Primates

Todo lo que deberías saber sobre los primates

Por: Mou D. Khamlichi
Si te gusta este post, compártelo con tu amigos

Los primates son un conjunto extenso de mamíferos que han estado presentes en la historia humana, desde siempre. Su existencia exacta se desconoce, pero se tienen evidencias de que su origen data de hace decenas de millones de años. Sus primeras especies puede que se hayan originado en África.

Estos animales comparten una gran similitud con los humanos, tanto física como genética. Esto ha llevado a que nuestros estudios, sobre la anatomía de los mismos, nos resulten tan familiar, pero a la vez muy diferentes. Principalmente, se debe a su gran diversidad en formas, tamaños y comportamientos.

Este grupo de animales comprende una gran familia que está extendida por casi todo el mundo desde hace millones de años. Junto a esta diversidad de ecosistemas viene incluida su diversidad de especies, ya que existen centenares de primates que siguen siendo descubiertos en la actualidad.

Debido a su constante relación con los humanos, desde hace mucho tiempo, han sido parte de la historia humana y siguen plasmados en muchas culturas. Por esto, la relevancia que posee esta extensa familia está estrechamente relacionada con los humanos.

Primates

¿Qué son los primates?

Se conoce con el término “primates” al conjunto de animales mamíferos, que surgieron aproximadamente hace decenas de millones de años, adaptándose a los hábitats arborícolas de ese entonces. Esta adaptación se puede notar en sus rasgos biológicos y también en sus habilidades físicas.

Una de sus características es la gestación en el vientre de la madre durante un tiempo determinado, lo que los convierte en parte del grupo de mamíferos placentarios. Entre las características físicas más notables se encuentra su cerebro de gran tamaño, lo aguda que es su visión y la gran destreza que tienen con las manos.

Otras características que comparten todos los primates es la capacidad de ver en colores, y generalmente poseen diferentes tipos de pelaje según su especie.

El tamaño también es un factor que varía, siendo determinado según su especie. Algunos son tan pequeños y livianos que solo pesan 30 gramos, mientras que otros son tan grandes y pesados que pueden superar los 200 kg. Hoy en día, aun se siguen descubriendo especies de la misma familia alrededor del mundo, lo que supone que su número seguirá aumentando con los años.

¿Cómo surge el término “primates”?

El primero que utilizó la palabra “primates” fue un zoólogo sueco llamado, Carlos Linneo, en una clasificación taxonómica que realizó con todas las especies que conocía en el año 1758. La palabra derivó de una expresión en latín que significaba “primero”: en una acepción de principal.

Esto se realizó para demostrar su orientación en sentido jerárquico y no temporal. En la clasificación realizada por Linneo, estaba propuesta una línea entre simios y humanos.

Toda la clasificación fue para distinguirlos de los otros mamíferos, nombrados por él como “segundos”, una clara referencia al orden jerárquico.

Lista de primates según sus familias evolutivas

Existen diferentes familias dentro de los tipos de primates, entre ellas se encuentran:

Suborden:

  • Estrepsirrinos. Entre los estrepsirrinos se encuentras los quirogaleidos, aye-aye, lemúridos, lepilemuridos, indridos, lorisidos y los galágidos.
  • Aplorrinos. Entre los aplorrinos se pueden hallar los tarseros, calicitricidos, cébidos, los mecuares, pitécidos, atélidos, los hilobatidos y los homínidos.

Características evolutivas

Debido a su origen, hace más de 50 millones de años, los primates se adaptaron para sobrevivir en un ambiente de abundante flora y para desplazarse en hábitats arborícolas. Aunque en la actualidad existen algunas de sus especies que son principalmente terrestres, sus orígenes les permites poder trepar árboles con facilidad, si lo desean.

Gracias al desarrollado cerebro, de gran tamaño, en comparativa con la proporción de su cuerpo, hoy en día se conocen primates que pueden, incluso, desarrollar un lenguaje de señas primitivo.

De igual forma, su hábitat original dio la capacidad de que algunos primates lograran percibir tres tipos de colores, siendo así que formen parte de los animales con visión tricromática.

Todos poseen cola, excepto los homínidos que desarrollaron un pulgar opuesto y con él la capacidad de caminar erguidos en dos pies traseros. Estos también poseen más inteligencia que los demás y una gran destreza con las manos.

Primates

¿Entran los humanos en esta categoría?

Desde que se tiene registro de los primates, los humanos han observado similitudes entre ellos. Por esa razón, se han desarrollado teorías tan conocidas, como la de la evolución humana. Pero la verdad es que nuestra similitud con los primates se debe a que, en realidad, sí somos parte de ese grupo de animales.

Entre las características que compartimos con algunos de nuestros familiares evolutivos se encuentran el pulgar opuesto, la capacidad de caminar erguidos, la percepción visual y el 99% de nuestro ADN. De igual forma, recientemente un descubrimiento en los orangutanes demostró: que también poseen la capacidad de proyectarse en el tiempo.

También, compartimos con algunos primates la forma de comunicación. Esto se fundamenta a que algunos de ellos, como los orangutanes, tienen la capacidad de transmitir información del pasado a sus crías, mediando sonidos bucales, según explica Josep Call.

Entre todas las especies que derivan de esta, los chimpancés son los más cercanos a los humanos,genética y evolutivamente hablando. Con ellos compartimos muchas similitudes cognitivas y físicas.

Especies más populares

Existen una gran variedad de primates en el mundo, pero sin duda existen unos más conocidos que otros. Bien sea por su uso en labores científicas o por su participación en películas y programas de televisión, algunos se han hecho notar más que otros en el mundo entero. Entre estos se pueden destacar los siguientes:

  • Chimpancés. Estos probablemente son los más parecidos a los humanos en cuanto a genética, cognitiva y físicamente. Se derivan en dos clases y su hábitat se puede ubicar únicamente en África. Generalmente, superan los 75 kilogramos y pueden tener una estatura de 1,7 m.
  • Babuinos. Su nombre real es Papio, y son parte de una categoría de primates llamados catarrinos. Generalmente, son terrestres, aunque pueden trepar arboles fácilmente. Su variación de pelaje es en tonos claros y son generalmente agresivos.
  • Orangutanes. Los Pongo son homínidos que clasifican como los grandes simios, el color de su pelaje es rojizo y sus orígenes son entre Malasia e Indonesia.
  • Macacos. Existen más de 20 especies diferentes de macacos, que se clasifican entre los catarrinos y se pueden encontrar en gran parte de Asia.
  • Gorilas. Son herbívoros y homínidos, también clasificados como grandes simios, y su hábitat se encuentra en las junglas de África. Comparten más del 90% de sus genes con los humanos.

Su anatomía general

La anatomía de los primates se ve completamente influenciada por sus comportamientos y conductas. Esto significa a su vez, que su anatomía está especializada para la correcta adaptación del espécimen a su entorno. Dicho entorno comprende a los sujetos inmóviles (árboles) y los móviles (animales).

Por lo tanto, las características físicas que comprenden a los diferentes tipos de mamíferos, dependen de la especie en cuestión. Estas características varían en las especies según el hábitat y conducta, por lo que, entre mayor sean las diferencias de los hábitats de estas especies, mayores serán sus diferencias.

Debido a que el planeta Tierra posee muchos ecosistemas muy variados entre sí, las diferencias entre las especies de esta misma familia son grandes. Es notable que existan primates muy diferentes a otros. Y se evidencian fácilmente la variación que existe entre un lémur y un gorila, por ejemplo.

Sin embargo, siguen siendo de la misma familia por una razón, y es que sus características más notables prevalecen a pesar de la adaptación al medio. Algunas de estas características no están presentes en absolutamente todas las especies que componen esta familia de mamíferos, pero sí en la mayoría.

Extremidades

Las extremidades presentes en esta familia de mamíferos suelen ser similares, sobre todo en su forma general y funciones. Aunque es de resaltar, que no todas son iguales, puesto que cada extremidad tiene una razón para estar presente en el cuerpo y no todos los primates las necesitan.

Este es el caso de la cola, la cual es muy común para las especies que se desplazan en sus cuatro patas. Sin embargo, no todas las especies cuadrúpedas la poseen, ya que es necesitada principalmente para equilibrarse. Un ejemplo, es el caso de los babuinos y los gorilas, quienes no tienen porque no la necesitan.

Otra característica común presente en las extremidades son las manos y sus dedos. Las manos de estos diversos mamíferos, suelen ser parecidas entre sí, con características generales. En el caso de los dedos suelen ser muy similares, excepto que no todos tienen un pulgar oponible.

En los primates un pulgar oponible, en la mano, es señal de desarrollo cognitivo, pues permite la utilización de algunas herramientas rudimentarias. A pesar de ello, también son necesarias en especies que se suelen desplazar por los árboles, por lo que necesitan colgarse de las ramas.

Para esto mismo es necesaria la clavícula, la cual está presente en muchas de las especies de estos mamíferos. Asimismo, el pulgar oponible ubicado en el pie, es usado para tomar cosas con las extremidades inferiores. Un uso común de este, es notado en los primates arbóreos, pues necesitan sostenerse bien del árbol.

Postura y locomoción

La postura y forma de desplazamiento de estos mamíferos varía significativamente según la especie. La razón principal de esto es, porque deben estar mejor adaptados a sus hábitats y las demandas de este. Asimismo, la locomoción también está vinculada con la dieta, pues esta influye en cómo obtienen alimentos.

Por este motivo, existen varios tipos de desplazamientos que resultan comunes en estos mamíferos. Estos varían según su peso, extremidades y tamaño, por lo que, los más grandes no pueden columpiarse en los árboles.

Un tipo de desplazamiento común en estas especies es a través de los árboles. Sin embargo, no está presente en todos los primates, ya que los saltos entre ramas son frecuentes en mamíferos de bajo peso. A pesar de ello, existen mamíferos de esta familia, del triple y hasta más del quíntuple de peso, que se desplazan por los árboles también.

Este es el caso del cuadrupedismo arbóreo, el cual es común en árboles cuyas ramas poseen un mayor grosor y resistencia. Además, están aquellos mamíferos que se desplazan por tierra, y se posan sobre sus extremidades traseras y manos por su gran peso.

La única especie bípeda de esta familia que sigue presente

Igualmente, están aquellos primates bípedos, de los cuales los únicos no extintos son los humanos. Sin embargo, se tiene pruebas de que existieron otros miembros de esta familia de mamíferos, que se desplazaban solo sobre sus extremidades inferiores.

A diferencia de lo antes creído, la línea evolutiva del Homo sapiens no es la única de dicha familia de mamíferos que fue bípeda. Esto se debe a que existieron parientes independientes de la evolución del humano, que también fueron bípedos. Estos fueron encontrados en regiones del continente africano.

Sentidos

En cuanto a las capacidades sensoriales, en los primates está distinguida su visión. Esto se debe a que poseen dos ojos situados en el frente de sus cráneos, lo que resulta muy útil, considerando algunos de sus hábitats arbóreos. Con ellos suplen sus requerimientos para la correcta percepción de profundidad.

Además, muchos de estos mamíferos tienen una visión a color, igual a la de los humanos, es decir, tricromática. No obstante, no está presente en todos ellos, pues existen algunos que son daltónicos (ven en blanco y negro) y otros no perciben ningún color. Dicha visión funciona distinguiendo formas y profundidad.

A pesar del desarrollado sentido de la visión de los primates, no suelen percibir muy bien los olores. Muchas de estas especies de mamíferos tienen una muy mala capacidad para percibir los olores, es decir, tienen un olfato insensible. Esta característica no es muy común en la mayoría de los mamíferos.

Por otro lado, sus demás sentidos no están muy fuera de lo normal, ya que son perfectamente capaces de oír, degustar y sentir. Estos sentidos les resultan igualmente útiles para su supervivencia, dependiendo siempre de su ecosistema.

Cabeza y cráneo

La mayoría de los primates poseen un cerebro de tamaño considerable, en comparación con su cuerpo. Los tamaños, de sus cerebros, son más grandes que los de otros mamíferos, pero significativamente más pequeños que los cerebros humanos.

Para albergar un cerebro de buen tamaño, el cráneo de los primates es también de buen tamaño. Esta característica es de mayor volumen en los humanos, pues poseen el cerebro más grande entre los mamíferos. Además, la forma de un cráneo se ve afectada, casi en su totalidad, por la dieta del individuo.

Esto significa que, según los hábitos alimenticios de los primates, sus cráneos tendrán una cierta forma. Este es el caso del hocico, el cual es requerido para masticar alimentos duros. Para esto también son requeridos los dientes molares y premolares, mientras que los incisivos y caninos son para la mordida.

Algunas de las especies más grandes de estos mamíferos, poseen grandes colmillos, pero la mayoría se asemejan dentalmente. Además, estos grandes mamíferos, también tienen recubrimientos de hueso en los laterales de las cuencas oculares. Esto es debido a que se ven presionadas cuando el individuo mastica.

Características y comportamientos comunes

Entre los comportamientos que caracterizan a la mayoría de los primates se puede encontrar similitudes con el comportamiento humano. Sin embargo, dichos comportamientos varían mucho según la especie de estos mamíferos, aunque presenten comportamientos en común.

Los hábitats de estas diferentes especies tienen probablemente la mayor influencia de todas, en cuanto a sus características generales. Estas llevan al individuo a adaptarse a su medio por la supervivencia, lo que significa que debe cambiar.

También es de notar, que algunas de estas especies de mamíferos desarrollaron habilidades y comportamientos que son señal de inteligencia.

Características cognitivas

Debido a los comportamientos inteligentes de los primates, estos han desarrollado un cerebro considerablemente grande para seguir aprendiendo. Algunos de estos comportamientos surgieron como medio de satisfacción de una necesidad, como usar ramas y hojas para algo en concreto.

Esto es la utilización de herramientas, de parte de algunos mamíferos, de los cuales se destaca el orangután. Este demuestra una de las mayores inteligencias presentes en esta familia, la cual reluce con la utilización de herramientas rudimentarias.

Los artilugios suelen ser usados para alcanzar algo que está fuera de su alcance, como en un árbol o flotando en un río. También, es común en otros primates, el aprendizaje del comportamiento de otros animales. Esto es notable en algunos monos, quienes aprenden de los humanos y lo que hacen constantemente.

En el Templo de Uluwatu en Indonesia, es constante la interacción de los monos y los humanos. Con los años, estos monos han aprendido de las prioridades humanas y han sabido el valor que le dan a sus objetos. Por esto, suelen robarlos y esperan a que les ofrezcan comida, para luego soltar la mercancía robada.

Comportamientos sociales

Entre los comportamientos de los animales, las relaciones con sus parentescos son de suma importancia, principalmente cuando son presas. En los primates no es la excepción, pues ellos se apoyan mutuamente para su supervivencia. Ello a su vez significa convivir con otros, lo que tiene sus ventajas y desventajas.

Sin embargo, los primates suelen estar en grupos, ya sean pequeños o grandes, debido a que sobreviven (a mayor probabilidad) cuando están juntos. Casi no existe especie alguna de estos mamíferos que sea completamente solitaria, ya que se caracterizan por ser sociables.

Los grupos que conforman tienen diferentes tamaños y cambian de miembros, cada cierto año, para evitar la endogamia. Algunos suelen trabajar en equipo, ya sea buscando agua, comida o refugio. En dichos grupos también existen jerarquías, en las cuales se suele reservar el derecho de apareamiento para uno.

En algunos grupos de primates solo los machos son de la misma familia, mientras que, en otros, casi ninguno comparte un ancestro cercano. A pesar de no tener parentesco, se protegen y apoyan con mutualidad para asegurar la supervivencia de todo el grupo.

Dietas generales

Los alimentos consumidos frecuentemente por estos animales suelen ser frutas, es decir, son herbívoros. Algunos miembros de esta familia también comen insectos y hojas. Estas dietas se ven reflejadas en sus mandíbulas, las cuales suelen tener forma alargada, varios molares y grandes caninos.

Un factor que también se ve muy influenciado por la dieta, es el tamaño y desarrollo físico del individuo. Esto no es único de los primates, ya que cualquier especie animal, que tenga una corta disposición de alimentos, comerá menos o se extinguirá.

En el caso de que la velocidad a la que ocurra esta escasez alimenticia sea lenta, la especie puede adaptarse en tamaño y dieta. Pero si la velocidad es alta, dicha especie deberá hacer un cambio repentino en su dieta, lo cual puede resultar en extinción por inanición. De hecho, se presume que esta fue la razón por la que se extinguió el Gigantopithecus, un pariente gigante del actual orangután.

Hábitats mundiales

Los hábitats de los distintos primates es el principal factor de los rasgos diferenciales que tienen entre sí. Existen muchos lugares en los que estas especies de mamíferos se originaron naturalmente, los cuales excluyen al continente europeo. Asimismo, la Antártida y Oceanía también están excluidas.

Las especies están esparcidas naturalmente por el resto del mundo, siendo más común encontrarlas en selvas tropicales. También están presentes en lugares como África, donde de hecho, son muy comunes.

La extensa distribución de estas especies ocurrió hace decenas de millones de años, con la misma distribución de los continentes. En dicha distribución, también jugó un papel importante la migración constante de los primates. Esto les permitió expandirse por casi todo el planeta, adaptándose durante millones de años a sus diferentes ecosistemas para sobrevivir.

Algunos se hicieron más grandes y otros más pequeños. Algunos se mantuvieron en tierra, mientras que otros se treparon por los árboles.

Aportes científicos de los primates

Debido a la similitud que existe entre algunas de estas especies de mamíferos y los humanos, han sido usados en muchos experimentos. Estos experimentos comprenden la medicina (principalmente), pero también pruebas en naves espaciales.

Algunas especies de primates (principalmente los monos) han sido de gran importancia para la determinación de ciertos efectos en el cuerpo. Estos efectos pueden ser enfermedades de origen animal o cambios producidos por la ingravidez.

Aportes en la medicina

Algunas de las enfermedades que se originaron del contacto entre los humanos y algunas especies de monos fueron el ébola y el VIH. Estas enfermedades causaron estragos sanitarios en su apogeo, por lo que, muchos virólogos se esforzaron en desarrollar vacunas.

Para el desarrollo de las mismas fueron realizadas muchas pruebas en monos y otros primates, quienes comparten similitud con la anatomía humana. Estas pruebas se cobraron la vida de decenas de ellos, con el propósito de evitar la muerte de más personas.

El VIH tuvo origen en el continente africano y, de acuerdo a datos científicos, estuvo presente en algunos monos antes de transmitirse a los humanos. Se cree que el motivo de la transmisión hacia los humanos fue porque algunas personas consumían carne de mono, y unos monos en particular estaban infectados.

La transmisión de estas enfermedades es posible entre especies, debido a que los humanos compartimos similitudes genéticas con algunos primates, en particular. También, existe similitud genética entre los humanos y otros animales que no son de esta familia, pero sí son mamíferos, por ejemplo, los cerdos.

Aportes en la astronomía

Durante el siglo XX se llevaron a cabo muchas misiones espaciales, que en un principio consistieron en poner cohetes en órbita alrededor de la Tierra. Para esto, fueron requeridas muchas pruebas, las cuales resultaron desastrosas y destruyeron dichos cohetes.

Entre las tantas pruebas que se realizaron, se intentó poner en órbita cohetes tripulados. Pero el margen de error en estas misiones era alto, así que no podrían llevar personas en las primeras pruebas. Es aquí, donde está el papel de los primates y su uso experimental en vuelos espaciales tripulados.

Entre las décadas de 1940 y 1980, fueron realizadas múltiples misiones para poner en órbita cohetes tripulados por animales. Varios de estos animales fueron monos macacos, lanzados por Estados Unidos, Francia, Rusia y Argentina.

La razón de estos experimentos fue para estudiar los efectos primarios y secundarios en el cuerpo producidos por la ingravidez. Asimismo, se quiso determinar: a cuánto estrés podían ser sometidos los sujetos antes de colapsar. En algunas de estas pruebas los cohetes volvieron y los monos a bordo sobrevivieron.

Primates

Curiosidades de los primates

Los estudios a las diferentes especies de primates han revelado valiosa información acerca de ellos. Esta información abarca características, tanto físicas como conductuales, las cuales pueden resultar sorprendentes.

Entre toda esa información destacan algunos datos curiosos, que logran despertar más curiosidad al respecto. Veamos algunos de ellos:

  • Capuchinos con sentido de la justicia. En un experimento realizado hace años, se descubrió que los capuchinos tenían sentido de la justicia. En el experimento se premió a una hembra por ejecutar una orden y a otra por no hacer nada. La primera se molestó por eso y la segunda no aceptó el premio.
  • Son cosquillosos. No muchos mamíferos disfrutan de las cosquillas, pero a los primates les encantan. Estos, se hacen cosquillas entre sí para afianzar las relaciones en los grupos y para divertirse.
  • Suelen besarse. Algunas especies de estos mamíferos tienen el hábito de reconciliarse con besos y abrazos. Esta característica es bastante similar al comportamiento humano, a diferencia de no tener relación con el romanticismo.
  • Saben comunicarse. Es fácil saber que algunos de estos animales (en especial los más grandes) saben comunicarse con los humanos. Esto lo hacen a través de un lenguaje de señas bastante rudimentario, ya que solo se pueden aprender unas decenas de señales.
  • Reconocen su reflejo. Muchos animales se confunden al ver su reflejo en un espejo, pero este no es el caso de los primates. Algunas especies de estos mamíferos son perfectamente capaces de reconocerse y no demostrar asombro alguno ante un espejo.

Primates, los familiares que debemos preservar

Los primates son un grupo de animales que siempre ha destacado entre los demás, bien sea por sus rasgos similares a los humanos o por su inteligencia notable, siempre sobresalen. Desde hace miles de años, han formado parte de nuestra historia, y según las teorías más aceptadas científicamente, ellos son nuestros parientes evolutivos más cercanos.

Existen variedades peculiares de estos animales, todos con características similares, pero igualmente únicas. Teniendo una gran gama de colores, tamaños y formas, se han esparcido por el mundo entero, logrando maravillarnos con sus curiosas cualidades.

Con un origen que data de millones de años, la capacidad de los primates de adaptabilidad, los ha conservado hasta nuestra era. Gracias a su similitud con los humanos, en la actualidad han sido parte fundamental de avances tecnológicos y médicos.

Hoy en día muchas especies de estos animales se encuentran en peligro de extinción, incluso algunos descubiertos hacen menos de 5 años, ya se encontraban en peligro. Proteger los hábitats de estos animales es fundamental para preservar las distintas especies que existen de ellos. Por esa razón, es de vital importancia promover la concientización en ese ámbito.

Referencias:

https://es.wikipedia.org/wiki/Primates

www.nationalgeographic.com.es/animales/primates

www.animales.website/primates/

www.animalsaroundtheglobe.com/es/los-primates-y-donde-verlos/


Si te gusta este post, compártelo con tu amigos
Mou D. Khamlichi

Mou D. Khamlichi

Autor

Contenido Relacionado

Más contenido creado por nuestros autores