Abrazos a los niños

Por qué es bueno abrazar a los niños

Por: Mou D. Khamlichi
Si te gusta este post, compártelo con tu amigos

El afecto es parte fundamental de la vida infantil, y abrazar a los niños puede hacer la diferencia entre criar a una persona segura de sí misma, con una autoestima poderosa, y un individuo que no confía en sus propias habilidades. El abrazo para los niños, cuenta con un valor fundamental en su desarrollo, pudiendo ser incluso hasta curativo.

En el caso de los niños que se encuentran con sus padres en un mismo espacio, los abrazos pueden ayudar a generar vínculos más cercanos, donde se demuestra afecto hacia la otra persona, y que, a su vez, este acto tan simple, puede demostrar empatía, comprensión, entendimiento y cuidado, en especial para el niño que se encuentra en pleno desarrollo y que comienza a comprender toda la información de su alrededor.

Relación del abrazo con el vínculo y el apego

Desde que llegan al mundo, los niños interactúan con el mundo exterior, en un primer acercamiento con la madre, con el padre y luego con las personas cercanas que lo rodean. Esto quiere decir que, en este tipo de relaciones tan importantes, se genera un vínculo afectivo que le ayuda al niño a dar significado a la información que se maneja a su alrededor.

En este caso específico, abrazar a los niños es un gesto reforzador del afecto, que el niño puede utilizar para transmitir la emoción o el sentimiento a quienes considera lo suficientemente cercanos como para compartir esta muestra de amor. Además, en muchas ocasiones, es común que los padres y los hijos no sepan expresarse a través de palabras, lo que hace que los abrazos cobren un nivel mayor de importancia, porque se convierten en un mensaje codificado a través del cual se manifiestan todo tipo de emociones.

Abrazos a los niños cientifiko.com

Aunque abrazar a los niños parece ser un acto simple sin mayor significado, en realidad, se refiere a un proceso complejo donde se conecta el cuerpo y el cerebro en la activación de sustancias neuroquímicas que generan beneficios mucho más importantes. Por esta razón, se dice que el abrazo genera los siguientes aspectos positivos:

  1. Genera una sensación placentera, que a su vez proporciona calma y bienestar.
  2. Genera convicción para afrontar situaciones que resultan complejas y que causan preocupación.
  3. Genera seguridad, tranquilidad, contención y permite comunicar afecto en un lenguaje no verbal, en especial cuando el niño aún está en una edad muy temprana.
  4. Mejora la autoestima de los niños, dado que, proporciona la seguridad necesaria para enfrentar situaciones que afectan su individualidad.

Beneficios de los abrazos para los niños

Uno de los actos más reconfortantes para los niños es un abrazo de un ser querido, ya que, aunque no lo parezca, esto les genera una sensación de protección, seguridad y contención que es difícil encontrar en otro acto de este tipo. Es decir, este tipo de acercamiento físico genera una especie de refugio en el cual los niños se sienten protegidos y a gusto.

Esto se debe a que, para los hijos, sus padres son una referencia, por lo que tenerlos entre los brazos los ayuda a sentirse cómodos y acompañados en el proceso que están experimentando y que, posiblemente, aún no logran dar con la solución o con una respuesta acertada ante el mismo. Entre los beneficios que aportan los abrazos a los niños podemos encontrar:

Abrazos a los niños

Seguridad y protección:

Una manera de ver esto de manera muy clara es analizando el llanto del bebé, que suele calmarse casi de inmediato cuando recibe un abrazo, esto les permite tranquilizarse porque sienten protección y seguridad respecto a aquella situación que los hacía sentir mal. Cabe destacar que los niños necesitan abrazos, caricias, besos, entre otros, para reafirmarse de manera emocional, ya que, en esta etapa del desarrollo, aún no son capaces de contenerse por sí mismo. Incluso en la adolescencia y la adultez, un abrazo puede ser la solución a muchos problemas.

Reforzar la autoestima:

Para los niños, un abrazo es una forma de mostrar apoyo y comprensión, sin necesidad de involucrar palabras. Por este motivo, al recibir un abrazo, los niños pueden sentir la contención que necesitan ante una situación que los afecta, lo que mejora consecuentemente la autoestima y los ayuda a afrontar conflictos a futuro.

Liberar Oxitocina:

La Oxitocina es conocida como la hormona del amor y genera a su vez, una sensación profunda de bienestar. Por este motivo, al dar un abrazo, esta hormona se segrega, siendo esto lo que nos hace sentir los abrazos tan cálidos y satisfactorios. Esto mismo sucede incluso al momento del parto y durante la lactancia materna, lo que hace que las madres refuercen el vínculo con sus bebés y viceversa.

Abrazos a los niños cientifiko

Bienestar y felicidad:

Con el abrazo, también se genera serotonina y dopamina, que son los neurotransmisores encargados de generar la sensación de bienestar y plenitud que se siente al dar o recibir un abrazo, siendo esta una de las razones por las que el abrazo en los niños es tan importante.

Disminuir la ansiedad y el estrés:

Las tensiones producidas por el estrés y la ansiedad pueden ser liberadas fácilmente al recibir un abrazo, no solo porque se produce una sensación de empatía y comprensión que permite que el niño pueda sentirse más relajado en torno a la situación, sino también porque los niveles de cortisol disminuyen, siendo esta la hormona responsable del estrés. En un momento de tristeza, el abrazo puede ser la clave para reconformar y generar una sensación de alegría y amor.

Reforzar el sistema inmunológico:

Con los abrazos, el sistema inmunológico se activa, aumentando la producción de glóbulos blancos que serán los encargados de hacer frente a los agentes exógenos e infecciosos, como virus y bacterias que pueden producir enfermedades.

Podemos encontrar todo tipo de beneficios, que incluyen desde el afianzamiento de vínculos entre seres cercanos hasta las mejoras de aprendizaje a causa del reforzamiento positivo que se genera con esta interacción.  Estos son solo algunos de los procesos importantes que se generan al abrazar a los niños.


Si te gusta este post, compártelo con tu amigos
Mou D. Khamlichi

Mou D. Khamlichi

Autor

Contenido Relacionado

Más contenido creado por nuestros autores