Biodiversidad

La biodiversidad: garantía de existencia

Por: Javier García García
Si te gusta este post, compártelo con tu amigos

Se estima que el planeta tierra tiene 4550 millones de años; pero al principio, el medio ambiente de la misma era como estar dentro de un volcán. Solo había rocas, lava, gases y unas condiciones tan extremas que nadie podría soportar. No existían los seres vivos ni la biodiversidad que sustentara su existencia.

Esta descripción de la tierra antigua bien pudiera asemejarse con el comienzo de un relato conocido que da cuenta del inicio de los tiempos. Y es precisamente esa la intención: explicar los inicios y cómo un lugar o territorio inhóspito llegó a reunir las condiciones para albergar vida.

La vida comenzó como tal, mil millones de años después que aquel enorme ambiente rocoso y lleno de gases se formara. Las condiciones para la vida surgieron a partir de pequeñas moléculas de carbono e hidrógeno, y de estas surgieron las primeras células.

La interacción celular implicó además un compartir de información genética que a su vez produjo miles de variaciones celulares que originaron los microorganismos y bacterias. De estos últimos y su constante evolución durante otros millones de años, han ido surgiendo todas las especies.

De qué trata la biodiversidad

La capacidad que poseen todos los seres vivos para interactuar y reproducirse en un espacio específico ayuda en parte a explicar lo que significa la biodiversidad. El medio natural son los diferentes ecosistemas y estos son comunidades que sustentan la vida y supervivencia de cada especie.

En dicha supervivencia tienen un lugar central los elementos, agua, fuego, aire y tierra. No podía ser de otra forma. Los diferentes seres vivos necesitaron de los elementos y el comportamiento de estos se reacomodó según el uso que le dieron los seres vivos. Cada célula fue parte importante en ese proceso.

De esa interdependencia entre seres vivos y los diferentes elementos de la naturaleza surgieron la atmósfera, la capa de ozono, los ríos, mares y océanos. También el ciclo hidrológico, el clima y todas las condiciones atmosféricas que sustentan la existencia en este planeta.

Al entorno que acoge esta existencia en el planeta de los animales, vegetales, el suelo, los mares y todo; a este se le dio el nombre de biosfera. En ese sentido, la biodiversidades lariqueza biológica que habita en dicha biosfera. Es la vida misma en un solo conjunto. Es un todo viviente.

Biodiversidad

Ecosistemas

Dentro de la biodiversidad existen reglas por medio de las cuales se relacionan todas las especies en total armonía con su entorno natural. A nivel macro, esta diversidad de vida abarca toda la biosfera. A nivel micro, el equilibrio, sustentabilidad y supervivencia entre las especies, se agrupa en ecosistemas.

Para entenderlo mejor se puede asemejar a la biosfera con una casa y a la biodiversidad con la familia que habita en esta. Esta familia junto a sus plantas, mascotas, reglas y creencias, tejen una red de interacciones que inciden en la vida y desarrollo de cada individuo. Es decir, un ecosistema familiar.

La biodiversidad conjuga millones de ecosistemas y cada uno es parte vital de sus entornos. De millones de años de diversidad biológica han surgido y evolucionado un sinnúmero de especies, interacciones y las maravillas naturales que existen en la actualidad.

Cuándo se comenzó a hablar de la biodiversidad

Hablar sobre la biodiversidadpropiamente como concepto es algo relativamente muy reciente. Sin embargo, existe una serie de enunciados o términos que lo preceden y fundamentan. Entre ellos tenemos los siguientes:

  • Thomas Lovejoy fue el primero en introducir en 1980 el término diversidad biológica, en su estudio que formaba parte de un informe dirigido a la presidencia de Estados Unidos.
  • Eliot Norse y R. McManus, escribieron en 1980 sobre diversidad genética y ecológica. Incluso, equipararon la abundancia de especies con dicha diversidad ecológica al hablar sobre la variedad de especies en una comunidad de organismos. Esto formó parte de su aporte al capítulo 11 de un reporte anual que emitió el consejo de Calidad Ambiental de la Casa Blanca.
  • Walter G. Rosen emplea por primera vez en 1985 la palabra compuesta «Biodiversidad»; como parte de su participación en la primera reunión de planificación del Foro Nacional sobre Biodiversidad, que se realizó un año después en Washington, DC.
  • Edward O. Wilson en 1988, acuñó el término «Biodiversidad» como título de su recopilación de las perspectivas y tópicos abarcados en el mencionado foro de Washington de 1980.  

Recopilación del foro de Washington

Desde la difusión de la recopilación sobre el foro en Washington, que hiciera E. Wilson, el término biodiversidad pasó a ser una frase muy utilizada. Debido a la gran importancia que tuvo dicho foro entre educadores y políticos.

Estos sintieron el llamado de atención que hacían desde el foro, en lo referente a la destrucción acelerada de los hábitats naturales de la tierra. Y que esto repercutía en la pérdida de animales y plantas.

Desde entonces el significado de biodiversidad fue abarcando un territorio cada vez más amplio, que no se circunscribía solamente al factor ambiental o biológico. También, al sociológico, económico y las humanidades. La biodiversidad comenzó a ser un tema de interés para varias disciplinas academias.

Biodiversidad

Biodiversidad, definiciones y trascendencia

Tal como ha sido descrito anteriormente, el término biodiversidad fue acuñado por Walter G. Rosen en una conferencia. Esta es básicamente una composición entre las palabras que forman la frase «diversidad biológica».

Desde ese momento, junto con la muy difundida publicación de Edward Willson, el término se fue ampliando. No solo en contenido o significado, sino también en su trascendencia en diferentes áreas del mundo moderno. Dejó de ser del dominio exclusivo del medio científico.

Es así como comienza a considerarse el tema de la biodiversidad en los amplios entornos sociales y filosóficos. Principalmente desde el punto de vista informativo para concientizar al mundo acerca de las repercusiones nocivas de la interacción humana sobre el medio ambiente, las demás especies y sobre sí mismo.

Ahora bien, definir en el presente la biodiversidad implica tomar en cuenta los diferentes enfoques que han surgido con el tiempo. Ya que son varias las disciplinas académicas que han abordado la biodiversidad en sus estudios, foros y disertaciones públicas.

Es importante también observar el mencionado factor público. Pues la masificación de los medios de comunicación y el avance tecnológico, contribuyeron enormemente con la importancia que hoy se da a la biodiversidad. Pasó de ser un tema de interés académico a un asunto de preocupación global.

Biodiversidad desde diferentes enfoques

Los enfoques dados al tema de la biodiversidad se basan en la manera en que esta es abordada por las diferentes áreas del conocimiento humano. Por ejemplo, el enfoque científico biológico sobre la biodiversidad la define por el número de poblaciones y especies distintas que existen.

Dentro del mismo ámbito biológico, los ecólogos contemplan además el conjunto de las interacciones frecuentes que dichas poblaciones establecen dentro del ecosistema que habitan. Y que todas las especies en cada ecosistema, se desenvuelven de manera recíproca entre sí y con los diferentes recursos de su entorno.

Bajo este enfoque científico, han sido definidos tres niveles de biodiversidad:

  • Genética. Consiste en la diversidad y distribución de los genes o alelos, que a su vez es la base de las variaciones del ADN de cada especie.
  • Específica. Es la diversidad sistémica, referida a la abundancia de los sistemas genéticos que diferencian a cada especie.
  • Ecosistémica. Es la diversidad de ecosistemas integrados a la biosfera.

También, debe ser aceptado el término «diversidad ecológica» cuando corresponde hacer referencia a las múltiples especies que habitan un mismo ecosistema.

Otros enfoques sobre biodiversidad

En los ámbitos político-ambientales y público en referencia a las instituciones educativas, medios de comunicación y foros de divulgación, han surgido otras definiciones sobre biodiversidad. Entre ellas están:

  • Política ambiental. Variedad de especies de cualquier origen, bien sea ecosistemas acuáticos marinos o terrestres, junto a las comunidades a las que pertenecen. Involucra la diversidad en una misma especie y entre especies diferentes. Surgido de una conferencia en la ONU en 1992.
  • Ámbito Público. Es el conjunto en número y proporción de formas vivas en la naturaleza que involucra cualquier variación en el mundo vivo. Abundancia de especies, funciones ecológicas que desarrollan dichas especies dentro de sus ecosistemas y variación genética y distribución geográfica diferencial de las mismas, entre otros.
Biodiversidad

Evolución de la biodiversidad

La casi infinita riqueza biológica existente en el planeta tierra, sus especies, los ecosistemas. Incluso, la red de interacciones que se han formado, ha tardado aproximadamente 600 millones de años en desarrollarse.

Según estudios realizados, la diversidad de vida en el planeta se remonta a los últimos 540 millones de años del período Fanerozoico (después del Precámbrico). Dentro de este hubo un intervalo de tiempo, al que se le llamó explosión cámbrica, donde aparecieron las primeras divisiones de organismos multicelulares.

Luego de la explosión cámbrica, la diversidad biológica atravesó 400 millones de años de relativos avances, ya que hubo períodos de extinciones en masa. Todo esto se basa en análisis realizados a muestras fósiles.

Dichos análisis permitieron determinar que el período de mayor biodiversidad terrestre se ubica dentro de pocos millones de años cercanos a la actualidad. Aunque estos cálculos, han sido controvertidos por algunos científicos, pero son los más precisos hasta la fecha.

Por otro lado, muchos otros científicos coinciden en que la biodiversidad del planeta no ha variado demasiado en los últimos 300 millones de años. Este dato no se centra únicamente en el aspecto general de las especies, sino en la riqueza celular y bacteriológica como principio de vida.

Por qué es importante la biodiversidad

La biosfera alberga a la biodiversidad. La gran abundancia de vida vegetal y animal requiere de esos inmensos espacios terrestres y acuáticos, así como de un aire limpio para poder desarrollarse. Ese desarrollo constante de las especies repercute positivamente en el medio ambiente. Desde la más mínima célula, hasta el ser más complejo, recibe y da vida.

Ese desarrollo en armonía y equilibrio entre el planeta y sus seres vivos, ha sido así durante los últimos 300 millones de años. Interrumpido solamente por el desafortunado cataclismo causado por un meteorito, hace aproximadamente 66 millones de años. Esto generó un impacto directo en la biodiversidad. Se extinguió aproximadamente el 95% de las especies.

Aquella fue la última gran extinción. Sin embargo, el planeta y su diversidad de vida se han recuperado y evolucionado enormemente hasta la fecha. Desde la más pequeña célula hasta el ecosistema más complejo, rinde frutos al medio que lo rodea. Todos dependen de todos y a mayor biodiversidad, más vida y más evolución

No obstante, esta reciente etapa de evolución planetaria y su biodiversidad, introdujo un nuevo miembro a la familia: el ser humano. Este nuevo miembro ha evolucionado a pasos agigantados y en los últimos tiempos, ha incrementado de forma exponencial su incidencia en el medio ambiente.

Cadena alimentaria

Como ya se ha dicho, cada especie obtiene su alimento y todo lo que necesita para vivir de su mismo ecosistema. Y cada una contribuye a cambio, con el sustento directo o indirecto de otras especies. De este principio surge el término «cadena alimentaria».

La cadena alimentaria o cadena trófica, asegura junto a otros factores, el sustento de especies y el crecimiento armónico de estas y sus ecosistemas. Se refiere también a la dependencia directa que una especie posee de alimentarse de otra especie, que a su vez sirve de alimento para otra. Cada especie forma parte de un eslabón de dicha cadena.

Se da por ejemplo el caso de un insecto que come plantas, pero que a su vez sirve de alimento a un ratón. Seguidamente, el ratón sirve de alimento a una serpiente, hasta que, por último, la serpiente es cazada y comida por un águila.

Es pertinente resaltar que el primer eslabón, las plantas en este caso, funge como productor primario. Estas se alimentan mediante el proceso de fotosíntesis, que transforma la energía solar en energía química. También intervienen el agua y las sales minerales.

Servicios del ecosistema

De la misma manera que funciona en el aspecto ecosistémico netamente natural, el ser humano actual está a la cabeza de la cadena alimentaria. Esto es así desde que posee las habilidades e inteligencia de Homo sapiens y de lograr el dominio de técnicas de caza, recolección y supervivencia.

Este hombre primitivo vivía en total armonía con la naturaleza. Ser el principal depredador no implicaba daño alguno al ecosistema. Pero, todo cambia cuando miles de años después el ser humano dejó de ser una especie más. Había alcanzado su máximo nivel de desarrollo biológico y mental.

Al desarrollarse completamente, el ser humano modificó de manera significativa su estilo de vida. Con este cambio dejó de ser un simple depredador a la cabeza de la cadena alimentaria. Pasó a consumir y explotar de forma voraz, otros recursos que genera la naturaleza.

Al conjunto de dichos recursos, se les dio el nombre de «servicios del ecosistema» o «servicios ambientales». Estos son básicamente los servicios y bienes que la naturaleza brinda al ser humano. Como por ejemplo agua potable, alimentos, minerales y otros como el clima y el factor recreación.

Estos servicios naturales se clasifican en:

  • Culturales. Aquellos recreativos a la salud física y mental, y otros como el ecoturismo, la inspiración y la observación científica.
  • Abastecimiento. Peces, cultivos, carne de caza, especias, minerales y alimentos silvestres.
  • Regulación. Calidad del aire, reserva de carbono, control del clima, purificación del agua, polinización de cultivos, control de plagas y enfermedades.
  • Apoyo. Permiten la obtención de los demás servicios, como propagación de semillas, hábitat para las especies, y conservación de material genético.
Biodiversidad

El ser humano y su impacto en la biodiversidad

Ahora en el presente, el ser humano se cuenta por miles de millones de individuos. Ha logrado un gran nivel de tecnificación y desarrollo, y sus actividades comenzaron a ser más masivas e invasivas del medio que lo rodea. Descubrió los servicios de la naturaleza y en poco tiempo industrializó su aprovechamiento. Toda esta actividad viene repercutiendo negativamente en el medio ambiente.

Al conjunto de daños que ocasiona la actividad humana se le llama contaminación ambiental. Entre las actividades humanas más contaminantes se encuentran paradójicamente las que se valen de los servicios ecológicos que la misma naturaleza proporciona.

  • Minera. La minería en general es la actividad humana con mayor incidencia de daños en el medio ambiente. En ella se agrupan principalmente la explotación de petróleo, gas, oro, carbón, hierro, mercurio, plomo, plata, cobre, granito, mármol, cuarzo, etc.
  • Turística. La actividad turística corresponde al uso y aprovechamiento para esparcimiento, deporte y recreación, de espacios naturales como playas, montañas, ríos, lagos, y otros.
  • Pesquera. Se refiere principalmente a la pesca o captura de peces, mariscos y otros, en mares, lagos o ríos.

Alerta sobre las repercusiones industriales

Hasta hace pocas décadas, solo el mundo científico, principalmente geólogos y biólogos, alertaban sobre las graves repercusiones de las actividades industriales en la biodiversidad. Luego los gobiernos comenzaron a sumarse, fomentando reuniones y foros en organismos multilaterales para escuchar a los expertos.

También se impulsó la creación de diferentes organizaciones gubernamentales y no gubernamentales. Además de entes adscritos a la ONU y diferentes sociedades de protección de la flora y la fauna.

Todos esos esfuerzos han contribuido para que el impacto negativo de la actividad humana en el entorno natural, sea minimizado. Es poco probable que el hombre cese realmente de afectar la biodiversidad que le rodea. Pero, si puede asumir mayores medidas en pro de la preservación y regeneración de la misma.

Yellowstone, un duro aprendizaje

Una misma historia puede contener un ejemplo directo de cómo el ser humano con su estilo de vida afecta su entorno natural. Pero puede demostrar también la forma en que este puede contribuir con la biodiversidad y por consiguiente consigo mismo.

En el año 1872 una espectacular y biodiversa zona geográfica de Estados Unidos, fue reconocida como parque nacional. Se trata del parque Yellowstone, que desde su creación vio incrementada la presencia humana en su zona de influencia, principalmente por el interés turístico. Esto generó un choque con la principal especie depredadora de la zona; los lobos grises.

Estos lobos comenzaron a atacar a los humanos, cuya presencia fue cada vez más invasiva en su hábitat. Es por esto que, en 1920 la administración del parque decide cazar a todos los lobos. Decidieron la extinción de toda una especie dentro de un ecosistema específico. El impacto no tardó en verse:

  • La población de ciervos y alces, herbívoros por demás, al no tener que preocuparse de los lobos; que eran su principal depredador, se devoró literalmente a casi todas las plantas pequeñas y el pasto.
  • La desaparición de buena parte del manto vegetal originó la erosión masiva del suelo. Esto afectó por consiguiente a las grandes plantaciones de álamos y sauces que poblaban abundantemente las márgenes de los ríos.
  • Los ríos vieron sus cauces afectados por la pérdida del manto vegetal y muchos perdieron su caudal, modificaron sus meandros o desaparecieron. El tamaño de los lagos también se vio considerablemente afectado.
  • Las grandes poblaciones de aves también disminuyeron a falta de plantas e insectos de los que podía alimentarse y árboles para anidar.

Con el paso del tiempo fueron descendiendo paulatinamente el número de individuos de muchas especies vegetales y animales del parque Yellowstone. Debido a la equivocada decisión de eliminar a los lobos grises. Sin contar que tardaron mucho tiempo en comprender el daño que eso causó a la biodiversidad.

Además del tiempo en el que se fueron produciendo una tras otra las repercusiones de aquella decisión, tomaron al comienzo de los años 50, otra errónea decisión. La eliminación controlada de ciervos y alces, que no resolvió el problema y finalmente fue revertida por ser moralmente cuestionable.

El resurgir de Yellowstone

Luego del desequilibrio causado a la biodiversidad del parque Yellowstone y después de muchos intentos; contrataron a expertos científicos en la materia, se modificaron varias leyes y se tomó una importante decisión. En 1995 aprobaron la reintroducción de los lobos al parque.

Con solo dos grupos por año (14 en 2005 y 17 en 2006) fue suficiente para restablecer la especie. No hicieron falta otros tres grupos que estaban programados para los años siguientes. Los lobos comenzaron a cazar y enseguida comenzó el milagro. El parque Yellowstone iniciaba su recuperación de esta manera:

  • En poco tiempo volvió el equilibrio de la población de ciervos y alces. Estos mudaron su hábitat a lugares con más árboles donde resguardarse. También, fueron más itinerantes en su alimentación, ya que no pasaban mucho tiempo comiendo en el mismo lugar para evitar ser atacados.
  • Esto generó la recuperación de arbustos y demás especies vegetales pequeñas que volvieron a multiplicarse.
  • Hubo más humedad y nacieron nuevos árboles y por tanto se recuperaron las áreas boscosas. Incluso, los árboles incrementaron considerablemente su tamaño. Sorprendentemente los sauces alcanzaron 5 veces más altura y en general todos los árboles aumentaron su número.
  • Se restablecieron las poblaciones de insectos y gramíneas que servían de alimento en general para las aves. Estas no solo volvieron a contarse en las mismas cantidades de antes, sino que además aparecieron nuevas especies.
  • Resurgieron las plantas de mora y esto atrajo a los osos que también cazaban ciervos y alces. Animales como pumas y bisontes también aumentaron en número de individuos.

Referencias:

www.biodiversidad.gob.mx/biodiversidad/que_es.html

wvw.nacion.com/zurqui/biodiversidad/home.html

www.ciad.mx/notas/item/1209-la-importancia-de-la-biodiversidad

https://tiposde.pro/tipos-de-biodiversidad/

www.expertoanimal.com/biodiversidad-definicion-tipos-y-caracteristicas-24950.html


Si te gusta este post, compártelo con tu amigos
Javier García García

Javier García García

Autor

Contenido Relacionado

Más contenido creado por nuestros autores