Enfermedades causadas por el estrés

Enfermedades causadas por el estrés y cómo evitarlas

Por: Mou D. Khamlichi
Si te gusta este post, compártelo con tu amigos

La ansiedad puede desencadenar enfermedades causadas por el estrés perjudicando directamente la salud. Aunque creas que todo va bien, el organismo va sufriendo desgastes físicos y mentales que posteriormente tienen repercusiones. El estrés es considerado como una constante de vida muy compleja, que trae diversas consecuencias negativas y concretas en la salud.

Quizá consideres que la tensión por las actividades y preocupaciones diarias es normal, pero esto puede terminar en distintas enfermedades causadas por el estrés. Estas pueden ser muy leves como el cansancio, malestares, fatigas y dolores, no obstante, también pueden ser muy graves e incluso fatales.

Probablemente, alguien con un estilo de vida ajetreado y con el deseo de tener todo en control, puede olvidar cuidar su salud. Por tal razón, es importante conocer cuáles son las enfermedades causadas por el estrés y cómo evitar caer en alguna en ellas.

Cuáles son las enfermedades causadas por el estrés

El agotamiento mental puede generar enfermedades causadas por el estrés afectando el organismo de muchas maneras. Entre los padecimientos más comunes destacan:

Presión arterial elevada

Cuando el cuerpo está expuesto a una situación de estrés segrega hormonas en exceso, las cuales aumentan de forma temporal la presión arterial. En este sentido, el corazón comienza a latir con mayor rapidez mientras que los vasos sanguíneos experimentan un estrechamiento.

Se desconocen las evidencias científicas que digan que el estrés es el causante principal de que la presión arterial se eleve. Sin embargo, sufrir de estrés puede aumentar las probabilidades de sufrir ataques del corazón, cerebrovasculares y presión arterial elevada.

Igualmente, se considera que las enfermedades provocadas por el estrés están asociadas a la depresión, ansiedad y alejamiento de las personas. No obstante, no hay pruebas de que estas enfermedades se fusionen particularmente con la presión arterial elevada.

Enfermedades causadas por el estrés

Lo que sí es cierto es que las hormonas producidas cuando una persona está estresada afectan las arterias produciendo cardiopatías. Cuando la presión arterial aumenta por las situaciones estresantes puede traer consecuencias muy drásticas, sin embargo, cuando ese factor desaparece, la presión arterial normaliza su valor.

Asimismo, el daño ocasionado en los riñones, el corazón y los vasos sanguíneos es irreversible generando consecuencias en un largo periodo de tiempo. Es recomendable realizar actividades que mejoren la salud en general evitando las distintas enfermedades causadas por el estrés.

Problemas cardiovasculares

La ciencia ha tardado mucho tiempo para poder demostrar la relación existente entre el estrés y los problemas cardiovasculares. De hecho, fueron ciertos análisis epidemiológicos los que demostraron que el estrés influye en diversas enfermedades cardiovasculares.

En este sentido, el estrés es una reacción muy normal de la vida, pero, cuando se acumula puede generar enfermedades tanto físicas como mentales. Mucho estrés es realmente perjudicial para el corazón.

Cuando una persona vive en un constante estrés es muy vulnerable a caer en hábitos malsanos como fumar, ingerir alcohol o comer comidas no saludables. El estrés influye sobre el corazón de distintas formas:

  • Elevación de la presión arterial.
  • Constantes inflamaciones.
  • El valor del colesterol y de los triglicéridos se eleva.
  • El corazón palpita descontroladamente.

Cuando hay estrés el organismo aumenta su presión sanguínea originando graves problemas, por ejemplo, los ataques del corazón. Además, si hay presencia de otros factores (obesidad, presencia de tabaco y alcohol), la probabilidad de tener enfermedades coronarias por estrés es aún mayor.

Diabetes
Justo cuando un cuerpo está estresado, el nivel normal de insulina decae, mientras que el nivel de epinefrina y glucagón aumentan produciendo una mayor cantidad de glucosa en el hígado. Paralelamente, la hormona del crecimiento y el cortisol aumentan causando menos sensibilidad a la insulina, por lo tanto, circula más glucosa en la sangre.

Los pacientes de diabetes II, por su parte, sufren de estrés cuando su nivel de azúcar está bajo. Como consecuencia, hay una elevada producción de adrenalina y glucagón, y una baja liberación de cortisol. Estos cambios en los niveles de azúcar pueden prolongarse por varias horas, siendo muy complicado estabilizarlos.

Cuando hay una situación estresante, es muy difícil que los pacientes logren controlar el nivel de azúcar en el torrente sanguíneo. Por lo tanto, es probable que deba suministrarse mayor dosis de la medicina indicada o de insulina.

Ansiedad y depresión

Existe la posibilidad de que los agentes estresantes influyan de forma directa en los sentimientos depresivos de un individuo. En la mayoría de los casos que se reportan, las personas están tristes, melancólicas, infelices, abatidas o decaídas, que, aunque duran poco tiempo afectan en la vida cotidiana.

No obstante, en sentimientos como la ira, frustración e incluso la tristeza influyen  casi en todas las actividades cotidianas, prolongándose por varias semanas e incluso meses, trayendo nefastas consecuencias sobre la salud.

Afecciones la piel

En algunas ocasiones, el estrés continuo puede generar afecciones cutáneas, como resequedad, piquiña, descamación y escozor en la piel. De hecho, también es probable que haya presencia de acné, sudoración excesiva, enrojecimiento de la piel, uñas débiles, pérdida de cabello y urticaria.

Enfermedades causadas por el estrés

Repercusiones menstruales

En el caso de las féminas, se ha evidenciado que el excesivo estrés origina alteraciones en el periodo menstrual dando pie a trastornos muy severos sobre la salud. Es probable que las mujeres experimenten la ausencia de la menstruación, queden estériles o infértiles. Del mismo modo, pueden desarrollar dificultades en la ovulación o menstruaciones totalmente descontroladas e irregulares.

Enfermedades causadas por el estrés

Trastornos mentales

Generalmente, hay muchas enfermedades causadas por el estrés, pero los trastornos mentales pueden ser realmente graves. Los individuos que siempre están estresados tienden a sufrir de ansiedad, depresiones, pérdida del sueño, neurosis, crisis de pánico, entre otras. Estas pueden terminar en un tratamiento donde se incluyen medicinas y terapias que reduzcan el estrés.

Vivir una vida acelerada conlleva muchos malestares y dolores. Estudios demuestran que las mujeres son más propensas a sufrir este tipo de trastornos. Por lo que es recomendable cuidar y preservar la salud.

Enfermedades causadas por el estrés

Trastornos digestivos

Algunos avances científicos han revelado que el estrés origina o empeora los trastornos digestivos. El colon irritado, algún tipo de gastritis, constantes náuseas, inflamaciones y dolores abdominales, diarreas o estreñimientos, son algunos de los síntomas relacionados con el estrés. Aunque estas también pueden ser causadas por otros motivos, como la ansiedad.

Una de las formas más fáciles de reconocer que son enfermedades provocadas por el estrés es que no son seguidas. En otras palabras, se presentan sin una causa específica y están acompañadas de algún agente estresante.

Es importante considerar que si ya un individuo posee una condición de salud y se enfrenta a un caso de estrés crónico, podría sufrir consecuencias muy graves e incluso mortales.

Enfermedades causadas por el estrés

El estrés y su efecto en la salud

Las condiciones estresantes influyen en el sentir físico y mental de una persona, igualmente, se producen sentimientos de furia, nerviosismo o frustración por algún acontecimiento. En otras palabras, el estrés es una respuesta del organismo a las situaciones que representan desafíos, peligros o demandas.

Ahora bien, el estrés puede ser positivo en algún momento, por ejemplo cuando contribuye a cumplir con una fecha tope. Sin embargo, también existe el estrés negativo, el cual se extiende por largos periodos de tiempo, siendo nefasto para la salud.

Diferencia entre estrés y ansiedad

Ambos suelen ser conceptos muy confundidos, pero no son lo mismo. Para que se produzca el estrés debe haber un «factor productor o estresante», mientras que la ansiedad es el resultado del estrés que prevalece luego de que dicho factor se haya extinguido.

Tipos de estrés

Generalmente, el estrés es sentir muy común que se encuentra dentro de los parámetros normales. Existen dos tipos, los cuales deben ser considerados:

  • Agudo. Se trata del estrés que aparece y desaparece en cortos periodos de tiempo. Se considera un tipo muy común, ya que se produce por situaciones habituales del día a día. Por ejemplo cuando discutes con alguna persona, cuando frenas el automóvil, cuando recibes una noticia emocionante, entre otras.

Este tipo de acontecimientos ayuda a mantener el control de situaciones que son mucho más peligrosas. En este sentido, es un estrés que ha sido experimentado por todos en algún momento.

  • Crónico. En este caso, es un estrés que se prolonga por más tiempo. Se experimenta con situaciones continuas, por ejemplo, problemas financieros, laborales, relación infeliz y otras más. Este tipo de estrés suele prevalecer por varias semanas, meses e incluso años.

En la mayoría de los casos, las personas se acostumbran a vivir con ello, desconociendo la gravedad del asunto. Cuando no hay control sobre el estrés la salud podría verse gravemente afectada.

Cómo se ve afectada la salud ante el estrés

En términos generales, todos hemos enfrentado algún tipo de estrés, inclusive en algunas ocasiones es positivo para el logro de nuestras metas. Sin embargo, no es saludable vivir en un «estrés on», ya que el organismo y la mente podrían verse afectados de muchas formas.

La razón es que el cuerpo tiende a acostumbrarse a producir una cantidad anormal de sustancias que van directamente a la sangre. A la final, los tejidos del cuerpo lo resienten de diversas maneras:

Hormonas

Cuando un cuerpo experimenta estas situaciones estresantes, las glándulas suprarrenales segregan una hormona denominada cortisol. Asimismo, produce exageradamente la adrenalina, cuya función principal es regular el nivel de glucosa existente en la sangre proporcionando una mayor energía cuando hay situaciones de peligro.

Aunado a ello, la adrenalina desencadena una alteración en el ritmo cardiaco, acelera la respiración, aumenta la tensión y hace que los bronquios se dilaten. Además, el sistema circulatorio se reduce en áreas específicas del cuerpo como la piel, canalizándose más en las zonas musculares. En otras palabras, el cuerpo sufre una pérdida del ritmo y se desorienta en sus funciones principales.

Obviamente, esto trae sus propias consecuencias, entre ellas se observa que:

  • Aunque el organismo trabaja de forma forzada para enfrentar las situaciones urgentes, las células van sufriendo un rápido desgaste.
  • Del mismo modo, hay algunas reducciones en las funciones vitales del organismo. Por ejemplo: el proceso digestivo y la regeneración de los tejidos del cuerpo no dan frutos adecuadamente. Es decir, estas funciones pasan a su segundo lugar.

Reacciones inmunológicas

El sistema inmunológico también es ampliamente afectado por la desviación enérgica de las funciones que garantizan una reacción inmediata ante un factor amenazante. Es decir, las defensas corporales disminuyen cuando estás en un constante estrés.

Por su parte, enfrentar enfermedades después de jornadas laborales es algo muy común. No obstante, si el estrés se extiende por mucho tiempo, se multiplica la probabilidad de que los microorganismos dañinos actúen en el cuerpo y se desplieguen fácilmente.

Cómo sufre el organismo      

El cortisol y la adrenalina son hormonas que al ser producidas excesivamente resultan perjudiciales en el organismo dando pie a las enfermedades causadas por el estrés.

Dolencias cervicales

La mitad de los individuos que enfrentan un estrés crónico experimentan estos dolores. Se refiere a un agarrotamiento en el área cervical producido por una continua tensión. Estas dolencias se activan cuando hay discusiones constantes, contratiempos, disgustos, infelicidad o cualquier otra situación negativa. Igualmente, los demás músculos también se ven afectados con estas presiones.

Por su parte, el estrés produce contracciones cervicales involuntarias, indefinidas y sobre todo dolorosas.

Caída del cabello

Este síntoma es uno de los más experimentados. La razón es que tanto los aminoácidos básicos como los oligoelementos se ven alterados en cuanto a su absorción, estrechando así las diversas arterias. En este orden, la circulación base del cabello se ve limitada y en consecuencia produce la caída del cabello por debilidad.

Trastornos digestivos

En el tracto alimentario transitan algunos nervios que aumentan la vulnerabilidad a sufrir problemas emocionales y digestivos. Asimismo, se produce un aumento del ácido gástrico, lo cual da pie a diarreas o estreñimientos.

Científicamente, se ha comprobado que el desplazamiento de los intestinos sufre una alteración cuando experimenta situaciones estresantes, lo cual puede generar estreñimiento o diarrea. Igualmente, prevalece una prolongada presión que genera gases indirectos.

Trastornos de sueño

Un nivel elevado de cortisol actúa sobre el cuerpo, haciendo que se mantenga en un estado alarmante en donde conseguir la relajación es realmente difícil, por esa razón, cuesta conciliar el sueño. Por su parte, el insomnio es originado mayormente por estrés. En este sentido, las féminas que tienen de 40 años en adelante son más vulnerables.

En este orden, el estrés representa el 85% del insomnio. Por otra parte, aunque logres conciliar el sueño, los nervios afectados no permitirán que descanses impidiendo que la fase REM sea completada.

Más irritabilidad

En algunas ocasiones puedes tener ganas de morder, gritar o golpear a la gente, aunque no esté no sea un acto normal. Incluso a veces es forzoso controlar el propio temperamento, la razón es que el estrés disminuye la producción de dopamina (hormona que garantiza el bienestar). De hecho, cuando hay estrés se tiende a perder el control frente a cualquier contratiempo o disgusto.

Afecciones en la piel

Otra consecuencia que surge con una tensión descontrolada son los eccemas o urticarias en la piel. Esta afección se debe a que el exceso en la producción de la hormona cortisol hace que se libere histamina, produciendo algunos problemas dermatológicos.

De igual forma, hay una reducción tanto de elastina como de colágeno, generando que haya más flacidez en la piel. Por su parte, la adrenalina es responsable de que se produzca un exceso de acné.

Dificultad para recordar

La segregación de cortisol por estrés reduce todo tipo de actividad realizada en el hipocampo cerebral. Al haber menos actividad en esa zona, existe una mayor posibilidad de olvidar cualquier cosa, incluso si han pasado solo minutos.

Cómo resiente la salud con las enfermedades causadas por estrés

El cuerpo puede sufrir algunas enfermedades causadas por el estrés, manifestándolas de distintas formas, entre ellas tenemos:

  • Corazón. Cuando hay una situación estresante, hay mayor liberación de adrenalina, por lo tanto, el corazón se esfuerza para bombear mayor cantidad de sangre. Gracias a ello, este órgano se va debilitando hasta sufrir ataques que van desde lo más leve hasta lo más grave. Asimismo, la presión arterial también aumenta significativamente.
  • Pie para la depresión. Si hay presencia de un constante estrés, las reservas de dopamina se terminan. Por lo que resulta más difícil controlar o avanzar a una fase de agotamiento. Como consecuencia, aparecen los diferentes síntomas de depresión.
  • Vejez precoz. Naturalmente, las células utilizan el 90% de la energía para restaurar y regenerar los tejidos. No obstante, cuando hay estrés en el organismo estos procesos de renovación pasan a un segundo lugar y como resultado la vejez llega antes de tiempo.
  • Mayor probabilidad de sufrir cáncer. El estrés incrementa la posibilidad de desarrollar cáncer. Actualmente, se estudia la influencia que puede tener el estrés con el desenlace del cáncer y el aceleramiento en el proceso de metástasis.

Cómo combatir el estrés

En múltiples ocasiones el estrés no puede ser evitado. Sea cual sea la acción siempre habrán situaciones que generen tensión o estrés a un individuo. Por lo tanto, no hay que aprender a vivir con él hasta que mejore, sino que se debe buscar la forma de combatirlo para que no haya repercusiones en la salud. Para ayudar a combatir el estrés, se recomienda:

  • Determinar si el tipo de personalidad es vulnerable a sufrir de estrés. En este sentido, se refiere a conocer tanto el cuerpo como la personalidad. El fin es poder reconocer las alarmas que el cuerpo activa cuando hay una situación estresante. De este modo, resulta más fácil atender la salud sin que pase a mayores complicaciones.
  • Realizar técnicas que ayuden a enfrentar y/o evitar el estrés. En otras palabras, es buscar la forma de hacer que tanto el cuerpo como la mente sean más fuertes ante esos duros momentos. Distribuir las actividades entre todos y ejecutar actividades que proporcionen relajación son buenas opciones para combatir y evitar las enfermedades causadas por el estrés.

Técnicas para evitar las enfermedades causadas por el estrés

Estudios han demostrado que si es posible evitar el estrés y preservar la salud. Actualmente, existen muchas formas para evitar o hacerle frente a las situaciones estresantes. A continuación te mencionamos 10 técnicas para evitar las enfermedades causadas por el estrés:

1. Reconoce y acepta aquello que no puedes cambiar

Realmente es muy complicado, pero si te lo propones lo puedes lograr, aceptar que hay cosas que no puedes cambiar te ayuda a liberarte de ellas sin alterar tu salud.

Por ejemplo, si tu hora de regreso a casa es «en horas pico», no puedes cambiar el hecho de que haya mucho tráfico, ya que no eres el único que sale de sus labores. Lo que puedes hacer es escuchar música, leer un libro o cualquier otra actividad que te relaje mientras llegas a tu destino.

2. Evade siempre las situaciones de estrés

Siempre que puedas, debes alejarte de aquello que te provoque estrés. Si estás en tu día libre y surge alguna discusión en casa, busca la forma de alejarte un poco. Sal a respirar aire fresco, da una vuelta en tu comunidad, ve al parque y regresa cuando estés más relajado.

3. Práctica ejercicios

Tener un rato para entrenar físicamente es una de las formas más comunes y fáciles de estar preparado frente al estrés. Cuando practicas ejercicios, el cerebro segrega sustancias que te harán sentir bien.

En este sentido, también sirve para trabajar la frustración y canalizar la energía. Se recomienda practicar por media hora algo que realmente se disfrute, por ejemplo, jugar fútbol, nadar, bailar, caminar, entre otros.

4. Modificar la perspectiva de las cosas

Para evitar las enfermedades causadas por el estrés y la ansiedad hay que intentar ver las cosas con una mejor actitud. Inicialmente, se deben reemplazar los malos pensamientos por aquellos que sean más positivos. Por ejemplo, no es necesario empeñarse en saber, «¿por qué todo sale mal?» Sino buscar la forma de, «¿cómo puede salir bien?»

Visto así, puede parecer algo tonto, pero psicológicamente se evidencia como este cambio de pensamientos puede modificar drásticamente la perspectiva de la vida.

5. Busca algo que realmente sea de tu interés

Cuando te sientas abrumado por el estrés, puedes hacer algo que disfrutes en su totalidad. Algo que lo hagas por gusto y no por necesidad. En otras palabras, puedes escuchar la música de preferencia, ver la película favorita, leer un buen libro, degustar una merienda, entre otros.

Es muy simple, pero te ayudará a pasar tiempo contigo mismo estando más fuerte cuando se presente alguna situación estresante.

6. Busca la forma de estar relajado

Una buena manera de combatir el estrés diario es practicar alguna técnica de relajación. Estas son muy positivas, ya que le ayudan al corazón a regular los latidos cardíacos y a su vez reduce la presión excesiva de sangre. En este orden, existen muchas formas de estar relajado, puedes hacer ejercicios de respiración o puedes practicar taichí y yoga.

7. Mantente conectado

Probablemente, el estrés sea una de las principales causas de interrumpir la vida social. Por esa razón, no dejes que se interponga entre su familia, amigos y usted. Se ha comprobado que compartir con los seres queridos es una de las formas más efectivas para mejorar el estado de ánimo y dejar el estrés de lado.

 Igualmente, puedes contar tus preocupaciones a otras personas de confianza, ya que esto sirve de desahogo.

8. Duerme el tiempo necesario

Cuando no se duerme lo suficiente se entra en un estado de cansancio que complica el proceso de pensar y resolver con claridad las situaciones cotidianas.  De hecho, cuando se duerme el tiempo necesario para que el cerebro descanse hay mayor energía en el cuerpo facilitando el manejo de cualquier eventualidad. En este orden, se recomienda dormir entre 7 y 9 horas por las noches.

9. Come sano

Al consumir alimentos saludables, el organismo le proporciona energía sana al cerebro y al cuerpo, manteniéndolo sano y preparado para enfrentar cualquier situación de estrés.

10. Aprender a decir «no» sin sentir remordimientos

Si el estrés se debe a un colapso de labores o actividades, debes aprender a establecer límites sanos, tanto para ti como para los demás. Si no tienes el tiempo o no quieres realizar una tarea debes decir que no sin sentir culpa, de hecho, si necesitas ayuda también debes solicitarla.

Ahora bien, si ya has puesto en prácticas algunas técnicas de manejo de estrés y no has mejorado, debes buscar un especialista. Existen asesores o terapeutas que buscan otras alternativas para trabajar el estrés desde su origen.

Preguntas frecuentes

¿El estrés es malo o es bueno para la salud?

Como se ha mencionado, algunas situaciones de estrés pueden resultar beneficiosas o positivas en el ser humano. Un ejemplo de ello, es cuando tienes una fecha límite para entregar algún pedido que no has terminado.

Es así como la presión que surge se denomina estrés, pero durará hasta que cumplas con el compromiso. Se trata de canalizar positivamente la energía y la adrenalina para lograr el objetivo.

Por otra parte, cuando el estrés es prolongado por largos periodos de tiempo manteniéndose siempre en constante presión se pueden generar dificultades de salud física, mental y emocional. En este sentido, el estrés no siempre es malo, pero es realmente necesario comprender cuál es la diferencia, ya que las consecuencias pueden ser perjudiciales.

¿El estrés perjudica inmediatamente o es una consecuencia a largo plazo?

Cuando se trata de un estrés crónico las consecuencias pueden ser irreversibles y muy drásticas. La razón es que un constante estrés produce enfermedades que se manifiestan con el tiempo, siendo mucho más severas que en el estrés agudo.

En este sentido, cuando se habla de un estrés «normal» o agudo puede incluso salvar vidas. Mientras que el estrés crónico genera otros efectos de mayor gravedad.

Ahora bien, cuando hay presencia de estrés, las personas suelen sentir síntomas de índole digestivo, dificultad para conciliar el sueño y cefaleas. Con el paso del tiempo, se pueden desarrollar enfermedades más graves como, por ejemplo, cardiacas, diabetes, trastornos psicológicos, digestivos, menstruales e incluso sentimentales.

¿Qué debes hacer si sientes estrés?

La mejor recomendación es buscar ayuda inmediatamente, ya que un estrés puede terminar con pensamientos y actos suicidas. En los casos más graves de estrés, las personas sienten que no pueden enfrentar las dificultades de la vida. Además, algunos individuos acompañan estas situaciones de estrés con sustancias nocivas para la salud (drogas, tabaco o alcohol).

Ahora que conoces la gravedad de las enfermedades causadas por el estrés, debes mantener tu cuerpo y mente preparados ante cualquier situación estresante. La mejor recomendación es mantener siempre un balance entre las responsabilidades, los problemas y la salud, puesto que las consecuencias pueden ser muy destructivas. Como bien dicen: ¡Mente sana, cuerpo sano!

Referencias:

https://www.sabervivirtv.com/medicina-general/enfermedades-trastornos-causados-por-estres-ansiedad_41

https://medicinanatural-alternativa.com/enfermedades-por-estres/

https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/003211.htm


Si te gusta este post, compártelo con tu amigos
Mou D. Khamlichi

Mou D. Khamlichi

Autor

Contenido Relacionado

Más contenido creado por nuestros autores