solución de conflictos en la adolescencia

La solución de conflictos en la adolescencia

Por: Mou D. Khamlichi
Actualizado el 21 de abril de 2021
Si te gusta este post, compártelo con tu amigos

La solución de conflictos es importante en todas las etapas de la vida. Al ser humano le ocurren momentos muy buenos y malos, presentándose conflictos o problemas que deben solucionarse o afrontarse con madurez y objetividad.

La adolescencia, que es una de estas etapas que vive el hombre, de la cual se considera la más dura puesto que es el paso de la niñez a la adultez; es una transformación del niño para lograr convertirse en adulto, por lo que suele haber muchas dudas, problemas e inconvenientes que necesitan encararse y para ello los familiares junto al joven deben pensar en la solución de conflictos de manera razonable y evitar un daño con secuelas.

La etapa de la adolescencia es un momento de cambios y no solo físicos sino psicológicos, por esa razón es considerada compleja, puesto que todo se mezcla o se entrelaza. El niño o el adolescente, que es la persona que está sufriendo todos estos cambios, experimenta momentos muy duros a nivel cognitivo que le generan ciertas confusiones internas, y estas a su vez logran ser exteriorizadas, convirtiéndose en un problema.

Los padres requieren tener consideración, ya que es un momento pasajero pero largo, y habrá situaciones llenas de tensión u otras donde ocurrirá mucha calma, es un trabajo en equipo donde se encuentran los padres, el entorno familiar, e inclusive los profesores, y por supuesto el adolescente, donde la función principal de todos estos adultos es guiar, aconsejar y acompañar al menor para que encuentre la mejor solución de conflictos que se pueden originar en un momento particular.

solución de conflictos en la adolescencia cientifiko.com

Problemas más comunes en los adolescentes 

Muchos problemas se consiguen crear ya sea por diversas índoles, puesto que el adolescente, como lo dice la palabra, adolece de algo que aún no sabe con exactitud, busca las respuestas de todas las transformaciones que está viviendo o sintiendo y se generan en algunos casos frustraciones, dudas y enojos, produciéndose problemas tanto internos como externos. Es una situación entendible pero complicada para ellos mismos y para el resto de todos los que conviven con él. Uno de los problemas más comunes que suele originarse es la búsqueda de la independencia de sus padres, desean estar solos y residir en su propio mundo, pues el adolescente cree nadie los logra entender. 

Este es el conflicto más común y la situación más complicada por el tema de las reglas en el hogar, ya que a esta edad se manifiestan ciertos impulsos de romper o no querer seguir las normas y de allí proviene otro tipo de inconveniente que son los actos de rebeldía y la altanería. 

A lo que se refiere a la parte emocional de un adolescente, esta suele ser compleja por todos los conflictos que se pueden presentar, porque se forman en la mente del joven muchas expectativas y ansiedades, ya sea por encajar en un grupo de amigos o por cumplir ciertas metas con sus padres. Las ideas de un niño en etapa de adolescencia suelen ser o son muy concretas o extremistas, por sus mismos cambios emocionales y psicológicos. A medida que van creciendo, la manera de pensar de los jóvenes va adquiriendo más forma y genera otros matices, es cuando el racionamiento ya está alcanzando el criterio de un adulto. Asimismo, los padres deben recordar que en toda la adolescencia se presentan diferentes etapas o momentos y que hay ciertas maneras para llevar una vida intrafamiliar sana para evitar daños mayores y lograr promover un desarrollo saludable en el adolescente, donde la solución de conflictos sea eficaz

Recomendaciones para la solución de conflictos más comunes en el adolescente

Esta etapa, como se ha mencionado anteriormente, suele ser un poco complicada tanto para los padres como para el niño, por eso los especialistas en psicología o educación aconsejan o recomiendan a los padres a realizar ciertas acciones para que fomenten relaciones armoniosas con sus hijos. 

Entre las estrategias que establecen se encuentran: siempre los adultos o familiares deben tener una buena conversación con los hijos, fomentar el diálogo; llegar a acuerdos, convenios, no tratar de mantener una actitud impositiva pero tampoco permitir que el menor tenga el control de la situación. El diálogo es la base y la clave, además que no solo es una manera sana de llevar una relación entre padres e hijos, sino que funciona para todo tipo de relación y la conservación o empatía son las herramientas más eficaces para la solución de conflictos.

La tolerancia y la comprensión juegan un papel fundamental en esta etapa; los jóvenes adolescentes necesitan saber que cuentan con el apoyo de sus padres, que son entendidos y de cierta forma percibir la demostración de empatía, sin embargo, los representantes no deben ceder ante todos los pensamientos y maneras de ser de sus hijos, siempre es fundamental establecer acuerdos, generar confianza y expresar apoyo y afecto.

Para la búsqueda de solución de conflictos, es importante evitar generar discusiones o no caer en el juego de seguir rivalizando con el joven, la pelea genera más discusión, disputa, por eso los adultos no necesitan propiciar en polémicas, de esta forma le demuestran al joven que las imposiciones no son la manera correcta de tomar decisiones, además no se generan resentimientos y mucho menos ambientes negativos en la familia.

El tema de la libertad, de que los padres establezcan vínculos de confianza suficientes para que sus hijos tomen sus propias decisiones, es otra acción ante soluciones de problemas. De la misma manera que se le otorga al joven la libertad de elección a la hora de hacer algo, se le necesita enseñar la responsabilidad de esa acción, ya que todo acto tiene su causa y efecto, y siempre obtendrán consecuencias. 

En conclusión, todos los seres humanos pasan por la etapa de la adolescencia, los padres fueron adolescentes, eso no depende o define como tratar a sus hijos, pero sí les permite deducir que ellos viven un momento complicado y necesitan ser empáticos, tolerantes y comprensivos, puesto que son las mejores maneras de buscar la solución de conflictos.

Gracias a todo esto, nace la confianza intrafamiliar, los adolescentes necesitan comprender que cuentan con el apoyo de sus padres y su comprensión. Es fundamental que las acciones de los adultos se basen en el amor, deben entender qué les sucede a sus hijos y de donde se podrían generar los problemas, ya que el diálogo, la comprensión y sobre todo la tolerancia de las emociones, son la mejor alternativa para cualquier solución de conflictos.

Lectura recomendad: Vivir con un Adolescente


Si te gusta este post, compártelo con tu amigos
Mou D. Khamlichi

Mou D. Khamlichi

Autor

Contenido Relacionado

Más contenido creado por nuestros autores