las flores

Las flores: signos del éxito de la evolución

Por: Mou D. Khamlichi
Si te gusta este post, compártelo con tu amigos

Las flores han aparecido en nuestro planeta desde hace más de cien millones de años. Se han diversificado tanto que están presentes en la mayoría de las comunidades vegetales, tanto terrestres como marinas. Las encontramos en bosques, selvas tropicales, y hasta en el desierto.

Gracias a la reproducción sexual que tiene lugar en las flores, los procesos de evolución y adaptación se han podido desarrollar. Además, esto ha permitido la propagación de las especies en entornos más favorables.

Las características de las plantas que poseen flores han hecho que estas sean muy adaptables y con una capacidad de diversificación enorme. De allí su éxito en habitar nuestra tierra.

¿Qué son las flores?

Las flores son consideradas como un conjunto de órganos que aparecen en la fase reproductiva de las plantas, en las que tiene lugar la fecundación. Tienen una parte estéril y otra parte fértil. En ellas se forman los gametos femeninos (óvulos) y masculinos (polen).

Los gametos se unen para producir semillas y cada una de ellas es portadora de un embrión que dará lugar a una nueva planta.

En botánica (ciencia que estudia todas las características y relaciones de las plantas) se entiende a la flor como un brote de crecimiento definido; además, tiene hojas y producen órganos reproductores. Estas hojas son llamadas esporofilos (las más internas) y antofilos (las más externas).

Función de las flores

Toda flor, sea grande o pequeña, por ser un órgano reproductivo tiene como fin la generación de semillas viables para propagar la especie. Las semillas son la siguiente generación de la mayoría de las plantas y son el medio por el que las especies se propagan.

Aunque esta es una de las funciones principales, también existen aquellas que tienen colores muy llamativos; otras exhalan aromas para atraer a los insectos que puedan facilitar el proceso de reproducción.

Partes de la flor

Una flor completa comprende las siguientes partes:

  • Pedúnculo: la parte que sostiene a la flor.
  • Tálamo: es la parte del eje de la flor donde están fijadas las piezas florales.
  • Cáliz: formado por los sépalos (antófilos poco modificados).
  • Corola: formada por los pétalos (antófilos muy modificados).
  • Androceo: compuesto por los estambres, donde se origina el polen
  • Gineceo o pistilo: está formado por los carpelos que contienen los óvulos.

El cáliz y la corola forman lo que se conoce como perianto.

las flores

El pedúnculo

Se define como el eje que sostiene a la flor, o la parte que une a la flor con el tallo. Por eso, en botánica se le conoce como el último entrenudo del tallo que está situado por debajo de la flor. El pedúnculo se puede clasificar según el número de flores que sostiene:

  • Sencillo: si lleva una sola flor.
  • Bifloro: cuando este se bifurca y sostiene dos flores.
  • Multifloro o ramoso: es el que soporta una inflorescencia. En este caso, a las ramificaciones de este tipo de pedúnculo se les conoce como pedicelos.

Asimismo, el pedúnculo se puede clasificar también según la posición que ocupa en la planta:

  • Terminal: si está situado al terminar el tallo.
  • Axilar: si está situado justo en la axila de la hoja.
  • Caulino: el que tiene su origen en el tronco.
  • Peciolar: está ubicado en el pecíolo de la hoja.
  • Radical: si nace en la raíz de la planta.
  • Sésil: cuando en una flor falta el pedúnculo.

El tálamo

Es el eje donde se insertan las piezas florales y consta de nudos y entrenudos que están muy juntos. Según cómo se inserten estas piezas en el tálamo las flores son llamadas:

  • Flor acíclica: cuando las piezas se insertan según una línea helicoidal.
  • Flor cíclica: si se disponen en verticilos (conjunto de órganos o flores que nacen alrededor del eje, a un mismo nivel).

El perianto

Recordemos que el perianto está formado por el cáliz y la corola. Las flores pueden clasificarse según como sea el perianto en:

  • Aclamídea o desnuda: cuando falta el perianto.
  • Haploclamídea: Si tiene un solo verticilo.
  • Heteroclamídea: cuando tienen dos verticilos y las piezas tienen diferentes colores, forma y consistencia.
  • Homoclamídea: cuando todas las piezas del perianto son iguales o muy parecidas. Es decir, no se ve diferencia entre el cáliz y la corola de la flor.

El cáliz

Sabemos que está formado por los sépalos y que es la parte más externa de las flores. Se puede reconocer fácilmente ya que es casi siempre de color verde. Su función es proteger a los órganos más internos.

El cáliz puede clasificarse como:

  • Cáliz dialisépalo: si los sépalos son libres.
  • Cáliz gamosépalo: si los sépalos están unidos entre sí con alguna pequeña separación.

El cáliz también puede clasificarse según el tiempo que permanece en la flor en:

  • Caedizo: el cáliz se cae cuando se marchita la flor.
  • Fugaz: cuando se desprende antes de que la corola se abra.
  • Persistente: si el cáliz se mantiene hasta que el fruto madura.
  • Marcescente: cuando el cáliz permanece, aunque este esté marchito en la flor.

La corola

Está formada por los pétalos, y en ellos se diferencian dos partes: la uña y la lámina. La uña es la parte más delgada por la que el pétalo se une al tálamo; la lámina es la parte más ancha del pétalo que se asemeja por su forma a una hoja.

Los pétalos no intervienen directamente en el proceso reproductivo, pero son útiles a la hora de atraer animales por sus colores llamativos. De manera que, los insectos o aves se acerquen y lleven los granos de polen de los estambres a los estigmas para el proceso de polinización.

A la corola y al cáliz se les puede llamar dímeros, trímeros, tetrámeros, pentámeros o más, según el número de piezas florales que tengan.

El androceo

Es la parte de las flores que comprende los órganos masculinos. Estos órganos son llamados estambres. El estambre tiene dos partes:

  • El filamento estaminal: es la parte estéril del estambre. Su función es sostener a la antera y aportarle nutrientes.
  • La antera: está formada por cuatro sacos polínicos. Es la parte más voluminosa del estambre. La unión de dos sacos polínicos forma las tecas. Estas contienen los granos de polen.

El polen está formado por células redondeadas protegidas por membranas. El tamaño de cada grano es aproximadamente de 2 µm a 250 µm.

Los tipos de androceo son: dialistémono (si los estambres están libres) y gamostémono (si los estambres están soldados entre sí).

El gineceo

Es el componente que abarca los órganos femeninos de la flor. Estos órganos son denominados carpelos y no son más que hojas modificadas dobladas sobre sí mismas. Este consta de tres partes:

  • Ovario: es como un depósito formado por la base del carpelo. En la parte interna se encuentra el tejido llamado placenta donde se insertan los rudimentos seminales (óvulos) a través de un funículo.
  • Estilo: tiene forma de estilete y es la parte de arriba del ovario. Generalmente, hay tantos estilos en una flor como carpelos formen el ovario, pero no siempre es así.
  • Estigma: es la parte más alta del estilo; la porción del ápice del carpelo. En su estructura tiene a veces glándulas que destilan líquidos pegajosos o azucarados cuya función es retener el polen.

El gineceo se clasifica como apocárpico (si está formado por diversos carpelos separados, formando varios ovarios) o sincárpico (si los carpelos están unidos).

Clasificación de las flores

Las flores pueden clasificarse según sus órganos sexuales en:

  • Hermafrodita: cuando la flor tiene el androceo y el gineceo. Por ejemplo, la flor de Sisyrinchium pachyrhizum y Canna indica.
  • Flor femenina: cuando le falta el androceo.
  • Flor masculina: si a la flor le falta el gineceo.
  • Flor neutra o estéril: cuando la flor no tiene ni androceo ni el gineceo. Es el caso de la hortensia (Hydrangea), el girasol, la margarita.

Según las partes que la componen en:

  • Flor completa: cuando tienen todas las partes (cáliz, corola, androceo y gineceo).
  • Flor incompleta: cuando le falta alguna de las partes principales.

Y de acuerdo a su simetría en:

  • Simétricas: las partes florales disponen de un patrón simétrico.
  • Asimétricas: las partes tienen un patrón desigual.
  • Zigomorfas o bilaterales: son las flores que presentan un único plano de simetría.
  • Actinomorfas o radiales: presentan más de un plano de simetría.

Inflorescencias

Las flores pueden nacer solas (flor solitaria) o agrupadas, conocidas como inflorescencias. Por ejemplo, las margaritas, aunque parecen una sola flor, son en realidad inflorescencias formadas por un montón de pequeñas flores individuales que están muy juntas.

Las inflorescencias se dividen en dos grupos:

  • Racemosas o indefinidas: en las que el eje tiene un crecimiento ilimitado, teóricamente. Y pueden ser de tipo racimo simple, corimbo, umbela simple, capítulo, espiga, amento y espádice.
  • Cimosas o definidas: el eje principal y los pedicelos tienen crecimiento limitado. Rematan en una flor. Entre las principales están las del tipo monocasio o cima unípara, cima helicoide y cima escorpioidea.

Estas a su vez pueden ser:

  • Simples: cuando el eje primario produce pedicelos con una única flor.
  • Compuestas: los pedicelos se ramifican de nuevo y hay más flores. Las principales inflorescencias de este tipo son la panícula o racimo, la antela, la cima umbeliforme, racimo de espigas, umbela compuesta, espiga compuesta y ciatio.

Reproducción sexual de las flores

Para que los gametos masculinos y femeninos puedan unirse, el polen tiene que ser llevado de los estambres a los carpelos. De esta forma, inicia el proceso de la polinización. Esta puede darse como autopolinización o polinización cruzada.

  • Autopolinización: ocurre cuando el polen es almacenado en el estigma de la misma flor o en una flor diferente, pero de la misma planta. La autopolinización perpetúa los rasgos de la planta madre.
  • Polinización cruzada: se da cuando el polen es llevado al estigma de una flor de otra planta. Esta transferencia se da por medio de animales (aves, insectos) o por el viento. En este tipo de polinización se introducen nuevas combinaciones genéticas que dan lugar a plantas más fuertes y mejores.

Luego de que el grano de polen llega al estigma, se forma el tubo polínico. Este desciende a través del estilo hasta llegar al ovario. De esta manera se empieza a desarrollar el embrión para completar la fecundación.

Tras la fecundación, cada óvulo se convierte en una semilla; el ovario se transforma en una fruta y los sépalos, pétalos y estambres generalmente se marchitan.

las flores

Plantas con flores

Uno de los mayores triunfos de la evolución han sido las plantas con flores. Aquellas que las poseen son llamadas también plantas fanerógamas o espermatofitas. Dentro de estas, existe la subdivisión angiospermas o magnoliophytas de las que hay más de 227.000 especies.

Las angiospermas a su vez se subdividen en dos grupos: las dicotiledóneas, con más de 55.000 especies y las monocotiledóneas, con 172.000 especies aproximadamente.

Los datos prehistóricos han mostrado que las primeras plantas que tenían características como granos de polen datan de hace unos 245 millones de años. Se cree que las primeras angiospermas fueron árboles tropicales con flores y frutos comestibles que atraían a los animales.

Aún no se conoce bien cómo fueron evolucionando estas plantas con flores; ni todas las etapas medias que tuvieron que pasar hasta llegar a diversidad que conocemos hoy en día. Una de las respuestas que ha dado el mundo científico es que, posiblemente, las angiospermas aparecieron en lugares que después fueron sumergidos.

Las primeras plantas con flores

Se conoce que las primeras plantas con flores tenían en una misma flor las anteras (productoras de polen) y los ovarios (contienen los óvulos); es decir, eran hermafroditas.

Hoy en día aún existen estas plantas, pero parece que las plantas primitivas tenían unos genes que causaban la autoesterilización. El polen de la flor no fertilizaba los óvulos de la misma flor. Esto hacía que la transferencia de polen se generara entre flores diferentes, aunque de la misma especie.

Los encargados de la transferencia de ese polen de una flor a otra fueron en principio los animales. Desde hace millones de años hasta nuestros días ha sido así. Los primeros animales fueron los insectos que, atraídos por el polen, acudían al néctar y al entrar en la flor el polen se adhería a ellos.

De esta manera, al marcharse hacia otra flor de la misma especie, el polen quedaba en el estigma, llegaba al óvulo y ocurría la fecundación.

las flores

Evolución de las flores

En el proceso de evolución, las flores empezaron a tener colores muy llamativos, incluso diseños en sus pétalos. Esto con el fin de seguir atrayendo a las aves e insectos para que tomaran de su néctar; de manera que posteriormente pudiese continuar el traspaso del polen de flor en flor.

Además, muchas de las flores comenzaron a producir aromas que seducían a los insectos y aves. Esto se sincronizó con la etapa del florecimiento y con el periodo activo de los polinizadores. De esta forma, los polinizadores se hicieron dependientes y específicos y, además, la estructura de la flor se tornó más compleja.

Por eso, existen otras flores que no tienen colores llamativos, ni aromas ni néctar, porque son flores que no necesitan atraer animales para polinizarse.

También, el viento ha sido un buen medio para la dispersión de semillas y la propagación de las plantas con flores. Las semillas de estas plantas se desarrollan rápidamente en comparación a otras plantas sin flores.

Flores de plantas monocotiledóneas

Las flores de estas plantas tienen casi siempre cinco verticilos: dos de segmentos periánticos, dos de estambres y uno de carpelos. Por nombrar algunos ejemplos, dentro de estas flores encontramos a:

  • La familia liliácea: como las azucenas.
  • Familia iridácea: los lirios.

En ellas, las partes que componen al perianto son de colores vivos, muy llamativos, y las flores tienden a ser radiales en su simetría (actinomorfas). También, entran dentro de este grupo: los gladiolos, tulipanes, bananeros, jengibres, cañas de Indias y orquidáceas.

las flores

Flores de plantas acuáticas

En las plantas acuáticas, las partes de las flores son reducidas. Por ejemplo, en las lentejas de agua se tienen unas flores muy pequeñas que aparecen y flotan en la superficie.

Pero estas flores sólo están constituidas por una espata (hoja grande que envuelve a una inflorescencia o a los órganos) que rodea a un estambre.

En las hierbas de mar (género Zostera) las flores son aún más diminutas. Tienen menos componentes en comparación a otras flores que no son de agua. En este caso, la flor femenina sólo tiene el carpelo y la masculina sólo consta de una antera.

Flores de plantas dicotiledóneas

La mayoría de las flores de estas plantas tienen todas sus piezas (pétalos, sépalos, estambres, estigmas, ovario) en grupos de cuatro o cinco. Además, ofrecen gran variedad en su estructura.

Se cree que las flores de las plantas dicotiledóneas fueron las que evolucionaron primero y que por ello son las más antiguas. Por ejemplo, las margaritas tienen las flores dicotiledóneas más especializadas, ya que está compuesta por cientos de pequeñas flores.

Dentro de estas flores podemos encontrar:

  • Rosas
  • Claveles
  • Flor de loto
  • Violetas
  • Ranúnculos
  • Las flores del árbol abedul
  • Las gencianas
  • Campánulas

Flores más conocidas: ornamentales y medicinales

En el mundo existen miles de especies de flores, de diferentes tamaños, formas y colores. Desde las más sencillas hasta las más exóticas. La mayoría son utilizadas de forma ornamental, pero también es cierto que hay muchas que tienen propiedades medicinales. Aquí te mostramos las más populares.

Flores ornamentales

Son utilizadas principalmente para la decoración o como regalos, ya que por sus características externas son muy llamativas y coloridas. Suelen tener aromas y detalles particulares que las hacen ser las preferidas por las personas. Entre las más conocidas están:

  • Girasoles: estas flores modifican su posición para orientarse en dirección al sol. Las verdaderas flores son las que están concentradas en el círculo del centro, rodeadas por brácteas de color amarillo que forman la “flor” completa.
  • Rosas: son las más buscadas en todo el mundo. Tienen distintos colores y un aroma que atrae.
  • Margaritas: estas flores suelen ser blancas, púrpuras o amarillas. Utilizadas generalmente para decorar jardines. Al igual que en los girasoles, las flores tienen un micro tamaño y son las que están dispuestas en el centro de la “flor”.
  • Tulipanes: estas flores son hermafroditas y actinomorfas. Tienen diferentes colores y nacen en la primavera.
  • Claveles: son de colores muy vistosos y con aroma. Nacen como inflorescencias en panículas, grupos de cinco o solitarias.
  • Gardenias: son flores perfumadas que crecen en la axila de las hojas o en el ápice de las ramas. Son de color blanco o crema.
  • Lirios: son flores grandes con una fragancia muy atrayente. Utilizadas para arreglos florales y jardines.

Flores medicinales

Algunos estudios han demostrado que las infusiones de cierto tipo de flores pueden contribuir con la salud de las personas. Muchos las utilizan por sus propiedades curativas y sus beneficios para la piel. También para calmar los síntomas de la ansiedad. Dentro ellas se encuentran:

  • Manzanilla: el té de las flores de manzanilla ha sido muy utilizado por sus propiedades calmantes y sus beneficios para mejorar la digestión.
  • Caléndula: su uso se ha extendido por sus cualidades antiinflamatorias. También se le ha utilizado de forma tópica como cicatrizante.
  • Lavanda: de sus flores se extrae el aceite; muy conocida por tener propiedades tranquilizantes que ayudan conciliar el sueño y calmar los episodios de ansiedad.

Las flores para el mantenimiento de la vida

Hemos visto cómo las flores son tan importantes para continuar la vida en nuestro mundo. Las plantas en general son las que nos proporcionan los alimentos, el oxígeno, el hábitat para millones de animales y también el alimento para ellos.

Las flores, además de ser símbolo de belleza, permiten que la mayoría de las especies vegetales se propaguen y se perpetúen a través del tiempo; gracias a la reproducción sexual que ocurre en su interior.

Reconocer las características y cualidades que poseen las flores hará, sin duda, que cada vez las valoremos más y seamos protectores de sus espacios. De esa manera seguirán dando vida, color, alimento y casa a todas las especies que habitamos este planeta.

Referencias

http://www.biologia.edu.ar/botanica/tema4/4_1partes.htm

http://www.euita.upv.es/varios/biologia/Temas%20PDF/Tema%2010_La%20Flor.pdf

http://www.fao.org/3/y5110s/y5110s03.htm

https://www.intagri.com/articulos/hortalizas/plantas-hermafroditas-monoicas-y-dioicas


Si te gusta este post, compártelo con tu amigos
Mou D. Khamlichi

Mou D. Khamlichi

Autor

El Doctor Mourad es un apasionado de las ciencias y muy especialmente de la que conduce al descubrimiento de nuevos medicamentos para curar enfermedades relacionadas con el sistema nervioso central (la esquizofrenia y el Parkinson) y con la oncología, tratando varios tipos de cánceres tales como el cáncer de páncreas o el cáncer estomacal. Mourad dirige el trabajo de 30 investigadores en la empresa Eurofins-Villapharma desde el año 2008. Junto con su equipo da constante apoyo a las grandes multinacionales farmacéuticas para encontrar nuevos fármacos del siglo XXI. Cualquier persona puede contactar con él a través del formulario de contacto en este sitio web o a través de su perfil profesional de Linkedin.

Contenido Relacionado

Más contenido creado por nuestros autores

¿Quién es Max Planck?

¿Quién es Max Planck?

Max Planck se destacó entre muchos otros por ser artífice de grandes aportes a la física. Cada uno de sus estudios tuvo respaldo a lo largo del tiempo por otros científicos.