Ampliar el vocabulario de tus hijos

Consejos para ampliar el vocabulario de tus hijos

Por: Mou D. Khamlichi
Si te gusta este post, compártelo con tu amigos

Si deseas ampliar el vocabulario de tus hijos, es recomendable comenzar cuando son pequeños. El lenguaje es el medio que las personas usan para comunicarse con el resto del mundo y expresar pensamientos, emociones e ideas.

Desde que el sentido del oído está formado, el bebé puede escuchar las voces de sus padres e identificarlas. Los niños pequeños tienden a repetir lo que se les dice, y así aprenden el lenguaje hablado.

Muchas veces los berrinches y rabietas de los niños son porque no se les entiende lo que quieren comunicar. Se sienten frustrados y la manera de drenar es con una pataleta.

El inicio de la comunicación

Enseñarles a comunicarse es una de las principales labores de los padres. Algunas veces solo les entienden ellos, y lo más importante es que se hagan entender con todo el mundo.

Algunos niños hablan más fluido que otros, pero eso no quiere decir que sean más inteligentes o que los demás tengan algún tipo de problema. Cada uno comienza a hablar a su tiempo.

No se debe presionar más allá de sus capacidades a cada niño, aun cuando los ejercicios y la estimulación deben ser constantes, cada uno tiene su forma de aprender.

Es una tarea importante de los padres el darse cuenta de qué manera se comunica mejor para enseñarle a ampliar el vocabulario de tus hijos de manera efectiva.

Las madres son quienes suelen promover que los niños no hablen, ya que les entienden solo con los gestos. Esto debe evitarse e incentivarlos a que pronuncien las palabras y nombren las cosas que quieren, ya que esto les servirá en el entorno social fuera del hogar.

Ampliar el vocabulario de tus hijos

Entre los factores que afectan el vocabulario del niño están la genética y el ambiente en el que se desarrolla. Los niños suelen tener un vocabulario insuficiente para su edad, se encuentran limitados al momento de enfrentarse a lugares públicos u otros ambientes como la escuela.

Les puede traer problemas de aprendizaje y de comprensión en el futuro educativo. Motivar a los padres a ampliar el con el aprendizaje nuevas palabras constantemente es una manera de mejorar su rendimiento académico.

Dependiendo de la edad que tenga el niño se le debe ir aumentando la dificultad de las palabras que se le dicen cotidianamente. Los padres pueden hacer énfasis en la buena pronunciación desde un principio. Un buen indicador del nivel de conocimiento del niño en referencia a las cosas que lo rodean es su vocabulario. De allí se puede ver si se puede dar a entender o no.

Para que tengan un vocabulario extenso, existen varios métodos que se pueden realizar tanto en casa como en la escuela.

Conversar y dialogar diariamente

Tanto los padres como los docentes deben mantener el incentivo a las palabras nuevas para que los niños sientan curiosidad y ganas de aprenderlas.

Mantener constantes conversaciones de cualquier tema es una forma muy divertida de enseñarles nuevos vocablos y ampliar el vocabulario tus hijos. El infante entenderá que significan algunas cosas y se maravillará con la idea de introducir nuevos conocimientos en su mundo.

Cualquier momento es idóneo para esta actividad, tales como mientras están realizando una comida, en el auto, en la mesa, entre otros.

Utilizar diferentes palabras para un mismo significado les sirve para enriquecer  su vocabulario. Este será mejor y las usarán en otro momento.

Usar sinónimos para repetir una frase cotidiana como “ve a hacer esto”, “ve a realizar esto” o “ve a efectuar esto”, es un claro ejemplo de cómo ampliar el vocabulario a tu hijo.

Hablar sobre eventos que capten la atención del niño permite asimilar el vocabulario. Si le gustan los animales, se le puede hablar de los distintos animales, describirlos detalladamente, y así comenzará a asociar las palabras con los elementos y luego a hablar sobre ellos.

Igualmente pasa con las emociones, hablarles de sus diferentes maneras de sentir, cuando está contento, triste, molesto o con miedo. Describirle las emociones hace que comience a tomar conciencia de que cada sentimiento está asociado a una palabra y además lo ayuda a identificarlas al momento de sentirlas.

Al utilizar nuevas palabras y definiciones es importante que se utilicen dentro de la conversación cotidiana, para que además de aprender nuevos vocablos, sepa cómo se usan.

Aparte de promover el vocabulario en los niños, al conversar constantemente con ellos se fomenta un lazo entre los padres y los hijos. Ayuda a que se conozcan mucho más y a reforzar la confianza entre familia.

Leer textos nuevos y de interés

La lectura es la mejor fuente de vocabulario que pueda existir. Para incentivar a un infante a que lea, lo primero es leerles a ellos.

Buscando libros con temas entretenidos para ellos, podrán comenzar a curiosear entre páginas y aprender mucho más. La costumbre de leerles cuentos les ayudará a estimular su imaginación y su deseo se saber más.

También es una buena manera de enseñarlos a leer haciendo que ellos asocien imágenes con sonidos. Al leerles en voz alta con diferentes entonaciones, frases y movimientos gesticulares, ellos aprenderán con todos sus sentidos el significado de las palabras.

Contándoles el inicio de la historia y dejándolos con la curiosidad del desenlace del cuento, es otra forma de inculcarles el buen hábito de la lectura.

Es muy probable que al comenzar a leer se encuentren palabras extrañas para ellos. Esto en vez de apaciguarles las ganas de continuar con la lectura, debe motivarlos a que busquen en diccionarios el significado de las palabras nuevas.

Este lazo es muy fuerte, ya que se encuentran en un punto en común para hablar sobre las historias, los cuentos y personajes. Esto también puede ser un tema de conversación con el niño.

Mantener una pequeña biblioteca en casa, regalarle libros sobre temas que les encanten, y ver la lectura como parte integral de su vida permitirá ampliar el vocabulario a tus hijos con un mundo de imaginación sin fin.

Los libros son la manera de viajar sin moverse. Esto puede ayudar a los niños de muchas maneras inimaginables, incluso invitándolos a escribir.

Ampliar el vocabulario de tus hijos

Juegos didácticos y llamativos

Esta es la mejor manera de aprenderlo todo, especialmente cuando se trata del vocabulario mucho más. Existen infinidad de juegos dedicados a ampliar el conocimiento del lenguaje de los más pequeños del hogar.

En el mercado se pueden adquirir muchos juegos que son específicos para ampliar el vocabulario de tu hijo. Estos juegos se adaptan a los distintos infantes, desde imágenes para los más pequeños, hasta los más complejos para adolescentes.

En caso de no disponer de algún juego del mercado, se pueden inventar juegos de palabras. Los juegos de video, aprenderse las canciones, juegos de memoria, charadas, el ahorcado y muchos más son impresionantemente eficientes para el aprendizaje de palabras.

Cualquier tipo de juego puede ser una excelente ocasión para ampliar elvocabulario de un niño. Desde enseñarles el nombre de los objetos con los que va a jugar, los colores, los lugares, las formas, entre otros.

Esta forma es mucho más recomendada que cualquier otra, ya que al divertirse se sienten atraídos hacia estas acciones y quieren hacerlas por mucho más tiempo que una actividad escolar.

La mejor oportunidad para que se fije un conocimiento es cuando el niño está dispuesto y atento. En los juegos generalmente están muy pendientes de lo que están haciendo.

Es por ello que es una práctica eficaz para fijar ideas o palabras asociadas a sentimientos y emociones. En la escuela se pueden agregar este tipo de actividades como manera pedagógica de aprender nuevas palabras, incluso otro idioma.

Los juegos de asociaciones de palabras son ideales para hacerlas en cualquier oportunidad. Al salir de paseo, camino al colegio, en cualquier momento se puede comenzar un juego de palabras y así enseñar nuevo vocabulario.

Actividades variadas para adquirir un nuevo vocabulario

Una característica común es saber que quiere un hijo antes de que lo pida. Eso sucede mucho con la crianza y las interacciones diarias.

Se debe dejar que el niño pida las cosas por su nombre. Los padres pueden aprovechar estos momentos para que aprendan nuevas maneras de nombrar las cosas, y sepan que algo puede tener varios nombres con el mismo significado.

Como los niños aprenden repitiendo las palabras que se les enseña, no se debe hablarles distorsionado. Los lenguajes infantiles tienden a mantenerse a medida que crecen si escuchan a los padres hablar de la misma manera.

Eso no significa que las palabras de cariño se omitan, al contrario, mientras mas amoroso se les hable, mejor será la recepción y por ende ampliar el vocabulario de tu hijo.

Al momento de comer, se le explica de qué está hecha la comida, los colores que esta tiene, el gusto, la temperatura, entre otras cosas.

Cantar canciones y aprenderlas, explicarles todo lo que pregunten, aunque sea muy extenuante, es algo que hace que su vocabulario e imaginación se expandan.

Hay una técnica que se usa tanto para aprender otro idioma como para enseñar a los niños los nombres de las cosas, que es etiquetar todas las cosas de la casa. Es un juego divertido y muy didáctico.

A medida que se aprende las palabras se le pude ir agregando otros significados o aumentar la información, como “puerta de madera”, o “ventana hacia el jardín”.

Motivarlos a que escriban en esta era tecnológica puede ser un gran reto, pero utilizando las herramientas adecuadas, será posible ampliar el vocabulario a tu hijo de forma rápida.

Al incorporar nuevas palabras a una conversación, se le debe dar el significado para que el niño la comprenda y la use correctamente.

Pueden iniciar un diario como una travesía interesante para demostrar su destreza de redacción, así como darles tiempo para que elaboren y acoplen sus nuevas palabras.

Beneficios de ampliar el vocabulario de los hijos

Para los niños que tienen el estimulo de sus padres en cuanto a obtener nuevo vocabulario constantemente, tienden a ser más productivos en sus estudios. Son niños más curiosos, buscan más información de las cosas y siempre preguntan lo que no entienden para saber más.

Generalmente si son asiduos lectores, les es más fácil adaptarse a la vida académica y poder leer tanto lo que les agrada como lo que no tanto.

Se puede tener una conversación amena con un niño que tiene un vocabulario amplio. Entre la imaginación y la sinceridad de los niños, las sorpresas seguramente no dejaran de estar presentes en el desarrollo del tema.

Al poder expresar de manera más clara sus ideas y pensamientos, el nivel de frustración, que muchas veces acompaña las molestias comunes de los niños, se minimiza de forma significativa.

Si tienen la capacidad de leer y entender lo que leen, la ventaja es notoria, sobre todo en las asignaciones del aula. La comprensión lectora está directamente relacionada con el alto vocabulario del individuo.

En el ámbito educativo serán niños que comprendan de fácilmente el nuevo conocimiento de la clase. Esto a su vez va a ampliar el vocabulario a tu hijo con contenidos académicos.

Algo my importante en el área educativa es mantener un nivel alto de comprensión lectora. Esta es una de las actividades que más cuesta a los niños.

De igual forma, tienen soltura en la escritura, y mayor precisión en cuanto a la ortografía y semántica de las palabras. Gracias a ello obtienen mayor seguridad al momento de realizar algún tipo de exposición oral delante de sus compañeros o docentes.

El pensamiento de estos niños es mucho más desarrollado, ya que el ser humano piensa en unidades lingüísticas. Al tener muchas más palabras, tienden a tener una manera de pensar peculiar, a veces más madura de lo común a sus edades tempranas.

Al dar una buena impresión a los docentes por mantener un vocabulario cada vez más extenso, estos niños tienen la oportunidad de seguir avanzando en su aprendizaje. La autoestima puede mejorar al recalcarles su capacidad y conocimiento.

Tienden a buscar más oportunidades en las que puedan expresar sus ideas, al saberse entendidos les gusta en algunas ocasiones comunicar sus ideas y pensamientos.

Al ampliar el vocabulario de tus hijos puede desarrollar capacidades de liderazgo en los grupos a los que participen, ya que va a manifestar sus emociones e ideas de manera clara haciéndose que todos logren entenderlo.


Si te gusta este post, compártelo con tu amigos
Mou D. Khamlichi

Mou D. Khamlichi

Autor

Contenido Relacionado

Más contenido creado por nuestros autores