oido absoluto

¿Qué significa tener un oído absoluto?

Por: Mou D. Khamlichi
Si te gusta este post, compártelo con tu amigos

Hablar del oído es atractivo porque es y será por la eternidad uno de los 5 sentidos de nuestro maravilloso cuerpo humano. Sin él es imposible la comunicación fluida y precisa. Pero en esta oportunidad iremos más allá del órgano como tal, nos referimos al oído absoluto.

De qué se trata tener oído absoluto

El oído absoluto es el don que tiene una persona de emitir o captar una nota especifica en la frecuencia precisa por su nombre sin apoyo de un instrumento musical ya sea de cuerdas, de viento, percusión o electrónico.

Los seres humanos, normalmente, necesitamos un sonido de referencia para poder emitir la nota musical exacta. Es muy normal que mientras estamos buscando una determinada canción, la estemos tarareando, pero cuando por fin comienza a sonar la grabación, tenemos que ajustar la frecuencia con que veníamos cantando.

Quien tiene oído absoluto no necesita hacer ese ajuste, ya que su cerebro graba la frecuencia exacta del sonido. Esta habilidad se desarrolla por un sentido de retención auditiva cerebral y tiene varias características o niveles.

oido absoluto cientifiko.com

El oído absoluto permite memorizar una o varias notas

Esta característica del oído absoluto se destaca por definir, con la voz, notas emitidas por un instrumento sin tener apoyo auditivo o visual.

También el individuo que posee esta capacidad puede identificar el sonido en la nota correcta de bocinas de automóviles, cacerolas o utensilios de cocina y/o cualquier sonido aislado siendo preciso con la nota exacta sean completas o semitonos (bemoles o sostenidos). Es decir, tiene una habilidad para memorizar sonidos.

Niveles de oído absoluto

Existen tres niveles de oído absoluto. Veamos cuáles son estos y que significa cada uno de ellos.

  • Oído absoluto pasivo
  • Oído absoluto activo
  • Oído absoluto muy fino

Oído absoluto pasivo

Asumiendo que posee al menos un nivel bajo de conocimiento musical, el individuo desarrolla el sentido del oído para percibir el tono base de una composición musical y/o notas individuales sin ver la partitura.

En los autistas el rango de incidencia es de 1/20. La característica de oído absoluto pasivo también suelen tenerla los Savant y los que padecen el síndrome de Williams.

Oído absoluto activo

Es digno de notar que no todos los que poseen oído absoluto activo tienen o deben ser músicos. Pero es una preparación esencial para desarrollar esta habilidad con más precisión.

Estas personas tienen la capacidad de emitir una nota o notas musicales sin ninguna referencia. El promedio de estas personas en los EE.UU. es de uno de cada diez mil.

Oído absoluto muy fino

El individuo con oído absoluto muy fino no solo puede situar en la escala una nota por su nombre sin apoyo. También detectar cuando hay una variante en la afinación con una apreciación extraordinariamente precisa.

Es decir, detectan cuando la nota está levemente alta, o sobreagua, o ligeramente baja, o calada. Esto es con referencia a la forma de afinación común a una distancia muy mínima de pocos savarts (Unida de afinación).

El método que se usa para cuantificar intervalos musicales corresponde en medida a una centésima de tono temperado.

El oído absoluto cómo afecta en la ciencia

El oído absoluto no se le acredita solo al ser humano, también lo poseen aves cantoras y lobos. Se ha comprobado por estudios realizados que esta destreza vocal es más lingüística que musical. Se necesita memorizar las frecuencias para realizar este acto de conocimiento.

Existen en la actualidad nuevos y modernas reglas de afinación. Debido a esto la frecuencia (Hz) puede variar en una nota. Por ejemplo, si bemol tiene 46.6 hertzios una frecuencia sensible. Es decir que dependiendo del instrumente de base para afinación puede haber una variación de frecuencia.

Modulaciones del oído absoluto

El cerebro humano tiene la capacidad, como la de varios animales, de captar sonidos modulados en espacios o escalas de tiempo que oscilan desde un milisegundo a cientos de ellos.

Un sonido intrincado puede incluir cambios de frecuencia que se repiten frecuentemente de forma fuerte o sensible. Los sonidos bajos o de frecuencia modulada tenue son importantes para la detección del habla y temas musicales. Mientras que los ruidos de alta frecuencia o las notas altas son para tonos bruscos y/o alarmas.

El fonema es la expresión vocálica más sublime de la voz. Se pueden comparar con colores tenues por la frecuencia. Mientras que hay cada vez más personas preparadas para identificar el color rojo por su frecuencia, son pocas las que logran detectar, definir o precisar una nota como el do central.

Usualmente aquellas personas que a temprana edad (niños de entre 3 a 6 años) han estado expuestas a notas musicales por padres o maestros músicos son capaces de desarrollar tal oído absoluto. Se dice de artistas que encuentran música en cualquier sonido.

Oído absoluto y cerebro

El cerebro humano está compuesto de varias zonas o cavidades que procesan la información que perciben de nuestros 5 sentidos y otras ramificaciones neuronales. 

El desarrollo del oído absoluto se debe a que el individuo posee un área cortical auditiva más grande y su ajuste de frecuencia es mayor según un estudio de universidad de Delaware (Estados Unidos).

En este se sometieron a prueba tres grupos:

  • Personas con poco o ninguna preparación musical.
  • Músicos con capacidad similar, pero sin la virtud de identificar notas rápidamente.
  • Músicos con tono u oído absoluto.

Este hallazgo fue contundente debido que las personas estudiadas que poseían oído absoluto tenían su área cortical más grande. Sin embargo, este estudio no precisó si esta condición cerebral de área cortical agrandada obedece a entrenamiento musical prolongado desde la niñez o es de nacimiento.

Algunos genios de la música como Mozart, Bach y Beethoven tenían oído absoluto.

Entrenamiento del oído absoluto

Es un maravilloso privilegio poseer esta capacidad, ya que nos transporta en el sonido a la precisa identificación de notas sublimes y de conseguir contrastar sonidos entre otros sonidos.

Esta capacidad suele ser muy necesaria en, por ejemplo, una orquesta filarmónica que consta de alrededor de 80 músicos. El director debe percibir el sonido o arreglo del corno, de la tuba, los violines y/o los diferentes sonidos de la percusión y separarlos para solo escuchar ese en particular en la misma obra musical.

Por supuesto, en este caso, se trata de un oído absoluto agudo activo entrenado para ello por la exposición por años desde temprana edad a piezas musicales complejas y de múltiples instrumentos.


Si te gusta este post, compártelo con tu amigos
Mou D. Khamlichi

Mou D. Khamlichi

Autor

Contenido Relacionado

Más contenido creado por nuestros autores