Cocodrilos

Anatomía y comportamientos de los cocodrilos

Por: Mou D. Khamlichi
Si te gusta este post, compártelo con tu amigos

Los cocodrilos son grandes reptiles conocidos por la ferocidad y hostilidad que caracterizan a las especies de esta familia. Sin embargo, los depredadores que conforman al orden Crocodilia son igual de feroces y populares, pues conforman a todas las familias de estos reptiles semi acuáticos.

Las características más notables de estos animales son también las más temibles por cualquiera de sus presas. Ciertamente no son animales altos, pues poseen patas cortas, pero son de gran longitud. Muchos son los animales que caben dentro de su dieta, pues pueden comer carne de casi cualquier tipo.

Las razones que llevan a la relación entre humanos y cocodrilos son las mismas que los unen con otros mamíferos. Pero, a diferencia de los demás animales, los humanos no forman parte formal de la dieta de estos grandes reptiles. Los humanos también han plasmado a estas especies en la cultura antigua.

Ya que los Crocodylidae son una familia de depredadores tan característica, es de gran relevancia conocer acerca de ellos. Dichos conocimientos acerca de los mismos comprenden principalmente su anatomía y comportamientos. También incluyen su clasificación y relación con otras familias de reptiles semi acuáticos.

Clasificación de los cocodrilos

El nombre de “cocodrilos” es en realidad una traducción al español de la palabra “Crocodylidae”. Esta palabra es el nombre de la familia a la que pertenecen algunas especies de reptiles. La clasificación de estos dentro de dicha familia se relaciona con sus mandíbulas, tamaños, anatomías y hábitats.

Esto significa que esas características son las más empleadas para clasificar a una nueva especie de estos animales dentro de alguna familia. Estas referencias también son usadas para clasificar una gran variedad de otros animales además de los reptiles.

Sin embargo, algunos de estos animales semiacuáticos que no son estrictamente cocodrilos, también entran dentro del orden Crocodilia. Las familias dentro del orden Crocodilia son:

  • Crocodylidae
  • Gavialidae
  • Alligatoridae

Las características principales que diferencian a estas tres familias son sus tamaños y mandíbulas. En cuanto a la anatomía, son bastante similares respecto a órganos y extremidades. Sin embargo, sus dietas son ligeramente diferentes, y sus hábitats son muy diferentes, aunque frecuentan lugares húmedos

Cocodrilos

Anatomía general

Los reptiles existentes en la actualidad son conocidos por tener un torso muy cercano al suelo. También por sus patas cortas (o sin patas, en el caso de las serpientes) y torsos alargados. Los cocodrilos no son muy diferentes en este aspecto, pues poseen las características ya mencionadas.

Sin embargo, cuando se es más específico, se notan muchas diferencias características e importantes. Esto se debe a que son reptiles semi acuáticos adaptados (generalmente) a cazar grandes mamíferos. Por esta razón, sus mandíbulas se adaptaron hace mucho para atacar a animales grandes.

Otros factores que influyeron en la evolución de estos reptiles fueron sus hábitats hostiles y húmedos. Son conocidos por habitar zonas con abundante agua dulce, la cual suele estar sucia o mohosa. Pero también les gusta llevar sol y secarse, pues son de sangre fría.

Los cocodrilos son variados y existen más de diez especies descubiertas en todo el mundo. La mayoría son grandes, pues los machos sobrepasan los 3 metros de longitud cuando son adultos. Otras de las características más destacadas de los mismos son:

  • Tamaños: A pesar de que tienen tamaños similares, también está presente la morfología sexual.
  • Dentaduras: Sus dentaduras varían en cantidad de dientes, sus tamaños y posiciones.
  • Pieles: Las pieles suelen ser gruesas, llenas de queratina y muy resistentes.
  • Locomociones: El desplazamiento de estos animales es por tierra y por agua, pues son cuadrúpedos con excelente habilidad de natación.
  • Órganos: Los órganos son variados y tienen pulmones grandes y fuertes.

Tamaños y extremidades

Los cocodrilos son los reptiles semi acuáticos más grandes, pues sus longitudes pueden superar los 5 metros. Las especies de esta familia son grandes y poderosas, pues se alimentan de otros animales que a veces son de sus tamaños.

Su longitud es enorme, pero su altura es mínima. La altura de la mayoría de estos animales no alcanza un metro, pues sus patas son muy cortas. Poseen cuatro patas, por lo que son cuadrúpedos, pero son pequeñas y salen de los costados de sus torsos.

Poseen garras afiladas, las cuales resultan útiles al sujetar a una presa en sus vientres. Los cocodrilos tienen una cola muy larga, la cual es muy diferente a las comunes en mamíferos; sus colas son anchas en su extensión con el torso y son más delgadas al final.

No suelen atacar con la cola, pues sus mandíbulas son perfectamente capaces de lastimar. A pesar de eso, pueden empujar con la cola y se irritan cuando las tocan, pues se voltean rápidamente y muestran sus fauces.

Mandíbulas y dentaduras

Sin duda alguna, la mordida de un cocodrilo es su mayor ataque y el mayor temor de cualquier otro animal. La mordida más fuerte catalogada pertenecía a la especie de cocodrilos de agua salada. Esta alcanzaba los 16 mil Newtons de potencia, una mordida superior a la de un tiburón blanco adulto.

 Los dientes que contribuyen a esta mordida son afilados y medianamente uniformes. La cantidad no suele ser exacta, pero son alrededor de 60 dientes, incluyendo los traseros y los frontales.

En cuanto a la mandíbula, tiene una gran formación muscular para que el animal cierre la boca con facilidad. Los músculos de la mandíbula están muy bien desarrollados y son notablemente marcados desde una vista superficial al animal.

La causa evolutiva de esta fuerza es la dieta a la que se acostumbraron todos los cocodrilos; se alimentan de grandes mamíferos, como, por ejemplo, el cocodrilo africano. Este cocodrilo en particular ataca a los siguientes mamíferos:

  • Ñus
  • Cebras
  • Antílopes
  • Macacos
  • Jabalíes

Pieles y escamas

Las pieles que caracterizan a estos reptiles son gruesas, escamosas y muy resistentes. No existen muchas especies de animales que posean pieles tan resistentes, pero estos reptiles las tienen siempre.

Las escamas actúan como placas de protección (que se asemejan a costras) en su piel y son afiladas. Las placas suelen estar formadas en parte por hueso, pero también están cubiertas de queratina para que no se pegue el barro.

Todos los cocodrilos poseen esta gran piel protectora, pero no todos los Crocodilios. Estas escamas están presentes en sus lomos y parte superior de las colas. No están en las zonas articuladas, como alrededor de las patas.

En la parte inferior, es decir, en el vientre, las escamas son muy diferentes, ya que son amarillentas y planas. Permiten una mejor movilidad y arrastre al cocodrilo al desplazarse en tierra. Las escamas en su lomo pueden ser puntiagudas y sobresalientes, incluso en la punta de la cola.

Cocodrilos

Locomociones

Este conjunto de especies son cuadrúpedas, pero no como los mamíferos comunes, pues las patas son bajas y cortas. Los cocodrilos pueden correr a una gran velocidad a pesar de ello, pero por poco tiempo.

Suelen pasar mucho tiempo en el agua, por lo que son excelentes nadadores. Su natación no es como la empleada por otros mamíferos (estilo perrito), pues sus patas no se los permiten. En cambio, nadan con la cola, realizando un movimiento similar al de una serpiente en el agua.

Por otro lado, levantan el pecho cuando están en el suelo para poder esprintar. Su cola permanece arrastrada pero sus patas se levantan lo más posible. Esto les permite perseguir rápidamente a un animal terrestre que escapa.

Los cocodrilos también se sumergen mucho tiempo bajo el agua, incluso por horas o todo un día. Pueden bucear y pueden nadar por la superficie del agua, que es donde acechan a sus presas cuando necesitan hidratarse.

Otros datos anatómicos

Estos grandes depredadores también poseen ojos ubicados en la parte superior de sus cabezas. Esto les permite tener el cuerpo sumergido bajo el agua mientras sus ojos permanecen sobre la superficie. De esta manera pueden vigilar y detectar a las posibles presas que se acerquen al río.

También poseen grandes pulmones, los cuales resisten demasiado tiempo antes de volver a inhalar. De esta forma, pueden pasar hasta 2 días completamente inmóviles bajo el agua. Por otro lado, cuando los cocodrilos se desplazan en el agua sólo pueden durar alrededor de 6 horas sin respirar.

También abren sus mandíbulas en las mañanas para la termorregulación de sus cuerpos. De esta forma, la temperatura de sus cuerpos se transmite rápidamente entre sus partes.

Comportamientos comunes de los cocodrilos

Los comportamientos de estos reptiles varían, pero suelen ser parecidos en muchos aspectos. A pesar de que están distribuidos por varios continentes, guardan similitudes en cuanto a:

  • Relaciones sociales con sus congéneres
  • Relaciones hostiles con otras especies
  • Épocas de apareamiento y reproducción
  • Gestación y desarrollo de la cría
  • Dietas y presas frecuentes
  • Técnicas de ataque a presas
  • Migraciones y hábitats locales

Sin embargo, hay que destacar que poseen tantas similitudes como diferencias. No todas las especies de cocodrilos se parecen entre sí en cada uno de los aspectos antes mencionados. Mientras que otras se asemejan mucho entre sí y comparten similitudes en la mayoría de esos factores.

Hábitats

Los hábitats de estos grandes depredadores comprenden el continente asiático, el africano, las américas e incluso Australia. Se estima que la aparición de estos reptiles tuvo origen hace 55 millones de años. Increíblemente, algunos migraron por vías marítimas de un continente a otro y fue hace millones de años.

Dentro de dichos continentes, habitan en zonas de tipo tropical, pues no soportan el frío extremo. Los cocodrilos frecuentan los ríos no agitados, pues no les gusta mucho nadar contra corriente. También se encuentran en pantanos y estanques, así como en algunos lagos.

Los Crocodilios que frecuentaron las aguas llenas de peces y escasas de mamíferos terrestres evolucionaron de forma diferente al cocodrilo. En cambio, el cocodrilo común siguió en las aguas dulces e incluso habitó aguas saladas, como lo es en el caso del cocodrilo de agua salada.

Especies de cocodrilos en todo el mundo

Las especies de estos en todo el mundo son apenas 14, eso si se es específico en cuanto a la familia Crocodylidae. Esta familia está compuesta por los cocodrilos:

  • Americanos
  • Hociquifinos africanos
  • Del Orinoco
  • Australianos de agua dulce
  • Filipinos
  • Mexicanos
  • Del Nilo
  • De Nueva Guinea
  • De las marismas
  • De agua salada
  • Cubanos
  • Siameses
  • Africanos occidentales

Relaciones sociales

Estos animales no tienen una gran interacción con otros miembros de su especie, pues son bastante hostiles. Lo más común es que los cocodrilos estén solos durante toda su vida adulta.

En algunos casos se ven obligados a convivir por escasez de terreno, por lo que a veces pueden pelear. Son animales muy territoriales y pueden pelearse entre sí para ganar o conservar un terreno, un río, un pantano o un estanque.

Los cocodrilos sólo tienen interacción con otros miembros de su especie cuando nacen, cuando se aparean o cuando pelean. Al nacer, estos reptiles conviven únicamente con su madre hasta que tienen edad suficiente para valerse solos.

Apareamiento y cuidado de las crías

Cuando llega la temporada de apareamiento, estos reptiles pueden llegar a ponerse bastante hostiles. Esto se debe a que los machos pelean entre sí para ganar el derecho de reproducción. Este comportamiento es común en la mayoría de los animales, sobre todo en animales solitarios.

El hembra cocodrilo sólo presencia la pelea entre los machos y luego inicia el cortejo con el vencedor. Quien gana la pelea gana el amor, por lo que se aparean y al acabar la época de apareamiento, el macho se va permanentemente.

Cuando los cocodrilos nacen, quedan bajo el cuidado de su madre hasta que puedan cazar por sí solos. Antes de eso, se pasan mucho tiempo cerca del nido que su madre construyó para colocar los huevos en un principio. No obstante, los huevos son puestos bajo tierra, pues el nido sólo es para dar calor y proteger.

En un principio, las crías se alimentan de las sobras de su madre y también aprenden a cazar. Sus cazas sólo comprenden animales más pequeños que ellos.

Dietas

Las dietas de estos grandes depredadores comprenden principalmente la carne. Los animales que comen los cocodrilos son muy variados, ya que comen prácticamente cualquier cosa. Pueden ser mamíferos pequeños, mamíferos grandes, peces, aves, anfibios e incluso otros reptiles.

Las dietas también varían según la especie y la edad, pues las especies africanas comen diferente a las americanas. En el caso del cocodrilo del Nilo, suelen alimentarse de animales incluso más pesados que ellos. El peso de un cocodrilo promedio no suele llegar a la tonelada, pero sí se acerca.

Los mamíferos más frecuentes (según la localidad) en la dieta de los cocodrilos son:

  • Venados
  • Jabalíes
  • Monos
  • Cebras
  • Antílopes
  • Capibaras
  • Ñus

Cuando son jóvenes, sólo comen insectos, aves pequeñas, anfibios y roedores. Esta dieta es temporal, ya que a medida que crecen, buscan presas más grandes y suculentas. No incluyen a los humanos dentro de su dieta común, pero pueden y han atacado a humanos en muchas ocasiones.

Depredación y métodos de ataque

Los ataques de estos animales son bastante letales, pues la probabilidad de que un animal se salve de él es muy baja. El método que utilizan los cocodrilos es el acecho y el ataque sorpresa, principalmente desde el agua.

Esto es posible debido a que los demás animales necesitan beber agua y se acercan a las orillas para beber. Ese es el momento donde un cocodrilo salta del agua y muerde a la presa en la cabeza, patas o torso.

Una vez que la muerde, cierra sus fauces con gran fuerza y (cuando puede) la sujeta con sus patas frontales y traseras. Luego empieza a girar hacia un solo lado, por lo que la presa se dobla y se rompe el área mordida. Esto lo hacen los cocodrilos en el agua, por lo que también ahogan a la presa.

Lo logran acechando desde el agua, donde su cuerpo está oculto y sus ojos sobresalen ligeramente. También atrapan aves cuando están tomando sol y estas se posan sobre sus mandíbulas.

Relaciones entre humanos y cocodrilos

Como dijimos, estos animales no se llevan muy bien ni siquiera con los miembros de su propia especie. Esto, sumado a la hostilidad y dieta abierta de los mismos, provoca que los humanos no tengan una buena relación con ellos.

Los cocodrilos que se adentran en urbanismos son atacados, y estos también atacan a los humanos. En muchas zonas rurales y pueblos cercanos a sus hábitats, los humanos son frecuentemente atacados por estos reptiles.

Sin embargo, en culturas antiguas estos animales tienen una gran relevancia religiosa. En algunas culturas eran representados como bestias peligrosas y en otras representaban el poder, la fertilidad e incluso la protección.

A día de hoy, muchos de los hábitats de estos animales han sido destruidos y otros urbanizados. Esto provoca en parte los constantes ataques y bajas humanas. Los humanos también han cazado furtivamente a los cocodrilos para hacer carteras y botas con sus resistentes y exóticas pieles escamosas.

Curiosidades de los cocodrilos

Esta familia de reptiles ha sido objeto de investigación durante largo tiempo. Durante décadas se ha aprendido mucho acerca de los cocodrilos y todos sus hábitos. Algunos mitos antiguos fueron desmentidos y se refutaron muchas teorías erróneas acerca de sus comportamientos.

Desde entonces, los estudios han traído consigo mucha información curiosa e interesante. Algunos de los datos más curiosos son los siguientes:

Son longevos

Los cocodrilos pueden llegar a vivir lo mismo que un humano y a veces más. El promedio de vida de los mismos ronda los 85 años, pero se han registrado especímenes más antiguos.

Muerden más fuerte que nadie

La fuerza de mordida de un cocodrilo de agua salada es superior a la de cualquier otro animal en el mundo. Como dijimos antes, esta ronda los 16 mil Newtons por cm3, más fuerte que la del tiburón blanco.

No mastican

Esta característica la comparten con las serpientes, pues no poseen molares y no pueden masticar a sus presas. En cambio, el cocodrilo debe despedazarla con los demás dientes y tragarla entera.

Tragan algunas piedras

Los cocodrilos se tragan algunas piedras mientras permanecen en el río, pues estas les ayudan a ganar peso. Este peso le permite bucear mejor bajo el agua, pero luego les es necesario vomitar dichas piedras.

Sobresalen sus ojos y narices

Los ojos y las fosas nasales de estos reptiles se sitúan en la parte superior de sus cabezas. De esta manera, pueden ocultarse bajo la superficie del agua, pero pueden ver y respirar a la vez.

Nadan con la cola

Las patas que poseen son muy cortas e ineficaces para nadar. Para compensar esto, su gran cola les permite nadar moviéndose de lado a lado en el agua. Este movimiento se asemeja un poco al de una serpiente en el agua.

Nadan rápido

Los cocodrilos son capaces de nadar rápido, incluso rondando los 40 km/h. Esta es una gran ventaja ya que no se mueven tan rápido en tierra.

Poseen un corazón diferente

El corazón de un cocodrilo posee 2 cavidades auriculares y 2 ventriculares. También son de sangre fría.

Se refrescan con la boca abierta

Pueden sudar por sus fauces y así regular sus temperaturas. Por eso, cuando están fuera del agua se les puede ver con la boca bien abierta.

Sus huevos se parecen a los de gallinas

El tamaño promedio de los huevos de cocodrilos es mediano. Las dimensiones de uno de estos huevos se asemejan a las de los huevos de una gallina o un ganso. En cuanto a color, temperatura y contenido es muy diferente.

Muchos mueren antes de eclosionar

Los huevos de estos animales son devorados por muchos otros depredadores (incluso reptiles). Por esto, prácticamente sólo 1 de cada 100 huevos logra eclosionar.

Se los tragan las serpientes

Un cocodrilo puede acercarse a una tonelada de peso y 5 metros de longitud. A pesar de eso, las pitones más grandes son capaces de tragarse vivos a algunos cocodrilos jóvenes.

Pueden sobrevivir a disparos

Debido a la gran dureza de las escamas presentes en el lomo de los cocodrilos, estos son capaces de resistir disparos. Las balas pueden rebotar en sus lomos sin hacerles daño alguno.

Hacen dieta

Muchas personas creen que estos depredadores siempre están comiendo y cazando, pero no es así. Un cocodrilo puede pasar incluso un año entero sin comer, ya sea por escasez u otros motivos.

Pueden saltar del agua

Gracias a su poderosa cola, son capaces de realizar un salto vertical del agua para atacar. Esto es una gran ventaja cuando realizan un ataque sorpresa a su presa.

Mudan muchos dientes

Por causa de su forma de morder y despedazar, los cocodrilos pierden muchos dientes. Por esto, cambian de dientes un par de veces cada año para volver a cazar.

Lloran en tierra

Son animales que pasan mucho tiempo bajo el agua y en zonas húmedas. Cuando se posan en tierra, sus glándulas lagrimales secretan muchas lágrimas constantemente para mantener húmedos los ojos.

La temperatura determina el género

Los huevos se entierran, y el género de la cría depende de la temperatura a la que permanezcan. Cuando la temperatura ronda los 31º C, eclosiona macho, mientras que las demás temperaturas provocan que sea hembra.

En resumen

Los cocodrilos son una familia de reptiles semiacuáticos característicos por el peligro que representan. Suelen ser inmensos, con una mandíbula grande y una fuerza de mordedura aún mayor. Son conocidos a nivel mundial, pero sus hábitats no son tan extensos.

Existen desde hace decenas de millones de años y llegaron a convivir incluso con algunos dinosaurios. Sus dietas son extremadamente amplias, aunque son casi únicamente carnívoros. Sus métodos de ataque son de acecho y ataque rápido, para luego fulminar a sus presas en el agua.

No son una familia muy abundante de especies, ya que solo existen 14 especies de cocodrilos en el mundo. Las similitudes que comparten son amplias y muchas personas inexpertas los confunden con frecuencia. Sus hábitats comprenden pantanos, ríos lentos, lagos y estanques, es decir, zonas de agua dulce.

También existen algunas especies que habitan en zonas de agua salada, aunque están perfectamente acostumbradas al agua dulce. Sin embargo, muchos de sus hábitats han sido destruidos y urbanizados, por lo que se han relacionado con los humanos. La caza de los mismos debe detenerse para evitar su extinción.

Referencias:

https://es.wikipedia.org/wiki/Crocodylidae

https://es.wikipedia.org/wiki/Crocodilia

www.nationalgeographic.com.es/animales/cocodrilo


Si te gusta este post, compártelo con tu amigos
Mou D. Khamlichi

Mou D. Khamlichi

Autor

Contenido Relacionado

Más contenido creado por nuestros autores