inteligencia fluida

Activa tu cerebro estimulando la inteligencia cristalizada y fluida

Por: Mou D. Khamlichi
Actualizado el 24 de abril de 2021
Si te gusta este post, compártelo con tu amigos

Hablar de inteligencia, es hablar de una función que ha sido definida de diferentes formas a través de los años. Esto pareciera no tener fin, ya que cada día, se plantean nuevas teorías, conceptos y definiciones de la misma. En ese sentido se han categorizados dos tipologías: la inteligencia cristalizada y fluida.

Si algún órgano de nuestro cuerpo, ha fascinado por años a los científicos e investigadores, esa no es otra, que el cerebro humano. Es el órgano encargado de procesar y analizar, además de distribuir hacia otras partes del organismo, la información recibida por los diferentes sentidos.

Es donde se procesan las emociones, los movimientos voluntarios, el habla, la inteligencia y un sinfín de funciones; que hacen del ser humano un ente extraordinariamente complejo.

En ese orden de ideas, hay estudios donde se demuestran, distintas clasificaciones de inteligencias. Tal como, el planteamiento de inteligencia emocional, en boga en estos tiempos, o la teoría del “factor G”, siendo esta, de las más conocidas desde hace años.

Por otra parte, lo que corresponde en este momento, es hablar teóricamente de, la clasificación de las inteligencias según Raymond Cattell: inteligencia cristalizada y la fluida. Por supuesto que, tratar de definir, conceptualizar, clasificar, o separar las inteligencias, es un trabajo arduo, por no decir imposible.

inteligencia fluida niños

Definición de inteligencia fluida

El psicólogo e investigador, Raymond Cattell, padre de esta teoría plantea esta tipología de categorización. Definió la inteligencia fluida como la habilidad hereditaria que se nos dio para deliberar, analizar y deducir abstractamente.

Asimismo, la inteligencia fluida se refiere a la facultad que tiene el individuo de adecuarse y confrontar escenarios novedosos de modo ágil; sin haber sido afectado por las experiencias, el discernimiento o aprendizajes anteriores, y que supongan un apoyo concluyente para su expresión o manifestación.

En ese sentido, la inteligencia fluida, se vincula a variables del sistema nervioso o variables neurofisiológicas. Su ascendencia es evidente; ya que, el desarrollo obedece en gran medida, a elementos hereditarios del individuo. Un ejemplo de las variables del sistema nervioso, se encuentran en los enlaces neuronales.

Así pues, se puede establecer el vínculo, entre un eventual progreso de la inteligencia fluida y crecimiento o evolución de los niños, en entornos provechosos. Estar en ambientes o entornos beneficiosos y positivos, correlacionados al avance de vínculos neuronales en zonas del cerebro; que se asocian a los recuerdos, la ubicación temporo-espacial y el aprendizaje.

Composición de la inteligencia fluida

Este tipo de inteligencia esta compuestas por:

  1. El razonamiento abstracto. Este le permite a un individuo resolver problemas o dificultades de tipo lógico. Esto le permite partir de un contexto determinado y deducir sus consecuencias.
  2. El razonamiento lógico. Este también es conocido como razonamiento causal. Es un proceso mediante el cual, al partir de uno o más discernimientos, procede la valor, la posibilidad o el engaño de otra razón diferente.
  3. La capacidad de relacionarse o diferenciarse. Esta le permite tener la facultad de interactuar, no tener miedo a involucrarse o expresar sus sentimientos. Al mismo tiempo, pueden discriminar, distinguir y distinguirse con respecto a los demás.

La inteligencia fluida en el envejecimiento

Ahora bien, la inteligencia fluida, se desarrolla al máximo muy temprano, cercano a la adolescencia. Asimismo, en la madurez se reduce de manera progresiva, a medida que el organismo se va degenerando o envejeciendo; en la misma manera que envejecen las configuraciones del cerebro o neuronales.

De esta manera, la merma en la inteligencia fluida, se debe a algunos de los siguientes factores:

  • Envejecimiento por edad. También, se le conoce como envejecimiento normativo, como su nombre lo indica es un proceso no patológico que ocurre a consecuencia del envejecimiento.
  • Trastornos anatómicos y fisiológicos. Cualquier tipo de enfermedad.
  • Lesiones por accidentes.
  • Ingesta de alcohol, drogas o estupefacientes.
inteligencia fluida envejecimiento

Los últimos tres pueden causar daños o variaciones de las diferentes y múltiples estructura del cerebro y afectar al sistema nervioso.

Al mismo tiempo, algunos postulados indican que las facultades máximas del desarrollo del individuo en edades tempranas, dependen en gran medida del rango de inteligencia fluida; siempre que las labores exijan comprender conexiones complejas tales como leer, raciocinio abstracto o las matemáticas.

De esta manera, el grado de inteligencia fluida es empleado en el desarrollo de aptitudes y destrezas, básicamente en el principio del período escolar. De alguna manera, el planteamiento establece la relevancia de la inteligencia fluida, sobre la inteligencia cristalizada, en los inicios de ciclos educativos.

Pues así, asegura la obtención de aprendizajes, mientras que, la cristalizada ha demostrado, un efecto más lento en el desarrollo individual.

La inteligencia cristalizada

Asimismo, como definió la fluida, Cattell, se refirió a la cristalizada como el grupo de capacidades, destrezas, tácticas y sapiencias, constitutivas en el desarrollo y evolución cognoscitiva; logrados por medio de procesos de enseñanza y de un individuo.

Composición de la inteligencia cristalizada

Algunos de los elementos que componen la inteligencia cristalizada son:

  1. Comprensión del lenguaje. Es la facultad de interpretar, descifrar, reconstruir o rehacer el intento de comunicar de quien habla, en base a la percepción de continuos sonidos.
  2. Nivel de comprensión y uso de semántica. Es la capacidad de entender significados, interpretar símbolos gramaticales, tales como expresiones, palabras, formas o representaciones formales.
  3. Valorar la experiencia. Es la capacidad de dar valor a conocimientos y aprendizajes previos.
  4. Comprensión lingüística. La misma, se entiende como, el grupo de conocimientos, habilidades y destrezas, que tiene un emisor-receptor para percibir y comprender de manera adecuada recados o mensajes; en ambientes culturales y sociales específicos.
  5. Establecer juicio y conclusiones. Es la capacidad de fabricar o crear opiniones, imágenes o símbolos que permitan deducir la verdad, adquiriendo con ella novedosos conocimientos.
  6. Conocimientos mecánicos. Es la capacidad a través de la cual se pueden reconocer los componentes más importantes de un procedimiento mecánico; y su preminencia para poner en marcha el mismo, infiriendo en cómo se interrelacionan.
  7. Orientación del espacio. Es una habilidad innata y natural que poseen los seres vivos, para determinar la ubicación y posición del propio cuerpo, respecto al espacio. También, se le denomina orientación temporo-espacial.

Cómo se desarrolla esta inteligencia

Cabe destacar que, la inteligencia cristalizada, depende en gran medida de los conocimientos obtenidos por medio de la experiencia de los individuos. Que se interrelacionan en ambientes socioculturales donde se desenvuelven y al que pertenecen.

El desarrollo de esta inteligencia, de manera particular, obedece a la adecuada utilización de su inteligencia; comprobada en labores y costumbres que ayuden a formarse juicios novedosos. Es decir, en pocas palabras, el potencial de avance cognitivo hereditario, mejorará de acuerdo a las experiencias obtenidas.

De hecho, las capacidades cognoscitivas pueden desarrollarse y progresar en el transcurso de la vida. En la medida que el ambiente donde se desenvuelve el individuo, así como su motivación al logro, lo posibilite.

Además, la manera como la experiencia de vida interviene en la inteligencia de un individuo; se puede conocer por medio de la indagación de las consecuencias del estrés, en la merma de las estructuras del cerebro.

Es importante señalar que, en estudios previos, se tuvo como resultado, que las hormonas que el organismo segrega, cuando hay preocupación, estrés o cuando se está nervioso; afectan el área cognitiva afín a funciones cerebrales como la memoria o la ubicación temporal-espacial.

Influencias de las inteligencia cristalizada y fluida en el individuo

A pesar de las muchas investigaciones que se han hecho, diferenciar las inteligencias, es un procedimiento difícil ya que, a pesar de distinguirse, son más similitudes que diferencias. En este sentido, se demuestra que se van reformando en el tiempo, siendo más poderosas en distintos instantes de la vida.

En otro orden de ideas, por muchos años se ha presumido que es más acelerada en edades tempranas la inteligencia fluida. Como contrapartida a esto, nuevos estudios plantean que, en edades tardías, incluso a los 40 años, esta inteligencia logra desarrollar un mayor potencial.

No obstante, puede intensificarse en edades posteriores, alcanzando su máxima expresión aproximadamente entre los 60 a 70 años.

Algunos datos a tener en consideración sobre estas inteligencias son que:

  • Las dos aumentan en intensidad desde edades tempranas como la niñez y la pubertad.
  • Estudios revelan que el pico de lafluida, logra conseguirse como ya planteamos, en la adolescencia; comenzando a mermar paulatinamente después de los 30 a 40 años.
  • La inteligencia cristalizada nunca deja de crecer, es su génesis se nutre de la práctica.
  • La importancia del desarrollo cerebral en el ciclo intrauterino, toma preponderancia, en el progreso de algunos aspectos de la inteligencia fluida.

Relación entre la inteligencia cristalizada y fluida con el rendimiento académico

La inteligencia, a través del tiempo, ha mostrado la fuerte relación que tiene con los resultados académicos. Cualquiera que sea su teoría, estudio y por ende su clasificación, debe ir de la mano con el mundo académico. Algunos de los estudios realizados por los grandes investigadores, tienen a este como su base o inicio.

En relación a esto, se ajusta la variable en estudios psicológicos que expone más varianza en los resultados académicos, en esos sectores. Es así, como estudios longitudinales descubrieron que la inteligencia es un elemento determinante en la adquisición de habilidades académicas en los inicios escolares.

Al mismo tiempo, se han realizado estudios de la influencia de la inteligencia fluida y cristalizada, en el aprendizaje y desarrollo académico. Las dos inteligencias se han correlacionado con el progreso en habilidades matemáticas y de lectura.

Sin embargo, otros investigadores han señalado que la ascendencia de las mismas, sobre habilidades matemáticas en el ciclo escolar; solo es preponderante cuando las pruebas se realizan de manera oral o verbal.

Considerando lo anterior, el impacto en el proceso de enseñanza y aprendizaje educativo, depende del tipo de evaluaciones aplicadas; además de su validez y confiabilidad dentro del contexto sociocultural.

Ejemplos de inteligencia cristalizada

Como ya hemos visto, la inteligencia cristalizada, procede de la experiencia de conocimientos anteriores que guardamos en la memoria, y generalmente la usamos para:

  • Resolver problemas.
  • Ensayos verbales gramaticales. Agudeza lectora y pruebas orales.
  • Juegos de memoria o trivias.
  • Recuerdo de datas importantes.
  • Memorizar lenguaje numérico, tal como pi griego (TT).
  • Entender que la temperatura de nuestro cuerpo ronda los 37 °C.

Ejemplos de cómo usar la inteligencia fluida

  • Resolver y armar rompecabezas.
  • Procesamiento de información de poca importancia.
  • Discernimiento abstracto.
  • Crear estrategias novedosas para resolución de problemas o conflictos.

¿Cómo podemos mejorar nuestra inteligencia cristalizada y fluida?

Existen múltiples formas de sacar el máximo provecho de la inteligencia fluida y cristalizada. Solo debes tener en cuenta que funciona como la musculatura. Así que, la puedes adiestrar para hacerla más eficiente.

Aquí te mostramos algunas maneras de mejorarlas:

  • Practica algún deporte, actividad o pasatiempo, en el que te interrelaciones con personas.
  • Aumenta tu nivel de exigencia y perfección día a día.
  • Sociabiliza en entornos diferentes al familiar o laboral.
  • No pretendas saberlo todo, aprende de la experiencia de los demás.
  • Aprende otro oficio, profesión o idioma.
  • Evita el sedentarismo.
  • Evita las rutinas simples o mecanizadas. Como cambiar de ruta al ir al trabajo o lavarse los dientes con la mano menos hábil.

Para concluir, debemos entender que tenemos en las manos el poder de optimizar nuestra inteligencia. Como hemos visto, la misma puede mejorar con entrenamiento y sencillos ejercicios; así como, ejecutar nuevas costumbres que permitan a nuestro cerebro la ampliación del horizonte en los hábitos cotidianos.

En esa tónica, debemos reconocer la labor de distintos investigadores y estudiosos que han clasificado, codificado, categorizado y separado las inteligencias. De esta manera, tener un bagaje de conocimientos que nos permitan sacar provecho al máximo de nuestras capacidades.

Por lo tanto, se constituye la inteligencia, sea cual sea su categorización; como un elemento que genera cambios continuamente, en la medida que transcurre el tiempo en las personas. Por ello, observamos cada vez mayor número de estudios y teorías, tratando de exponer las complicaciones de esta variable en su vida cotidiana.

¡Debemos interesarnos más en ese órgano importante, el cerebro! Allí es donde, nacen los procesos cognoscitivos, y ayudarlo a desarrollar la mayor capacidad para la que estamos programados.

En este sentido, entender todos los procesos cognitivos propios y la de los niños, potenciará el rendimiento académico y la formación de una “personalidad fuerte”. Capaz de desenvolverse en diferentes escenarios, por muy complicados que estos sean, todo en parte al desarrollo de la inteligencia cristalizada y fluida.


Si te gusta este post, compártelo con tu amigos
Mou D. Khamlichi

Mou D. Khamlichi

Autor

Contenido Relacionado

Más contenido creado por nuestros autores