hipoptamo

Todo lo que debes saber sobre el hipopótamo, y un poco más

Por: Mou D. Khamlichi
Actualizado el 22 de mayo de 2021
Si te gusta este post, compártelo con tu amigos

El hipopótamo es uno de los animales más fascinantes y majestuosos que existen, pero es seguramente muy poco lo que sabes sobre él. Por lo general, otros integrantes del reino animal suelen tener más atención del público.

Es así, que la mayoría de los mortales tienen la convicción que, en fuerza, poderío y letalidad, el león u otro imponente felino, se lleva el listón. La realidad es que ni el rey de la selva resulta tan violento y letal como el hipopótamo, que es el animal más agresivo del mundo.

¿Te resulta increíble creer que este animal herbívoro y de apariencia tranquila y apacible, sea el más peligroso del continente africano? Si esto te resulta sorprendente, espera a conocer más curiosidades y detalles únicos sobre este increíble animal.

El hipopótamo

El hipopótamo que se conoce comúnmente, lleva por nombre científico Hipopotamus amphibius. Existe otra especie, mucho menos común, conocida como hipopótamo pigmeo. Ambos son los únicos sobrevivientes, en la actualidad, de la familia taxonómica Hippopotamidae.

Es un animal de gran tamaño y peso que, junto con los elefantes y rinocerontes, son los mamíferos terrestres más grandes que existen. Son animales semiacuáticos, adoran el agua y pasan la mayor parte del día dentro de ella, ya sea en lagos o ríos.

Suelen tener mayor actividad terrestre durante la noche, cuando salen a pastar. Para estos animales pastar es una actividad que realizan en soledad, aun cuando no son territoriales mientras la llevan a cabo.

Si bien es cierto, los hipopótamos por lo general no andan solos, tampoco son especialmente sociables. Aun cuando guardan cierta similitud con los cerdos, sus parientes cercanos son en realidad los cetáceos, es decir las ballenas y marsopas.

hipoptamo

Descripción del hipopótamo

El hipopótamo común o también conocido como hipopótamo del Nilo, es un animal muy corpulento. Por ello, es considerado como parte de la megafauna, un término dado en zoología a especies terrestres grandes, pasando por las muy grandes hasta las gigantes. Al ser una especie semiacuática, puede vivir en el agua dulce e igualmente desplazarse cómodamente por tierra.

El hipopótamo se distingue porque es poseedor de una apariencia absolutamente única. Es así que, entre sus características físicas más resaltantes, se pueden señalar:

  • Si bien es cierto resulta difícil, casi imposible, pesar a un hipopótamo, existen estimaciones que señalan como peso medio los 1700 kg, en el caso de machos adultos, las hembras pueden alcanzar hasta los 1500 kg. Los machos viejos pueden llegar a pesar hasta 4500 kg.
  • Esta especie tiene la particularidad que los machos siguen creciendo mientras tienen vida, por el contrario, las hembras dejan de hacerlo alrededor de sus 25 años.
  • En lo que respecta al tamaño, este oscila entre 3 y 5 metros con la cola incluida.
  • Su aspecto es rechoncho, poseen un torso enorme que recuerda a la forma de un barril.
  • La boca del hipopótamo es realmente grande, pudiendo alcanzar su mandíbula una apertura en ángulo de hasta 150 grados.
  • Son animales de cuello corto.
  • Su cuerpo es largo pero muy grueso.
  • Su vientre es plano, redondo y cuelga, incluso es posible que roce el piso mientras este se desplaza por tierra.
  • En la parte superior de su cabeza se ubican los ojos que sobresalen de esta, las pequeñas orejas y  su nariz.
  • Prácticamente, carecen de pelo, solo poseen un poco en sus labios y al final de la cola.
  • A pesar de no ser un rumiante, tiene un estómago complejo constituido por tres cámaras.
  • Poseen 2 o 3 pares de incisivos. En la mandíbula inferior cuentan con dos enormes caninos que asemejan grandes colmillos.

Su extraordinaria y peculiar piel

El hipopótamo tiene una piel sumamente peculiar, es lisa y gruesa, dotada de unos pliegas en la zona correspondiente al pecho del animal. La coloración de la piel del animal es de un gris violáceo. Siendo notorios, unos tonos marrón rosáceo en la parte inferior de su cuerpo y alrededor de ojos y orejas. En esta especie no resulta extraño encontrar animales que presenten albinismo.

La peculiaridad de la piel del hipopótamo radica en que despide una sustancia que funge de protector solar, de carácter natural. Dicha sustancia, que en principio es incolora, adquiere tonalidades naranjas rojizas para finalmente volverse de color marrón. Por esta razón, es que vulgarmente se afirma que “el hipopótamo suda sangre”.

En esta inusual secreción, se ha logrado identificar dos clases de pigmentos, estos son:

  • Ácido hiposudárico, de coloración rojiza.
  • Ácido norhiposudórico, de tono naranja.

Ambos resultan sustancias químicas muy ácidas que tienen un doble efecto. Por un lado, tienen un efecto de bloqueador solar y por otro inhiben la proliferación y desarrollo de bacterias, previniendo y protegiendo al animal de enfermedades.

Comportamiento

El hipopótamo es una especie bastante apacible, alcanzando su mayor actividad durante los horarios nocturnos. Es precisamente en este momento cuando realiza sus desplazamientos terrestres para poder pastar. Al ser animales herbívoros, su mayor fuente de alimentación es la hierba corta. Se dice que consumen hasta 70 kg de hierba en una sola noche.

Eventualmente, el hipopótamo puede consumir plantas de tipo acuático o de alguna otra clase, si se diera el caso, pero su alimento habitual es la hierba. Por razones anatómicas, el hipopótamo no puede tener una dieta carnívora, la estructura de su estómago no se lo permite.

Se han documentado en esta especie ciertos casos de canibalismo, pero constituyen la excepción a la regla y se presume que tienen origen en estrés nutricional.

El hipopótamo durante el día pasa su tiempo durmiendo en el agua o revolcándose en el fango. La mayor parte de las actividades de este animal tienen lugar dentro del agua. Allí se da el cortejo, peleas e incluso el parto y solo en este elemento el hipopótamo despliega una actitud territorial.

De hecho, estos animales duermen bajo el agua, subiendo a respirar de forma automática sin despertarse.

Sociabilidad

Los hipopótamos no se caracterizan por establecer vínculos sociales, con excepción del vínculo madre e hijos, esta especie no forma uniones. No obstante, siempre están reunidos y conservan cierta proximidad, por causas que aún resultan desconocidas.

Son territoriales únicamente dentro del agua. En este elemento, un macho alfa se apropia de cierta parte o sector del río, y en él establece su derecho de apareamiento. En esa zona, que no excederá de los 250 m, se establece el macho en compañía de más o menos 8 hembras.

El macho alfa permite cierta compañía de otros machos, siempre y cuando, estos se sometan a su autoridad. Suelen agruparse dentro del colectivo en razón de género. En consecuencia, los machos jóvenes están juntos, siempre y cuando, estén solteros y las hembras se agrupan entre ellas. El macho alfa disfruta de su soledad y no admite compañía.

Cuando van a alimentarse lo hacen de forma individual, se comunican de forma verbal a través de bramidos y una especie de fuertes gruñidos.

hipoptamo

Reproducción del hipopótamo

En lo que a la reproducción respecta, el cortejo, apareamiento y alumbramiento tiene lugar en el agua. El lapso de gestación es muy similar al del humano y tiene una duración de 8 meses.

Los hipopótamos llegan a su madurez sexual entre los 5 y 7 años. Las hembras alcanzan dicha madurez primero que los machos de la especie. Este animal es polígamo, en consecuencia, un macho dentro de los límites de su territorio, se apareará con varias hembras. El ritual de apareamiento de esta especie está marcado por la violencia.

El macho haciendo uso de su gran fuerza y tamaño, somete a la hembra que este en celo. Durante el apareamiento la hembra mantiene su cabeza inmersa en el agua, si la levanta el macho la muerde, este acto también incluye violentos movimientos.

Los machos tienen la capacidad de aparearse en cualquier momento del año, mientras que las hembras tienen ciclos estrales. La razón de estos ciclos, es que los alumbramientos coincidan con los momentos más lluviosos del año. Toda vez que la hembra es fecundada, su período de espera para estar en capacidad de concebir nuevamente, es de diecisiete meses.

Nacimiento y cría

La gestación de este gran animal es de 8 meses, al momento de nacer, sus crías están muy desarrolladas. El parto se lleva a cabo siempre en el medio acuático. Cuando nacen las crías, que son denominadas terneros, estas nadan instintivamente hasta la superficie y allí hacen su primera respiración.

Los hipopótamos nacen con la capacidad de mamar dentro del agua. Las hembras son grandes madres, son protectoras en gran medida con sus crías, pudiendo incluso atacar al macho dominante para protegerla. Del mismo modo, son letales si se trata de defender a sus terneros de sus depredadores naturales. Cuando las madres al anochecer van a pastar, esconden a sus crías para resguardarlas.

El destete de los terneros tiene lugar a los seis meses. Sin embargo, estos permanecen junto a sus madres hasta el año y medio, aun cuando son perfectamente capaces e independientes al año de vida.

Usualmente, las hembras tienen una sola cría. El modo de reproducción de los hipopótamos corresponde al de la mayoría de los mamíferos que integran la megafauna. Se conoce con el nombre de selección K.

Ciclo de vida

El hipopótamo tiene una capacidad de vivir hasta los 40 o 50 años, tal vez. Se estima que, si está en cautiverio, es posible que alcance los 50 años, mientras en modo salvaje lo más seguro es viva hasta sus cuarenta años.

El paquidermo más longevo, del cual se tiene constancia, habitaba en Múnich y se llamaba Tanga. Su deceso se produjo a los 61 años por causas naturales.

Hábitat natural

La presencia del hipopótamo común se ubica en el mundo desde hace 30.000 años atrás. Para esta época el animal se distribuía entre Europa y el norte de África. En el período glacial se encontraban al sudeste de Asía, y en Europa (hacia el sur de ese continente).

En épocas más documentadas, este animal se ubicó en el Mediterráneo Oriental, especialmente en la parte baja del río Nilo. Los egipcios se referían al hipopótamo como cerdos de río, mientras que los árabes les decían búfalos de agua. No obstante, quienes les dan su nombre son los griegos, que los designan como caballos de agua.

Actualmente, el hipopótamo se distribuye por el África subsahariana.  Estos animales gustan de vivir en áreas de aguas perennes y de escasa profundidad. De igual modo, necesitan de selvas húmedas y densos bosques para vivir de forma cómoda. Es posible encontrar poblaciones de hipopótamos en:

  • Uganda
  • Sudán
  • Somalia
  • Kenia
  • Conjgo
  • Etiopía
  • Ghana
  • Gambia
  • Botsuana
  • Sudáfrica
  • Zambia
  • Zimbabue
  • Tanzania
  • Mozambique

La agresividad del hipopótamo

Estos animales son en extremo agresivos. Prácticamente, no tienen depredadores naturales, a excepción de algunos cocodrilos del Nilo, la hiena y en ocasiones los leones que buscan cazar terneros.

Con sus depredadores son realmente hostiles, las madres protegerán y defenderán a las crías de forma violenta y agresiva. Con los humanos son muy violentos, en África cuentan más muertes de humanos a causa de los hipopótamos, que por leones u otro animal salvaje.

No obstante, resulta poco usual que entre individuos de su misma especie se maten. De hecho, cuando tiene lugar algún altercado entre un dominante y un joven retador, la lucha acaba en cuanto se demuestre quien ostenta el mayor poderío.

Si es el caso, que un área está muy poblada o si el hábitat disminuye ostensiblemente, es probable que el dominante quiera acabar con las crías. En este supuesto, los terneros serán defendidos salvajemente por sus madres, quienes incluso pueden llegar a acabar con la vida del macho. Sin embargo, esto es muy inusual.

Peligro de extinción

El hipopótamo en la actualidad se encuentra verdaderamente en situación de amenaza, según estimaciones de la UMCN. Esta organización, cuyo objeto es la conservación de la naturaleza y las especies que la integran, ubicó en estado de vulnerabilidad al hipopótamo desde el año 2006.

Su vulnerabilidad alcanza grados francamente críticos al decrecer su población en un 90% en zonas como el Congo y Zambia. La conservación del hipopótamo se ha visto afectada, tanto por la sucesiva y continua destrucción de su hábitat por manos humanas, como por la caza furtiva.

Los cazadores aprecian del animal su carne, su piel delicada y el marfil de su dentición. A modo de dato curioso, el marfil de los hipopótamos es aún más apreciado que el de los colmillos de los elefantes. Esto en virtud, que no se torna amarillento con el paso del tiempo.

Se estima que en la actualidad solo queda un aproximado de 130.000 hipopótamos con vida.

Los hipopótamos y el zoo

Estos paquidermos son de los animales que cuentan con mayor número de seguidores y visitantes en los zoos. Haciendo un poco de historia, el primero que llegó a un zoo, fue el popular Obaysch. Esto ocurrió en Londres en el año 1850.

El hipopótamo tiene una vida apacible en los zoológicos. Se reproduce adecuadamente en cautiverio, si bien en menor grado que cuando está en su hábitat natural. De igual manera, los parques no intentan la reproducción con asiduidad. Esto en razón, que cuentan con suficientes ejemplares y el costo de sustentación de hipopótamos es muy elevado.

Actualmente, debido a regulaciones proteccionistas de los animales y las diferentes especies, los zoológicos tratan de reproducir el hábitat del animal. El objeto es tratar que se encuentren lo más a gusto posible.

Presencia dentro de la cultura pop

Este fantástico y majestuoso animal ha formado parte de la cultura popular desde hace milenios atrás. En este sentido, los egipcios lo convirtieron en un símbolo en su mundo. Con la figura del hipopótamo se aludía a la diosa Tawaret, quien protegía a mujeres en estado de gravidez y a sus hijos. Este simbolismo descansa en el contundente instinto maternal de las hembras de esta especie.

Igualmente, los griegos, primeros en darles nombre, tejieron infinitas historias donde estos paquidermos eran protagonistas. El historiador romano, conocido como “Plinio el viejo”, documentó información sobre esta especie en una antigua enciclopedia romana, cuyo nombre era Historia Natural.

Ya en tiempos más recientes, con la llegada del admirada Obaysch al zoo de Londres, se compuso una canción infantil llamada Polca del Hipopótamo. Esta, incluso ha formado parte de los inolvidables soundtracks de Disney.

Los hipopótamos también hacen parte de los dibujos animados y filmografía infantil. Una muestra de ello es la popular y simpática “Tasha de Backyardigans” y la increíble “Gloria de Madagascar”.  Asimismo, hacen parte de diferentes juegos infantiles y el ajedrez incluye entre sus movimientos, la defensa hipopótamo.

La polémica que generó Escobar

En la década del 1980, el conocido y extravagante narcotraficante Pablo Escobar, consiguió de forma ilegal hacerse con 4 ejemplares de hipopótamos. Estos animales los conservaba en su hacienda de Medellín, junto a otros. Tras el deceso del narcotraficante, algunos quedaron abandonados en la hacienda y otros fueron tomados por las autoridades para hacerse cargo de ellos.

En el caso puntual de los hipopótamos, estos quedaron libres.  Expertos en el tema están sumamente preocupados por la reproducción indiscriminada de estos ejemplares. La población de hipopótamos ha crecido afectando el hábitat y las otras especies propias de la región.

Al ser una especie invasora, representa para el ecosistema, en el que se encuentra, riesgos de tipo ecológico e incluso económico.

Es por ello, que en la actualidad existe un debate sobre qué hacer con esta población de hipopótamos. Algunos recomiendan su captura y esterilización, tarea por demás difícil, otros sugieren incluso su sacrificio.

Algunas curiosidades más

¿Creías que ya sabías todo sobre el hipopótamo? Todavía existen algunas curiosidades más sobre este imponente animal, entre ellas se puede señalar:

  • En 1953 se escribió una canción navideña muy popular que hablaba de querer un hipopótamo para navidad.
  • Felipe utilizó hipopótamos en la lucha contra gladiadores romanos.
  • Los griegos y romanos llamaban al hipopótamo la “Bestia del Nilo”.
  • Los egipcios creían que la coloración roja, que en ocasiones tenían, era un designio divino.
  • Cuando están muy viejos ya no flotan ni nadan, solo dan pequeños saltos dentro del agua.
  • Los hipopótamos jóvenes emergen del agua para inspirar cada 3 minutos, y los maduros cada 5.
  • Siempre ha sido un reto el estudio de la reproducción del animal, porque es muy difícil distinguir el género.
  • A veces comen carroña, pero solo cerca del agua.
  • Los primeros fósiles de hipopótamos tempranos datan de 16 millones de años atrás.
  • Contrariamente, de su tamaño y peso, pueden ser tan veloces como los humanos.

Como se evidencia los hipopótamos, además de majestuosos, pueden llegar a ser mucho más interesantes de lo que cualquiera pudiese creer en principio. Son animales fascinantes, que aún constituyen en muchos aspectos, un enigma para el ser humano.

Referencias:

https://es.wikipedia.org/wiki/Hippopotamus_amphibius

www.oasysparquetematico.com/hipopotamos/

www.ciperchile.cl/2021/04/10/colombia-los-hipopotamos-de-pablo-escobar-amenazan-la-biodiversidad

www.hippoworlds.com/es/reproduccion-de-los-hipopotamos/


Si te gusta este post, compártelo con tu amigos
Mou D. Khamlichi

Mou D. Khamlichi

Autor

Contenido Relacionado

Más contenido creado por nuestros autores