Marcapasos

El marcapasos y su asombrosa evolución

Por: Mou D. Khamlichi
Actualizado el 28 de mayo de 2021
Si te gusta este post, compártelo con tu amigos

Un defecto en el funcionamiento del sistema eléctrico del corazón es causa de trastornos cardíacos que son corregidos por el marcapasos. El maravilloso corazón humano consta de un complejo sistema de células que conducen estímulos eléctricos.

Estos estímulos provocan un latido rítmico, cuando este ritmo se interrumpe, el marcapasos es la solución. ¡Conoce más sobre este maravilloso invento!

Función del marcapasos

Un bloqueo en el corazón es una anomalía en la transmisión de los estímulos eléctricos de las células cardiacas. Estos impulsos son obstaculizados provocando un afecto adverso en la labor de bombeo del corazón. Gracias al marcapasos muchas personas con estos problemas del corazón pueden seguir llevando una vida relativamente normal.

Hay diferentes tipos de bloqueo de corazón, pueden ser leves en cuyo caso no resulta en una anormalidad significativa. Pero en casos de bloqueo fuerte, es posible que los impulsos de los atrios a los ventrículos estén totalmente bloqueados. Esto provoca una insuficiencia de flujo sanguíneo que puede ocasionar la muerte.

El marcapasos es un aparato capaz de proporcionar al corazón la excitación eléctrica que necesita. Gracias a este aparato, miles de personas que hace unos años hubieran muerto, todavía están vivas y llevando vidas casi normales.

El éxito del marcapasos ha sido muy grande y la prueba de ello son los millones de personas que viven con un marcapasos en su cuerpo.

Marcapasos 5

Estructura y mecanismo del marcapasos

Para entender cómo funciona el marcapasos debemos conocer cómo trabaja una pila o batería eléctrica. Básicamente un marcapasos está formado por tres partes: una caja, una pila y las sondas o catéteres. La pila controla el ritmo al que late el corazón y las sondas van al corazón para recoger los mensajes que emite.

Cada una de las partes que componen el marcapasos tiene una función específica. El generador o pila tiene como objetivo estimular las fibras del miocardio a través de impulsos eléctricos.

La polaridad de la carga eléctrica del corazón

La función de las prolongaciones del marcapasos es transmitir información al generador, que a su vez emitirá al corazón la señal eléctrica que se precisa. El marcapasos funciona haciendo que se invierta la polaridad de la carga eléctrica del corazón.

Esta inversión en la polaridad provoca que se contraiga el músculo cardíaco y así bombee la sangre. Las pulsaciones eléctricas emitidas por el marcapasos van al musculo cardíaco y causan un latido por vez, lo que resulta en un ritmo cardíaco normal.

La batería del marcapasos tiene un tiempo de vida y luego se agota, al igual que el estuche que la contiene. Por eso estos aparatos deben ser reemplazados cada cierto tiempo, se calcula que la vida útil de un marcapasos está entre 5 y 12 años.

Desde hace un tiempo se está usando litio en vez de mercurio para alargar la de vida útil para el marcapasos.

Tipos de marcapasos

Existen varios tipos de marcapasos, los más antiguos son unidades de ritmo fijo. Como su nombre lo indica, estos funcionan sin variar a un ritmo fijado, generalmente de 72 latidos por minuto. El otro tipo de marcapasos es el “de demanda”, el más común.

Cuando el corazón no mantiene su actividad rítmica, el marcapasos de demanda lo percibe, asume la carga eléctrica necesaria para que el corazón lata normalmente.

Una vez que el corazón recupera su ritmo de latido normal, el marcapasos de demanda lo percibe y no actúa. De allí que a este tipo de marcapasos se le llame “de demanda”, porque funciona en relación con la demanda o necesidad del músculo cardíaco.

Marcapasos permanentes y transitorios

Actualmente podemos diferenciar entre los marcapasos permanentes y los transitorios. Los marcapasos de tipo permanente o definitivo siempre son transvenosos y se requiere de cirugía para insertarlos.

En el caso de los marcapasos de tipo temporal podemos diferenciar los externos y los endocavitarios. El marcapasos adecuado dependerá del tipo de anomalía que presente el corazón.

Depende de si la persona padece bradicardia o arritmia, también la edad determina el tipo de marcapasos que conviene colocar. Según sea el problema que presente el músculo cardíaco, esto también determinará si necesitamos un marcapasos de 1, 2 o de 3 sondas.

Origen y evolución del marcapasos

El origen del marcapasos es muy antiguo, y han sido muchos los hombres brillantes que han puesto su grano de arena en su invención y evolución. Ya en 1899 el profesor escoses John Alexander MacWilliam comenzó unos experimentos con la aplicación de impulsos eléctricos al corazón humano.

Los experimentos del profesor MacWilliam sentaron las bases para la invención del marcapasos. Pero no fue sino hasta el año 1926 que se conoce el primer mecanismo portátil que se conectaba al corazón y modificaba sus pulsaciones.

Este aparato fue ideado en Sidney por el doctor Mark C. Lidwell y el físico Edgar H. Booth. Este marcapasos rudimentario, cumplió bien su propósito pues logró estimular durante 10 minutos el corazón de un bebé que nació muerto.

El siguiente avance hacia el marcapasos data del año 1932 y viene de la mano de un americano. En 1932 el fisiólogo Albert Hyman diseñó un dispositivo electromecánico capaz de estimular al corazón. Hyman logró revivir con este dispositivo a varios animales con los que experimentó.

El marcapasos post II guerra mundial

No fue sino hasta después de terminar la segunda guerra mundial que se retoman las iniciativas en relación al marcapasos. En esta época aparecen personajes como John Alexander Hopps y más adelante Paul Zoll. Estos hombres aportaron sus conocimientos de ingeniería y medicina para la evolución  del marcapasos.

Un año definitivo en el avance del marcapasos fue 1957. El ingeniero estadounidense Earl Bakken trabajó en el primer marcapasos externo, pero más pequeño comparado con los que se habían diseñado hasta ese momento. 

Earl diseño el marcapasos apoyándose en las investigaciones del Doctor William Weirich sobre el receptor a base de silicio. En el año 1958 se realizó la primera intervención para colocar un marcapasos interno. El cirujano sueco Ake Senning realizó la intervención, una toracotomía e implantó el marcapasos.

Este marcapasos fue fabricado por el ingeniero e inventor Rune Elmqvist y fue colocado en el corazón de Arne Larsson. Larsson fue el primer hombre en el orbe que recibió un marcapasos interno.

Un personaje clave en la invención de marcapasos internos fue el ingeniero Wilson Greatbatch. Los marcapasos de Greatbatch se comenzaron a usar desde 1960, e incluían una batería de mercurio. Este mismo ingeniero sueco introdujo en la década de los 70, otro avance significativo en el marcapasos, el ánodo de litio.

La historia de Carlos G. J. con un marcapasos

La mayoría de los que viven con el marcapasos lo han necesitado después de envejecer o de algún accidente cardiovascular. Pero hay anomalías del corazón que se presentan incluso antes de nacer. Este es el caso de un hombre que nos cuenta su vida con un marcapasos, veamos su interesante relato.

Anomalía antes de nacer

“En el vientre de mi madre mi corazón solo latía 50 pulsaciones por minuto, causado por un bloqueo del corazón. No es tan malo como suena, en mi caso las aurículas del corazón laten tardíamente y los ventrículos no recogen la señal. En mi corazón el latido ventricular es de solo 35 por minuto.

Los ventrículos hacen la labor vital del bombeo sanguíneo del corazón, yo solo recibía la mitad del flujo sanguíneo de una persona promedio. El doctor le comunicó a mi madre que mi vida sería corta porque en aquella época no había tratamiento para mi anomalía.

Mi niñez fue difícil pues tenía grandes limitaciones en mis labores físicas, y a ratos debía descansar porque me cansaba fácilmente. Estas limitaciones continuaron en mi etapa de adolescente. Hasta el año 1965 un amable doctor consideró mi caso y dijo que podía solucionar mi problema con un aparato nuevo, el marcapasos.

Mi primer marcapasos y los reemplazos

“En enero del año 1966 recibí la implantación de mi primer marcapasos. Básicamente me hicieron dos incisiones, una en el abdomen donde implantaron el marcapasos y otra entre mis costillas para conectar los alambres al corazón.

En aquella época los marcapasos solo duraban 2 años, así que tuve que regresar al hospital para hacer un reemplazo. Esta vez la cirugía fue más sencilla, el doctor solo hizo una pequeña incisión, desenganchó los alambres y los conectó al nuevo marcapasos. La misma historia se repitió dos años después, pero en al año 1972 la historia cambió.

En 1972 recibí un marcapasos nuevo, esta vez estuve despierto durante la cirugía y la recuperación fue casi inmediata. Estaba fascinado con el marcapasos nuevo. El médico podía ajustarlo desde afuera, gracias a una caja electrónica que permitía fijar la frecuencia de los latidos. Así podía calibrar el marcapasos con solo una visita al consultorio.

El marcapasos me ha permitido tener una vida larga contrario al diagnóstico médico que recibí antes de nacer. Aunque el primer marcapasos que me implantaron me hacía sentir un poco extraño. Estoy muy agradecido a Dios por la invención del marcapasos artificial que ha alargado y enriquecido mi vida”.

El marcapasos en el 2020

En la actualidad los marcapasos se adaptan al tipo de anomalía cardiaca, a la edad y a las características del paciente. Son capaces de captar la frecuencia natural del corazón y solo intervienen cuando esta frecuencia cae por debajo del nivel para el que está ajustado.

Los marcapasos adaptados para sincronizar se usan para casos específicos de problemas de comunicación entre atrios y ventrículos. Son los nuevos marcapasos usados en casos de bloqueo A-V. Los avances científicos hacen disponibles marcapasos que solo cumplen la función de monitorear las anomalías del latido cardiaco sin intervenir en ellas.

También son comunes hoy los marcapasos de frecuencia adaptable. Estos permiten adecuar la periodicidad de los latidos dependiendo de la intensidad que requiera la persona, por ejemplo, si se va a practicar algún deporte. El marcapasos actual de  doble sincronización permite mejorar el funcionamiento del corazón en personas con problemas serios a nivel ventricular.

Los avances más recientes aplicados a los marcapasos son la telemetría bidireccional. El ajuste automático de los parámetros y el control de datos a través de la internet son aplicables a los marcapasos actuales.

Marcapasos

¿Qué futuro le espera al marcapasos?

El futuro del marcapasos sigue siendo brillante, como fue su origen y ha sido su evolución a través de los años. Las mentes ingeniosas y creativas de nuestros días siguen trabajando para brindar los mejores marcapasos, hechos de materiales más cómodos y resistentes.

En el año 2011 un ingeniero colombiano dio un anuncio muy importante que auguró un futuro esplendoroso para el marcapasos. Jorge Reynos Pombo anunció que muy pronto los marcapasos serán tan pequeños como un grano de arroz.  Y no necesitarán energía externa, sino que se recargarían con la energía propia del corazón.

Poco después del anuncio del ingeniero Reynos Pombo, la empresa suiza Medtronic lanzó la producción de un marcapasos tan pequeño como un dedal. Siendo un dispositivo tan diminuto, su inserción es menos invasiva y traumática para el paciente.

¿Qué esperar en el campo de los marcapasos? Los avances continúan, el ser humano no se detiene en su progreso sobre todo si se trata de medicina. Ya para el año 2020 se implantó en España el primer marcapasos sin sondas, estimulado por el mismo corazón de paciente.

Este novedoso marcapasos servirá para seguir alargando y mejorando las vidas de pacientes con graves afecciones coronarias. Vale mencionar que en solo un año en el hospital Clínico Universitario de Valladolid se han implantado 320 marcapasos.

Datos curiosos del marcapasos

Respecto al nombre de este maravilloso invento no hay claridad sobre quién decidió  llamarlo “marcapasos”. Pero como el corazón late puede decirse que marcha o da pasos. Tal como un soldado marca el paso de manera firme y precisa, el marcapasos logra que nuestro corazón marche de la misma forma.

El aspecto de los primeros marcapasos era realmente asombro. Aunque cumplían muy bien su objetivo de estimulación al músculo cardíaco, la verdad es que era incómodo llevarlos. Llama la atención el marcapasos que pesaba 45 kilos.

Para llevarlo se necesitaba un carrito transportador, el paciente que lo recibió fue un sacerdote y siempre llevaba un monaguillo que empujaba el carrito. Por suerte, y gracias a los avances de la tecnología, llevar un marcapasos es cada vez más cómodo.

Referencias:

www.republica.com/2020/08/07/implantan-por-primera-vez-en-espana-un-marcapasos-sin-cables-y-un-desfibrilador-subcutaneo/#

https://curiosidades.top/como-funciona-un-marcapasos/

https://es.m.wikipedia.org/wiki/Arne_Larsson

www.google.com/amp/s/www.diariodeleon.es/articulo/afondo/la-historia-del-marcapasos/201103131155001163667.amp.html


Si te gusta este post, compártelo con tu amigos
Mou D. Khamlichi

Mou D. Khamlichi

Autor

Contenido Relacionado

Más contenido creado por nuestros autores