educacion online

¿Cómo preparar la clase para educación online sin problemas?

Por: Mou D. Khamlichi
Si te gusta este post, compártelo con tu amigos

La planificación es una habilidad que pocas personas pueden desarrollar a su máxima capacidad y para la educación online es indispensable. Algunos nacen con esa virtud demostrando orden, pulcritud y buena coordinación de sus acciones.

Esta habilidad es un requisito indispensable y obligatorio para un docente de cualquier nivel educativo. La planificación de un proceso de enseñanza y aprendizaje debe contener una amplia variedad de aspectos que vayan en pro del avance académico de todos los estudiantes.

En el caso de la educación online, se trata de un sistema más avanzado que requiere una planificación netamente virtual. Para ello el docente a cargo de su clase debe poder implementar todos los contenidos, prácticas, recursos visuales y pruebas en un aula virtual como si fuese e tradicional.

Una educación a distancia representa un gran reto que pone a muchos docentes en apuros. El principal factor es el uso de una nueva plataforma con herramientas versátiles que intimidan al docente por el desconocimiento de uso.

Si el docente logra pasar esa brecha entre la persona y la plataforma virtual, podrá comenzar a impartir una educación online próspera. Sin embargo, hay ciertos aspectos que deben tomarse en cuenta para que la clase pueda desarrollarse armoniosamente.

educacion online

Antes de comenzar la clase online

Es importante recordar que existen muchas otras formas de organizar una clase, por lo que el docente en línea será el arquitecto de la misma.

Es necesario que el docente a cargo tenga organizado el contenido que se desea impartir. Este debe cumplir con ciertos criterios para que los estudiantes puedan aprender sin sentirse agobiados.

La clase debe ser anunciada con anterioridad a los estudiantes, de forma que puedan estar al tanto de ella. El uso de agendas virtuales, calendarios o anuncios es esencial para este paso.

Todo el contenido que se vaya a impartir debe ser conciso, como si estuviera en una clase tradicional y presencial. No se puede esperar que los estudiantes asimilen una gran cantidad de información en 30 de clase virtual, si esto tampoco ocurre en una clase presencial.

Hay que motivar a los estudiantes a participar en la clase, puesto que es un reto lograr que todos ellos se encuentren conectados al mismo tiempo. Para que la educación online funcione en esta parte, la plataforma virtual debe soportar la entrada de varios usuarios simultáneamente.

Los docentes deben entender que los estudiantes pueden sentirse desmotivados si no conocen los beneficios del aula virtual. Para ayudarlos a entender mejor lo que pueden recibir se usan recursos visuales y de audio.

Un vídeo, audio o documento puede servir como guía e incentivo a los estudiantes, pero estos deben estar habilitados o accesibles para los estudiantes. El enfoque debe ir dirigido a  llamar la atención del estudiante brindando información básica del contenido.

Se puede mostrar la introducción de los contenidos abriendo la curiosidad de los estudiantes para que participen en la clase. Esto es importante para los estudiantes más jóvenes quienes suelen perder el interés de sus estudios muy pronto.

Durante la clase online

Este es el momento más importante de la educación online, pues se va a desenvolver una clase a distancia que debe resultar tan bien como si fuese presencial, o incluso mejor.

En el caso de que la clase sea por video conferencia, la hora de apertura y cierre deben estar claras para todos los integrantes. De esta forma se puede respetar la agenda pautada.

Se puede iniciar con un chat abierto donde el docente de la bienvenida a la clase online. La presentación de diapositivas o un audio suave y simple es una herramienta factible para iniciar.

Cada estudiante debe tener su cámara encendida y el docente debe verificar que ellos están presentes. Se puede comenzar saludando a los estudiantes y dejar las cámaras encendidas, dependiendo de si va a formar parte de toda la clase o no.

Más adelante en el desarrollo de la educación online se comienza con la clase, y por ende, con el contenido programado. Aquí es donde se puede alternar en el video conferencia a una clase con recursos visuales.

Los documentos con información básica son ideales para mostrar el contenido, el cual el docente puede ir explicando a medida que la clase avance. Si la información se siente pesada, se puede optar por diapositivas o un video pregrabado.

Luego de que el contenido haya sido mostrado, el docente comienza una encuesta simple, la cual debe seguir un patrón:

  • Los estudiantes pueden expresar sus dudas, inquietudes, anécdotas, acuerdos o desacuerdos con respecto al contenido visto.
  • Cada comentario debe ser respondido con asertividad y confianza, demostrando el dominio del contenido.
  • Si el docente lo ve propicio, se puede establecer un debate corto, de una duración no mayor a 10 minutos. Esto permite que los mismos estudiantes creen la retroalimentación deseada.
  • El docente analizará las respuestas de los estudiantes, su confianza exponiendo sus puntos de vista y el dominio del tema.
  • Durante este proceso no puede existir el maltrato de ninguna clase. Todos los presentes se deben comunicar de manera cordial.
  • Al finalizar la encuesta, cada alumno recibe una calificación. La misma puede ser realizada entre los estudiantes, dependiendo del tipo de contenido y el nivel educativo de la clase.

La confiabilidad de la educación online se pondrá a prueba al ver los resultados de la clase, el tiempo empleado y el ritmo con el que se manejó el docente.

Después de culminar la clase online

Una vez que la clase haya culminado, el docente cerrará la clase y se dispondrá a evaluar los resultados. Algunos deciden aplicar una última encuesta a modo de autoanálisis.

Cuando se toma cada estudiante, su interacción en la clase, los conocimientos dominados y la capacidad de responder a las dudas, se puede notar si existe un avance o no.

Ya que la educación online busca transmitir todos los conocimientos a distancia como si fuese presencial, no puede faltar la autoevaluación del docente. Esta persona debe reconocer en qué momentos pudo haber fallado, qué aspectos no se entendieron, y principalmente qué se puede mejorar.

Al mejorar el docente en su rendimiento de aula, podrá motivar a los estudiantes a incursionar en una educación online y confiable.


Si te gusta este post, compártelo con tu amigos
Mou D. Khamlichi

Mou D. Khamlichi

Autor

Contenido Relacionado

Más contenido creado por nuestros autores