Bullying preescolar cientifiko

¿Cómo lidiar con bullying preescolar?

Por: Mou D. Khamlichi
Si te gusta este post, compártelo con tu amigos

Cuando hablamos de acoso o bullying preescolar, es normal que las personas generen rechazo hacia el término debido a que se piensa que los niños no son conscientes de sus actos y opiniones y dicen las cosas desde la inocencia.

La verdad es que lo niños de edades entre 4 y 6 años son los que comienzan a desarrollar los actos de acoso o bullying preescolar. Es una edad muy delicada donde se debe prestar atención de detalles que no sean correctos en los niños.

En esa etapa del crecimiento es cuando el niño se relaciona con otros niños de su misma edad y comienza el intercambio de ideas. Es un proceso de relación donde se crean lazos emocionales y se muestra la educación del hogar.

Contrario a la creencia popular de que es a partir de los 11 a 13 años que se desarrolla el bullying, los más jóvenes pueden producirlo a un nivel consciente.

Acoso desde la edad infantil

Este acoso infantil es infrecuente, pero no por ello debe ser un tema para ser tomado a la ligera. Si no se trata apenas es detectado, evolucionará a un acoso mayor que afecte el desarrollo de los niños.

No importa que sean solo niños, pues el acoso escolar o bullying preescolar no es un juego para que algunos se entretengan. Aunque se deban tomar medidas serias, es necesario que los padres y docentes sepan detenerlo por el bien del niño acosado y del niño que ejerce el acoso.

¿Cómo identificar si un niño está siendo acosado?

Algunas de las señales que indican si un niño está sufriendo de bullying preescolar en la clase son:

  • No quiere ir al colegio o a actividades al exterior con el grupo del colegio.
  • Comenta que hay un niño que lo intimida o molesta constantemente, y no lo describe como un amigo.
  • Tiene constantes dolores de cabeza y barriga.
  • No comparte en las actividades grupales, se aísla y se aparta.
  • Se expresa negativamente sobre sí mismo.

Todas estas señales se muestran en la personalidad y comportamiento del niño, tanto en la escuela como en el hogar. Los primeros en darse cuenta deben ser los padres, de forma que aborden la situación desde el seno familiar.

Bullying preescolar

Detectar a un acosador en la etapa preescolar

Para saber que existe un caso de acoso escolar en preescolar hay que prestar atención al comportamiento de los niños. El comienzo de ello se dará a corta edad, por lo que es difícil de detectar.

Los niños se encuentran en constante aprendizaje relacionando su entorno con sus conocimientos y las personas que lo conforman, y obviamente los primeros son los otros niños.

Es en este escenario donde se vuelven frecuente las peleas y discusiones, pero no suelen llegar a mayores complicaciones. Cuando los niños se pegan violentamente o expresan su enojo verbal, es momento de detenerlos inmediatamente.

Esa señal no se debe dejar por alto, pues puede crecer hasta convertirse en un comportamiento arraigado a la personalidad. Los tipos de bullying preescolar son los más básicos, y a su vez son los que más pueden escalar.

  • El acoso verbal es cuando el niño verbaliza su enojo y rabia, incluso empleando palabras obscenas escuchadas de algún adulto.
  • También está el acoso físico, el cual es el más común por manifestarse con golpes, patadas o cualquier agresión física.
  • Luego se encuentra el acoso emocional que afecta el estado de ánimo del niño acosado desanimándolo considerablemente.
  • Por último, se encuentra el acoso social el cual excluye al niño de los demás compañeros y lo aísla en la clase.
Bullying niños

Cualquiera de esos acosos o bullying preescolar deben ser atendidos a priori. Si se dejan de lado por creer que son solo juegos de niños o se les quita importancia, el niño acosador puede desarrollar actitudes de liderazgo agresivas.

De acuerdo con el proceso que se le dé, se podrá determinar incluso si el niño que efectúa el bullying preescolar lo hace inconsciente o conscientemente. Ese factor determinante mostrará la urgencia del caso.

Apenas a los 4 años se comienza a desarrollar la empatía y las relaciones sociales. Es el momento de corregir conductas inapropiadas que puedan afectar el desenvolvimiento del niño más adelante.

Una vez que el niño esté a mediados de los 4 años o más cercano a los 5, es cuando su concepción de los valores, la responsabilidad y la autoconsciencia son forjados. Por lo tanto, ya es consciente de cuáles acciones son correctas cuáles no y por ende se le considera medianamente consciente de sus acciones.

Solución al bullying preescolar

Estos niños no son originalmente malos, sino que han pasado por procesos y situaciones que los arrincona a un comportamiento agresivo y acosador. No hay que olvidar que todo niño pequeño es como una esponja que absorbe lo que le rodea de forma indiscriminada, sea bueno o malo.

Si el niño vive en circunstancias deplorables o decadentes, tanto social como familiarmente, es más probable que desarrolle actitudes controladoras de un acosador.

Bullying preescolar cientifiko.com

Para lidiar con el bullying preescolar se debe actuar con la raíz del problema, y se llega desde el niño. Una charla calmada entre el docente, un psicopedagogo y los padres o representantes es crucial al inicio.

La mayoría de casos son origen de un desagradable ambiente en el hogar debido a peleas constantes. Si eso es lo que el niño observa todos los días, será lo que entienda como correcto.

Atender la desensibilización del niño con su entorno es una estrategia muy efectiva, pues se le muestra como relacionarse sin herir a los demás. Esto ayudará a que el niño comience a crear lazos de verdadera amistad, e incluso a arreglar conflictos pasados con otros niños.

Los niños acosados deben recibir atención inmediata si se presentaron casos de violencia en la clase, y de igual forma sentar a ambos niños para una charla abierta y sincera. Durante este proceso de sanación del bullying preescolar no se debe dejar solo al niño acosador ni a quienes se vieron afectados.


Si te gusta este post, compártelo con tu amigos
Mou D. Khamlichi

Mou D. Khamlichi

Autor

Contenido Relacionado

Más contenido creado por nuestros autores