métodos anticonceptivos

Todo lo que debes saber de los métodos anticonceptivos y su aporte

Por: Mou D. Khamlichi
Si te gusta este post, compártelo con tu amigos

Una buena salud sexual y el control de la reproducción, son derechos fundamentales en todo el mundo. En tal sentido, los métodos anticonceptivos juegan un papel importante. Representan la mejor herramienta en la planificación familiar y en el control de las enfermedades de transmisión sexual.

Los métodos anticonceptivos o de anticoncepción puede consistir en una técnica, un fármaco o tipo de dispositivo, usado básicamente para la prevención del embarazo. Con el paso del tiempo y el avance de la tecnología, nuevas formas de anticoncepción han surgido.

En la actualidad, existen variados métodos anticonceptivos en el mercado. La elección entre esta gama amplia debe responder a una serie de factores inherentes tanto al propósito como a la persona que los desee usar. En todo caso, debe consultarse con un médico para la elección del mejor método.

Te invitamos a conocer todo lo relacionado con los métodos anticonceptivos, su historia, tipos, prevención de enfermedades de transmisión sexual (ETS), lactancia materna como método de anticoncepción y cómo escoger el mejor método para cada persona. 

Historia de los métodos anticonceptivos

En la mayoría de las sociedades más antiguas ya se practicaban algunos métodos para prevenir el embarazo. Entre los primeros métodos utilizados tenemos el coito prepuberal. Asimismo, se conoce que la prolongación del período de lactancia se hacía para evitar una nueva concepción.

Otros métodos consistían en permanecer célibe, casarse de forma tardía y el coito interruptus. A continuación, mencionaremos algunos de los períodos más resaltantes y perfectamente documentados, que marcaron el inicio de los métodos anticonceptivos:

Antes de Cristo (a.C.)

En la historia de los métodos de anticoncepción, quizás esta sea la fecha más antigua de la que se conoce. Existe un texto chino que data de 2700 antes de Cristo y relata un método que se trataba de un abortivo. Asimismo, existen papiros en los que se relata métodos anticonceptivos egipcios.

En 1850 a. C., los escritos de Kahoun o Petrie, contienen la orden de algunas cremas vaginales para propósitos de anticoncepción. En 1550 a. C., el de Ebers, relata lo que se presume haya sido la primera prescripción de un tampón vaginal, hecho a base de raíces.

Época Romana

Para este período, siglo II D.C., se le atribuye a Sorano la escritura de un trabajo relacionado con los métodos anticonceptivos. Este trabajo trascendió hasta la actualidad. Relata la teoría de los días fértiles, teoría de Hipócrates, como método de anticoncepción.

Consistía en evitar las relaciones sexuales durante aquellos períodos que beneficiaban la fecundación, es decir, durante los siguientes días a la menstruación. Para esta época las leyes religiosas permitían el control de la procreación y el aborto, siempre por motivos fuertemente fundamentados.

En virtud de lo cual, surgieron innumerables métodos anticonceptivos. Entre estos destacaban ungüentos anticonceptivos, barreras para la vagina y uno de los más populares, desde tiempos más antiguos, el coito interrumpido.

Edad Media y Renacimiento

Una época dominada políticamente por la Iglesia, por ende, con una gran influencia, incluso en materia de anticoncepción. A pesar de ello, para esta época ya eran innumerables los métodos anticonceptivos descritos por la literatura de Grecia, Roma y Arabia.

Asimismo, eran pocos y puntuales los casos que se podían prescribir. En esta época destacan aportes e influencias en la anticoncepción por parte de Salerno y Montpellier.

Desarrollo de la ciencia y nuevos métodos (1564-1960)

Para 1564, Falopio describió un método que revolucionaría la historia de la anticoncepción y la salud sexual. Se trataba de una especie de vaina de lino cuyo objetivo era cubrir el pene, solo su glande, con el propósito de ofrecer protección contra la sífilis.

Este invento puede ser considerado como el inicio de la era moderna de los métodos anticonceptivos. Sin embargo, fueron necesarios más de 300 años para que llegaran las vulcanizaciones del caucho y hacer posible los primeros preservativos.

En 1838, en Alemania, nace el primer capuchón cervical, cuya invención se le atribuye a Wilde. Igualmente, para 1880, nace el primer diafragma, también en Alemania, por el Dr. Hasse. En 1909, Richter crea un anillo metálico, considerado el antecesor del actual dispositivo intra uterino (DIU).

En 1956, una publicación de Pincus, Rock y García, marcaron la pauta para que 4 años más tarde se comenzara a comercializar la píldora anticonceptiva. Este descubrimiento le permitió a la mujer la libertad de considerar, como hechos distintos, la procreación y la sexualidad.

métodos anticonceptivos

Tipos de métodos anticonceptivos

Hoy en día, hombre y mujeres, tienen la posibilidad de escoger, entre una amplia variedad, el método anticonceptivo que les resulte mejor. A continuación, te presentamos los diferentes tipos de métodos anticonceptivos que podrás encontrar:

Esterilización femenina y masculina

La esterilización es un método drástico para aquellas familias que han tenido el número deseado de hijos y que deciden no procrear más. Asimismo, para aquellas personas que por razones de enfermedad la procreación representa un riesgo mortal.

Se trata de un procedimiento quirúrgico, que hoy en día puede ser realizado tanto en mujeres como en hombres. Es un método de anticoncepción de por vida, ya que se corta parte del sistema anatómico que hace posible que se conciba.

Anticonceptivos reversibles

También conocidos como métodos de acción prolongada o «LARC». Estos métodos anticonceptivos son insertados por un médico y pueden durar desde 3 hasta 10 años. Su principal ventaja es que su efecto diario no depende de que la paciente lo recuerdes pues ya lo lleva con ella.

Entre los métodos anticonceptivos, estos se consideran como de gran eficacia en la prevención de embarazos. Estudios han demostrado que una tasa de menos de 1 % de las mujeres que lo utilizan han concebido, sólo en el primer año de uso.

Otros de los beneficios que brindan estos dispositivos es que reducen las menstruaciones abundantes, por ende, ayuda en el dolor menstrual. Es importante tomar en cuenta que su uso es exclusivo para evitar la concepción.

Estos dispositivos no son métodos de barrera, por lo tanto, no previenen enfermedades venéreas o de transmisión sexual. A continuación, te explicamos más acerca de estos dispositivos:

Implante subcutáneo

Se trata de un implante de forma delgada y de buena flexibilidad, el cual está compuesto de etonogestrel, que es una hormona. Su tamaño se puede comparar con el de un palo de fósforo. La forma en que el médico lo coloca es subcutáneamente.

Para este procedimiento el médico hará un pequeño corte en la piel, de manera que lo pueda introducir en la parte superior del brazo de la paciente. Allí permanecerá, liberando la hormona con efecto anticonceptivo por el plazo de unos tres años aproximadamente.

Entre sus ventajas presenta una eficacia de anticoncepción de 99.95 %. Este dispositivo ofrece seguridad por un largo período de tiempo. Las pacientes no deben recordar nada a diario porque ya lo llevan inserto. El médico orientará a la paciente en cuanto a la duración para su reemplazo.

Dentro de sus desventajas tenemos que puede originar sangrado de forma irregular. Asimismo, en menor frecuencia podría producir incremento de peso. Otro efecto secundario puede ser el dolor de cabeza. Por último, este método no protege contra las infecciones que se contagian por las relaciones sexuales.

Dispositivo intrauterino (DIU)

Este dispositivo, entre los métodos anticonceptivos, es bastantepequeño. Asimismo, es flexible y tiene la forma de una T. El procedimiento de inserción debe ser llevado a cabo por un médico especialista, el cual lo colocará en el útero. Entre sus principales ventajas se encuentra que no tiene que recordarse a diario.

Entre sus desventajas tenemos que no previene las enfermedades de transmisión sexual. Se pueden mencionar dos tipos de DIU:

La T de cobre

Este dispositivo presenta una eficacia de 99.2 % en la anticoncepción. Asimismo, carece de hormonas. El médico te indicará su duración, con la finalidad de que te realice el reemplazo. Suelen cambiarse alrededor de los 10 a 12 años.

La T de cobre, con el tiempo podría originar un incremento de los dolores de la menstruación, así como flujo de mayor abundancia. Sin embargo, esto suele mejorar con el tiempo.

DIU de levonorgestrel

Entre los métodos anticonceptivos se considera como uno de los de mayor eficacia. Tiene una eficacia de 99.8 % en la anticoncepción. A diferencia de la T de cobre este dispositivo está compuesto por una hormona. El cambio debe realizarse entre 3 a 7 años, que es su duración promedio.

Entre sus ventajas, dada su contenido de hormonas, puede reducir los dolores menstruales y el flujo sanguíneo. Incluso, con el paso del tiempo puede que cese el período menstrual. Entre sus desventajas se cuenta el flujo irregular, no obstante, es un efecto que mejora con el tiempo.

métodos anticonceptivos

Métodos hormonales de corta duración

Estos métodos anticonceptivos deben estar prescritos por un médico. Por lo general, los de tipo oral son de ingesta diaria. En el caso de las inyecciones deben colocarse cada 3 meses.

Inyección de progestina

Este método consiste en una inyección de contenido hormonal que tiene como propósito impedir la función de ovulación normal que se produce en los ovarios. Tiene un porcentaje de eficacia en la anticoncepción de 94 %. Otra de sus ventajas es la protección durante los 3 meses que dura su efecto.

Esta inyección ofrece protección contra el cáncer de endometrio. Asimismo, colabora para que no se presenten casos de anemia ferropénica. Otro de sus beneficios es la disminución del dolor menstrual y del flujo, incluso puede desaparecer con el tiempo el sangrado.

Es uno de los métodos anticonceptivos que incrementan el peso. Asimismo, es capaz de generar períodos menstruales irregulares y disminución al inicio. También se le atribuye la disminución de la densidad ósea. Por último, no protege contra las infecciones venéreas.

Anillo vaginal anticonceptivo

Este dispositivo en forma de anillo contiene hormonas. Tiene como función evitar la función normal de los ovarios de liberar los óvulos. El procedimiento se realiza colocando el dispositivo en la vagina. La frecuencia es una vez por mes, quedando puesto por 3 semanas y retirándose durante 1 semana.

Esta última semana corresponde al período de menstruación de la mujer. Tiene una eficacia de anticoncepción de 91 %. La mujer comenzará a presentar menstruaciones con flujo suave, además de disminuir sus dolores menstruales.

Entre sus desventajas se pueden nombrar el olvido del cambio del anillo todos los meses. Asimismo, se le atribuyen dolores de cabeza, secreciones vaginales, ganas de vomitar y sensibilidad en la zona de los senos. Está en el grupo de los métodos anticonceptivos que no protegen contra las ETS.

Parche transdérmico

Este dispositivo en forma de parche también presenta un contenido hormonal. Su objetivo es transmitir ese contenido transdérmicamente, esto es, por medio de la piel. Este contenido evitará la función normal de los ovarios de liberación de los óvulos.

El parche tiene una duración de una semana. Este se debe reemplazar por uno nuevo de forma semanal, durante 3 semanas. Trascurrida esas 3 semanas, se deja una semana sin su uso, que corresponderá al período menstrual. Entre sus ventajas se encuentra una efectividad para prevenir el embarazo del 91 %.

Asimismo, disminuye el flujo de las menstruaciones y el dolor menstrual. Entre sus desventajas se puede contar el olvido del cambio del parche alguna semana. Igualmente, el incremento del riesgo de formar coágulos sanguíneos. Este dispositivo puede quedar visible si no es cubierto por la ropa.

Por último, puede ocasionar dolores de cabeza, ganas de vomitar, sensibilidad en los senos y eventualmente, irritación de la zona donde se coloca. Es importante destacar que, entre los métodos anticonceptivos, este tampoco brinda protección contra enfermedades de transmisión sexual.

Píldoras anticonceptivas orales

Se pueden encontrar dos tipos de estas píldoras. La combinada que incluye en su contenido estrógeno y progesterona. Esta es capaz de controlar el ciclo menstrual. También se encuentra otra píldora a base de progestina. Esta se le conoce además con el nombre de mini píldora.

Entre las ventajas de estos anticonceptivos orales se encuentra:

  • Un 91 % de eficacia de anticoncepción
  • Disminución en el flujo menstrual
  • Disminución en los dolores propios de este período.
  • Puede llegar a mejorar el acné
  • Disminución del riesgo de cáncer de ovario y endometrio
  • Disminución del riesgo de padecer anemia ferropénica.

Entre las desventajas se pueden contar:

  • Efectos secundarios tales como coágulos de sangre, accidentes cerebrovasculares, hipertensión arterial y migrañas. Cabe destacar que son poco frecuentes.
  • Dolores de cabeza, ganas de vomitar o alta sensibilidad en los senos.
  • Olvidar su toma diaria y a la misma hora. En este caso es importante aclarar con el médico qué se debe hacer si se olvida una o varias tomas.
  • El uso de la píldora oral no brinda protección contra enfermedades de transmisión sexual.

Métodos de barrera

Es uno de los métodos anticonceptivos que se utilizan con cada relación sexual. Entre estos se pueden destacar los siguientes:

Condón externo (condón masculino)

Este anticonceptivo consiste en un mecanismo hecho de látex, también puede ser sintético o incluso de material natural. Se utiliza sobre el pene y lo recubre, impidiendo el contacto entre los fluidos vaginales y el fluido seminal durante el acto sexual.

Entre las ventajas tenemos que, cuenta con una efectividad en la prevención de embarazos del 82 %. Se puede encontrar en cualquier tienda y es de venta libre. Es muy fácil de usar y es poco costoso, lo que lo hace accesible a cualquier tipo de población.

Es uno de los métodos anticonceptivos por excelencia para la protección contra las enfermedades de transmisión sexual. Asimismo, puede usarse combinado con otros métodos. Entre sus desventajas se encuentra la especial atención que requiere su correcta colocación cada vez que se tiene una relación sexual.

El condón podría romperse, incluso salirse durante el acto sexual. En caso de alergia al látex los condones elaborados a base de poliuretano o poli isopreno son una opción.

Condón interno

El condón interno consiste en una cubierta de tensión floja. Está elaborado de poliuretano y posee 2 anillos flexibles. Uno de ellos está diseñado para calzar dentro de la vagina, la boca o incluso en el ano. Mientras que el otro debe calzar por fuera o sobresalir.

Entre sus ventajas presenta una eficacia de anticoncepción de un 79 %. Asimismo, su uso puede combinarse con otros métodos anticonceptivos. Tampoco requieren de prescripción médica para su obtención.

Entre sus desventajas poseen cierto grado de dificultad en su colocación y uso. Pueden ser resbaladizos. Resultan más costosos que los condone para uso externo.

Preservativo bucal

El preservativo bucal básicamente es una lámina de látex. También pude ser sintética. Su propósito es servir como un tipo de barrera. Puede ser usado para cubrir el pene, la vagina o la vulva. Asimismo, puede usarse sobre la boca, el ano o en cualquier parte que se desee.

Entre los métodos anticonceptivos, este es uno de venta libre, es decir, que no requiere prescripción médica. Igualmente, ofrece protección contra infecciones en caso de sexo oral, lo cual es una ventaja sobre la mayoría de los métodos. Entre sus desventajas se encuentra la escasa evidencia científica e información acerca de su buen funcionamiento.

La píldora de emergencia

Este tipo de anticonceptivo presenta en su composición únicamente progestinas. Entre sus ventajas tenemos:

  • Es un medicamento de venta libre, por tanto, no requiere receta
  • Su función se extiende hasta 5 días posteriores al acto sexual con el propósito de evitar la concepción.

Entre sus desventajas tenemos:

  • Cuanto antes se tome, una vez producido el acto sexual, la probabilidad de impedir el embarazo es mayor. En tal sentido el tiempo de la toma reviste una gran importancia  
  • Este método no ofrece protección contra las ETS
  • Náuseas y/o vómitos.

Métodos naturales y de otros tipos

Estos métodos se fundamentan no en el uso de algún anticonceptivo específico. Más bien se trata de evitar mantener relaciones sexuales y/o el uso de métodos anticonceptivos únicamente en los días de mayor fertilidad.

Su uso requiere un amplio conocimiento de la medición de la ovulación para saber los días en que la mujer se encuentra más fértil. Muchos de ellos no tienen un reconocido funcionamiento en impedir la concepción. Igualmente, es importante destacar que ninguno de ellos evita el contagio de ETS.

Retiro del pene (coitus interruptus)

Esta práctica o método consiste en retirar el pene de la vagina justo antes de que el hombre eyacule. Se conoce que este método es efectivo en un 78 % para evitar la concepción. No obstante, es importante acotar que el pene es capaz de liberar, antes de la eyaculación, algunos fluidos dentro de la vagina.

Dichos fluidos pueden contener grandes cantidades de espermatozoide. Incluso, algunos virus o bacterias pueden estar contenidos en estos fluidos y ser transmitidos a la mujer.

Métodos de control de la fertilidad

Estos métodos anticonceptivos consisten en llevar el control del ciclo menstrual. La mujer debe tomarse la temperatura en las mañanas. Asimismo, debe inspeccionar tanto el color como la textura del moco cervical. Conociendo estos datos puede determinar cuándo se encuentra ovulando para programar sus relaciones sexuales.

Se le atribuye una eficacia de 76 % para evitar la concepción. Su práctica no previene ETS.

Espermicida

El espermicida se puede presentar como gel, crema o espuma. La forma de uso es aplicándolo de forma profunda en la vagina con anterioridad al acto sexual. Posee una eficacia en la prevención de la concepción del 72%.

Puede que no resulte muy fácil su uso. asimismo, se puede usar junto con otros métodos para prevenir el embarazo. No previene el contagio de ETS.

Cómo escoger el mejor método anticonceptivo

Entre la amplia gama de métodos anticonceptivos no existe uno que se pueda catalogar como el mejor para todo el mundo. Cada organismo es distinto, así como cada ocasión, propósito o preferencia de uso. Cada método depende de muchos factores, incluso, estos pueden variar con el paso del tiempo.

No existe uno solo que sea mejor sobre otro, sencillamente, cada uno presenta sus ventajas y desventajas. En la actualidad, sobre todo a las nuevas generaciones, confunde la gran variedad y oferta que existe de métodos anticonceptivos.

Es fundamental, antes de elegir entre los métodos anticonceptivos, consultar con un médico. Ya que son muchos los temas previos que se deben considerar en la elección. En la consulta se considerarán aspectos como:

  • La planificación familiar. Resulta importante considerar el deseo de un embarazo a corto, mediano o largo plazo, o si no se desean hijos.
  • El conocimiento de cada método y su efectividad en la prevención del embarazo
  • Los posibles efectos adversos que puede presentar cada método
  • La frecuencia con que se lleva a cabo el acto sexual
  • El número de parejas sexuales que se tenga
  • El estado general de la salud del paciente
  • La comodidad que se pueda sentir en el uso de determinado método.

Por último, es importante considerar que, hasta los métodos anticonceptivos de mayor eficacia podrían fallar. No obstante, las posibilidades se minimizan usando un anticonceptivo de mayor efectividad.

Lactancia materna como método anticonceptivo

En muchas culturas, desde tiempos remotos, la lactancia materna ha sido usada como método anticonceptivo. Es importante conocer de qué manera se puede conseguir con esta lactancia evitar una nueva concepción, más aún, en este período posterior al alumbramiento.

La lactancia materna puede ser usada como método de anticoncepción sólo a corto plazo y en circunstancias muy particulares. Presenta un riesgo de quedar embarazada de menos de 2 en 100 mujeres. Existen 3 factores fundamentales para que este método funcione, los cuales se describen de la siguiente manera:

  • La lactancia materna funciona como anticonceptivo cuando se amamanta a un bebé menor de 6 meses de nacido
  • Cuando este bebé es alimentado única y exclusivamente con leche materna, esto excluye alternar su alimentación con fórmula, leche materna de una donante o alimentos sólidos
  • En los casos en que no se ha presentado el período menstrual posterior al parto
  • Por último, es importante consultar con un médico acerca de la lactancia materna como método anticonceptivo y la manera correcta en que esta funciona.

Los métodos anticonceptivos y las enfermedades de transmisión sexual (ETS)

Las enfermedades de transmisión sexual representan uno de los más graves problemas de salud en todo el mundo. El mejor método para su prevención es la abstinencia. Esto representa la única forma segura en la prevención de las ETS.

Entre los métodos anticonceptivos uno de los más eficaces, reconocidos mundialmente, es el condón o preservativo de látex. Su uso debe ser con cada relación sexual, con la finalidad de prevenir las ETS, entre ellas el VIH. El uso de condón interno es otra opción excelente para minimizar el riesgo de contagio.

Es importante tener en cuenta que aquellos métodos como las píldoras, los DIU y otros de tipo hormonal, no evitan el contagio de las ETS. En tal sentido, si tu elección es por alguno de estos, debes tener en cuenta este aspecto tan importante para tu salud y la de tu pareja.

Referencias:

https://espanol.womenshealth.gov/a-z-topics/birth-control-methods
https://www.healthychildren.org/Spanish/ages-stages/teen/dating-sex/Paginas/birth-control-for-sexually-active-teens.aspx
https://health.gov/espanol/myhealthfinder/temas/llevar-vida-sana/salud-sexual/escoger-anticonceptivo-adecuado
https://espanol.nichd.nih.gov/salud/temas/contraception/informacion/tipos

Si te gusta este post, compártelo con tu amigos
Mou D. Khamlichi

Mou D. Khamlichi

Autor

Contenido Relacionado

Más contenido creado por nuestros autores