educacion online

La educación online como método de aprendizaje

Por: Mou D. Khamlichi
Actualizado el 18 de febrero de 2021
Si te gusta este post, compártelo con tu amigos

El progreso en la educación tradicional o educación online debe ir en pro del beneficio de los estudiantes y su desarrollo personal. Por ello no es recomendable mantener un mismo sistema educativo por muchos años, pues el mismo debe evolucionar.

Es por eso que la educación online o educación a distancia se ha convertido en una herramienta indispensable en el aprendizaje. Esta modalidad combina los métodos de enseñanza tradicional con los avances en la tecnología.

Se trata de una estructura alternativa que atiende a casos específicos de estudiantes y padres. Al brindar una educación online, es posible mantener una interacción simple entre docentes y estudiantes mientras se incorporan recursos digitales que no existen en el plano físico.

Otra forma de ver a la educación en línea es como una herramienta dinámica para el aprendizaje desde el ámbito virtual. Los resultados de implementar esta herramienta son sorprendentes a corto y largo plazo.

La educación online siendo una herramienta adicional a las clases tradicionales

No se puede separar la educación tradicional de los avances culturales, sociales y tecnológicos que envuelven al mundo. Una buena educación busca brindar a los individuas las herramientas que les permitan encontrar su verdadero potencial.

El empleo de las clases a distancia permite abrir paso a nuevos conocimientos que antes no se podían adquirir. Anteriormente se debía hacer acto de presencia en un aula o espacio geográfico para poder recibir los conocimientos, pero ya no es así.

Con la educación online se puede aprender desde un nuevo idioma hasta una especialización desde la comodidad del hogar. Es una herramienta que se puede considerar como una educación a distancia, la cual no limita las oportunidades de quien la recibe.

Si las clases tradicionales emplean la educación online de manera óptima, se obtienen resultados sorprendentes, no solo en el rendimiento académico de los estudiantes. Hay varios niveles donde esta herramienta online puede trabajar en conjunto a las asignaturas de una institución.

educacion online

Causas de la educación online

La educación es un proceso que no puede detenerse bajo ningún concepto. Los jóvenes estudiantes deben seguir en su desarrollo académico para lograr sus objetivos a largo plazo.

Cuando algún agente externo impida al estudiante, o a la misma institución educativa, seguir con el proceso educativo, se deben buscar alternativas fiables. La educación online es un recurso invaluable que atiende a estos casos.

Remodelación de la infraestructura del instituto educativo

Uno de los casos más comunes son las remodelaciones que ocurren dentro del plantel educativo, el cual no podrá atender presencialmente a los estudiantes. Si el plantel se encuentra cerrado al público, pueden implementar las estrategias online.

La remodelación de las aulas, espacios abiertos o infraestructura en general del plantel puede tomar mucho tiempo. Por lo tanto, una buena orientación a las herramientas digitales da la oportunidad de mejorar la enseñanza a los estudiantes.

Casos de cambios climáticos

En otros casos se debe hacer uso de la educación online cuando la misma naturaleza impide las clases presenciales. Puede llegar a verse como una excusa simple, pues el clima siempre está cambiando, pero en casos extremos como las temporadas de nieve, se deben tomar medidas apresuradas.

En países donde se vive el invierno de forma intensa, las clases presenciales son canceladas y muchas personas deben adaptarse al cambio climático. Todos se quedan en casa manteniendo el calor pero perdiendo la oportunidad de ir a clases.

La mejor alternativa es emplear las clases online para preservar el interés al aprendizaje. Algunas materias pueden ver una mejoría en el rendimiento de los estudiantes, pues al tener las clases en la tranquilidad del hogar, pueden estar más concentrados en sus contenidos.

Se han visto casos de inundaciones o desastres naturales que inmovilizan la educación, pues se está hablando de un momento crítico para un país. Esto afecta a una zona específica con graves daños a la infraestructura de los edificios, y a la economía del lugar.

Los recursos van dirigidos a la reconstrucción de las zonas afectadas y, en la mayoría de casos, la educación se mantiene en pausa para atender dichos casos.

En 2017 el huracán María devastó gran parte de los Estados Unidos, quebrando el sistema educativo al no poder llevar a los estudiantes a clase. Las personas debían abstenerse de salir y solo podían trabajar aquellos cuerpos de seguridad.

Al ser un huracán de categoría 5 que, en conjunto a las devastaciones de los huracanes Irma y José, afectó la sociedad estadounidense, muchos sectores fueron terriblemente afectados. Esto produjo una baja en la economía con gastos mayores a los 90 millones de dólares.

La educación tuvo que hacerse en casa y por plazos cortos, obligando a los padres a ser los nuevos docentes. En vista de ello, se implementó la educación online para que los niños y adolescentes pudieran continuar con sus estudios, alejándolos un poco de la trágica realidad.

Los resultados fueron prometedores en esa situación demostrando que un buen uso de las herramientas digitales permite el avance de la cultura y la educación.

Caso de pandemia y aislamiento

Cuando la separación de la educación viene dada por un agente peligroso como una pandemia mundial, la mejor y única solución viable es la educación online.

En el año 2020 se declaró un estado de pandemia debido al brote del virus Covid-19, el cual aisló a las poblaciones del mundo del exterior. Muchas personas tuvieron que dejar sus trabajos para salvaguardar su salud y la de sus familias, esto incluye a los jóvenes.

Las escuelas se encontraban cerradas y los estudiantes debían pasar su tiempo en casa. Es en ese momento donde la educación en casa debía ir acompañada del apoyo total de padres y docentes.

Al emplear la educación online, muchas escuelas e institutos del mundo tuvieron que crear sus propias plataformas virtuales o adaptarse a las existentes. En el primer caso se comenzaba desde cero con una infraestructura virtual y especializada en el instituto y en sus prácticas.

En el segundo caso los institutos tuvieron que adaptarse a las oportunidades y limitaciones de los sistemas existentes. Algunos no contaban con todos los requerimientos para un óptimo aprendizaje, y los afectados fueron los estudiantes.

En países donde el aislamiento era total y absoluto para todo el público se realizaban programas especiales para cada escuela e instituto. Esto permitió que el proceso de enseñanza y aprendizaje fluyera debidamente, aunque al principio fui muy complicado.

Con el paso de los meses, se fueron implementando mejoras a los sistemas, tales como:

  • Video clases.
  • Presentaciones con diapositivas.
  • Juegos interactivos de aprendizaje.
  • Cuestionarios didácticos.
  • Chat directo e instantáneo entre docentes y estudiantes.
  • Diversos canales de envío de tareas y actividades.

Gracias a estas y otras herramientas, la interacción entre docentes y estudiantes pudo mantenerse a pesar del aislamiento. Se demostró que bajo una buena coordinación, la educación online puede actuar tan bien como la tradicional.

Consecuencias de la educación online

Algo que se debe tener presente es que la educación online no siempre es totalmente efectiva o positiva. Cada proceso debe ser llevado de la mejor manera posible para evitar un panorama desagradable o incómodo.

Cuando esto no ocurre, las consecuencias afectarán no solo a los estudiantes, sino a los docentes, representantes, zona educativa e incluso a la sociedad.

Para tener un mejor entendimiento de las repercusiones de un mal uso de las herramientas virtuales y la educación online, se han dividido en cinco áreas específicas.

Consecuencias sociales

La sociedad es el núcleo donde viven la gran mayoría de personas del mundo. Cada sociedad posee y debe regirse bajo ciertas normas, de forma que puedan vivir en armonía.

Una sociedad sin normas puede caer en la anarquía y en la corrupción, como se ve mucho en algunos países actuales. Estas normas afectan distintos sectores de la sociedad, entre ellos está la educación integra de cada individuo.

Al momento de emplear la educación online en una sociedad que no se ha desarrollado tecnológicamente para ello, puede ocasionar un fuerte rechazo a la misma. Esto no permite que las personas aprovechen las oportunidades de una nueva forma de educación.

En este sentido de ideas, las personas que pueden aprovechar una educación basada en la tecnología suelen ser quienes posean una buena posición social. Esto se debe al hecho de que se requiere algún dispositivo electrónico capaz de soportar la iniciativa tecnológica de una clase en línea.

Los computadores, laptops, tabletas o teléfonos inteligentes no se encuentran al alcance de todo el público, por lo que un grupo social se verá privado de su derecho al estudio por bajos recursos económicos.

Si a ello se le suma los posibles escenarios donde no se cuente con los servicios básicos, como agua, luz y mucho menos con internet, la educación online se desvanece rápidamente. Esa parte de la sociedad enfrentará una dificultad mayor si las entidades pertinentes no brindan un soporte adecuado.

Consecuencias económicas

Al pasar al lado económico de la educación online, no se puede negar que representa un alto costo para muchas instituciones y entes educativos.

No es solo el uso de los equipos electrónicos en el hogar o en las instituciones, el cual es una parte lógica del gasto económico de un país. Es necesario que todos los procesos sean llevados de la manera más óptima posible.

El verdadero problema radica en los sistemas en sí, los cuales no se encuentran incorporados desde el inicio en la mayoría de instituciones. Al venir de una educación presencial, las alternativas digitales no eran una prioridad.

Para poder emplear un sistema operativo de calidad, se debe pagar para ello. Muchas instituciones han tenido que buscar alternativas y distintas organizaciones que ofrezcan un servicio tecnológico de calidad.

Esta labor debe ser parte de las obligaciones de las entidades educativas de los países, pues se puede asignar un mismo sistema para una zona, el cual personalice su uso dependiendo del método pedagógico a emplear.

Con una coordinación de un buen sistema de educación online, los gastos del mismo se reducen significativamente, tanto para las instituciones como para los padres. Estos últimos deben afrontar un incremento en el pago de la educación de sus hijos debido a las nuevas tecnologías.

Consecuencias educativas

Sin lugar a duda, las peores consecuencias ocurren en la educación de los estudiantes, pues deben adaptarse a un nuevo estilo de educación, un nuevo horario y una nueva metodología. Es un cambio tan fuerte que puede afectar la estabilidad académica y emocional del estudiante.

No todas las personas son capaces de adaptarse a una educación online de forma rápida, pues existe una barrera en el manejo de las aulas virtuales, búsqueda de la información en el internet, y desarrollo de las estrategias virtuales.

En estos casos, los más jóvenes que han tenido mayor contacto con la tecnología pueden crear un vínculo más fuerte con la nueva metodología. Aquellos que pasan malos ratos con el aprendizaje en línea son los padres, pues la mayoría no saben lidiar con el uso de las herramientas y actividades digitales.

El efecto de esto lleva a los estudiantes y padres a perder las esperanzas n el nuevo sistema de aprendizaje. Las estrategias empleadas por los docentes no alcanzan a los estudiantes y muchas veces no existe una retroalimentación lógica que permita medir si de verdad están aprendiendo.

Consecuencias culturales

La cultura de un país permite que avance en pro de los beneficios comunes, o que se quede estancado en el pasado sin aprender de él. Muchas personas mantienen su postura de que una educación tradicional nunca será reemplazada por el uso de herramientas digitales.

En este sentido esas personas tienen razón, pues la educación online y tradicional difieren en más de un aspecto crítico. Sin embargo, una no puede ni va a desplazar a la otra, a no ser que eventos mayores, como una pandemia, requieran tomar dichas medidas.

Consecuencias emocionales

Los estudiantes, docentes y padres no pueden separar sus emociones del proceso de aprendizaje online, pues este es fundamental en cada individuo. Una educación sin el correcto balance de las emociones es una educación que condena a la muerte la esencia de cada persona.

Al no tener una interacción presencial entre alumnos y docentes, el aprendizaje se puede sentir mecánico, frio y distante. Para la educación online esta es una de las más fuertes barreras a afrontar, pero no es imposible de sobrellevar.


Si te gusta este post, compártelo con tu amigos
Mou D. Khamlichi

Mou D. Khamlichi

Autor

Contenido Relacionado

Más contenido creado por nuestros autores