la ciencia y la tecnología, incluso con sus dispositivos de última generación, no logran construir uno que efectivamente sea predictivo y ayude a evitar daños y muertes.

Curiosidades sobre los terremotos

Son muchas las tesis, historias, mitos y hasta leyendas tejidas en torno a los seísmos, sin embargo comentemos algunas de sus curiosidades.

  • Pueden prolongar la duración del día. Las aguas de lagos y lagunas expiden un extraño olor antes del terremoto y puede darse la formación de seiches; una especie de ondas estacionarias en piscinas y lagunas, luego de un seísmo.
  • Los animales modifican su conducta previo al terremoto.
  • Un ingeniero británico de nombre John Michell escribió la teoría de dónde provienen los terremotos: del desplazamiento de masas rocosas en el subsuelo.
  • Resulta imposible predecir los terremotos. El de mayor magnitud acaeció en Valdivia, Chile, registró 9,5grados en la escala de Richter. El de mayor duración, con cuatro minutos, fue en 1964 en Alaska.
  • El astro rey y su compañera Luna, pueden incitar terremotos; se han visto destellos en el cielo, antes de un evento de estos. La Luna, Marte, Júpiter y Saturno, son “productores” de temblores, son más frecuentes y extensos que en la Tierra.
  • ¿Temblor o terremoto? Si es superior a seis grados en la escala de Richter, será un terremoto, los inferiores a esta medida, son temblores.
  • Muchos seísmos son provocados por nosotros. La geotérmica, la minería indiscriminada, y las perforaciones petrolíferas también provocan sismos de entre 2 y 7 grados en la escala de Richter. Existe una zona muy activa, llamada “Anillo o Aro Encendido del Pacífico”.
  • En un año pueden presentarse unos 800 mil temblores en todo el planeta tierra.
  • Nicolás Tesla quiso hacer un terremoto con una máquina, pudo generar tal frecuencia con esta, que casi destruye la casa donde residía.

Los terremotos no ocurren exclusivamente en la Tierra pero sí con más reiteración de la que piensas. Pueden ser mortales, pero más que por su existencia misma, es la falta de preparación de la humanidad.

Eventualmente modifican el mapa geológico de la Tierra, yla mayoría de los terremotos, suceden en la misma zona donde han ocurrido.

Terremotos más terribles de la historia

Hay una región bastante frágil relacionada con la activación de terremotos, América Latina que, tal vez por su situación próxima a fallas entre placas, constantemente moviéndose. Y esta premisa se demuestra con los seismos que esta zona ha padecido en toda su historia, pero debemos aclarar que los seismos más fuertes no han sido los más mortíferos.

Esto puede motivarse a varios elementos: la proximidad de centros poblados al epicentro, el número de habitantes, al protocolo de emergencia que se haya seguido o hasta a la misma calidad del material usado para construir, etc.

Cuando hablamos de los peores sismos ocurridos a la humanidad, debemos diferenciar entre los más poderosos o fuertes, por su intensidad, y los más letales, por el daño a edificaciones y pérdida de vidas humanas.

Entre los terremotos más fuertes en toda la historia humana, tenemos:

Chile, 1960 con 9.5° de magnitudcon más de  mil 900 muertos y más de un millón novecientos mil chilenos afectados; generó erupción de algunos volcanes y causó un maremoto enorme que acabó varias localidades costeras de Chile. Este seismo cruzó el Pacífico y generó muertes en sitios distantes como Japón, Hawai y Filipinas, donde se presentó prácticamente al día siguiente.

Chile, febrero, 2010 de 8.8° de magnitud, agitó la región centro y sur de chilenas y perturbó severamente las zonas de Maule, Biobío, donde se decretó un estado de alarma general por calamidad. Originado en el Pacífico, con duración de 240 segundos en las áreas más próximas al centro del sismo. Hubo más de 499 muertes, más de un millón novecientas mil ciudadanos afectados y más o menos 400 mil hogares pedidos. Un gigantesco tsunami destruyó luego la costa, arrasando localidades que habían sido dañadas por el seismo.

Ecuador, enero, 1906 de 8.8° de magnitud, fuerte sismo con epicentro localizado en el Pacífico en la línea fronteriza de Colombia y Ecuador, ocasionó entre 400 y 1.500 víctimas fatales, el daño mayor fue a causa del tsunami que posteriormente acabó con Río Verde.

Alaska, 1964 con magnitud de 9.2°, cuyo epicentro se ubicó en Anchorage. Con 4 minutos de duración, se le considera el terremoto más poderoso de Estados Unidos. Generó un tsunami que, posteriormente formó gigantescas olas; alcanzando 67 metros la más grande, causó severos daños en Canadá y el fallecimiento de aproximadamente 200 personas.

Entre los terremotos devastadores o más mortíferos, tenemos:

Haití, enero, 2010 de 7° de magnitud, la nación más empobrecida de América fue devastada por este enorme sismo, cuyo epicentro se registró a escasos 15 km de Pto. Príncipe, su capital, hubo más de 250 mil víctimas mortales, 340.000 lesionados y más de millón y medio de ciudadanos quedaron sin vivienda. Cientos de edificaciones derrumbadas, entre estos la Casa de Gobierno y el edificio de la ONU. La alta pobreza, ausencia de recursos, deficientes construcciones,  concentración urbana y un Estado debil, fueron el caldo de cultivo para generar la tal vez mayor calamidad de la humanidad.

Perú, mayo, 1970 de 7,8° de magnitud, el peor terremoto y más devastador en toda la historia peruana sucedió enla región andina causando el deceso de más de 79 mil personas. Menos de un minuto fuer suficiente para destruir el poblado de Huaraz. Generó un gran deslizamiento de lodo que sepultó a Yungay  en el dpto. de Áncash.

Chile, enero, 1939 de 7,8° de magnitud, localizado en Chillán, posee el registro con más personas fallecidas en toda la historia sísmica de Chile, con más de 40 mil, a decir de diversos voceros oficiales. Ocurrió a las 11:33’ pasado meridiem, quienes no fallecieron por el sismo y sus consecuancias inmediatas, lo hicieron por sus lesiones y por ausencia de agua, medicinas y comida.

Guatemala, febrero, 1976 de 7,5° de magnitud, ocurrió horas antes de amanecer, causando más de 22.000 muertes y cerca de 75.000 lesionados. En plena afectación por la indigencia y una pugna guerrillera armada interna, perdió más de 250 mil viviendas y alrededor de 900 mil personas quedaron en la calle. Desaparecieron dos ciudades: Chimaltenango y Guastatoya, que estaban ubicadas justo arriba de la falla geológica que se activó.

Nicaragua, diciembre, 1972 de 6,2° de magnitud, desoló a Managua y generó un número superior a las 9.000 muertes (algunas fuentes indican que el número real duplica las cifras conocidas oficialmente). El número exacto o aproximado de personas muertas se desconoce por cuanto quedaron muchos cadáveres bajo las ruinas y otro tanto desaparecida cuya cifra nunca se pudo determinar. El área central perdió casi todas las edufucaciones, cuyas ruinas permanecieron más de veinte años, todavía hoy existen restos de ese terremoto.

Sumatra-Andamán, diciembre, 2004 entre 9° y 9.2° de magnitud, generó varios tsunamis, que finalmente dejaron un número superior a los 250 mil fallecidos. La gravedad del daño se extendió hasta Indonesia, S. Lanka, la India y Tailandia, entre otros paises.

Este costero de Tōhoku, Honshū, Japón, 2011 de 9.1° de magniud, generó un gigante maremoto, cuyas olas acabaron con muchas de las islas japonesas. Generó igualmente el evento nuclear de Fukushima en marzo de 2011, también generó enormes olas, y provocó la entrada en erupción de volcanes como el Karangetang en la isla Célebes, en Indonesia. Se registró más de 14 mil personas muertas.

Kamchatka, Unión Soviética, noviembre 1952 con magnitud de 9°, provocó un tsunami, con afectación de las islas Kuriles y Hawai. El alto oleaje llegó a Chile, Alaska, Japón y Nueva Zelanda. Hubo más de 2 mil personas fallecidas.

La literatura refiere a bastantes eventos sísmicos que generaron destrucción, desolación y muerte, aquí solo quisimos ilustrarte con aquellos terremotos más comentados en la Web. La invitación es a seguir leyendo sobre un tema que nunca “pasará de moda”, porque sencillamente en cualquier momento podemos vivir la experiencia de sentir uno de estos terremotos.

Referencias :

www.funvisis.gob.ve/old/objetosa/sismoaprendizaje/Causas.html

www.youtube.com/watch?v=6B2wjER8TQU

www.bbc.com/mundo/noticias-39961842


Si te gusta este post, compártelo con tu amigos
Mou D. Khamlichi

Mou D. Khamlichi

Autor

Contenido Relacionado

Más contenido creado por nuestros autores