Jupiter cientifiko.com

Júpiter: El gigante del sistema solar

Por: Mou D. Khamlichi
Si te gusta este post, compártelo con tu amigos

Júpiter es el planeta más grande que se encuentra en el sistema solar. Se ubica en el quinto lugar de aproximación al Sol, entre Marte y Saturno. Este cuerpo celeste se considera como una estrella que jamás llegó a desarrollarse y crecer. Según estudios científicos se formó del material restante de la creación solar.

Debido a su tamaño y a su conformación gaseosa Júpiter es fácil de percibir desde la Tierra por su gran brillo. A pesar de ser enorme es menos denso que el Sol y que los planetas rocosos como Marte, Venus, la Tierra y Mercurio. Es una masa gaseosa desprovista de superficie, pero con un núcleo sólido.

Formación del planeta Júpiter

Júpiter se forma hace más de 4,5 mil millones de años, momento este en el que nace el sistema solar. Este cuerpo celeste recogió la mayor parte de gases y masa que quedaron al momento de crearse el Sol. Dicho evento hizo aumentar su tamaño casi al doble del resto de los demás planetas.

Toma su actual posición de quinto planeta en el sistema solar hace 4 mil millones de años. Júpiterpresenta una gran mancha de color rojo que ha estado visible desde hace cientos de años. Es una gran tormenta cuyas dimensiones superan al tamaño de la Tierra.

Galileo Galilei y Júpiter

Este notable astrónomo, matemático, físico y filósofo de origen italiano en el año 1609 usó un nuevo telescopio que inventó para ver al universo. Luego de ir perfeccionándolo poco a poco hizo uno de los hallazgos más importantes de la historia de la astronomía: observar Júpiter. Estos aportes pueden resumirse así:

  • Galilei pudo demostrar que Júpiter estaba rodeado de lunas que simulaban un pequeño sistema solar. Es decir, en el centro Júpiter y girando en torno a él, sus lunas. Con este descubrimiento afianzaba aún más la teoría heliocéntrica de Copérnico. En 1610 observa los llamados «satélites galileanos».
  • Llegó a pensar que sólo se trataba de tres estrellas que se unían y trazaban una línea que atravesaba a Júpiter. A los pocos días se le sumaba otra estrella más y no se alejaba ninguna de este planeta. Para su asombro se movían con él y permanecieron juntas.
  • A las cuatro estrellas de Júpiter Galilei las llamó satélites planetarios. Luego, en su obra «Siderius Nuncius» les denominó «Planetas Medicianos» en honor a la familia Medici quienes gentilmente aupaban sus descubrimientos. Esta forma de identificarlas se mantendría por varios siglos después.
Jupiter cienifiko

Características físicas de Júpiter

Júpiter toma su nombre del dios Zeus de la mitología griega o Júpiter como se le llamó en la mitología romana. Era el dios de los truenos, el más importante de todos y además, el más poderoso. En Babilonia le llamaron Marduk quien de igual forma era de gran poder. Como rasgos físicos de este planeta tenemos:

  1. Como ha quedado establecido, Júpiter es el quinto planeta en su ubicación con respecto al astro rey y es el planeta exterior más cercano a él. Se encuentra luego del cinturón de asteroides a 778.330.000 Km del Sol y a 149.600.000 Km de la Tierra.
  2. Por tratarse de un planeta gaseoso Júpiterno posee una superficie sólida definida. Ahora bien, en su interior contiene un 81 % de hidrógeno, 17 % de helio, vapor de agua, argón y metano. Debido a la presión interna el hidrógeno forma una nubosidad en los paralelos del planeta.
  3. Presenta una superficie provista de una gran cantidad de turbulencia con vientos que llegan a más de 500 km/h. Las nubes de Júpiter pueden estar formadas por cristales de amoníaco. Esta conformación se une a las altas velocidades del viento predominante en su ambiente.
  4. Júpiter posee cuatro anillos que estéticamente se asemejan a los de Saturno. Esta similitud sólo aplica físicamente ya que los anillos de Júpiter están formados de polvo cósmico mientras que los de Saturno están contenidos de hielo. Estos anillos son el halo, el anillo principal, el anillo Amalthea Gossamer y el Tebe Gossamer.
  5. Como una particularidad adicional de los anillos deJúpiter, no pueden apreciarse a simple vista a través de telescopios a diferencia de los de Saturno. Fueron avistados por vez primera por el Voyager I en el año de 1979.
  6. Al igual que los demás planetas Júpiter tiene dos movimientos. El de rotación, no es uniforme por ser un cuerpo celeste gaseoso y dura 9 horas con 56 minutos. El movimiento de traslación dura 12 años a una velocidad de 13 km/s.
  7. La atmósfera de Júpiteres gaseosa con gran abundancia de oxígeno, azufre y nitrógeno. En algunas ocasiones pasa de gaseosa a líquida. Posee cuatro capas importantes: la troposfera, la estratosfera, la termosfera y la exosfera.
  8. A pesar de su condición de planeta gaseoso que hace difícil apreciar sus colores, Júpiterluce de naranja y blanco. A estos matices se une el amarillo observado en la llamada «gran mancha roja» que no es otra cosa que una tormenta con nubosidad.
  9. Como datos importantes puede señalarse que posee una masa de 1,899 x 1027 kg. Una densidad de 1336 km/m³. Volumen de 1319,564 km/m³. Superficie de 6,41 x 1010 km². Diámetro de 142984 km. Gravedad de 24,79 m/s². Temperatura entre -121,15 °C y -75,15 °C.

Los anillos de Júpiter

No sólo Saturno posee anillos. Esta particularidad también es compartida por Urano y Júpiter. Su observación por vez primera se debe a la sonda espacial Voyager I y luego por Galileo, Cassini y New Horisonz. Estos anillos son los siguientes:

1. Halo

Se ubica en la parte más interior de todos los anillos. Es grueso en su parte vertical. Tiene el mismo tamaño del anillo principal en su parte interna con un radio estimado en más de 122 mil km y con menor brillo. En cuanto a su extensión vertical, se desconoce hasta los momentos.

2. Anillo principal

Este anillo de Júpiter es el más delgado, brillante y estrecho. Su parte más ancha tiene una extensión de 6.500 km y su borde interno se ubica a 122 mil km de la Tierra. Su brillo se disminuye en luz dispersada hacia adelante y se refleja más en su centro en 126.000 km.

3. Amalthea Gossamer

Se le conoce como el anillo de la tela de araña. Tiene una forma rectangular con una composición débil. Inicia desde la órbita de Amalthea en unos 129.000 km dispersándose hasta 182.000 km. Su tamaño va reduciendo hasta 2.300 km hacia el centro de Júpiter. Su brillo es fuerte y constante.

4. Tebe Gossamer

Tiene forma de rectángulo. Es muy brillante y posee una composición bastante débil al igual que el anillo Amalthea Gossamer. Cuenta con un espesor de 8.400 km en la órbita de Tebe. Tal como sucede con Amalthea, su tamaño se va reduciendo significativamente a medida que se acerca al centro de Júpiter.

Las lunas de Júpiter

Las lunas más predominantes de Júpiter son: Ganimedes, Calisto, Ío, Europa, Amaltea, Himalia y Tebe. Es el planeta con el mayor número de lunas descubiertas hasta el momento. Galileo Galilei tuvo la oportunidad de observar los cuatro primeros satélites naturales de aquel cuerpo celeste luego del año 1610. Este descubrimiento dio prestigio a Galilei.

Ganimedes

Representa ser la luna más grande de Júpiter y de todas aquellas que forman parte del sistema solar. El tamaño de Ganimedes es mayor que el del planeta Mercurio. Con esta simple referencia podría tenerse conocimiento de su dimensión. Fue llamado así en honor al hermoso y apuesto príncipe troyano.

Ganimedes fue secuestrado por Zeus convertido en águila y era tal su belleza que el dios del olimpo le hizo su amante. Este príncipe se había refugiado en el monte Ida en Frigia (Turquía) a cuidar de su rebaño de ovejas. Zeus le observó y se enamoró de inmediato de él.

Esta luna se compone de silicato y de una vasta proporción de hielo, circunstancia que hace pensar que posea agua líquida. Ganimedes al igual que la luna terrestre, muestra una sola de sus caras de frente a Júpiter. Una de las principales características de este cuerpo celeste es que posee cráteres de gran brillo.

Calisto

Esta luna de Júpiter tiene una superficie con inmensos cráteres. Se ha determinado que sea el tercer cuerpo celeste de mayor tamaño del sistema solar. Al igual que Ganimedes puede tener una gran superficie de agua bajo el gran espesor de su faz.

Debe su nombre a Calisto la ninfa de gran belleza que tuvo un hijo llamado Arcas con el dios Zeus. Se dice que era hija de Licaón el rey de Pelasgia. Para enamorarla, Zeus se transformó en Artemisa y enamorándola la embarazó. Para evitar que su esposa Hera se diera cuenta del episodio la convirtió en osa.

Este satélite está conformado por hielo y roca casi en igualdad de proporciones. También posee silicato, dióxido de carbono y sustancias orgánicas. Según las observaciones hechas a Calisto es posible que tenga un océano interno a una profundidad de más de 100 km.

Ío

Es la luna que más cerca se encuentra de Júpiter. Debe su nombre a la sacerdotisa de Hera Ío quien le servía y cuidada. Zeus se enamoró de ella y en vista de esta situación fue perseguida por los celos de Hera. Para salvarla de su esposa, Zeus le convirtió en una pequeña ternera de color blanco.

Ío tiene una actividad volcánica de suma importancia protagonizada por sus dos volcanes: Tritón y Encélado. Dicho fenómeno es observado incluso, desde la Tierra y tiene lugar por la interacción de las mareas de Ganimedes, Europa y el propio Júpiter.

Europa

Fue llamada de esta forma en honor a la princesa fenicia Europa. Esta doncella fue arrebatada por Zeus en forma de toro blanco en la playa de Sidón ya que se enamoró de ella y llevada hasta Creta. De su unión nacieron Minos, Rhadamante y Sarpedón.

Este cuerpo celeste presenta sulfato de magnesio en forma de cristales en toda su superficie. Este tipo de sedimentos solo es posible hallarlos fácilmente en la Tierra sobre los lagos secos. Es preciso señalar que posee una capa de hielo de varios kilómetros de espesor que contiene a un gran núcleo líquido en forma de océano.

Amaltea

Las cuatro principales lunas de Júpiter referidas anteriormente fueron descubiertas por Galilei. Amaltea fue observada en el año de 1892 por Edward Emerson Barnard, astrónomo estadounidense. Para ello usó un telescopio de gran espectro aproximadamente de 91 cm desde el observatorio Lick en California.

La superficie de Amaltea es sumamente roja con una reflectividad que puede llegar al infrarrojo. Este satélite natural de Júpitertiene una rotación sincrónica en su propio eje que dura 12 días. Está minada de cráteres con gran tamaño, siendo el mayor, Pan. Este cráter mide 100 Km y tiene una profundidad de 8 km.

Otra de las características resaltantes de esta luna es que tiene dos montañas denominadas Mons Ida y Mons  Lyctas. Se encuentra orbitando a una distancia de 181.000 km de Júpiter. Su nombre se debe a la ninfa Amaltea quien fuere nodriza de Zeus. Esta ninfa lo amamantó convertida en cabra y lo protegió de la muerte.

Himalia

Es un cuerpo celeste que se encuentra gravitando a una distancia media de Júpiter. Su descubrimiento se atribuye al astrónomo estadounidense Charles Dillon Perrine en el año de 1904 desde el observatorio Lick de California. Esta luna posee una forma irregular.

Se le conoce como el satélite irregular más grande de la familia Himalia, grupo del que forman parte Leda, Elara, Lisitea y S2000/J11. Su nombre se debe a la ninfa Himalia del pueblo de Rodas a la que enamoró Zeus y la embarazó luego de haberse transformado en lluvia. Tuvo tres hijos: Esparteo, Cronos y Cito.

Tebe

Tiene un diámetro de aproximadamente 100 kilómetros. Es un satélite interior de Júpiter siendo el segundo de tamaño del grupo de Amaltea. Fue descubierto por el astrónomo y científico estadounidense Stephen Synnott en 1979. Posee un color rojizo.

Está formada por hielo y sustancias de las cuales hasta la fecha no se tienen datos certeros de su conformación. Al igual que Amaltea posee grandes cráteres y altas montañas. Su nombre le fue colocado en honor a la ninfa Tebe hija de Asopo y Metope quien tenía una hermana gemela llamada Egina.

Cuenta la mitología que Tebe fue raptada por Zeus. Esta acción fue aupada por Eros y Afrodita. Posteriormente fue liberada por Zeto quien la desposó y en su honor cambió el nombre de la ciudad por Tebas. Otra versión sostiene que Zeto no era su esposo sino su hijo nacido de su unión con Zeus.

Júpiter visitado desde la Tierra

El hombre en su afán incansable de descubrir el universo marcó rumbo hacia Júpiter. En el año 1972 dispuso lo conducente para hacerlo y el 2 de marzo de ese mismo año fue lanzado el satélite espacial Pioneer 10. Llegaría cerca de ese planeta en el mes de Diciembre de 1973. Estas visitas pueden resumirse así:

MisiónAñoDescripción
              Pioneer 10              2 de marzo 1972Este satélite fue enviado por la Nasa y se consiguió con Júpiter en 1973. Se convirtió en la primera nave en circundar el cinturón de asteroides. Tuvo la oportunidad de pasar cerca de Júpiter a una distancia de más de 130 mil kilómetros. Logró tomar imágenes del planeta y de sus lunas. De igual forma logró medir su magnetósfera, su radiación y campo magnético. Finalizó su misión en el año 1997 y envió su última señal a la Nasa en el año 2003. En la actualidad Pioneer 10 se encuentra fuera de la Vía Láctea.
Pioneer 1111 de abril 1973Logra encontrarse con Júpiter el 2 de diciembre de 1974. Logró circundar por encima de las nubes más altas de este planeta a una distancia mayor a 43 mil kilómetros. Pudo medir su campo magnético, su viento solar y rayos cósmicos. De igual forma realizó mediciones del polvo cósmico, su atmósfera y algunas de sus lunas.
Voyager 15 de septiembre 1977Se encuentra con Júpiter el 5 de marzo de 1979 a una distancia mayor a 349 mil kilómetros. El Voyager 1 pudo medir la velocidad del viento y las tormentas de Júpitery también sus anillos. Es preciso señalar que este satélite observó tres pequeñas lunas dentro de la órbita de Ío.
Voyager 220 de agosto 1977La finalidad de este satélite era la de observar los planetas gaseosos: Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno. Se encuentra con Júpiter el 9 de julio de 1979. Pudieron ser tomadas alrededor de 30 mil imágenes en las que se incluían los cinco anillos planetarios. Uno de los mayores hallazgos de este satélite fue la observación de los volcanes de Ío.
Galileo18 de octubre 1989Galileo fue lanzado desde el transbordador espacial Atlantis y llegó a encontrarse con Júpiter en 1995. Esta sonda pudo tomar muestras de la atmósfera. Midió su temperatura, su composición química y las características de las nubes y de energía interna. Pasó a escasos 500 km de la superficie de Ío. Galileo pudo tomar imágenes de una alta resolución. Observó el hielo de la luna Europa y los volcanes de Ío.
Ulysses6 de octubre 1990Se encuentra en la órbita de Júpiter en el año 1998. Logró llegar a los polos norte y sur de este cuerpo celeste. Este satélite fue lanzado desde un transbordador espacial y tuvo por finalidad ubicarse en la órbita heliocéntrica mucho más afuera de la onda elíptica que describía.

Júpiter y su atmósfera

La atmósfera del inmenso Júpiter está conformada por la presencia de gases, tales como hidrógeno y helio. Estos elementos aparecen de igual manera en la composición de las estrellas. Según los estudios realizados a estos componentes se les suman amoníaco, azufre y por supuesto el agua.

Resulta impreciso el determinar dónde inicia y termina la atmósfera de Júpiter. Esto acontece debido a que adolece de una superficie firme como la Tierra o Marte. Este cuerpo celeste es muy denso con una fluidez marcada del hidrógeno. Pueden enunciarse los siguientes caracteres de su atmósfera:

  1. Dentro de la composición de la atmósfera de Júpiter se han hallado también el metano, etano, fosfina, sulfuro de hidrógeno e hidrosulfuro de amonio. La ubicación de estos gases se va distribuyendo según la presión atmosférica de cada uno de ellos.
  2. Otra de las características resaltantes de la atmósfera de Júpiter es que hacia su interior es lenta y progresiva. Luego aparece una capa de hidrógeno y helio en estado líquido para llegar al final a una capa de hidrógeno metálico.
  3. Según las observaciones realizadas por sondas y satélites artificiales, debajo del hidrógeno podría existir un núcleo formado por rocas al llegar al centro de Júpiter. Estas características identifican al planeta gaseoso de mayor tamaño del sistema solar.

La mancha roja de Júpiter

Es un fenómeno que puede asemejarse a una gran tormenta. Esta mancha tiene forma de un remolino cuya circunferencia sobrepasa dos veces el tamaño de la Tierra con una velocidad que excede los 400 km/h. Su giro lo realiza en sentido contrario a las agujas del reloj.

La mancha roja de Júpiter fue observada por vez primera en el siglo XVII por el astrónomo inglés Robert Hooke. Este científico había estudiado biología, medicina, arquitectura y la física planetaria. Con todos estos conocimientos juntos se interesó por los fenómenos del universo y en especial por esta mancha.

Cabe señalar que desde su descubrimiento se ha venido notando que ha disminuido su tamaño circunstancialmente con el transcurso de los siglos. En un primer momento se pensó que esta mancha era una inmensa montaña, teoría que fue desechada posteriormente. Este fenómeno presenta los rasgos siguientes:

  1. Su movimiento se realiza en dirección este-oeste tomando una forma ovalada. Es preciso destacar que esta mancha presente en Júpiter contiene la misma composición de hidrógeno y helio que se encuentran en todo el planeta.
  2. Se ubica en el hemisferio sur de Júpiter y su movimiento tarda en efectuarlo alrededor de seis días. Físicamente se observa por encima de las nubes presentes en el cuerpo celeste. En el centro de la gran mancha roja se percibe que su rotación es muy lenta.
  3. Siendo que se le conoce como mancha roja, su color cambia en variadas ocasiones. En algún momento toma una coloración rojiza intensa y fuerte apreciable fácilmente. En otras ocasiones este color se difumina hasta hacerse muy imperceptible, cambiando a un tipo de blanco. 
  4. Luego de 2006 pudo observarse la formación de otra mancha cuyo tamaño era la mitad de la existente. Este hallazgo muestra que su aparición se debe a que la tormenta ha venido tomando fuerza y dio origen a una nueva mancha, que si bien adquiere el mismo color, se le suma un óvalo blanco.

Júpiter y su gran campo magnético

Otras de las particularidades del planeta Júpiter es su campo magnético. Este fenómeno se define como la fuerza magnética que se forma en un cuerpo celeste debido a la electricidad generada en su núcleo. En el caso de la Tierra su magnetosfera llega a miles de kilómetros.

Si observamos Júpiter, lo que hace que posea una fuerte magnetosfera, es su gran tamaño por ser el planeta más grande del sistema solar. El campo magnético de Júpiter alcanza aproximadamente a 700 millones de kilómetros y genera una electricidad de más de 10 millones de amperios.

En cuanto a la radiación que se forma, proviene de la captación que hace el planeta de los vientos solares que toma directamente del Sol. Este fenómeno crea a su vez la emisión de auroras de inmenso colorido y tamaño que fácilmente sobrepasan en potencia a las observadas en los polos norte y sur de la Tierra.

Jupiter cientifiko.com

La conjunción entre Júpiter y Saturno

Se entiende por conjunción planetaria aquel fenómeno que se da entre dos planetas que se ubican a una distancia relativamente cerca uno del otro. Este episodio es apreciable desde la Tierra y no solo acontece entre cuerpos celestes planetarios, sino también con satélites naturales e incluso el Sol.

En el caso particular de Júpitery Saturno este acontecimiento natural puede darse entre 4 y 5 veces en un siglo, es decir, cada 20 o 25 años. El acercamiento se debe a que su alineación es relativamente muy cercana. Estos dos colosos del universo toman posición para ser protagonistas del espacio sideral.

El mundo entero ha dirigido su mirada al cielo para observar sin necesidad de telescopio alguno, el brillo que toman Júpiter y Saturno formando casi un solo cuerpo. Este hecho de gran relevancia en la astronomía del siglo XXI pudo ser notado en diciembre de 2020.

¿Vida en Júpiter?

Esta interrogante ha sido común en los estudios que los científicos han adelantado acerca de la posibilidad de vida en el universo. Júpiter no ha sido la excepción. En tal sentido, es menester que se tomen en consideración los descubrimientos hechos por el hombre del planeta de las varias lunas. A saber:

  • La NASA ha logrado hallar en las últimas décadas un inmenso lago de aguas saladas de similar composición a los que se encuentran en la Tierra. Se ubica en una de las lunas de Júpiter, específicamente en Europa. Es allí donde precisamente los científicos creen que pueda desarrollarse vida.

Este lago se ubica a unos tres kilómetros de la superficie de la referida luna.  Se encuentra debajo de una extensa capa de hielo. Esta premisa hace presumir que pueda haber posibilidad que al llegar a él se consiga algún tipo de organismo viviente.

  • Los científicos han coincidido en afirmar que sólo en Europa es posible que se genere un tipo de vida. Durante varios años han llevado adelante una serie de investigaciones en torno a este satélite natural de Júpiter. Estos estudios se han focalizado en sectores específicos de la luna en cuestión.
  • La sonda Galileo aportó una serie de datos de suma importancia con respecto a Europa. Pudo referir la posibilidad de la existencia de un océano de aguas saladas a una profundidad de más de 60 kilómetros bajo la capa de hielo de 100 kilómetros de espesor.
  • En estudios recientes la NASA observó que en dicho océano se presentan una serie de iceberg navegando en el hielo. Estas grandes masas se van desmoronando tal como acontece en la Antártida terrestre. Los icebergs descubiertos flotan en una zona denominada «Caos».
  • Para finales del año 2022 la NASA tiene prevista la posibilidad de enviar una nueva sonda espacial a la luna Europa. Esta misión tendrá por norte penetrar el hielo con un radar de altísima potencia que documente lo que podrá localizar en este océano.
  • Como es bien conocido científicamente, en los sitios en los que se produzca agua, es probable en mayor grado, la aparición de organismos con vida propia. Este medio acuoso es propicio para que haya reproducción al igual como sucede en la Tierra.
  • Estudiosos de la Universidad de Texas han afirmado que es muy posible que futuras misiones descubran más lagos y mares en Europa. Han concluido que es muy probable que las capas de hielo sean muy finas y permitan penetrar fácilmente las sondas y el radar que serán direccionados a Júpiter.
  • Ahora bien, con relación al medio ambiente atmosférico de Júpiter es preciso indicar que posee una gravedad que no podría ser soportada por la raza humana. Aunado a ello sus vientos, alta presión y temperaturas extremadamente frías, descartan mantener una vida normal en ese planeta.

Avanzando más allá de los límites

El hombre actual no descansará en ir cada día mucho más allá de sus fronteras espaciales para buscar nuevas formas de vida. En los actuales momentos las potencias mundiales avanzan a pasos agigantados en sus estudios con el fin de tecnificar cada vez más las misiones que enviarán a otras latitudes.

Júpiter no es el único destino. Su distancia con la Tierra y la improbabilidad de una superficie sólida en la que se desarrolle cualquier civilización, hace cuesta arriba cualquier intención de colonización. En todo caso, los avances cada vez más adelantados en materia espacial estarán a disposición del ser humano y a su servicio.


Si te gusta este post, compártelo con tu amigos
Mou D. Khamlichi

Mou D. Khamlichi

Autor

Contenido Relacionado

Más contenido creado por nuestros autores