Aprendizaje observacional

¿Qué es el Aprendizaje Observacional?

Por: Mou D. Khamlichi
Actualizado el 6 de marzo de 2021
Si te gusta este post, compártelo con tu amigos

Para algunos autores, el aprendizaje observacional es el más empleado para adquirir nuevos conocimientos del mundo exterior. Y esto se debe a que la preparación de un estudiante debe ir acompañada de una buena asesoría docente.

Es un aprendizaje constante que permite mejorar las habilidades personales empleando la observación, la práctica, y la repetición de ciertos patrones. Se basa en la observación de otras personas y sus actos para luego asimilarlos como propios.

En algunos casos se ha considerado que el aprendizaje observacional es parte del social o del vicario, pues emplea al entorno como el medio para obtener nueva información. Sin embargo, no presentan el mismo enfoque.

Para que una persona emplee correctamente el método observacional, la persona debe estar consciente de que está aprendiendo algo nuevo. Al reconocer una conducta o aspecto que se desea imitar, se inicia con una observación detallada de ello.

Importancia del aprendizaje observacional

Desde el comienzo del aprendizaje se ha empleado la observación y el análisis para la educación. Las instituciones educativas han estudiado el fenómeno de aprender a través de la observación desde hace muchos años, pues está presente en la vida de muchas personas.

Esto se define mejor cuando se analiza el aprendizaje que emplean los bebés, el cual es completamente observacional y vicario al mismo tiempo. Ellos observan lo que hacen sus padres y el resto de adultos a su alrededor, imitando cada acto como propio.

Todo eso comienza con una observación detallada de los hechos, la cual es analizada bajo ciertos procesos de cerebrales para poder entender qué ocurre. Este aprendizaje temprano modifica cada patrón para adaptarlos al cuerpo y mente de quien aprende.

Es por ello que los niños pueden imitar a sus padres en algunas de sus actividades pero sin entender el propósito u objetivo de ello. A su vez, los padres ven al infante realizando dichas acciones de forma torpe o descuidada pues están aprendiendo a desenvolverse en ello.

Con el paso de los años, se desarrolla a un nivel inconsciente este tipo de habilidad de observación, hasta el punto en el cual ejecutan acciones mientras observan y analizan los resultados. Es un proceso que va acortando el tiempo de respuesta para mejorar los conocimientos.

Gracias a ello, pueden adquirir experiencia propia de sus errores y compararlos con lo que observaron, dando como resultado lo que se conoce como ensayo y error.

Aprendizaje observacional

Beneficios del aprendizaje observacional

El desarrollo personal de toda persona, sea un estudiante, un adulto o un profesional en distintas ramas siempre tendrá presente el aprendizaje observacional. Es de los pocos tipos de aprendizaje que se mantiene en la persona por muchos años.

Debido a ello, las personas pueden seguir aprendiendo y obteniendo beneficios para su día a día, tales como:

  • Tener una percepción amplia de los eventos y acciones que ocurren en su entorno que puedan o no favorecerlo.
  • Manejar de una mayor cantidad de información para ser analizada o practicada.
  • Facilitar la reacción inmediata a situaciones externas empleando el repertorio de información adquirida.
  • Despertar el interés por nuevos conocimientos, actividades, gustos, relaciones sociales o culturales, entre otros.
  • Modificar las conductas que ya han sido aprendidas para fortalecerlas o debilitarlas, dependiendo de la decisión de la persona.

Un buen desenvolvimiento en el aprendizaje observacional dependerá en gran medida de la voluntad de la persona que aprende. Es más sencillo que se adquieran estás ventajas cuando se trabaja en un infante, quien está desarrollando su personalidad, que en los adolescentes o en los adultos.

Perjuicios del aprendizaje observacional

Aunque sea un aprendizaje que todas las personas emplean desde que nacen, no significa que siempre brinde resultados positivos. Dependiendo de cómo se encamine a la persona y qué conductas aprenda, el resultado variará significativamente.

Esto es algo que todos los padres y docentes deben tener en cuenta, sobre todo cuando exista un entorno dañino para un infante. Las conductas negativas pueden desencadenar los siguientes daños:

  • Aprender que conductas groseras, violentas y mal intencionadas son el camino correcto a obtener lo que desean.
  • Forzar el aprendizaje de conocimientos innecesarios o poco relevantes que no contribuyan al crecimiento personal del individuo.
  • Reducir la motivación e interés de los infantes al no poder entender o imitar lo que observa.
  • Trastornar la imagen de lo que es correcto y lo que no lo es, ya que como observador se mantiene un solo plano de la vida.

Cada uno de esos aspectos se reduce al comienzo de una mala formación personal, la cual se puede ver reflejada en la actitud y comportamiento de la persona. En el ámbito escolar, se nota que el estudiante demuestra conductas inapropiadas, las cuales vienen a ser repeticiones de lo que observa en el hogar.

Proceso del aprendizaje observacional en los infantes

Todo aprendizaje lleva su tiempo, y el observacional no es la excepción a esa regla. El proceso que enmarca a la observación y análisis de actos se puede describir en cuatro partes: atención, retención, reproducción y motivación.

La observación comienza con la atención del evento o acto bajo una percepción cognitiva del alrededor. Este punto de inicio decidirá la capacidad básica de información que se puede retener, así como ciertas características de la personalidad.

Esa información será retenida y memorizada, lo cual permite a los individuos a aprender lenguas, cálculos y repetir patrones de conducta. Si un infante logra verbalizar sus ideas, se encontrará en la reproducción de esos conocimientos adquiridos.

La imagen que la persona tenga de la respuesta a sus actos aprendidos, sean positivos o negativos influirá en la motivación a repetirlos. El reforzamiento bajo la expectativa de recibir una recompensa es una de las primeras herramientas que se usa en el aprendizaje observacional dentro de las escuelas.

Se refuerza la confianza del estudiante con incentivos como buenas notas, premios en actividades, mejora del estado de ánimo y fortalecimiento de las emociones. De esta forma, el estudiante tendrá la confianza de que aquello que observó, analizó y repitió es positivo para su vida.

La repetición conlleva a una motivación superior, lo cual desemboca el deseo de aprender nuevas cosas. Ese incentivo que brinda el aprendizaje observacional será crucial en un estudiante que desee descubrir quién quiere ser en el futuro.

Referencias:

Bandura, A. (1963). Social learning and personality development. New York: Holt, Rinehart, and Winston.

Rotter, J. (1954). Social learning and clinical psychology. Englewood Cliffs, New Jersey: Prentice-Hall.

Skinner, B. F. (1957). Verbal behavior. New York: Appleton-Century-Crofts.


Si te gusta este post, compártelo con tu amigos
Mou D. Khamlichi

Mou D. Khamlichi

Autor

Contenido Relacionado

Más contenido creado por nuestros autores