Aprendizaje receptivo cientifiko

¿Qué es Aprendizaje Receptivo?

Por: Mou D. Khamlichi
Actualizado el 11 de abril de 2021
Si te gusta este post, compártelo con tu amigos

La educación actual se arraiga al aprendizaje receptivo; esto se debe a que ha empleado muchas variantes en cuanto a la enseñanza de nuevos contenidos y destrezas para los estudiantes. Esta variación determinada por los tipos de aprendizaje ha permitido que cada estudiante se nutra de información valiosa y desarrolle sus habilidades personales superando sus expectativas.

Para lograr esa meta, el estudiante debe poder asimilar sus clases, aprender de las tareas y mantenerse en constante práctica. Algunas de esas estrategias conllevan a un aprendizaje receptivo, el cual es considerado como el más simple de los tipos de aprendizaje.

Se basa en la retención de información, la cual es previamente elaborada por el docente, con el fin de que no se modifique o se empleen conceptos previos. El estudiante solo debe limitarse a memorizar las clases sin sacar conclusiones propias.

Importancia del aprendizaje receptivo

En un comienzo se puede pensar que este método de aprender no es fiable debido al factor de que el estudiante no modifica la información obtenida. No obstante, esto no es del todo cierto.

El aprendizaje receptivo ha sido usado por muchos años en la educación primaria para que los niños imiten ciertos patrones de conducta positivos. Desde aprender a hablar hasta contar los números y crear sus propias frases coherentes, todo eso comenzó con un método de recepción.

Ha sido la base del sistema educativo de muchos países, quienes han centrado la idea del aprendizaje en el docente más que en el estudiante. Ellos deben tener preparado un material educativo fácil de entender, sin trabas o conceptos enredados que dificulten la recepción del mismo.

Los docentes centran la atención en aquellos alumnos que mejor retienen la información que se les brinda, les hacen preguntas relacionadas a temas pasados y demuestran que prestaron atención a las clases.

Si se ha desarrollado previamente la habilidad de retener nuevos conocimientos expuestos en un corto periodo de tiempo, lo cual se logra bajo una buena asesoría docente, el estudiante logrará enfocarse con un aprendizaje receptivo.

Al final se busca que cada uno de los estudiantes entienda un tema o contenido de forma resumida, la cual en sí es una conclusión directa. No deben elaborar ningún otro tipo de aprendizaje, pues con el receptivo solo deberán recordar el resumen.

Aprendizaje receptivo cientifiko.com

Beneficios del aprendizaje receptivo

Contrario a la creencia popular, el aprendizaje receptivo puede brindar un verdadero avance al crecimiento de los estudiantes. Aunque esas ventajas puedan ser poco evidentes, están presente en la pura respuesta ante las exigencias institucionales.

  • Representa un bajo costo para el docente y el alumnado en cuanto a esfuerzo.
  • Proporciona información clara y concisa que no busca confundir al alumnado.
  • Permite trabajar con una gran cantidad de datos en un breve lapso de tiempo, como son las clases y prácticas escolares.
  • Se implementa en varios estudiantes al mismo tiempo optimizando la case.
  • Basa sus fundamentos en la memoria y la práctica en ella para incrementarla.

Para que se puedan cumplir los objetivos académicos con un aprendizaje receptivo, el docente tendrá que contar con una buena preparación de sus contenidos.

Perjuicios del aprendizaje receptivo

Esta forma de estudio es, en diversos casos, una falla para el modelo pedagógico actual. Al solo emplear la base de los conceptos dentro de las asignaturas para fomentar la educación, se pierde una parte importante de la misma.

  • El aprendizaje de conceptos y contenidos prácticos por medio de la recepción no permite la libre interpretación de los mismos.
  • Llega a ser tedioso para los estudiantes.
  • Existe un alto índice de fallo debido a la falta de práctica en la retención de conocimientos y la motivación estudiantil.
  • Evita que los estudiantes desarrollen destrezas o habilidades personales al imitarse a solo recibir la información.
  • Se considera como un aprendizaje superficial que no motiva a los estudiantes a investigar sobre los temas o las asignaturas.
  • Si el contenido o la clase fueron correctamente preparados, los estudiantes olvidarán rápidamente lo que vieron y sentirán que pierden el tiempo.

Lamentablemente el aprendizaje receptivo tiene muchas limitaciones que, de no corregirse a tiempo, dañarán enormemente la motivación y determinación del cuerpo estudiantil.

Cómo preparar una clase con el aprendizaje receptivo

Todo docente debe poseer las herramientas necesarias para brindar conocimientos a sus estudiantes, empleando distintos medios que sean acordes al nivel de ellos. Es por eso que el aprendizaje impartido debe ir más allá de solo una clase, una práctica o un examen simple.

En el caso del aprendizaje receptivo, al ser uno de los más simples y poco confiables por diversos motivos, se debe aportar un toque especial en la forma en que llegará la información a todos los estudiantes. Es decir, el canal de información debe ser llamativo para el aprendizaje óptimo.

Inicialmente el docente debe estar bien nutrido de los conocimientos que desee impartir, bien sea un tema nuevo, un subtema de relevancia o incluso la ejercitación de problemas o prácticas previas. Esto se traduce a una investigación profunda que brinde un nuevo marco de ejemplificación para el alumnado.

Es importante recordar que al tratar de explicar un nuevo tema a jóvenes estudiantes, se debe emplear un vocabulario que ellos entiendan, de forma que no haya dudas al final de la clase o práctica.

La base principal para que el aprendizaje receptivo sea efectivo es con una información fácil de digerir, con sentido y que posea una vía de comunicación fluida. Para lograr esto, el docente se puede apoyar de algunas técnicas de enseñanza directa.

Entre esas técnicas se encuentran las conocidas clases magistrales, las cuales consisten en un salón con varios estudiantes y un solo docente. Este docente imparte la clase de forma seguida, con pausas leves permitiendo a los estudiantes tomar notas y absorber los contenidos, pero ellos deben permanecer en silencio.

Ese tipo de lecciones suelen ser muy efectivas en el aprendizaje receptivo, pues al ofrecer toda la información de forma seguida, los estudiantes van recibiendo cada dato en un orden lógico y secuencial.

En otros casos se pueden emplear clases no presenciales con presentación de diapositivas, lecturas en casa u observar documentales educativos. Estos medios de aprendizaje receptivo rinden mucho contenido educativo, siempre y cuando sean bien dirigidos a los intereses de la asignatura y motiven a los estudiantes.

Referencias:


Si te gusta este post, compártelo con tu amigos
Mou D. Khamlichi

Mou D. Khamlichi

Autor

Contenido Relacionado

Más contenido creado por nuestros autores