Fotosíntesis en los arboles

¿Cómo funciona el proceso fotosintético en árboles?

Por: Mou D. Khamlichi
Si te gusta este post, compártelo con tu amigos

El proceso fotosintético en árboles comprende una serie de reacciones químicas naturales de gran influencia en el mundo. Estas influyen positivamente desde la materia que «consume» o transforma hasta la que produce y expulsa.

En un principio, la energía usada es completamente pura, pues proviene de la luz solar. No obstante, cabe destacar que la energía térmica o luminosa no es la que se usa en los procesos fotosintéticos. Antes de conocerlos, es necesario conocer qué son estos procesos, cómo se diferencian de los procesos de otras plantas y qué es en sí mismo un árbol.

¿Qué es el proceso fotosintético en árboles?

El proceso fotosintético en árboles es también conocido como la función clorofílica o simplemente la fotosíntesis. Se trata de ciertas reacciones que ocurren a nivel químico, procesos atómicos y moleculares llevados a cabo en los árboles. Aunque asimismo lo realizan otros organismos (denominados fotoautótrofos).

La fotosíntesis en árboles es oxigénica, pero otros organismos (como bacterias) efectúan la anoxigénica. En la oxigénica se origina oxígeno (O2) como subproducto debido a la presencia de agua en la fotolisis. Mientras que la anoxigénica produce otros subproductos sin poseer agua.

Empero, este proceso en árboles no es único ni muy diferente al realizado en otras plantas. Las similitudes son muy notables, pues no hay muchas características genéticas que diferencien a un árbol de una planta.

Pero, cabe destacar que los árboles son plantas que se clasifican de esta forma por varias razones. Estas son principalmente categóricas o taxonómicas, y se pueden notar a simple vista (al menos la mayoría).

Fotosíntesis en los arboles

¿Cómo se clasifica a una planta como árbol?

Un árbol puede clasificarse como tal debido a múltiples características presentes en los mismos. Estas comprenden sus rasgos físicos más notables, aunque en el proceso fotosintético en árboles solo posee unas pocas diferencias químicas. Algunas de las diferencias físicas son:

  • Raíces. Las raíces de un árbol pueden ser casi tan grandes hacia abajo como la altura del árbol mismo. Estas se encargan de mantenerlo de pie y evitar que la brisa lo derribe con su gran peso y altura. Las mismas asimismo se encargan de absorber el agua y otros nutrientes de la tierra.
  • Tronco. El tronco de los árboles está compuesto principalmente por células muertas. Por lo tanto, la madera de ellos no posee vida, aunque la savia y la madera húmeda sí.
  • Ramas. Estas no influyen directamente, ya que no poseen tejido foliar. Sin embargo, están hechas de componentes leñosos y albergan las hojas y el follaje.
  • Copa. Esta participa directamente, ya que comprende una gran cantidad de hojas. En las mismas, están aquellas células vegetales con orgánulos encargados de la fotosíntesis.
  • Tamaño. La altura de un árbol adulto debe ser de entre 2 y 6 metros para clasificarse como tal y según su especie.
  • Edad. Estas plantas pueden llegar a ser muy longevas, pues algunas especies alcanzan los cientos o poco más de mil años.

Fotosíntesis en los árboles

Este proceso en árboles es bastante similar al de cualquier otra planta u organismo fotoautótrofo oxigénico. Básicamente, la fotosíntesis comprende varios procesos químicos para convertir materia inorgánica en orgánica.

Estos organismos que la realizan se llaman fotoautótrofos, pues se sustentan a base de la misma. En primer lugar, el árbol (u otro organismo) adquiere dióxido de carbono junto con agua. Luego luz, y de esta obtiene energía para la fotólisis de dichos componentes.

Lo que la planta hace con los elementos químicos descompuestos es su producto y subproducto.

Fases y desarrollo de los productos

La fotosíntesis en árboles se divide en dos fases: fase fotoquímica y fase sintética. En la primera se obtienen la materia inorgánica y la luz solar. Mientras que la última fase es el proceso de sintetización de los productos.

Fase fotoquímica

En primera instancia, el árbol obtiene agua (H2O) mineralizada y nutrida a través de sus raíces. Igualmente obtiene dióxido de carbono (CO2) de la atmósfera a través de las estomas ubicadas en el envés de sus hojas.

En las células que componen las hojas existen unos orgánulos llamados cloroplastos. Estos poseen a su vez unos sáculos llamados tilacoides los cuales conservan clorofila (pigmento fotosintético) en su membrana.

Este proceso de los árboles depende directamente de estas clorofilas. Las mismas se encargan de obtener la luz solar y adquirir energía a través de los colores rojo y azul (y sus respectivos tonos).

Luego, pasa esta energía a las moléculas ATP y NADPH para luego usarlas en la fase sintética. Mientras tanto, descompone el CO2 y libera mediante las estomas el oxígeno resultante para conservar el carbono.

Fotosíntesis en los arboles

Fase sintética

En la fase sintética, se usa la energía antes almacenada para crear la glucosa que requiere la planta. Este es el propósito de este proceso tanto en árboles como en las plantas en general. La glucosa se vuelve celulosa y se usa para desarrollar y hacer crecer el árbol.

Proceso fotosintético en árboles secos

Cuando llegan temporadas agresivas con las plantas (como invierno, sequías u otoño), estas tienen un mecanismo de supervivencia para enfrentarlas. A este proceso se le llama fotorrespiración y consiste en detener la fotosíntesis.

Básicamente, el árbol (o planta) deja de absorber dióxido de carbono y luz porque ya no hay agua debido a la estación. Luego, descompone la glucosa conservada para obtener de ella energía y agua. Por lo tanto, expulsa dióxido de carbono y no oxígeno.

Importancia

Este procesos tan sustancial para los árboles como para el resto de seres vivientes en la Tierra. Y no solo eso, sino que además la fotosíntesis oxigénica realizada por todos los organismos fotoautótrofos.

Esto se debe a que la fotosíntesis evita la presencia excesiva de CO2 en la atmósfera, lo que sería mortal. En su lugar, lo absorbe y lo usa para crear el tan significativo oxígeno que necesitan todos los organismos aeróbicos.

Incluso, los árboles del mundo producen cerca del 30% de todo el oxígeno en la Tierra (el resto lo hacen las algas y los fitoplancton).

Referencias:

https://es.wikipedia.org/wiki/Fotos%C3%ADntesis

https://es.wikipedia.org/wiki/%C3%81rbol

https://es.wikipedia.org/wiki/Cloroplasto


Si te gusta este post, compártelo con tu amigos
Mou D. Khamlichi

Mou D. Khamlichi

Autor

El Doctor Mourad es un apasionado de las ciencias y muy especialmente de la que conduce al descubrimiento de nuevos medicamentos para curar enfermedades relacionadas con el sistema nervioso central (la esquizofrenia y el Parkinson) y con la oncología, tratando varios tipos de cánceres tales como el cáncer de páncreas o el cáncer estomacal. Mourad dirige el trabajo de 30 investigadores en la empresa Eurofins-Villapharma desde el año 2008. Junto con su equipo da constante apoyo a las grandes multinacionales farmacéuticas para encontrar nuevos fármacos del siglo XXI. Cualquier persona puede contactar con él a través del formulario de contacto en este sitio web o a través de su perfil profesional de Linkedin.

Contenido Relacionado

Más contenido creado por nuestros autores

¿Quién es Max Planck?

¿Quién es Max Planck?

Max Planck se destacó entre muchos otros por ser artífice de grandes aportes a la física. Cada uno de sus estudios tuvo respaldo a lo largo del tiempo por otros científicos.