micronutrientes cientifiko

Conoce el amplio mundo de los micronutrientes

Por: Mou D. Khamlichi
Si te gusta este post, compártelo con tu amigos

Muchas veces hemos escuchado la palabra micronutrientes, sin saber en realidad de qué se trata. Asimismo, ignoramos en ocasiones la gran importancia que tiene para el buen funcionamiento del organismo y la salud de las personas. Quizás los consumimos sin darnos cuenta.

Lo cierto es que, la ingesta de micronutrientes es fundamental para todas las personas, ya que tienen un profundo impacto sobre su salud. Especialmente, sobre el desarrollo y buen funcionamiento del cerebro y los huesos. Generalmente, estos se derivan de la ingesta natural de alimentos.

No obstante, también pueden ingerirse en forma de suplementos. Su deficiencia puede ocasionar graves enfermedades. La conciencia del valor esencial que tienen los micronutrientes para el organismo, puede marcar la diferencia de una mejor salud. A continuación, presentamos todo lo relacionado con este tema.

Qué son los micronutrientes

Cuando hablamos de micronutrientes, se debe tomar en cuenta al grupo de vitaminas y minerales que son esenciales para el buen funcionamiento del organismo. Asimismo, este conjunto es el responsable de que dicho funcionamiento adecuado se mantenga.  

Generalmente, los micronutrientes son aportados por el consumo de ciertos alimentos. En virtud de su gran importancia para la vida humana, es necesario incluirlos en la dieta diaria. Pese a las mínimas cantidades que requiere el organismo de estas vitaminas y minerales, su carencia representa un riesgo para la salud.

Inclusive, muchas personas mueren como consecuencia del déficit de micronutrientes. Su ausencia significa que las diferentes funciones celulares del organismo podrían fallar. A pesar de que no aportan energía como los macronutrientes, son fundamentales para mantener una buena calidad de vida. 

Recomendaciones

Las recomendaciones que necesita el organismo de nutrientes, en el caso de los micronutrientes, deben ser proporcionadas en las Ingestas Dietéticas de Referencia (IDR). Estas proporciones se desarrollaron por la Junta de Alimentos y Nutrición del Instituto de Medicina de los EE. UU.

Las siglas IDR se refieren a un término usado para una serie de ingestas referenciales. Esta se utiliza tanto para planificar como para evaluar las ingestas de micronutrientes para que las personas estén sanas. Sus valores varían de acuerdo al sexo y la edad de las personas. Entre estas se incluyen:

  • La ración diaria recomendada (RDR): Este término se refiere al promedio de ingesta diario requerido para el buen funcionamiento del organismo de las personas saludables. Este valor se encuentra fundamentado en investigaciones científicas.
  • Ingesta adecuada (IA): Está referida al nivel que se determina en los casos en que no existe evidencia científica suficiente para el desarrollo de una RDA. Se expresa como un nivel estándar el cual se estima sea suficiente en la garantía de una buena nutrición corporal.

Clasificación de los micronutrientes

Los micronutrientes no pueden ser sintetizados por el cuerpo humano. En razón de lo cual, deben ser consumidos en la ingesta alimentaria diaria. Su conocimiento es fundamental para generar conciencia a la hora de planificar una sana alimentación.

Están clasificados de la siguiente manera:

  • Vitaminas. A su vez se dividen en dos grupos:
    • Solubles en agua o hidrosolubles. En este grupo se encuentran la vitamina C y el complejo del grupo B (8 miembros).
    • Liposolubles: Este conjunto está compuesto por las vitaminas A, D, E o K.
  • Minerales y oligoelementos.
    • Calcio
    • Fósforo
    • Magnesio
    • Sodio
    • Potasio
    • Cloro
    • Azufre
    • Hierro
    • Yodo
    • Cinc
    • Cobre
    • Cromo
    • Selenio
    • Flúor.

Vitaminas

Este grupo de micronutrientes son sustancias orgánicas, de origen animal o vegetal, que se encuentran presentes en los alimentos. Estas sustancias son fundamentales para el buen desarrollo y funcionamiento del cuerpo. Son capaces de liberar energía catalizando reacciones químicas en el organismo.

Esto permite su participación en algunos procesos naturales del cuerpo, de formación y reparación. El organismo por si mismo no es capaz de producirlas, ni almacenarlas. Por lo tanto, es necesaria su ingesta diaria. Se dividen en hidrosolubles y liposolubles, que veremos un poco más en detalle, a continuación:

Vitamina C

Esta vitamina entra dentro del grupo de las hidrosolubles, que quiere decir, que pueden disolverse en agua. Resulta indispensable para el crecimiento normal y desarrollo del organismo. Una de las ventajas de la vitamina C es que, el exceso es excretado por el organismo por medio de la orina.

Entre los micronutrientes, esta vitamina es considerada como un maravilloso antioxidante. Este tipo de sustancia ayuda en la prevención o el retraso de ciertos daños a las células del cuerpo humano. La vitamina C no puede ser producida, ni almacenada por el organismo, por tanto, es necesaria su ingesta diaria. 

Es fundamental que se incluyan dentro de la dieta diaria alimentos ricos en esta vitamina. Es importante destacar que, la cocción o la refrigeración por tiempo prolongado de un alimento puede provocar la reducción del contenido de vitamina C. Lo más recomendable es comer frutas y verduras sin cocción.

Funciones de la vitamina C

Entre sus funciones más destacadas y tradicionales se encuentra su uso para el resfriado común o gripe. Estos micronutrientes son fundamentales para el crecimiento, así como para la reparación de algunos tejidos del cuerpo. El organismo puede utilizar la vitamina C para:

  • La fabricación de una proteína que a su vez interviene en la formación de piel, tendones, ligamentos y vasos sanguíneos.
  • Interviene en la sanación de heridas, así como en la formación del tejido fibroso tras una cicatriz.
  • Participa además en la reparación y mantenimiento de huesos, dientes y cartílago.
  • Colabora en la asimilación del hierro.

Donde encontrar la vitamina C

La vitamina C se puede encontrar en cualquier fruta o verdura. No obstante, existen algunos alimentos que la contienen en mayor concentración, tales como:

  • Las frutas y los concentrados de cítricos, como las naranjas, limones y toronjas
  • Kiwi, lechosa o papaya, mango
  • Piña, patilla o sandía y melón
  • Frambuesas, fresas, moras y arándanos
  • Pimentones o pimientos, ya sean rojos o verdes
  • Brócoli, papas o camotes, coliflor y tomates
  • Repollo, espinacas.
micronutrientes

Complejo B

El complejo B también se encuentra dentro del grupo de vitaminas hidrosolubles entre los micronutrientes. En este grupo se encuentra las siguientes 8 vitaminas: Tiamina, B2 también conocida como riboflavina, B3 o niacina, B5 conocido como ácido pantoténico, B6, B7 o biotina, B12 y ácido fólico.

Todas ellas capaces de colaborar con la obtención de energía proveniente de los alimentos consumidos. Igualmente, colaboran en la formación de los glóbulos rojos en la sangre. Los alimentos donde se pueden encontrar en mayor cantidad son: el pollo, la carne y el pescado.

Asimismo, se puede encontrar en huevos y lácteos. Otros alimentos que contienen este maravilloso grupo de vitaminas son los granos o frijoles y vegetales con hojas verdes. También se puede encontrar en panes y cereales enriquecidos con vitaminas del grupo B.

Al igual que el resto de las vitaminas, su deficiencia puede ocasionar algunas enfermedades. Por ejemplo, la deficiencia de vitamina B6 o B12 es causante de anemia.

micronutrientes

Vitaminas liposolubles

El grupo de micronutrientes de las vitaminas liposolubles tiene la capacidad de que, una vez disueltas, son capaces de ser almacenadas por el organismo. Su nombre se deriva de la capacidad que tiene este grupo para disolverse en grasas y lípidos.

Una de las características típicas de los alimentos que contienen este tipo de vitaminas es que, son de consistencia aceitosa o grasosa. Entre los alimentos que presentan un alto contenido de vitaminas liposolubles se encuentran: el aceite de hígado de bacalao y el de almendras.

Entre las vitaminas reconocidas en esta clasificación, tenemos las siguientes:

Vitamina A

Esta vitamina se encuentra asociada con la función ocular. Su deficiencia puede causar ceguera nocturna. Asimismo, puede ocasionar una patología llamada sequedad ocular severa.

Vitamina D

Tiene múltiples funciones en el cuerpo y su deficiencia ocasiona raquitismo. Asimismo, su falla se encuentra asociada a la osteomalacia, que se caracteriza por el reblandecimiento del sistema óseo.

Vitamina E

Esta vitamina es un excelente antioxidante para el organismo. Su deficiencia se encuentra relacionada con la degeneración del sistema nervioso y muscular.

Vitamina K

La vitamina K se encuentra asociada con la coagulación. Uno de los síntomas que presupone su carencia son las fallas en la coagulación de la sangre.

Deficiencia de las vitaminas

La falla o deficiencia de estos micronutrientes quiere decir que el organismo no tiene la cantidad necesaria para su correcto desarrollo y buen funcionamiento. Por lo general, la deficiencia de vitaminas se registra en países de bajos y medianos recursos, ya que la mayoría de la población no tienen acceso a los alimentos que las contienen.

En el caso de los países desarrollados, la deficiencia de estos micronutrientes se genera por algunas de las causas que se mencionan a continuación:

  • La pobreza
  • Algunas modas de alimentos
  • Fármacos
  • El alcoholismo
  • La alimentación parenteral suplementada de manera inadecuada y por mucho tiempo
  • Mala absorción de las vitaminas.

Es muy frecuente, en adultos mayores, que se produzca un déficit vitamínico. Generalmente, esto ocurre en aquellos que se encuentran en un hospital o que presentan debilidad o un grado de desnutrición.

En muchas oportunidades, su diagnóstico es tardío. Sobre todo, en el caso de las vitaminas de tipo hidrosolubles. Estas deficiencias pueden tardar en desarrollarse, debido a que el organismo las almacena en grandes cantidades.

Toxicidad vitamínica

También conocida como hipervitaminosis, resulta cuando se ingiere en exceso las vitaminas. Por lo general, en este grupo de micronutrientes se encuentran las vitaminas A, C, D, B6 o niacina. Esta condición trae consecuencias nocivas para el organismo. El trastorno dependerá del tipo de vitamina del que se exceda su ingesta.

Entre los principales síntomas se pueden mencionar, para la hipervitaminosis de vitamina A, dolor de cabeza, en los huesos, mala visión y vómitos. La toxicidad por vitamina D puede ocasionar dolor de cabeza, cansancio, ganas de vomitar y debilidad generalizada.

En cuanto a su tratamiento, casi el total de los casos mejora con el cese de la ingesta de la vitamina. Es muy difícil que se produzca por la ingestión de alimentos, dado su contenido mínimo de vitaminas. Cuando sucede por suplementos dietéticos o de medicamentos, pueden ser más complicadas.

Por ejemplo, cuando se utiliza la vitamina E sintética, puede provocar fallas hepáticas importantes. En consecuencia, es importante siempre buscar la supervisión médica o de un especialista en nutrición, ante el consumo de suplementos dietarios.

Minerales

Este tipo de micronutrientes, a diferencia de las vitaminas, son elementos de naturaleza no orgánica. Los minerales deben representar aproximadamente entre el 4 y 5% del peso del cuerpo. Son indispensables para el buen funcionamiento del organismo.

Asimismo, se encargan de intervenir en la regulación del ritmo cardíaco, la formación y desarrollo de los huesos. Igualmente, es responsable de la formación de enzimas y hormonas, así como del buen funcionamiento del cerebro. Su deficiencia puede ocasionar problemas a la salud.

Clasificación de los minerales

Estos micronutrientes se clasifican en dos grandes grupos:

  • Macrominerales. Estos minerales son fundamentales en mayores cantidades para el organismo. Se dividen a su vez en:
    • Cationes: sodio, potasio, calcio y magnesio
    • Aniones: fósforo y cloruro.
  • Microminerales. También llamados oligoelementos. Este tipo de minerales son necesarios en pequeñas cantidades. Existen nueve oligoelementos los cuales se nombran a continuación:
    • Cromo
    • Cobre
    • Flúor
    • Yodo
    • Hierro
    • Manganeso
    • Molibdeno
    • Selenio
    • Zinc.

Sodio

Popularmente se le encuentra en la sal común o de mesa. De hecho, este alimento contiene dos minerales, el cloruro y el sodio. El sodio es necesario para el debido funcionamiento corporal. Colabora en la función que cumplen los nervios. Asimismo, colabora con el buen funcionamiento del sistema muscular.

Estos micronutrientes también participan en el mantenimiento del equilibrio de los líquidos del cuerpo. Su control es ejercido por parte de los riñones. Estos se encargan de regular la cantidad de sodio presente en el organismo. No obstante, su exceso no lo puede eliminar el organismo y se acumula en la sangre.

Esta condición de exceso de este mineral puede ocasionar una elevación en la tensión arterial. La presión arterial alta es capaz de generar otras patologías importantes. Para una buena incorporación en la dieta diaria se recomiendan alimentos que contengan bajo contenido sódico.

Especialistas recomiendan ingerir unos 2,3 g de sodio diarios. Esta cantidad es el equivalente a una cucharadita. Sin embargo, es importante considerar que, las personas presentan diferente sensibilidad a la sal. En consecuencia, algunas deben comer menos de la cantidad recomendada.

Potasio

Este grupo de micronutrientes es fundamental para el buen funcionamiento del organismo. Entre sus funciones se encuentra intervenir en la buena función del sistema nervioso. Asimismo, colabora con el sistema muscular. También interviene en mantenimiento adecuado del ritmo cardiaco.

micronutrientes cientifiko.com

Igualmente, favorece el tránsito de los nutrientes hasta las células y elimina sus desechos. En cuanto a los efectos negativos del sodio sobre la tensión arterial, el potasio ayuda atenuar alguno de estos efectos. El potasio se obtiene naturalmente de los alimentos y bebidas. Entre sus principales fuentes alimenticias se encuentran:

  • Col y espinaca
  • Frutas como las moras y uvas
  • Algunos vegetales como las papas o patatas y las zanahorias
  • Toronjas y naranjas

Este mineral también es controlado por la función renal. En virtud de lo cual, aquellas personas que presentan alguna patología renal, no podrán excretar la cantidad sobrante de este mineral de la sangre. Es importante destacar que, ciertos fármacos también pueden elevar el contenido de potasio en el cuerpo.

Calcio

Entre los micronutrientes este mineral es el más abundante que se puede encontrar en el organismo. Su contenido se encuentra principalmente en huesos y dientes. Asimismo, el calcio está contenido en menos cantidad, en otros tejidos del cuerpo, en neuronas y algunos líquidos como la sangre.

Se ha dicho que todos los micronutrientes son importantes para el cuerpo humano. No obstante, el calcio es uno de los de mayor importancia. Colabora en la formación y el mantenimiento de huesos y dientes. En función de esto, el calcio puede ayudar en la prevención de la osteoporosis.

Este mineral se encuentra relacionado con las siguientes funciones del organismo:

  • Correcto desarrollo de dientes y huesos
  • Interviene en el proceso de coagulación de la sangre
  • Participa en el tránsito de las señales nerviosas del organismo
  • Colabora con el sistema muscular (contracción y relajación)
  • Igualmente, tiene un papel en la actividad del cuerpo de secretar hormonas y químicos
  • También interviene en el correcto mantenimiento del ritmo cardíaco.

El calcio se puede encontrar en muchos alimentos. Su principal fuente es la leche y sus derivados (suero, queso, yogur, etc.). También puede encontrarse en col, nabos, repollo, brócoli, sardinas y pescados, nueves, almendras, semillas de girasol, legumbres secas, entre otros.

Magnesio

Estos micronutrientes entran en el grupo de los macrominerales. Participa en muchos procesos que mantienen el buen funcionamiento y la buena salud del cuerpo. Regula el funcionamiento del sistema nervioso y muscular, así como la nivelación de azúcar en la sangre.

Igualmente, se le reconoce su participación en la regulación de la tensión sanguínea. Colabora en la formación de masa ósea, proteínas y ADN. El magnesio puede ser encontrado naturalmente en algunos alimentos. Además, puede encontrarse en alimentos procesados enriquecidos.

Entre los alimentos que lo contienen en cantidades óptimas se encuentran: semillas, cereales integrales, legumbres, nueces y espinaca. Lo encontramos también en alimentos procesados, entre los que tenemos los cereales. Asimismo, puede encontrarse en la leche y el yogur.

Fósforo

El fósforo es uno de los micronutrientes que se encuentra de forma natural en el organismo. Representan el 1% del peso corporal. Este porcentaje lo ubica en el segundo mineral más encontrado en el cuerpo humano. Todas las células del cuerpo tienen presencia de fósforo.

Su mayor contenido se encuentra en dientes y huesos. Entre sus funciones se destaca su participación en el desarrollo y el mantenimiento de dientes y huesos. Ayuda al organismo a usar adecuadamente los carbohidratos y grasas. Se necesita para producir proteínas.

Por lo general, sus principales fuentes son los alimentos lácteos y la carne. Igualmente, puede encontrarse estos micronutrientes en alimentos enriquecidos con contenido de fosfato de sodio. Otra forma de incluirlo en la dieta diaria es ingiriendo suficiente calcio y proteína.

Cloruro

El cloruro es un macromineral del grupo anión. Se puede encontrar en el organismo, en algunas sustancias y químicos. Este mineral es reconocido como uno de los compuestos de la sal de mesa. Es fundamental para mantener un equilibrio adecuado en los líquidos del cuerpo.

Estos micronutrientes participan en la producción de los jugos gástricos, por ende, en el proceso de digestión. Se puede encontrar en algunas verduras. Las mejores fuentes de este mineral son los tomates, algas marinas, lechuga, apio y aceitunas.

micronutrientes cloruro

Cromo

Este mineral esencial no se produce por el cuerpo. En consecuencia, el organismo debe obtenerlo de la ingesta diaria. Participa en descomposición de grasas y carbohidratos. Asimismo, es capaz de estimular la síntesis de ácidos grasos. Igualmente, participa en la síntesis del colesterol.

Son de vital importancia para el buen funcionamiento del cerebro y de otros procesos del cuerpo. Estos micronutrientes también colaboran en el actuar de la insulina, así como en el proceso que descompone la glucosa. El cromo puede estar contenido en la levadura de cerveza.

También, puede encontrarse en carnes, granos enteros, algunas frutas, especias y vegetales. Es importante destacar que, estas últimas fuentes de cromo son relativamente buenas. Entre las fuentes con mayor concentración de cromo se puede mencionar:

  • Huevos
  • Carne de res
  • Pollo
  • Hígado
  • Ostras
  • Brócoli
  • Germen de trigo.

Cobre

Se trata de los micronutrientes esenciales presentes en todos los tejidos del organismo. Por lo general, este oligoelemento trabaja conjuntamente con el hierro para formar y desarrollar glóbulos rojos. Asimismo, colabora para el adecuado funcionamiento de vasos sanguíneos, nervios, sistema inmunológico y óseo.

Alimentos como las ostras, granos, mariscos, legumbres, patatas o papas, algunas vísceras como riñones e hígado, presentan alto contenido de cobre. Además, se encuentra presente en las nueces, verduras de hojas de color oscuro, frutas deshidratadas, cacao, levadura y pimienta negra.

Flúor

Estos micronutrientes se encuentran de forma natural en el cuerpo como fluoruro de calcio. Está concentrado, principalmente, en dientes y huesos. Participa en la minimización de la caries. El fluoruro se agrega al agua.

Esta agua fluorada es la que se consigue en la mayoría de los acueductos de diferentes ciudades. En el agua de pozo no se encuentra el fluoruro en suficientes cantidades. Es conveniente ingerir alimentos tratados con agua que contenga flúor.

Este mineral se encuentra en el océano bajo la forma de fluoruro de sodio. En consecuencia, los mariscos son excelente fuente de fluoruro. Asimismo, alimentos como la gelatina contiene este tipo de mineral. La leche materna y las fórmulas de lactancia también contienen fluoruro.

micronutrientes flúor

Yodo

Entre los micronutrientes este oligoelemento se puede encontrar naturalmente en el organismo. El yodo participa en la transformación de los alimentos en energía. Asimismo, hace posible que glándulas como la tiroides, funcionen de manera correcta.

La sal yodada es reconocida como la principal fuente de yodo. Esta es la sal común de cocina a la que se enriquece con yodo. También podemos encontrar contenido de yodo en forma natural en productos del mar como los mariscos. Asimismo, en pescados como róbalo, abadejo, perca y bacalao.

Igualmente, se encuentra presente en vegetales marinos como el alga marina. Por último, este oligoelemento puede ser encontrado en productos lácteos, así como en las plantas cultivadas en suelos ricos en este micromineral.

Hierro

El hierro se encuentra presente en cada célula del organismo. Estos micronutrientes son fundamentales para la generación de hemoglobina, que es un componente fundamental de las células sanguíneas. El hierro también participa en la producción de mioglobina.

Es importante mezclar carne de res, de aves o pescado con verduras o legumbres. Este plato es ideal para mejorar la absorción de hierro. Alimentos con contenido de vitamina C, tales como fresas, cítricos, papas y tomates, colaboran para que el proceso de absorción de este mineral sea más óptimo.

Es importante considerar que, existen alimentos que disminuyen la absorción de hierro. Tal es el caso de algunas variedades de té negro, cuyo contenido permite su fijación al hierro ingerido en la dieta. En consecuencia, el organismo no lo puede usar adecuadamente.

Manganeso

Entre los micronutrientes, el manganeso es un macromineral también llamado del grupo de los oligoelementos. Este macromineral es usado por el organismo para mantenerse sano. Interviene en el proceso de producción energética, así como en la protección de las células corporales.

Igualmente, fortalece los huesos, interviene en el proceso de reproducción y en la coagulación de la sangre. Mantiene saludable al sistema inmunitario. Participa en el procesamiento de carbohidratos, colesterol y proteínas. Se puede encontrar buenos contenidos de este mineral en los siguientes alimentos:

  • Avena, arroz y pan integral
  • Productos del mar como almejas, mejillones y ostras
  • Nueves, frutos secos y avellanas
  • Algunas legumbres, col rizada, lentejas y espinaca
  • Frutas como la piña y los arándanos
  • Se encuentra presente en algunas variedades de té
  • En la pimienta negra y otras especias.
micronutrientes manganeso

Molibdeno

Estos micronutrientes pueden ser usados por el cuerpo para el procesamiento de proteínas y material genético. Asimismo, el molibdeno participa en la descomposición de fármacos y otras sustancias que pueden resultar tóxicas para el cuerpo humano.

Muchos alimentos presentan un buen contenido de este mineral. Tal como muchos minerales, la cantidad de molibdeno presente en los alimentos va a depender de la cantidad de este mineral presente en el suelo donde se cultivaron. Entre sus principales fuentes se encuentran:

  • Habas y guisantes
  • Arroz, papas, vegetales de hoja, bananas y nueces,
  • Lácteos y sus derivados
  • Carne de pollo y de res, huevos.

Selenio

El selenio es otro de los micronutrientes necesarios para la buena salud. Es de gran importancia para el proceso reproductivo humano, así como para la función de la glándula tiroidea. Igualmente, participa en la producción de ADN y protege al organismo de las infecciones y daños que los radicales libres pueden causar.

Se encuentra de forma natural en variados alimentos. El selenio es transmitido a los alimentos por medio del suelo en que se cultivan. Por lo tanto, la cantidad que contenga el alimento va a depender de la cantidad contenida en el suelo de donde proviene.

Asimismo, en el caso del selenio de origen animal, la cantidad va a depender de la cantidad contenida en la dieta del animal. Se puede obtener este mineral de alimentos tales como:

  • Carnes de res
  • Mariscos
  • Carnes de ave
  • Huevos
  • Leche y sus derivados
  • Panes, cereales y otros productos derivados de este último.

Zinc

Este mineral, del grupo de los oligoelementos, es fundamental para la salud del organismo. El zinc es uno de los minerales de más alta concentración natural en el cuerpo. Entre sus funciones se encuentran colaborar con el sistema inmunitario para que este funcione apropiadamente.

Asimismo, interviene en la función celular y en la cicatrización de las heridas del cuerpo.  Igualmente, es necesario para correcto funcionamiento del metabolismo de los hidratos de carbono. También participa en la función de los sentidos del gusto y olfato.

Es fundamental para el desarrollo del bebé en gestación, así como para su crecimiento, una vez nacido. Es capaz de incrementar la acción de la insulina en el organismo. Entre las fuentes de alimento que proporcionan estos micronutrientes tenemos:

  • Proteínas animales como carne de cordero, cerdo y res.
  • Carne oscura del pollo
  • Granos enteros, nueces, levadura y legumbres.

Cabe destacar que el zinc puede encontrarse en muchos suplementos y multivitamínicos. Igualmente, se puede encontrar en algunos fármacos sin prescripción médica.

Requerimientos de minerales

De forma generalizada, se puede referir que los requerimientos de minerales varían entre 0,3 y 2,0 g por día. Es fundamental tomar conciencia de la importancia de incluirlos en la dieta diaria, ya que participan en funciones importantes del cuerpo.

Estos micronutrientes participan en la función de los sistemas óseo, muscular, cardíaco y cerebral. Es importante destacar que, para precisar el requerimiento diario de minerales de cada persona se debe acudir a un nutricionista o profesional de la salud calificado.

Asimismo, se debe resaltar que el grupo de los oligoelementos resultan tóxicos en altas concentraciones. Entre ellos se le atribuye al cromo, arsénico y níquel cualidades carcinógenas.

Carencias de minerales

Las deficiencias de estos micronutrientes, por lo general, no se producen con frecuencia en las personas adultas con una dieta normal. No obstante, en el caso de la población infantil, esta suele ser más vulnerable a presentar este tipo de deficiencia.

Esto se debe a su etapa de crecimiento acelerado y la ingesta de los alimentos es muy variable. El cuerpo puede presentar desequilibrios de oligoelementos debido a algunos trastornos hereditarios. El desequilibrio de oligoelementos en el cuerpo puede presentarse por:

  • Enfermedad de Wilson
  • Hemocromatosis
  • Diálisis
  • Nutrición parenteral
  • Dietas restrictivas
  • Planes dietéticos relacionados con la moda.

¿Cuál es la función de los micronutrientes en la nutrición?

Los micronutrientes, en líneas generales, se consideran fundamentales en una dieta de buena calidad. Estos tienen un gran impacto sobre la salud de las personas. Las cantidades requeridas por el cuerpo son muy pequeñas. no obstante, son esenciales para su buen funcionamiento.

Para los niños pequeños es sumamente importante mantener una dieta rica en micronutrientes. Los infantes obtienen la mayoría de los nutrientes de la leche materna, de allí su gran importancia. En muchas partes del mundo, no todas las personas tienen acceso a vitaminas y minerales.

micronutrientes nutrición

En razón de ello, es que sus deficiencias son generalizadas. La carencia o deficiencia de micronutrientes también es llamada hambre oculta. Esto se debe a que dicha carencia solo se percibe con el paso del tiempo cuando ha ocasionado daños irreparables e irreversibles al organismo.

Las vitaminas y minerales son esenciales para la salud del ser humano. Intervienen en tantas funciones que sin ellos es imposible vivir. Participan en el crecimiento y desarrollo cognitivo de las personas. Intervienen en la formación y regulación de casi todos los sistemas del cuerpo.

¿Cuáles son las principales carencias de micronutrientes?

La falta más común de micronutrientes en el organismo incluye: las de la vitamina A, D, B12, yodo, hierro y zinc. Así como las vitaminas y los minerales participan para que el cuerpo funciones adecuadamente, su carencia interviene con un efecto inverso.

Esto quiere decir que, la carencia de estos micronutrientes en el organismo pueden hacerlo fallar. En los niños estas deficiencias se pueden manifestar en bajo retraso en el desarrollo físico, así como el mal funcionamiento del sistema cognitivo.

En los adultos, estas deficiencias aumentan el riesgo de padecer algunas enfermedades importantes. Una de las principales causas del daño en el cerebro, generalmente en niños, se relaciona con la carencia de yodo. Las carencias de micronutrientes son muy peligrosas durante el período fetal.

Carencia de vitamina A

Esta deficiencia afecta a gran parte de la población mundial. Un tercio de la población infantil que viven en países de bajos y medianos ingresos presentan deficiencia de vitamina A. Se manifiesta por síntomas como la debilidad del sistema inmunológico.

Esta deficiencia incrementa el riesgo de contraer infecciones. Entre estas infecciones se pueden destacar el sarampión y otras enfermedades diarreicas. Una de sus consecuencias más graves es la muerte.

Deficiencia de hierro

La deficiencia de estos tipos de micronutrientes puede ser causa de anemia. Esta enfermedad puede incrementar el riesgo de que se produzcan hemorragias, así como de sufrir una infección de origen bacteriano en el parto. Igualmente, se encuentra asociada a las muertes maternas.

En recién nacidos, puede ser causa de prematuridad y de infecciones. Por otra parte, en infantes puede causar problemas de aprendizaje, así como retraso en su desarrollo. Se estima que, la anemia se presenta en un 40% de mujeres embarazadas.

Dicho porcentaje, se estima que es superado en infantes menores de 5 años, en países subdesarrollados. En este orden, se tiene que la mitad de dichos casos son originados por la deficiencia de hierro en el organismo.

Deficiencia de zinc

La carencia de estos micronutrientes deteriora la función del sistema inmunológico. La deficiencia de zinc se encuentra relacionada con altos riesgos de infecciones del sistema gastrointestinal. Asimismo, colabora con que se produzcan las muertes en niños por diarrea.

La carencia de este mineral es bastante frecuente en países subdesarrollados. En estos países muchas personas consumen escasos alimentos con contenido de zinc. De igual manera, su carencia se debe a una mala absorción del organismo.

La falta de calcio, vitamina D y ácido fólicodebe tener una especial consideración durante el periodo de embarazo. En esta etapa de gestación, la deficiencia de estos micronutrientes puede generar algunas complicaciones. Estas pueden afectar tanto la salud de la mujer, como la del bebé en gestación.

Prevención y tratamiento de las deficiencias de micronutrientes

Los diferentes países del mundo deben darle la importancia que merece la proporción de alimentos ricos en micronutrientes, que sean accesibles a todas las personas. Entre estas estrategias se encuentra la diversificación dietética, que ayuda a que muchas familias accedan a los nutrientes necesarios.

Asimismo, resulta fundamental la educación de la población sobre el contenido nutricional de los alimentos. Cabe destacar que, esta educación debe considerar especialmente, a las madres o cuidadores de niños pequeños. Esta formación persigue difundir las prácticas adecuadas de alimentación y lactancia.

Es importante que, las personas aprovechen los alimentos locales y saquen el mayor provecho de los micronutrientes necesarios para el organismo. Cuando no se tienen acceso a los alimentos necesarios para la buena nutrición, es importante recurrir a los programas de suplementación.

Por último, los alimentos enriquecidos son buenos para brindar al organismo los micronutrientes que necesita. Estos alimentos son consumidos con frecuencia por la población mundial. Entre ellos se encuentran la harina, aceites, sal, azúcar, cereales, jugos de frutas, entre otros.

Suplementos

Los suplementos son productos elaborados en base a un ingrediente alimenticio cuya función es servir como complemento de la alimentación de las personas. Su presentación no pretende sustituir ningún alimento. Tampoco es un contenido exclusivo de la alimentación diaria.

Lo suplementos aportan los micronutrientes necesarios para el buen funcionamiento del cuerpo, cuando no se pueden obtener de los alimentos. A diferencia de los alimentos naturales, no aportan otras sustancias complementarias que colaboran con la buena salud.

No obstante, cuando comer una dieta saludable se hace difícil, los suplementos son una buena opción. Incluso, pueden ser recomendados o prescritos por un especialista de la salud cuando exista una deficiencia de alguna vitamina o mineral.

En todo el mundo son innumerables las personas que comen irregularmente. Esta condición les impide ingerir las cantidades necesarias de cada vitamina o mineral. Los suplementos vitamínicos no previenen muchas enfermedades. Sin embargo, aportan muchos de los nutrientes que el cuerpo necesita.

Covid 19, micronutrientes y poblaciones vulnerables

Este año la crisis de la Pandemia, causada por el virus SARS-CoV-2 y la enfermedad del Covid-19, influye directamente sobre la alimentación de las personas. Especialmente, en países que ya presentaban crisis económicas y del sistema de salud.

Las recomendaciones nutricionales actuales se establecen en pro de minimizar el impacto de la pandemia en todo el mundo. Se han aumentado los requerimientos de hierro, así como de vitamina C, con la finalidad de prevenir enfermedades respiratorias.

Asimismo, las recomendaciones persiguen mantener un buen sistema inmunitario, para mejorar la sintomatología relacionada con el Covid 19. Proseguir con la lactancia materna con las medidas de bioseguridad respiratoria, es necesario para aportar los micronutrientes que los bebés necesitan.

Para niños de 6 meses a 5 años, el aporte de nutrientes en polvo es recomendado. En mujeres embarazadas es importante mantener durante la pandemia, un buen aporte de micronutrientes múltiples (hierro y folatos). En el caso de los adultos mayores se debe implementar la suplementación rica en vitamina D, C y zinc.

El conocimiento de los micronutrientes y los hábitos alimenticios saludables

Es importante la información que puedan manejar las personas acerca de la importancia de los micronutrientes y la buena salud. Se debe crear conciencia a nivel mundial acerca de la prevención en salud. Esto es, los buenos hábitos de alimentación que se deben incorporar a la vida cotidiana de las personas.

El apoyo y promoción de la lactancia materna es vital para el correcto y sano desarrollo del bebé. Asimismo, la atención de las poblaciones más vulnerables a padecer deficiencia de vitaminas o minerales, la cual debe ser la prioridad para muchos gobiernos del mundo.

El acceso a alimentos ricos en estos micronutrientes, son la base fundamental para minimizar la tasa de enfermedades y mantener una buena salud. Incorporar conscientemente alimentos saludables a la dieta diaria proporcionará una mejor salud a las personas.

Referencias:

www.unicef.org/spanish/nutrition/index_iodine.html

www.fundaciondiabetes.org/infantil/203/micronutrientes

www.paho.org/es/temas/micronutrientes

https://es.wikipedia.org/wiki/Hipervitaminosis

www.msdmanuals.com/es-ve/professional/trastornos-nutricionales/deficiencia-e-intoxicaci%C3%B3n-por-minerales/generalidades-sobre-los-minerales

www.alanrevista.org/ediciones/2019/4/art-6/

https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/002404.htm

https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/002417.htm

https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/002419.htm

https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/002418.htm

https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/002424.htm

https://ods.od.nih.gov/factsheets/Magnesium-DatosEnEspanol/

https://ods.od.nih.gov/factsheets/Selenium-DatosEnEspanol/

https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/002421.htm

https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/002414.htm

https://medlineplus.gov/spanish/sodium.html

https://medlineplus.gov/spanish/potassium.html

https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/002412.htm

https://ods.od.nih.gov/factsheets/Manganese-DatosEnEspanol/

https://ods.od.nih.gov/factsheets/Molybdenum-DatosEnEspanol/


Si te gusta este post, compártelo con tu amigos
Mou D. Khamlichi

Mou D. Khamlichi

Autor

Contenido Relacionado

Más contenido creado por nuestros autores