Hechos fascinantes sobre la fotosintesis

7 hechos fascinantes sobre la fotosíntesis

Por: Mou D. Khamlichi
Actualizado el 23 de junio de 2021
Si te gusta este post, compártelo con tu amigos

La fotosíntesis es por mucho uno de los procesos más relevantes e importantes de todo el mundo natural. Su función principal es transformar el dióxido de carbono en oxígeno.

Este proceso se realiza separando las moléculas de carbono del CO2 y liberando O2 a la atmósfera. Se logra gracias a la energía química que consiguen al exponerse a la luz solar.

Hoy en día, gracias a los avances científicos, se conoce mucho sobre el funcionamiento de las plantas; así como también de sus procesos, como por ejemplo la función clorofílica.

Alrededor de este proceso existe toda una historia de descubrimientos, y en esa historia hay una serie de hechos sumamente fascinantes que quizás no sabías.

1.    La glucosa en la fotosíntesis no funciona solo como alimento para las plantas

La glucosa es una molécula producida por la fotosíntesis de las plantas y algunos animales y bacterias. Muchos piensan que su funcionamiento es únicamente alimenticio, pero no es así.

Es cierto que las azucares almacenadas en la glucosa sirven como alimento para el uso posterior de la planta. Pero la verdad es que ese no es el único funcionamiento de dicha molécula.

La glucosa también puede ser usada por la planta para obtener materia prima para crecer. De igual forma, también la utiliza para generar almidón que le permita almacenar energía por largos periodos.

Por último, también puede ser usada en ocasiones extremas para la planta, como lo puede ser la foto respiración. En ese proceso la planta utiliza la glucosa para generar dióxido de carbono y regular su sistema para no perder grandes cantidades de agua.

Hechos fascinantes sobre la fotosintesis

2.    El color de las hojas verdes se debe a la clorofila

En la fotosíntesis existe una molécula que es utilizada en este proceso para absorber la energía y comenzar el trabajo. Dicha molécula es la clorofila, la cual se encarga de captar la energía lumínica, absorbiendo mayormente la luz azul, la roja y la violeta.

Por otra parte, la luz verde se deja por fuera y se refleja. Esta es la única longitud de onda que no entra, lo cual a causa de su reflejo les brinda su color. Cabe destacar que la fotosíntesis en algunos tipos de algas puede llegar a mostrar otros pigmentos además del verde.

3.    El número clave de su proceso es el 6

La glucosa producida en la fotosíntesis es solo un azúcar simple. Sin embargo, en comparación con las moléculas usadas en la fórmula de la fotosíntesis, ésta es más grande. Por esta razón, su estructura molecular se compone de varias de ellas, en específico con seis de cada una, y termina liberando seis de otra.

Es decir, para conformarla son necesarias 6 moléculas de CO2 y 6 moléculas de H2O; lo que resultará en una molécula de glucosa y 6 moléculas de O2.

4.    No es exclusiva de las plantas

En la antigüedad se creía que el proceso de la fotosíntesis era solo de las plantas. Pero, con los años y los avances científicos varios descubrimientos demostraron lo contrario.

Dichos hallazgos aclararon que no solo las plantas y las algas podían realizar este importante proceso. También algunos microorganismos e incluso algunos animales multicelulares pueden hacerlo.

Entre ellos quizás el más conocido es la babosa marina, quien es capaz de robar orgánulos fotosintéticos de las algas y usarlos en sus células. Otro ejemplo de la fotosíntesis en animales es la salamandra manchada, quien realiza un proceso simbiótico con las algas para conseguir oxígeno.

De igual forma, otro gran ejemplo de la fotosíntesis en los animales es el avispón oriental, que utiliza sus propios pigmentos llamados “xantoperina” y convierte la luz en energía. Este proceso lo lleva a cabo para promover su actividad nocturna.

5.    Funciona de forma inversa a la respiración celular

La fotosíntesis y la respiración celular son dos procesos similares pero opuestos. En primer lugar, la respiración celular se encarga de utilizar el O2 y las azucares para la liberación de la energía en el cuerpo. De esta forma se libera el carbono del cuerpo junto con el oxígeno restante, lo que genera CO2.

En contraparte, la función clorofílica toma el CO2 y lo divide usando energía química, lo que utiliza para generar azucares y termina en la liberación de O2.

6.    El verdadero gran proceso es marino

Gran parte de la fotosíntesis que se lleva a cabo en el mundo no se encuentra en la amazonia o alguna otra zona con abundante vegetación terrestre.

En lugar de ello, la función clorofílica más grande tiene lugar en el mar, en especial por un tipo de alga conocida como fitoplancton. Esta alga está compuesta por una extensa comunidad de microorganismos que logran la fotosíntesis.

Estos organismos procesan el 50% del dióxido de carbono en el mundo y lo transforman en oxígeno.

7.    El diseño de las plantas es específico para su función

Todas las estructuras de las plantas que realizan el maravilloso proceso fotosintético están diseñadas especialmente para dicho objetivo. Principalmente la raíz de las plantas está allí para absorber el agua del suelo y llevarla por los tejidos vasculares desde el tallo hasta las hojas.

En las hojas de las plantas todo cuenta. La fotosíntesis se produce gracias a que en ellas existen poros que se llaman estomas, por donde entran y salen las moléculas.

Dichos poros también se encargan de limitar las pérdidas elevadas de agua y en algunos casos cierto tipo de vegetación posee espinas para condensar el agua.

Hechos fascinantes sobre la fotosintesis

La fotosíntesis vuelve habitable nuestro planeta

Generalmente todas, o la mayoría, de las personas del mundo tienen conocimiento de la importancia y el funcionamiento de las plantas en el planeta. Principalmente de su relevancia en la producción del oxígeno que todos necesitamos para poder respirar adecuadamente y vivir.

Pero existe otro factor importante de la fotosíntesis que a menudo es olvidado. Se trata de la regulación de CO2 en la atmosfera y su relación directa con el calentamiento global y el efecto invernadero.

Si bien es sabido que el CO2 vuelve la atmosfera más caliente reteniendo las altas temperaturas; también promueve el derretimiento de los polos y aumenta la contaminación atmosférica.

Por esta razón, el equilibrio de este proceso se debe cuidar con muchísima atención, ya que de él depende lo habitable que será la tierra en el futuro.

Referencias:

https://es.wikipedia.org/wiki/Fotos%C3%ADntesis

www.nationalgeographic.es/animales/2018/07/los-secretos-de-las-babosas-que-roban-cloroplastos-las-algas

www.greelane.com/es/ciencia-tecnolog%c3%ada-matem%c3%a1ticas/ciencia/photosynthesis-facts-4169940/


Si te gusta este post, compártelo con tu amigos
Mou D. Khamlichi

Mou D. Khamlichi

Autor

Contenido Relacionado

Más contenido creado por nuestros autores