Delfines

¿Por qué los delfines son tan astutos?

Por: Mou D. Khamlichi
Si te gusta este post, compártelo con tu amigos

Los delfines están entre los seres vivos que más abundan en nuestro planeta. Toda una diversidad de especies asombrosas por su tamaño, sus colores, sus hábitos y, principalmente, su inteligencia.

Esta última cualidad, de estos simpáticos mamíferos, es la que ha maravillado durante siglos al hombre. Son de los ejemplares más amistosos como inofensivos, audaces, veloces y sagaces que se conozcan.

Ya desde la época griega están asociados al hombre por esa capacidad que tienen de relacionarse con él. Poseidón, la divinidad del mar, era mostrado con un tridente rodeado por delfines.

Hoy, los vemos por todo el mundo en acuarios gigantes, en espectáculos dirigidos a los niños, y en su vida silvestre. Son motivo de constante estudio por su forma de comunicarse y de orientarse en el mar.

Describiendo a los delfines

Los delfines son integrantes de la familia Delphinidae, y son odontocetos, es decir, mamíferos acuáticos que tienen dientes. La forma de su cuerpo se conoce como fusiforme, significa que es alargado y elipsoide. Esta peculiaridad es la que le permite esa asombrosa rapidez al nadar y es una de sus ventajas, tanto para cazar como para escapar del peligro.

Esta gran velocidad se la proporciona su aleta al final de su cola, conocida como caudal. Esta aleta caudal le sirve para propulsarse por el agua, mientras las aletas de su pecho le sirven de timón para mantener la dirección. De hecho, esta característica de su cuerpo ha sido tomada para adaptarla a trajes de buzos y bañadores de nadadores olímpicos.

La coloración de su piel es una variación que va desde el gris claro, azulado, con vetas, hasta con tonalidades rosadas en algunas hembras de río. En cada mandíbula llegan a tener entre 20 y 50 dientes, todos iguales, y respiran por un orificio llamado espiráculo, situado sobre su cabeza.

Delfines

Otras características de los delfines se describen a continuación:

· Inteligencia

Los delfines tienen un cerebro grande y se ha descubierto que tienen neuronas similares a las del ser humano. Se ha observado en el delfín oceánico común que, además de aprender, también enseña a sus crías.

Cooperan entre ellos y planean actividades. También se ha observado que sufren cuando muere un compañero. Se han visto manadas de hasta 1.000 ejemplares, donde exhiben un comportamiento de solidaridad entre ellos.

· Orden social

Los delfines se cuidan entre sí mismos, creando lazos muy fuertes que les sirven para protegerse y sobrevivir. Algunas especies transmiten conocimientos a las crías hembras, a diferencia de los primates que lo hacen con ambos sexos.

Losmachos en su lucha por el territorio, o por el favor de la hembra, llegan a la agresión, exhibiendo algunos de ellos cicatrices en su piel. A la hora del apareamiento, los más jóvenes dejan que el macho alfa seleccione primero a la hembra.

· Reproducción

Se ha descubierto que los delfines machos, al momento del apareamiento, entonan especies de versos amorosos a su hembra para galantear. Tienen una sola cría y la gestación les toma un año, en cambio en las orcas (que también son delfines) les toma 17 meses.

Similar a los humanos, diversos estudios afirman que estos mamíferos tienen sexo con su pareja por placer. Antes de madurar sexualmente, ya tienen actividad sexual y se inician a una edad diferente en cada especie.

· Alimentación

En sus primeros meses, por su condición de mamíferos, se alimentan exclusivamente de leche de la madre, viviendo con ella hasta los seis años. Cuando han crecido lo suficiente, ya se nutren de calamares y pequeños peces, juntándose en manadas cuando van a cazar, valiéndose de su rapidez.

La técnica de cazar en manada les permite acorralar a los peces nadando en círculos alrededor de los bancos. Un individuo se separa del grupo metiéndose en el centro para empezar a comer, lo que alternativamente van haciendo los otros.

Entre las técnicas de caza está la ecolocalización, de la que se valen para detectar presas ocultas en el fondo. Otra es tratar que los pececillos se acerquen hasta la orilla del litoral y allí valerse del oleaje para poder capturarlas.

Esta técnica usada por los delfines se llamada aquaplaning, y les da buenos resultados. Normalmente, los delfines gozan de buen apetito, ingieren en comida casi el 10% de su peso.

· Vocalización

Se valen de diversos tipos de sonidos al momento de orientarse, los que producen gracias a unos sacos que tienen bajo el espiráculo. Estos sonidos son silbidos a bajas frecuencias, emisiones sonoras y unos que asemejan a un ‘clic’.

Estas cualidades en los delfines son estudiadas con fines militares, con el fin de  usarlas en el rastreo de objetivos submarinos. Se cree que los delfines utilizan sus emisiones de sonido, para marear a los pececillos y atraparlos.

Tienen una alta sensibilidad, de manera que pueden percibir cuando un objeto cae al agua, sabiendo si se trata de algo de metal, plástico o goma. La ecolocalización es primordial para poder comer, ya que no tienen olfato.

Los científicos han llegado a pensar que los delfines se identifican con nombres propios. Han observado que, al nacer, la madre emite un mismo sonido varias veces, esto vendría a ser como el nombre del nuevo ejemplar.

Delfines

Curiosidades de los astutos delfines

Los delfines necesitan entre 5 y 8 minutos para salir a respirar, pudiendo contener la respiración hasta por un ahora si se sienten amenazados. Duermen de forma muy peculiar, lo hacen con un ojo abierto y otro cerrado.

Pueden alternar sus hemisferios cerebrales, los cuales desconectan a voluntad así que el ojo que dejan abierto es el ojo del hemisferio que duerme. Este mecanismo lo alternan cada dos horas, para descansar y estar alertas al mismo tiempo, y para poder salir a respirar.

En experimentos con delfines se ha descubierto que pueden reconocerse en un espejo y que sus ojos tienen movimientos independientes. Su vida promedio es de 25 a 30 años, pero en cautiverio pueden vivir hasta los 60 años.

La velocidad máxima al nadar de los delfines es 40 kilómetros por hora, algo que han logrado gracias a que mudan su piel cada dos horas. Esta característica les permite lograr la menor fricción posible al nadar, así desplazan mejor.

Las distintas especies

Existen 34 subespecies diferentes de delfines, entre las cuales describiremos las más comunes.

1.   Delfín listado

Se le conoce así, por las rayas que adornan sus flancos, generalmente dos, que van desde los ojos hasta la espalda. Tiene dos listas más de color negro que van desde las orejas hasta las aletas y el vientre.

Su hocico es largo y estrecho, y llegan a pesar hasta 160 kilos, midiendo alrededor de 2.6 metros de longitud. Comparado con la hembra, el macho es más pesado y de mayor tamaño.

De temperamento sociable, siempre anda en manadas de entre 100 y 500 individuos. En estas manadas se distinguen los grupos de los reproductores y los jóvenes, grupo este al cual se unen las crías cuando alcanzan dos años de edad.

Dependiendo de la región será su menú, aunque generalmente consumen crustáceos, pulpos y calamares. El delfín listado del Mediterráneo prefiere los cangrejos, camarones y calamares, mientras que el del Atlántico come más bacalao.

2.   Delfín acróbata

Los delfines acróbatas viven en los mares tropicales, se le conoce así por las piruetas que hace apoyándose en su cola, como si estuviese bailando. Mide poco más de dos metros de largo y llega a pesar casi 80 kilos.

Tiene un hocico largo y sus aletas dorsales son trianguladas, presentando tres tonos en la coloración de su piel. Blanco en su vientre, gris claro en sus flancos y un tono gris oscuro en la parte de atrás.

Es bastante sociable, nada a poca profundidad y se desplaza siempre en grupos, frecuentando siempre la misma zona a diario. Para alimentarse, busca aguas más profundas y se le ha visto jugar con las olas que producen los barcos al pasar.

Come peces pequeños, es polígamo y se aparea una o dos veces cada año, acariciando a la hembra con su hocico. La cría nace a los 10 meses de gestación y la madre la amamanta hasta los dos años.

3.   Delfín rosado

De los delfines de río, el rosado es el más grande que se conoce, conociéndose tres subespecies: el boliviano, el del Amazonas y el del Orinoco. Sus aguas preferidas son las cascadas, las corrientes rápidas y las zonas bajas de los ríos.

Este delfín es gris cuando nace y adquiere su tono rosado con el paso del tiempo, los machos son más grandes y más rosados que las hembras. Su comportamiento es más bien solitario, aunque se le ha visto convivir con otros animales pequeños.

Madura sexualmente cuando alcanzan los dos metros, tienen una sola cría y amamantan durante un año. Su dieta la componen cangrejos, pequeñas tortugas, tetras y pirañas, ingiriendo diariamente un equivalente al 2% de su tamaño en alimentos.

Sus enemigos naturales son los caimanes, los jaguares y las anacondas, aparte del hombre que lo captura accidentalmente en sus redes de pesca. Se suma a esto la deforestación y la contaminación de las aguas, lo que ha hecho disminuir las poblaciones.

4.   Delfín Mular

También llamado “nariz de botella”, es una de las especies más extendidas del mundo, y es el que vemos comúnmente en exhibiciones, acuarios y sitios de diversión. Pueden vivir 20 años y pesar hasta más de 600 kilos, nadan a 11 km/h pero pueden desarrollar hasta los 35 km/h.

Su alimentación la consigue en los litorales y zonas de la costa, está compuesta de calamares, anguilas e invertebrados. Para que las espinas de los pequeños peces no le hagan daño se vale de sus dientes, aunque no mastican los alimentos.

El celo de la hembra se da en primavera y su madurez sexual la alcanzan a la edad de 11 años. Cada dos a tres años tiene sus crías y las amamantan durante 18 meses.

Es un ejemplar muy noble y sumamente inteligente, siendo usados para proveer terapias a personas que sufren de algún trastorno neurológico. Por su sagacidad, son usados por la marina de los Estados Unidos para detectar minas.

5.   Otras especies

Entre los delfines hay otras subespecies que es bueno conocer:

  • Delfín bandera blanca. Solo se ve en el río Yangtsé de China, su visión es nula y su color bastante pálido, pesan más de 100 kilos y su pico largo le sirve para atrapar su comida en lo profundo del río.
  • Delfín del río Ganges. Oriundo del Nepal y Bangladesh, es totalmente ciego, valiéndose de la ecolocalización para orientarse, miden más de dos metros y llegan hasta los 28 años de edad.
  • Delfín Risso. Esta subespecie es una de las más grandes, llegando a medir hasta cuatro metros de largo, su piel tiene una especie de manchas blanquecinas y su menú lo conforman calamares y peces pequeños.
  • Delfín de la Plata. Su hábitat es el río de la Plata, en Argentina, aunque también se le ve en Brasil y Uruguay, es pequeño, y con sus dientes puede cazar hasta pulpos.
Delfines

¿Cuáles son sus principales amenazas?

Generalmente los delfines no tienen depredadores naturales, especialmente las especies más grandes. Para los más pequeños, parientes como la ballena Orca, y ciertos tiburones representan un peligro potencial.

Eso en cuanto a las amenazas naturales, pero las amenazas de nuestro lado son otra cosa. La desmedida contaminación de todos los océanos se convierte en un serio peligro para estos animales.

El continuo vertido de pesticidas, aguas servidas de las ciudades, de las industrias, desechos plásticos y más, ponen en riesgo la vida de estas especies nobles. El alto tráfico marítimo también acarrea problemas, por las heridas que las hélices de los barcos les producen, si colisionan con ellos.

Una de las más denunciadas causas de muertes es la pesca con redes del atún en alta mar, donde los delfines quedan atrapados. Adicionalmente, la caza sin cuartel que se hace en aguas del Japón, de estos ejemplares, cuya carne es muy preciada en esa zona del mundo.

Conclusión

No cabe duda que los delfines son de los animales más listos y capaces que hay en la tierra. Son nobles, simpáticos y divertidos, y gracias a sus hábitos alimenticios son parte importante del equilibrio ecológico.

Por sus capacidades cerebrales son una gran bendición en el tratamiento de pacientes con trastornos neurológicos. Con sus destrezas y habilidades son la delicia de grandes y chicos en muchos parques del mundo.

Desafortunadamente, su más grande depredador es, precisamente, quien debería cuidar de él: el hombre. Tratemos de fomentar entonces el cuidado y conservación de estas criaturas evitando la caza indiscriminada y la contaminación de las aguas.

Referencias:

www.dolphindiscovery.com.mx/delfines/

14 datos curiosos sobre delfines

https://pangeanimales.com/mamiferos/delfin/

www.dolphinaris.com/es/las-caracteristicas-de-los-delfines/

 


Si te gusta este post, compártelo con tu amigos
Mou D. Khamlichi

Mou D. Khamlichi

Autor

Contenido Relacionado

Más contenido creado por nuestros autores