normas de convivencia

Respetar las normas de convivencia es convivir de manera sencilla

Por: Mou D. Khamlichi
Si te gusta este post, compártelo con tu amigos

La especie humana tiene en su material genético el rasgo peculiar de vivir en comunidad; todo comenzó en reuniones alrededor del fuego para mejorar experiencias y manejo de los recursos. Con el crecimiento de la población, se han tenido que fijar normas de convivencia para poder coexistir en la sociedad.

En la mayoría de las ocasiones, dentro de las comunidades organizadas, surgen ideas e inquietudes que pueden finalizar en la formación de grupos, organizaciones, empresas, etc. Todas estas formas de organización normalmente requieren de reglas para su buen funcionamiento.

No se necesita pertenecer a un grupo para tener normas, ya que se está expuesto a ellas en las rutinas diarias. Al pertenecer a la sociedad, se está inmerso en reglas que permiten su funcionamiento, estas regulaciones pueden ser desde leyes hasta normas de convivencia básicas.

Normas de convivencia y el hogar

La familia es el mejor ejemplo del acto de vivir en compañía de otros, ella es el eje central de la sociedad. En este núcleo las normas de convivencia son una herramienta muy útil en su desempeño. Para la familia es muy importante tener un instrumento que normalice los desacuerdos internos.

En las familias el convivir es una mezcla de sentimientos y conductas. Cuando están los sentimientos de por medio es complicado colocar reglas. Estas tienden a ser negociadas emocionalmente y en muchos casos boicoteadas. Para evitar estos inconvenientes las reglas deben ser acordadas con respeto y comprensión.

El establecimiento y cumplimiento de normas dentro del hogar es muy positivo para el entorno social. Para los miembros de la familia será sencillo acatar las normas de la comunidad. Debido a que la prueba más difícil o la del peor escenario fue superada. Se pueden citar algunos acuerdos o normas de convivencia familiares:

  • Respetar la hora de las comidas.
  • Tratar a los demás como quieres que te traten.
  • Apagar las luces al salir de la habitación.
  • Escucha atentamente cuando se dirijan a ti.
  • Si te equivocas y le haces daño a alguien pedir disculpas.
  • Dar las gracias. Debes ser agradecido.
  • Mantener la casa limpia y ordenada.

Convivencia en comunidad

Los espacios que compartimos diariamente dentro de la comunidad, incluyen la urbanización y sus alrededores, es el área donde se habita y se hace vida. En estas zonas existen espacios de uso común en los cuales, se pueden llegar a observar normas de convivencia escritas y colocadas en lugares visibles.

La principal finalidad es evitar percances en el uso de estas zonas que, al ser comunes, están siendo utilizadas por una variedad de personas. Los puntos que incluyen estas normas generalmente obedecen o son una respuesta concertada a temas que han sido de discusión; en su uso o percances que se han presentado.

Estas normas tienden a ser más relevantes si se habita en un condominio donde las áreas de uso común son mucho más interactivas. Para una convivencia basada en el respeto y la consideración de los vecinos, estas normas apelan al sentido común. Ellas incluyen uso de pasillos, ascensores, estacionamientos, control de ruidos, entre otros.

Convivencia en colegios y escuelas

La escuela y los colegios son el hábitat y punto de convivencia de representantes de diferentes comunidades, es una zona cuyos miembros son grupos heterogéneos. En ocasiones con diversas religiones, idiomas, edades, grupos sociales, culturas, orientaciones sexuales y otras no tan evidentes.

Estos centros de enseñanza son un pequeño mundo donde toda esta diversidad cohabita en la búsqueda de objetivos concretos y semejantes. Está dirigido por personal que puede tener una pluralidad, tan o más compleja que la de los estudiantes. Además, son actores activos en este escenario las instituciones del gobierno, las comunidades y por supuesto los padres.

normas de convivencia

Ante este panorama se requieren normas de convivencia que sean inclusivas, claras, respetuosas de toda esta pluralidad. Por lo general no existe un solo tipo de normas, ellas normalmente están asociadas al lugar y/o espacio que se esté compartiendo y que pueda ser fuente de conflictos.

Normalmente se asocian las normas de convivencia como prevención de eventuales desacuerdos. Pero, ellas también pueden cumplir funciones de resguardo y uso de determinados espacios, equipos, usuarios, etc. En los centros educativos, estas últimas normas son muy usuales por ser formadores y fuentes de conocimiento.

Convivencia en el trabajo

En el trabajo se presentan situaciones similares a los colegios y escuelas, en cuanto a diversidad de actores. Aquí existen grandes diferencias como son el plan de acción, que está orientado hacia la productividad. Ya que la madurez personal y profesional deben prevalecer en la convivencia.

Sin embargo, con esta madurez no siempre se logra evitar situaciones tensas en el desempeño de funciones. En ocasiones la misma diversidad en la fuente produce situaciones que conllevan a complementar las normas ejecutivas con normas de convivencias apalancadas en el sentido común.

Las reglas ejecutivas están direccionadas al funcionamiento de tareas propias del trabajo y están claramente orientadas a mejoramiento en el desempeño. Mientras que las que apelan al sentido común, están más orientadas al manejo y uso de áreas comunes cuyos desacuerdos puedan afectar el clima laboral.

Convivencia en redes sociales

Cuando se trata de redes sociales como Facebook, Youtube, WhatsApp e Instagram se está tratando, con ligas mayores dentro de las redes sociales. Ellas tienen el 25% de penetración a nivel mundial, esto representa un posicionamiento del 50% de la penetración de todas las redes.

Con estos datos y la diversidad que se tiene en la sociedad, en estos espacios convive gente con apreciaciones muy diferentes de un millar de temas. A esta complejidad, se suma que son espacios bastante relajados y personales. Es difícil la convivencia en estos espacios, por la diversidad y que están concebidos para compartir.

Sin embargo, en estas redes existen normas de convivencias básicas para poder dar viabilidad a estos espacios. Algunas de ellas son:

  • Regulaciones claras y precisas en las imágenes a compartir.
  • Prohibición en el manejo de datos personales de otros usuarios sin su consentimiento.
  • Prohibición de contenido sensible como son desnudos, violencia, racismo, discriminación entre otros.
  • No usar palabras claves prohibidas (hashtags).
  • No utilizar bots (aplicación diseñada para ganar seguidores).
  • Limitación en el tamaño de los archivos.

Convivencia en áreas de esparcimiento

Con la velocidad de la vida actual, el esparcimiento tiene un sitio relevante en el manejo adecuado de la sociedad. Su rol está integrado dentro del concepto salud y bienestar, los lugares de esparcimiento forman parte de las áreas comunes en las comunidades. De modo que normalmente requieren normas de convivencia para su uso. Entre ellos se pueden resaltar:

Áreas deportivas

Los gimnasios, estadios y polideportivos son los principales representantes de áreas deportivas, en ellos coinciden una diversidad amplia de personas. Con diferentes formaciones, costumbres, religiones, etc. Adicionalmente estas áreas están subdivididas en zonas claramente diferenciadas.

Para lograr ser lugares de esparcimiento y desarrollo de actividades (amateur y/o profesionales), tienen reglas que normalizan su uso. Esto permite lograr los objetivos de esta convivencia, sin mayores conflictos o situaciones estresantes. Entre esas normas de convivencia se pueden citar:

  • Tomar en cuenta medidas de prevención y seguridad.
  • Evitar actos y conductas violentas.
  • De estar enfermo, mejor quedarse en casa.
  • Asear los equipos después utilizarlos.
  • Tener una actitud de respeto hacia el resto de los usuarios de los servicios.

Bares, restaurantes, cines y teatros

Los bares y restaurantes son lugares de entretenimiento por excelencia, en ellos se encuentran amigos, familiares, compañeros, entre otros. Se desea pasar unos momentos agradables, pero igual se pueden transformar en instantes de estrés. Cuando se producen interacciones negativas con alguna persona o grupo presente.

A pesar que en cines y teatros el auditorio comparte el agrado por la película u obra expuesta; puede haber situaciones que se alejan de este disfrute. Existen casos que solo los unirá la obra y al menor incidente, afloran las diferencias, generando momentos no conectados con el disfrute.

Generalmente estos sucesos desagradables ocurren por diferencias naturales que pueden existir entre personas y que pueden presentarse en esos momentos de relax. Para minimizar este tipo de situaciones se recurre a normas de convivencias propias de estos lugares. Algunas de ellas pueden ser:  

  • Se reserva el derecho de admisión.
  • Cumplimiento de las ordenanzas municipales, en ellas están bien definidas las sanciones por infracciones por parte del local o los clientes.
  • Prohibición de fumar.
  • Publicación en sitio visible el horario de funcionamiento.

Espacios al aire libre y senderos

Las áreas de disfrute al aire libre son ideales para compartir con familiares y amigos. Son los sitios preferidos cuando los momentos a compartir son con niños, ya que permiten contacto directo con la naturaleza. Igual que otros sitios de esparcimiento requiere normas de convivencia claras.

Estas permiten maximizar el disfrute y cuidar las áreas para otras generaciones, algunas de estas normas pueden ser:

  • Cuidar la fauna y flora.
  • Las mascotas deben llevar correas que permitan el control del dueño.
  • Acatar y no interrumpir el silencio de la naturaleza.
  • Colocar los desperdicios en los sitios dispuestos para tal fin.
  • No salirse de los senderos y rutas señalizadas.

Convivencia en sitios de la Web

Así como el espacio físico requiere de reglas para crear el mejor ambiente de convivencia, en el espacio virtual también deben estar presentes. A continuación presentaremos las normas más relevantes que deben estar presentes en la Web para crear una mejor convivencia. Entre ellas tenemos:

Sitios de compra y venta

El comercio por Internet tiene años de crecimiento ininterrumpido, y la proyección es que seguirá creciendo; y siendo una buena alternativa con una relación costo-valor muy atractiva. Entre las principales compañías que hoy tienen el mercado están: Amazon, eBay, Alibaba, Pixmania, entre otras.

Cada una de ellas tiene sus propias políticas en su relación comercial; pero para el comprador común son las normas de convivencias tácitas las que le dan la tranquilidad a la hora de la compra. Cuando se hacen este tipo de transacciones se da por hecho:

  • El producto tiene garantía si no cumple la especificación, les será dada una compensación al comprador.
  • Garantía comercial de 2 a 5 años.
  • Se conoce la identificación del vendedor.
  • El comprador tiene un plazo hasta de 4 meses, para desistir de la compra sin especificar motivos.
  • Si se retrasa la entrega sin justificación, el comprador puede exigir un depósito por parte del vendedor del doble de lo cancelado.

Bolsas de trabajo

Las bolsas de trabajo son organizaciones, que prestan el servicio de ubicación de personal a empresas y trabajo a personas. Al conectar al solicitante de empleo con las ofertas de trabajo, al igual que la empresa de comercio electrónico, tiene sus políticas con las empresas a quienes prestan el servicio.

El solicitante se rige por normas más generales como son:

  • Los datos del solicitante solo serán manejados por la empresa que emite la oferta.
  • De no ser seleccionado, sus datos estarán en el banco de datos de la bolsa de trabajo como elegible para otras ofertas que correspondan con su perfil.
  • La información suministrada debe ser veraz y confirmable.
  • Los trabajos ofertados están respaldados por contratos legales.

La efectividad de las normas de convivencia

Las normas de convivencia nacen en agrupaciones sociales para orientar, instruir y promover el buen funcionamiento a través de reglas acordadas a lo interno del grupo. El máximo representante de estas reglas para vivir juntos y hacerlo bien es la familia. Estas normas proporcionan seguridad familiar, sobre todo en la infancia.

Actualmente las normas que rigen nuestra vida diaria, son un pacto para hacer de la vida con otros algo manejable y viable. Como se puede observar el mantenimiento de normas básicas, apoyadas en el sentido común, son una herramienta muy poderosa que permiten un modelo de convivencia apto y estable.

Las normas de convivencia están en todo el espectro de acción de la sociedad y evolucionando con ella. Las mismas están para facilitar las interacciones sociales, políticas, económicas y familiares, y en muchos casos, no necesitan estar escritas para cumplirlas.


Si te gusta este post, compártelo con tu amigos
Mou D. Khamlichi

Mou D. Khamlichi

Autor

Contenido Relacionado

Más contenido creado por nuestros autores